El Cabaret.- Según un artículo publicado por el diario The New York Times, el magnate republicano, Donald Trump, pasa en soledad sus primeros días en la Casa Blanca.

Su jornada laboral es corta, ya que culmina a las 18:30 horas, acto seguido se coloca una bata y se retira a descansar mirando la televisión.

Esos ratos de descanso también los usa para responder a sus detractores en Twitter y mirar revistas de decoración, de hecho, de acuerdo a lo reportado por el periódico estadounidense, el magnate vive obsesionado con la decoración de la residencia oficial.

Un dato curioso es que los artículos de decoración los prefiere de color dorado, así como es la casa donde vivía con su esposa y el menor de sus hijos, quienes siguen ahí.