40 días y 40 noches…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 10 de enero 2019. 40 días y 40 noches: Las medidas a favor de la distribución del ingreso y de los pobres apenas comienzan a instrumentarse y sus efectos tomarán un buen rato en dejarse sentir. Las que no han tardado en provocar tsunamis, en cambio, son todas aquellas que afectan diversos intereses creados. La reducción de salarios en los altos niveles de la esfera pública, por ejemplo. Su inmediata aplicación ha generado la indignación de un segmento poderoso con amplia influencia en los medios de comunicación, además de una resistencia organizada entre jueces y ministros del poder judicial. Calderón no “afectó” a la gente; sólo la mató…

Rayuela

El cártel del huachicol sacó sus garras para defenderse de la guerra lanzada por el gobierno. Poderosos intereses están en juego.

Calderón no “afectó” a la gente; sólo la mató

En El Universal, Salvador García Soto, escribe que: “al responder ayer a las acusaciones del presidente López Obrador sobre la “omisión” con que actuaron los tres últimos gobiernos contra el tema del robo de combustibles, el ex Presidente Felipe Calderón confirmó la vieja máxima sobre la importancia de verificar el tamaño de la lengua y la cola antes de hablar. Porque sin aportar datos que sostuvieran su defensa, Calderón afirmó que en su gobierno se ‘combatió con firmeza todas las formas del crimen organizado, incluyendo el de gasolinas, sin afectar a los consumidores’. Lo que no dijo es que esa ‘firmeza’, tampoco logró afectar a los huachicoleros y sus tomas clandestinas para robar combustibles a Pemex, que crecieron en casi 800 por ciento durante su administración […]En lo único que tiene razón Felipe Calderón, en su respuesta al presidente, es en que las pérdidas y las fugas de combustible detectadas en su gobierno era ‘más de 10 veces menores a las que hay ahora’, porque aunque sus números en materia de huachicoleo no son para presumir, el gobierno de Enrique Peña Nieto los elevó y los superó con creces […] La reacción de Calderón, que mantiene un abierto activismo político contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, igual que su ex compañero de partido Vicente Fox, es sin duda parte de la estrategia con la que el ex Presidente y ex panista busca impulsar la futura creación de un partido político junto a su esposa Margarita Zavala. Sin duda Felipe Calderón busca disputarle al Partido Acción Nacional, su antiguo partido, el monopolio del discurso opositor al lopezobradorismo con el que el michoacano ha mantenido una confrontación abierta desde la campaña presidencial de 2006 y la controvertida elección que lo llevó a la Presidencia en aquel año […] Veremos hasta dónde llega el duelo verbal entre López Obrador y Calderón, y sobre todo qué repercusiones tiene para el ex Presidente que suelta la lengua sin cuidar la cola […] en la crisis de los ductos y de la gasolina, se han formado tres grandes bloques: de un lado el presidente dice que, con el apoyo incondicional de buena parte de sus votantes y de la sociedad, dice que no ‘vamos a responder a presiones’ e insiste en pedir ‘paciencia y calma’ a la población […] mientras que en medio organismos empresariales, gobernadores y opinión pública dicen apoyar y reconocer su decisión de combatir el robo de combustibles, pero le piden replantear y corregir las fallas en su estrategia para no afectar a los ciudadanos ni la economía. Y en el extremo están sus opositores y detractores que acusan ‘ineptitud, incapacidad y una fallida estrategia’ y le piden revertir su plan de combate al huachicoleo y garantizar el abasto de combustibles. Y atravesando y moviéndose a conveniencia entre las tres posturas está la enorme mafia de intereses económicos y corrupción que representa el robo de combustibles y que quiere, por supuesto, preservar a toda costa la actividad delictiva más lucrativa que existe en México después del narcotráfico. Todo eso conectado a una mecha que, si se enciende, puede incendiar la situación con la misma rapidez y facilidad con la que prende la gasolina”.

¿Sexta transformación de Romero Deschamps?

En La Jornada, Julio Hernández López, escribe acerca del nuevo periodo que el líder petrolero Carlos Romero Deschamps planea iniciar al frente del Sindicato, y de cómo ha sabido adaptarse a lo largo de más de tres sexenios: “en una semana (el próximo 18), Carlos Antonio Romero Deschamps cumplirá 74 años de edad. De ellos, durante 25 ha disfrutado de la virtual condición de faraón chapopotero que la riqueza nacional petrolera ha otorgado a quienes han ocupado el liderazgo del poderoso sindicato nacional de trabajadores petroleros. En ese lapso ha sido partícipe de múltiples escándalos relacionados con corrupción: él, su familia y su camarilla dando constante ejemplo obsceno de despilfarro económico e impunidad ostentosa […] Es evidente que Romero Deschamps está apostando a que la amnistía obradorista le beneficie, a pesar del entorno de amplia exigencia social de castigo real a los culpables del desastre nacional. Sería su sexta transformación […] El tampiqueño Romero Deschamps ha sobrevivido al oleaje político, mediante el correspondiente mimetismo acomodaticio, durante los periodos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña. Previsor, ante la cantada probabilidad de que López Obrador ganara la Presidencia de la nación, se hizo elegir para un nuevo periodo sexenal (el cuarto), aunque todavía no terminaba el tercer periodo, lo que sucedería en 2018. De esa manera, por unanimidad y con una gran complacencia de la administración peñista, el mencionado dirigente se hizo elegir para un periodo que irá del primero de enero del presente año al 31 de diciembre de 2024. Si la salud física y política se lo permiten, seguirá como gerente del sindicato petrolero cuando López Obrador haya dejado Palacio Nacional […] Necesitado de aliados en la coyuntura delicada del desabasto de combustible en varias ciudades, el obradorismo podría ir al filo del pragmatismo y perdonar a uno de los máximos emblemas nacionales de corrupción e impunidad. Al mismo tiempo, someter a proceso judicial a este personaje ayudaría a muchos ciudadanos a considerar que valen la pena los problemas actuales de desabasto de combustible. ¿Qué recibirá de regalo Romero Deschamps al cumplir sus 74?”.

40 días y 40 noches

Jorge Zepeda Patterson, escribe en El Paìs: “En la tradición judía y en general en la Biblia el lapso de 40 días con sus noches suele relacionarse con un período de prueba, de desafío. Las primeras 40 jornadas del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, que ayer se cumplieron, han sido más de noches que de días, más de reprobación que de aprobación. Y quizá no podía ser de otra manera. Las medidas a favor de la distribución del ingreso y de los pobres apenas comienzan a instrumentarse y sus efectos tomarán un buen rato en dejarse sentir. Las que no han tardado en provocar tsunamis, en cambio, son todas aquellas que afectan diversos intereses creados. La reducción de salarios en los altos niveles de la esfera pública, por ejemplo. Su inmediata aplicación ha generado la indignación de un segmento poderoso con amplia influencia en los medios de comunicación, además de una resistencia organizada entre jueces y ministros del poder judicial. La cancelación del ambicioso proyecto de un nuevo aeropuerto, iniciado por el anterior Gobierno y con un avance superior al 30%, provocó mucho más que cólera y frustración en el sector privado. Pero hasta ahora la molestia activa se había limitado a estos segmentos específicos. Para los ciudadanos de a pie el inicio del nuevo Gobierno había constituido un tema de conversación, acalorado y apasionante sin duda, pero sin relación aún con la vida cotidiana. Eso cambió hace unos días con el desabasto de gasolinas que millones han padecido en una porción importante del territorio. Habitantes de Guadalajara, Morelia y varias ciudades del Bajío han visto alteradas sus rutinas y en más de una se vieron obligados a suspender clases en las escuelas por el cierre de la mayoría de los expendios de gasolina. Los pocos lugares abiertos afrontaron colas de varios cientos de autos y racionaron la entrega a cada vehículo. En otras regiones, que no han padecido desabasto alguno, las compras de pánico provocaron una escasez inducida. La crisis del suministro ha sido el resultado de la campaña que el Gobierno ha emprendido en contra de los llamados huachicoleros, saqueadores profesionales de los ductos de Pemex. El robo había adquirido una escala industrial y las bandas venían operando con una violencia cada vez más frecuente y brutal. López Obrador decidió hacer de este el primer frente de batalla en contra del crimen organizado. Pemex canceló la operación en varios ductos para realizar auditorías y reparaciones y ofreció entregar el combustible a través de camiones cisterna a las ciudades afectadas. (…) Todavía es temprano para saber en qué terminará esta crisis. Aún no se descarta que López Obrador alcance una victoria importante. Si su Gobierno logra resolver el desabasto en cuestión de horas o pocos días y si la investigación termina con un golpe significativo y visible contra las bandas y una serie de detenciones entre altos funcionarios de Pemex (quiénes están involucrados, dijo el presidente), la crisis podría devenir en un activo político para los siguientes meses. Por el contrario, en caso de agravarse, se convertirá en el fin de la luna de miel que mantiene con muchos ciudadanos que votaron por él”.

Analistas recomiendan a AMLO ya soltar gasto en infraestructura para acelerar la economía 2019

Shaila Rosagel, en SinEmbargo, escribe que: “Al cierre de 2013, cuando inició el sexenio de Enrique Peña Nieto, el PIB concluyó en 1.2 por ciento frente al 3.1 por ciento que dejó Felipe Calderón Hinojosa. Dado el cambio de administración y ruptura de programas anteriores, es común que en el primer año de un Gobierno federal el crecimiento económico desacelere. Ante este escenario, economistas vislumbran un 2019 complicado por la prioridad de la nueva administración de gastar en programas sociales por encima de infraestructura”.

Sin abrir ductos

En el Reforma, Sergio Sarmiento, habla acerca de la intención de López Obrador de no abrir los ductos por los que Pemex distribuye combustible a todo el país, esto principalmente debido a que, de acuerdo con el tabasqueño, esta estrategia ha ayudado a disminuir el robo de combustible, aunque también afecte a los ciudadanos, quienes pidió paciencia: “el desabasto que no es desabasto no se resolverá pronto. El presidente López Obrador no solo no está preocupado por la falta de gasolina sino que piensa que su estrategia está teniendo éxito […] Si la estrategia es exitosa no hay, por supuesto, razón para cambiarla. ‘Sería fácil abrir los ductos y decir ya se normalizó la situación -dijo ayer el mandatario-, pero eso no lo vamos a hacer. Vamos a resistir todas las presiones’. Si no se abren los ductos, sin embargo, no hay posibilidades de que se regularice el abasto. El transporte en pipas no solo es entre 10 y 15 veces más caro, sino que no tiene por mucho la capacidad para satisfacer la demanda de gasolina […] Como siempre, el Presidente descalifica a quienes cuestionan su estrategia, a quienes presentan información ‘alarmista, tendenciosa’ porque están ‘a favor de este régimen corrupto que está ya a punto de acabarse’. Nadie cuestiona, por supuesto, la necesidad de atacar el robo de combustible. Se puede cuestionar al gobierno anterior de no haber hecho nada ante un crimen que se volvió generalizado, con decenas de miles de perforaciones al año […] El cierre de los ductos puede ser una forma eficaz de reducir el robo de combustible, pero los daños a la población son demasiado elevados. ¿Cómo se puede pedir a la gente que no haga compras de pánico cuando las gasolineras cierran o tienen filas de varios kilómetros? Pero además no es la única manera de evitar el robo […] La falta de claridad en las explicaciones no ayuda a la certidumbre. El Presidente ha dicho que el cierre de los ductos generó el desabasto, pero ayer afirmó que no hay desabasto, sino compras de pánico generadas por alarmistas vinculados al viejo régimen, para luego añadir que una fuga en el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco provocó el desabasto en la Ciudad de México. Ya no sabemos cuál es la explicación oficial. La información de los especialistas señala, sin embargo, que la razón del desabasto es el cierre de los ductos. El Presidente dice que no va a abrirlos, no por lo menos en este momento. Pero mientras no se abran los ductos, el desabasto que no es desabasto no dejará de afectar a los mexicanos”.

¿Sabrá AMLO ganar perdiendo?

En Milenio, Carlos Puig, reflexiona acerca de la creación de la Guardia Nacional y de la insistencia de diversos actores políticos y especialistas para que este nuevo cuerpo de seguridad que se encargará de cuidar a los ciudadanos y combatir el crimen, quede bajo un mando civil: “en dos días han pasado por la Cámara de Diputados gobernadores y presidentes municipales. Faltan organizaciones no gubernamentales y estudiosos e investigadores, pero por lo que han adelantado está claro: hay un amplio consenso –respaldado por organizaciones internacionales de derechos humanos– sobre que el nuevo cuerpo policiaco del país debe quedar bajo el mando civil. Hay adentro del mismo gobierno y de la bancada de Morena disidentes de la idea del Presidente de la República de poner la Guardia bajo el mando de la Secretaría de la Defensa […] El abrumador consenso va contra toda la lógica que ha venido haciendo el Presidente y su secretario de Seguridad en las últimas semanas. Su defensa del Ejército, su argumento de que son los únicos que pueden solucionar el problema, que porque ellos son pueblo, que ellos no son corruptos… Con esa lógica hizo la convocatoria de reclutamiento adelantado. Pero lo escuchado en las audiencias, lo discutido en otros foros no solo en las últimas semanas, sino el conocimiento generado hace mucho tiempo, más la idea original de este gobierno, podría modificar la iniciativa en maneras que se construyera, ahora sí, con el cimiento de la Policía Federal, una fuerza federal con mando único seria y potente –en la que, por cierto, nunca creyó el gobierno anterior–. Una que sí pueda pronto regresar al Ejército a sus verdaderas tareas. Para esto, Morena necesita decirle a su líder que mejor así. Y convencerlo de que ganaría, aunque pierda”.

Los efectos perversos

En Excélsior, Yuriria Sierra, escribe lo siguiente: “que levante la mano quien no quiera que se acabe con el huachicol. La ordeña de los ductos y la venta en el mercado negro le ha costado miles de millones de pesos a nuestro país. Y sí, López Obrador tiene razón. No es un asunto nuevo, poco hicieron gobiernos pasados. La evidencia nos dice que en los últimos años éste se convirtió en un negocio redituable y en expansión. Por ello repito: ¿quién se opone a su combate? Nadie con un mínimo de sensatez reconoce que es necesario debilitar esas redes de mercado negro, pero viene la siguiente interrogante: ¿así? La estrategia del gobierno está plagada de errores que eran previsibles; omisiones que permiten consecuencias que pudieron evitarse, si y sólo si hubiera existido una planeación quirúrgicamente trazada. Lo que hoy tenemos, además de desabasto de gasolina y larguísimas filas en estaciones de servicio, son caminos para efectos perversos, contrarios a la idea de combate contra uno de los delitos más costosos a la economía del país: NUEVO HUACHICOL. Cerrar ductos para evitar la ordeña. Terminar el abasto del huachicol, pero provocando, además de caos asociado al desabasto por la pésima planeación del suministro, una demanda no atendida que busca a cualquier costo satisfacerse […] EL DESABASTO PEGA A TODAS LAS CLASES. Y a la población más vulnerable. Ante la falta de combustible, la movilidad de miles de ciudadanos se ve afectada […] Y A TODOS LOS SECTORES. La falta de gasolina tiene consecuencias negativas más allá del sector comercial. Niños y jóvenes que no llegan a la escuela porque no hay medio de transporte […] ¿Y LAS DETENCIONES? En Michoacán cumplieron ya 22 días de desabasto. Hay promesas de reabastecimiento a partir de este fin de semana, pero la gran ausencia de esta estrategia son las detenciones […] ¿Y EL FUTURO? También está ausente la alternativa una vez que se reabran los ductos, ¿o nos condenarán a una distribución del siglo pasado. A estas alturas, está ampliamente documentado que el uso de pipas, además de lento e insuficiente, es catorce veces más caro. ¿En verdad seguiremos gastando en ello? ¿De qué servirá el ahorro de dos mil 500 millones de pesos anunciado hace un par de días por AMLO si todo podría irse en la nueva vía de distribución? Si tan sólo los puntos anteriores encontraran respuesta. De nueva cuenta: ni en la Secretaría de Energía ni en Pemex ni en Profeco. Nadie ha querido tomar llamadas para siquiera hacer un intento de control de daños. Ya no digamos, responder lo anteriormente expuesto”.

El método

En El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “el Presidente hizo lo que siempre hace: acorralado, emproblemado tras haber desatado con sus políticas un episodio de crisis y desconfianza, dobla la apuesta, culpa a los medios de comunicación, culpa a los opositores, se aferra a un símbolo, fustiga a sus adversarios por no haber hecho en el pasado lo que se tenía que hacer, decreta un cierre unilateral sin consenso y se exhibe dispuesto a mantenerlo más allá de las presiones y aun cuando afecte a la ciudadanía. Es una estrategia con la que ha vivido y que le ha dado muchos réditos políticos. Es el método que lo llevó a la presidencia con un discurso antisistema, a pesar de ser él uno de los productos más acabados del sistema al que critica. La crisis coyuntural, si bien explotó casi de la noche a la mañana, viene edificándose desde hace rato con varias líneas de trabajo […] En este contexto, frente a una adversidad, la reacción es siempre la misma: primero niega lo que está pasando, luego lo acepta a medias, manipula los datos duros y culpa a la prensa de mentir o exagerar el asunto. Más tarde ubica a sus enemigos como quienes están frenando la tan deseable acción de su gobierno y jamás de los jamases reconoce que se equivoca: para él su gestión es histórica, grandiosa, no vista por décadas, la mejor de los últimos tiempos, la capaz de resolver añejos problemas en cuestión de días, la que se atreve a tocar los intereses podridos, la que prevalecerá cueste lo que cueste y sufra quien sufra. Así pues, fiel a este método que lo ha llevado tan alto, el presidente Donald Trump encara la crisis por el cierre parcial de su gobierno”.

Por si aborta la Guardia Nacional…

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “por comprensibles que sean las aprensiones que personajes y organismos civiles expresan sobre la Guardia Nacional y que ésta quede subordinada al Ejército, debieran reparar en la absurda disolución de la Policía Federal, que constituye el mayor error de la propuesta […] La Guardia Nacional está mencionada constitucionalmente desde 1847 y 1857. En los hechos, civiles participaron en algo por el estilo en las guerras contra Estados Unidos y Francia en el siglo XIX. Para constituirse ahora es necesario reformar la Constitución y las leyes derivadas, a fin de que sea una corporación centralizada, con jerarquía y funciones específicas, no tanto para la seguridad pública (responsabilidad de las policías), sino de la seguridad interior del país. La utilización del Ejército y la Marina Armada en tareas imprecisas de seguridad pública e interior sin el debido marco legal es lo que ha dado lugar al señalamiento de que los gobiernos inmediatos anteriores ‘militarizaron’ las funciones policiacas. De nacer, la Guardia Nacional será la instancia intermedia entre los extremos: policías estatales y municipales de lástima y sólidas Fuerzas Armadas en riesgo permanente de cometer atropellos. Falso que el gobierno de la cuarta transformación quiera militarizar la seguridad pública, lo cual más bien heredó. Si aborta la gestación de la Guardia Nacional, existe una mucho mejor solución: integrar a policías militares y navales (más los 50 mil convocados para la pretendida corporación) a la injustamente devaluada Policía Federal…”.

Cómo acabó Colombia con su huachicoleo

En el Excélsior, Pascal Beltrán del Río, escribe que: “durante una década, entre 1999 y 2009, Colombia sufrió por el robo de combustible. En dicha actividad ilegal participaron grupos guerrilleros y paramilitares, así como los cárteles del narcotráfico, que causaron a la empresa Ecopetrol pérdidas por centenares de millones de dólares. El peor año fue 2002, cuando se robaban al día un promedio de siete mil 270 barriles de combustible, equivalentes a 1.15 millones de litros. Aunque la comercialización de la gasolina robada siempre ha tenido un atractivo económico, esta práctica comenzó por la producción de cocaína, que utiliza productos del petróleo como insumo […] De acuerdo con datos de Ecopetrol, Colombia tiene una red de ductos de ocho mil 954 kilómetros, de los cuales cinco mil 467 son oleoductos y tres mil 106 son poliductos […] Cuando la sustracción ilegal de petróleo y productos derivados alcanzó su pico en 2002, Ecopetrol y el gobierno colombiano establecieron ‘una estrategia conjunta, en la cual, mediante un fuerte componente de coordinación y aseguramiento, se integraron acciones policiacas, judiciales, legales, tecnológicas, operativas y sociales, con un alto compromiso del gobierno y sus instituciones’ […] Simultáneamente, Ecopetrol desarrolló sistemas de detección de fugas, utilizando diferentes tecnologías, para identificar con precisión la localización de las perforaciones ilícitas y la cuantificación de los volúmenes hurtados. De esa manera, en diez años, Colombia logró una disminución superior a 97% en el robo de combustibles. “De los más de siete mil barriles diarios que eran sustraídos en promedio en 2002, se pasó a 23 barriles por día en 2012”. Es decir, sí hay modo de atacar esta actividad ilegal, que puede resultar más lucrativa incluso que el narcotráfico”.

Ven indicios de la existencia del “PRIMor”

En El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “Nos dicen que los partidos de oposición vieron a mal que el PRI no acudiera a la reunión de la Comisión de Justicia del Senado, donde se discutió el dictamen de elegibilidad para la titularidad de la Fiscalía General, por lo que algunos legisladores sintieron que su inasistencia puede ser el mensaje de que los priístas votarán a favor de los que integren la terna enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Nos comentan que tanto este hecho, como algunas otras señales que han observado, les hacen sospechar que no es nada descabellada la existencia de esa sociedad que han dado en identificar como “PRIMor”, pues al final del día al partido tricolor no le caería nada mal tener la simpatía de quien será el primer titular de la Fiscalía General, nomás por lo que se pudiera ofrecer”.

Líderes sindicales tras protestas

En Milenio, Trascendió, asegura que: las autoridades de la capital del país están seguras de que detrás de las protestas de empleados del miércoles figuran los líderes del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de Ciudad de México, Juan Ayala, y de Bomberos, Ismael Figueroa, en complicidad con el ex director de Asuntos Laborales Miguel Ángel Vázquez Reyes, quienes presionan para que se mantengan plazas de aviadores y obstruir las investigaciones contra los tres personajes por sospechas de desvío de recursos y enriquecimiento ilícito. La procuraduría capitalina ya realiza pruebas periciales contables en la Secretaría de Finanzas, de donde sale el dinero para el sindicato y en la que Vázquez Reyes también fue funcionario. Y para no dejar lugar a dudas, la misma jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que la protesta de burócratas no tuvo razón de ser ‘porque el diálogo está abierto’ y advirtió: ‘No cederé a chantajes en el combate a la corrupción’”.

El “quinazo” de AMLO

En Reforma, Templo Mayor, asegura que: “hoy se cumplen 30 años del famoso ‘quinazo’ y la duda es si Andrés Manuel López Obrador, en ese sentido, seguirá los pasos de Carlos Salinas de Gortari dando un golpe espectacular en el arranque de su gobierno. Hace tres décadas fue la aprehensión del todopoderoso líder del sindicato petrolero, Joaquín Hernández Galicia; y ahora todo está puesto para que el Presidente se luzca contra el robo de combustible. Aunque López Obrador ha insistido que en su gobierno no habrá ‘cacería de brujas’, hay quienes creen que, de un momento a otro, podría anunciar la captura de los responsables del huachicoleo. De otra forma no se entendería la toma del Ejército y la Marina de las instalaciones de Pemex, el cierre de ductos y el caos por el desabasto de gasolina. El nuevo Gobierno, si quiere ser tomado en serio, está obligado a dejar de hablar de los huachicoleros como si fueran duendes malignos. O le pone nombres y apellidos -y carpetas de investigación- al asunto o corre el riesgo de quedar como débil, desordenado y sin interés de combatir la corrupción y la impunidad”.

Haciendo la tarea

En Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “el titular de la SEP, Esteban Moctezuma, y José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, presentarán hoy dos estudios en torno al futuro de la educación superior en México y su relación con el mercado laboral: ‘El Futuro de la Educación Superior en México: Promoviendo Calidad y Equidad’ y ‘La Educación Superior en México: Resultados y Relevancia para el Mercado Laboral’. El análisis asegura que aquellos individuos que sólo han alcanzado la educación secundaria superior ganarán, en promedio, 65 por ciento de lo que ganaría un graduado en educación terciaria, ‘perpetuando este círculo vicioso durante las generaciones futuras’. Dominar el ABC, las matemáticas y poner los acentos donde se debe, es prioridad nacional. Hay que salir del bache”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print