¿A quién escucha López Obrador?

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 07 de marzo 2019. ¿A quién escucha López Obrador?: Una y otra vez hemos visto que los presidentes pierden contacto con la vida diaria, envueltos en la nube artificial que su corte les construye… López Obrador literalmente está oyendo la gente, la pregunta es si en verdad será capaz de escucharla. Error táctico ante calificadoras… Aprobarían a ministra MORENA-PRD-MC… Déjà vu en Santa Rosa.

Rayuela

“Habemus Guardia Nacional. Falta comprobar si esta vez el invento funciona”.

El culto al ego

Javier Risco, en El Financiero lo siguiente: “Las notas periodísticas en otros sexenios eran obscenas. Se comportaban como virreyes, ¿acaso no recuerdan las crónicas de color de medios locales sobre los Informes de Gobierno? Una docena de camionetas suburban blindadas llegaban al auditorio más grande de la capital del estado. Las comitivas formadas en la puerta del lugar regañaban a los medios, a los floristas, a los fotógrafos y a la gente que se atrevía a ir al baño mientras el gobernador estaba a punto de cruzar la puerta. Bajaban los secretarios, sonrientes, cumpliendo el protocolo, sabiendo que venían dos horas de aplausos y caminaban presurosos a la primera fila del auditorio. Treinta y cinco minutos después de la hora citada, llegaba la suburban blanca con dos patrullas al frente y tres Tahoe atrás: había llegado el gobernador. (…) La “polémica” de los últimos días sobre el maltrato a los gobernadores en los eventos con el Presidente me parece sólo una añoranza al culto al ego. Nada más. ¿Cómo es que en mi estado, en mi evento, en mi inauguración me abucheen? ¿Cómo? A los gobernadores les resulta más lógico explicarse esta “anomalía” como una estrategia presidencial contra ellos, que varios sexenios de impunidad y cinismo en el poder. Su reclamo es menospreciar a sus propios gobernados, incapaces de darse cuenta del bien que ellos le han hecho al estado. ¿Sería imposible una época de autocrítica en la que los gobernadores entiendan esos reclamos como la gran deuda que tienen con ciudadanos, que hasta ahora se sienten libres de reclamar los rezagos sociales de sus regiones? No sólo se acabó la época del culto al ego, sino la del autoengaño de pensar que su virreinato de décadas era real”.

¿A quién escucha López Obrador?

Jorge Zepeda Patterson, en El País, escribe que: “Se dice que la persona que más influía en el presidente mexicano Vicente Fox (2000-2006) era el último que había hablado con él. Por lo general esa persona solía ser su esposa Martha Sahagún. Felipe Calderón, en cambio, prefirió rodearse de un gabinete novato en el que él creía resplandecer para así asegurarse de que solo su voz importara. Cada presidente escoge el círculo del cual va a recibir retroalimentación, aunque el resultado casi invariablemente es el mismo: terminan enajenados por la élite que los rodea. ¿Qué pasará en el caso de Andrés Manuel López Obrador? ¿Quién influye en él? ¿Cómo hará para formarse una opinión del estado de cosas de la nación a lo largo de su sexenio? El soberano suele ser la persona mejor informada del reino y, paradójicamente, la más distante de la realidad que vive el resto de los mortales. Los presidentes reciben información de cada uno de los ministros de su Gobierno, ven expedientes a los que pocos tienen acceso y, en teoría, son los que están adentro cuando se habla de una conversación sostenida a puerta cerrada. Por desgracia son también los que terminan viviendo una supra realidad que solo ellos experimentan. Una y otra vez hemos visto que los presidentes pierden contacto con la vida diaria, envueltos en la nube artificial que su corte les construye. (…) ¿Cabe alguna posibilidad de que López Obrador sea distinto? Probablemente sea el menos maleable de sus antecesores. Treinta años de oposición y de recorridos incesantes por todo el país le han dado una idea muy arraigada de lo que él considera el paisaje urbano y rural en el que vive la mayoría de los mexicanos. Una visión que difícilmente va a cambiar por lo que alguien llegue a decirle. El presidente es un hombre de ideas poco menos que cosificadas a partir de su experiencia personal. Eso lo hace una persona poco influenciable a los halagos. Tiene colaboradores y algunos amigos, pero se concibe a sí mismo como un hombre de Estado, obligado exclusivamente por su conciencia y su responsabilidad para con el pueblo. Justo por eso me pregunto qué efecto tendrá en él la exposición por el roce de “pueblo” que experimenta durante su paso por aviones y aeropuertos durante sus recorridos semanales (si podemos llamar pueblo a la población variopinta que puede viajar en avión). A diferencia de todos sus antecesores, los “espontáneos” que lo rodean y se le acercan no han sido convocados por sus operadores políticos. (…) No sé si esto le ofrezca un pulso del sentir de la población como no lo había tenido un presidente y si eso modifique de alguna forma el aislamiento en el que los mandatarios han terminado su administración, monopolizados por las élites y presas de la corte que los rodea. López Obrador literalmente está oyendo la gente, la pregunta es si en verdad será capaz de escucharla”.

Error táctico ante calificadoras

Julio Hernández López, escribe en La Jornada lo siguiente. “Un ejercicio de táctica política elemental no recomendaría abrir fuego en estos momentos contra las calificadoras internacionales de riesgos crediticios que han estado colocando a la baja sus estimaciones sobre empresas gubernamentales y privadas de México. Si la política es el arte del engaño, una valoración rigurosa de los hechos podría haber sugerido que se dejara enfriar un poco el asunto (días, semanas) antes de lanzar una propuesta tan propicia para más descalificaciones como la hecha ayer por el senador morenista Salomón Jara (oaxaqueño, vocero de la bancada senatorial del partido hegemónico) y secundada indirectamente por el presidente de la mesa directiva de esa cámara, Martí Batres. Para regocijo de quienes desean encontrar similitudes del obradorismo con procesos de gobiernos populares de izquierda, como el chavista, y para avituallamiento de los ejércitos mediáticos, políticos y económicos que proclaman autoritarismo y descompostura como signos de los tiempos llamados 4T, ayer el senador Jara anunció que se impulsará una reforma legal para que sea obligatorio y no discrecional el retiro de la autorización de funcionamiento a calificadoras de este tipo que atenten contra la estabilidad del país. Batres puso luego un tuit en el que coincidía en descalificar a las calificadoras. No faltan razones para colocar en el banquillo de los acusados a esas calificadoras, varias de las cuales han sido instrumentos sediciosos y desestabilizadores. Sus postulaciones técnicas han servido más de una vez para golpear procesos políticos de cambio y para desatar tormentas económicas de castigo y corrección. Esa no es la discusión, sino la pertinencia de los tiempos y los modos. La simple enunciación de ese propósito de personajes de la élite morenista acarreará resultados adversos: los capitales nativos y extranjeros, ya de por sí nerviosos, encontrarán mayores motivos de preocupación, el ruido de esta iniciativa obviamente llegará a los despachos ejecutivos relevantes del ámbito económico globalizado y el proceso de descalificaciones se agudizará. Más que un error táctico.

Aprobarían a ministra MORENA-PRD-MC

En El Universal, Salvador García Soto, escribe que: “la ruptura del bloque opositor en el Senado permitiría que este jueves se vote y se apruebe […], la designación de una nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación […]. Los votos del PRD y Movimiento Ciudadano se sumarían a los de la bancada oficialista de Morena-PT-PES y PVEM para aprobar […] a la nueva integrante de la Corte quien, todo indicaba anoche, será la magistrada Yasmín Esquivel Mossa. La decisión de los perredistas y de MC, de romper […] con […]el PAN y PRI, haría que la terna no fuera rechazada y devuelta al Presidente López Obrador, […] como solicitaba anoche un grupo de más de 224 organizaciones de la sociedad civil que pedían desechar los nombres de Yasmín Esquivel, Celia Maya y Loretta Ortiz, por ‘sus vínculos directos con el Presidente y por su homofobia, desconocimiento del marco de derechos humanos y nula independencia judicial’ […].  Todo indica que la terna propuesta por el Presidente la designación recaerá hoy en Yasmín Esquivel Mossa, la actual presidenta del Tribunal Superior de Justicia Administrativa de la CDMX y quien, a pesar de su larga trayectoria judicial, ha sido cuestionada por opositores, analistas, académicos y organismos civiles por su matrimonio con el ingeniero José María Riobóo, actual asesor del Presidente […]. Esquivel ha respondido que ella tiene una carrera profesional y judicial propia de 30 años, mientras que lleva apenas 8 años de matrimonio con Riobóo […]. De confirmarse su designación, Yasmín Esquivel se convertiría en la segunda ministra […] y, a juzgar por sus posicionamientos y trayectoria, se ubicaría en el ala liberal de la Sala Superior, con posiciones a favor de derechos humanos, de las mujeres y reconocimiento a minorías, aún cuando en su comparecencia ante el Senado dijo tener ‘posiciones personales’ a favor del derecho a la vida, pero se comprometió a actuar ‘siempre con apego a lo que marca la ley y las jurisprudencias de la Corte’ en ese y en otros temas como los matrimonios del mismo sexo y su derecho a la adopción. Así que, si otra cosa no sucede, hoy habrá humo blanco en el Senado, y una nueva ministra en la Suprema Corte”.

Déjà vu en Santa Rosa

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero que: “La rebelión de los criminales está en curso en Guanajuato. Esta semana, en respuesta a un operativo militar en Santa Rosa de Lima, movilizaron gente para bloquear carreteras y quemar vehículos en la zona de El Bajío que se conoce como ‘el triángulo rojo del huachicol’, igual a como se denominan los siete municipios poblanos donde se da el mayor robo de combustible del país. El operativo militar debió haber comenzado hace una semana, pero los soldados no pudieron entrar a esa comunidad que ha sido el epicentro de una lucha entre dos líderes de bandas delincuenciales. Las unidades militares entraron finalmente a una zona de guerra entre el llamado Cártel de Santa Rosa de Lima, encabezado por José Antonio Yépez, apodado El Marro, y el Cártel Jalisco Nueva Generación, que quiere arrebatarles el negocio del huachicol en la región. Decenas de muertes ha causado este enfrentamiento, que desestabiliza una zona que en los últimos años se había caracterizado por su creciente desarrollo en un corredor industrial detonado por inversiones extranjeras. El episodio es un déjà vu de lo que sucedía hace 15 años, cuando los criminales tenían control territorial en varias partes del país. Sin embargo, hoy se ha agravado. En el gobierno del presidente Vicente Fox los cárteles de Sinaloa, Milenio y Del Golfo tenían control territorial en casi 100 municipios. Pocos, en el comparativo municipal con el país, pero demasiado. El control era absoluto. Tenían en sus nóminas o amenazados a los alcaldes, a sus secretarios de Finanzas y de Obras, el de Seguridad Pública y a los jefes de policía. Pagaban protección en los estados y a jefes militares, y daban igualas a periodistas –algunos corresponsales de importantes publicaciones en la Ciudad de México–. En esos años, ninguna fuerza federal entró durante mucho tiempo a los municipios en el norte de Tamaulipas, hasta que las presiones del gobierno de Estados Unidos que querían al jefe del cártel, Osiel Cárdenas, obligaron a ir por él a sus guaridas. Durante el gobierno de Felipe Calderón, cuya muy criticada guerra contra las drogas elevó las tasas de homicidios dolosos, se logró arrebatar a los cárteles el control territorial en el país, que tuvo un retroceso en el de Enrique Peña Nieto, cuando dejaron de combatir a los cárteles, en su primer año de gobierno. En el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, lo que sucede en los campos de guerra del narco, es lo que pasaba en la frontera tamaulipeca: ninguna fuerza federal entra hasta que es insostenible su pasividad o evidente su complicidad. (…) No hay sorpresas. Enero fue el mes más violento en la historia, y la tendencia de homicidios dolosos sugieren que 2019 será más rojo que 2018, cuando se rompieron todos los récords. Esto no va a cambiar porque la estrategia del gobierno lopezobradorista contempla sólo el combate a la delincuencia del fuero común. Ni los cárteles ni el narcotráfico serán enfrentados porque en el análisis del gobierno el problema no son ellos, sino quienes roban, extorsionan, secuestran o cobran protección. (…) Es el mismo error que cometió Peña Nieto, quien soslayó que la delincuencia organizada tiene ramificaciones indivisibles con la delincuencia del fuero común. (…) La estrategia tendrá resultados positivos sólo en esas zonas en el corto plazo, pero será funesto para el resto del país y, en esas mismas regiones, en el mediano y largo plazo. Esto ya lo hemos visto. Esta estrategia elevará los índices delictivos cada mes, y llevará al presidente a un fracaso en el tema de la seguridad. Cuando se dé cuenta del error, ya será demasiado tarde, como sucedió con Peña Nieto. López Obrador está a tiempo de corregirlo, pero necesita quién se lo explique correctamente, lo persuada de cambiar la estrategia y que la lleve a cabo. Le conviene finalmente, pero tiene que entenderlo”.

AMLO tendrá hoy su #MinistroCarnal, será “la señora de…”

En Excélsior, Francisco Garfías, escribe que: “en la reunión previa de los senadores de Morena […] se pondrá a votación la terna de aspirantes a ocupar el lugar que deja en la Corte la jubilada ministra, Margarita Luna Ramos. La que salga triunfadora en ese ejercicio interno se llevará el respaldo de todos los integrantes de la bancada mayoritaria en la Cámara alta, cuando el pleno decida quién de las tres mujeres va a la Corte. Sabemos de buena fuente que la bancada guinda está dividida. Unos quieren a Loretta Ortiz […], pero el consenso en el grupo de Morena favorece a Yasmín Esquivel, esposa del empresario José María Riobóo, cercano a AMLO […]. La participación de la tercera aspirante, Celia Maya, es puramente testimonial. Corre el riesgo de volver a sacar cero votos, como la primera vez que compitió. Las tres están vinculadas a López Obrador […]. La magistrada Yasmín Esquivel está casada con el empresario José María Riobóo, autor del Plan Maestro del Aeropuerto de Santa Lucía. Su inclusión en la terna resucitó las acusaciones que el panista, Ricardo Anaya, le hizo en campaña a Riobóo, de haber sido beneficiario de ‘contratos directos’ por 170 millones de pesos en la CDMX, cuando el tabasqueño la gobernaba. Durante su comparecencia ante senadores, Yasmín pidió que la juzgaran por sus méritos y trayectoria.’No soy la señora de…’, recalcó […]. Ninguna de las tres es del gusto de las organizaciones de la sociedad civil, que se han movilizado bajo la consigna ‘#SinCuotasNiCuates’ en la SCJN. Esquivel enfrenta cuestionamientos ‘por haber incurrido en conflictos de interés, al participar en fallos a favor de grupos inmobiliarios’, dice un comunicado que firman más de 15 ONG, entre ellas México Evalúa, Observatorio Ciudadano, Artículo 19, y Fundar. Senadores del PAN y PRI también rechazaron la terna. En la Comisión de Justicia votaron en contra del dictamen de idoneidad que aprobaron legisladores de Morena y sus aliados”.

La fiesta de Sánchez Cordero por la Guardia Nacional

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “en momentos decisivos, a horas de que el Senado apruebe el nombramiento de la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia, […] comenzó a circular una ‘fake news’ en la que se tergiversaba la postura de una de las tres aspirantes en materia de aborto y adopciones por matrimonios de personas del mismo sexo. Cercanos a la Magistrada Yasmín Esquivel Mossa tuvieron que reiterar lo que la juzgadora dijo en su comparecencia ante senadores: que el caso del aborto respetará la jurisprudencia emitida por la Suprema Corte en el sentido de que la penalización de la interrupción del embarazo es inconstitucional; y que sobre las adopciones entre parejas gay que es indispensable respetar los requisitos establecidos en el Código Civil, que pueden ser cumplidos por cualquier matrimonio, sin distinción de personas en lo individual y que por tanto, el excluir a los matrimonios del mismo sexo es discriminatorio. Nos hacen ver que la palabra final sobre quién será la nueva ministra la tendrán los senadores, pero que es necesario que haya claridad de las posturas de cada una de las aspirantes en temas tan delicados”.

Calificadoras incómodas

Milenio, Trascendió, asegura que: “en medio de la polémica por las evaluaciones de diversas calificadoras internacionales a empresas y economía mexicanas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con Jes Staley, director ejecutivo de Barclays, firma de servicios financieros con sede en Londres. La reunión a puerta cerrada fue en compañía del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, en la que los anfitriones insistieron en que se alcanzará un crecimiento de 4 por ciento anual a final del sexenio”.

Ahora Morena va por calificadoras

En Milenio, Joaquín López Dóriga, escribe que: “Salomón Jara, se sumó al rechazo del Presidente Andrés Manuel López Obrador a las calificadoras que han revisado a la baja la deuda y las perspectivas económicas de Pemex, CFE y una de ellas de México, y anunció que hoy presenta una iniciativa para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revoque la autorización para operar en México de las agencias que atenten contra la estabilidad del país. A su decir, las que tomen decisiones que no vayan en línea con las del gobierno, como acaba de suceder con Fitch Ratings, Moody´s, Standar&Poor’s y HR Ratings. En todos los casos, el Presidente las ha descalificado con una respuesta reiterada: Vamos bien, estamos creciendo, vamos a ser una potencia, que es lo que todos queremos, aunque no haya una sola proyección que hoy lo vea así […]. Si se rechaza el diagnóstico, no se puede aplicar un buen tratamiento. En este escenario, el senador morenista Jara promueve que la CNBV esté obligada a decretar la revocación de la autorización de esas agencias para operar en México. Y digo que esta propuesta es de una ignorancia inconmensurable, porque las agencias revisan finanzas que son públicas y que desde Nueva York puede recortarlas como si estuvieran aquí. Otra cosa, ¿se trata de eliminar esas calificaciones? ¿Ya le habrán dicho al Presidente que tratar de evitar la calificación, además de imposible, es un suicidio de Estado? Yo creo que no porque su secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, declaró ayer que no había que hacer una tormenta en un vaso de agua sin explicar cuál era el vaso”.

Encargo

Excélsior, Frentes Políticos: “Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, está obligado a alinear el barco con las calificadoras y demostrarles que la lucha en contra la corrupción es la mejor garantía. Nepotismo, huachicoleo, sindicatos, funcionarios coludidos, cotos de poder. Cuando todo eso se acabe el panorama será distinto para la empresa petrolera del país, y esto queda en manos de él. Ayer la Segunda Sala de la SCJN resolvió un amparo en revisión, en el que determinó que Pemex debe reconocer los derechos de familiares de trabajadores de la empresa Conservación de Pilotes de Control que murieron durante la explosión ocurrida en la Torre B2 en enero de 2013”.

Los abucheos dejan ver los calzones

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “un Gobernador por fin, el de Colima, encaró a los reventadores que por unos pesos vienen humillando a los anfitriones del Presidente Andrés Manuel López Obrador: ‘¿Podemos dejar que se desahogue esta parte de lo que parece ser un protocolo en todas las entidades federativas? ¿Le van a seguir o ya terminaron…?’, preguntó a la turba José Ignacio Peralta en el mitin en que se anunciaron apoyos del programa Bienestar. […] Sonriente, aplomado, seguro de sí, aguantó casi cuatro minutos la rechifla y los insultos. […] En el colmo de la estulticia y aunque reniegue de su engendro, Morena dejó constancia, en un ‘documento confidencial’ de su estrategia puntual y cabalmente acatada para opacar cualquier liderazgo local frente al de su creador, el actual Presidente de la República: ‘Es obligatorio emitir sonidos y gritos de desaprobación’. […] Al anunciarse la aparición de AMLO en los templetes, reza el texto, ‘es obligatorio apoyar con porras y manifestaciones de alegría’ con el grito ‘¡Es un honor estar con Obrador…!’. […] Con lo más deplorable del peor PRI en su código genético, la dirigencia del partido presidencial pasa por alto una enseñanza clave del sabio Fidel Velázquez: ‘Si lo piensas, no lo digas; si lo dices, no lo escribas; si lo escribes, no lo firmes pero, si cometes la pendejada de firmarlo, ¡échate para atrás…!’. […] AMLO a su vez, después de 14 tumultuarias humillaciones a igual número de gobernadores provenientes de partidos opuestos al suyo, se mostró reflexivo. […] Sin embargo, fogueado en los templetes, el Presidente sabe muy bien que las mentadas de madre no han sido espontáneas, y que casi todos los agraviados apechugan las descalificaciones por una única razón: pavor ante el empoderamiento de sus seguidores. […] El Gobernador de Colima es el primero que con gran serenidad aguantó vara frente a la chusma de convenencieros detractores. […] AMLO, por su parte, está obligado a advertir a sus audiencias que si se comportan como banda contra las autoridades locales dará por concluido el mitin y se retirará”.

Más Multimillonarios

En Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “el Presidente López Obrador ha llamado en varias ocasiones a Carlos Salinas de Gortari ‘el padre de la desigualdad moderna’. El 21 de febrero declaró: ‘En el sexenio en que más crecen las diferencias, se ahondan las diferencias, es en el sexenio de Salinas, al grado de que cuando llega Salinas aparecía en la revista Forbes, especializada en finanzas, solo un multimillonario en la lista de los hombres […] Al término del sexenio de Salinas ya aparecían 24 en la lista de los hombres más ricos del mundo […] El diagnóstico, sin embargo, está equivocado. No he podido verificar que en 1988 haya habido, efectivamente, solo una familia mexicana en la lista de Forbes y para 1994 el número haya subido a 24, pero la información no parece correcta. Lo que sí es cierto es que el número de multimillonarios mexicanos hoy en Forbes es de apenas 17. […] Las listas de Forbes, sin embargo, no miden la desigualdad. […] La igualdad perfecta, cuando todos tienen exactamente lo mismo, equivale a 0 y la desigualdad total, cuando una sola persona concentra todo, es 1. La información disponible sugiere que las variaciones tienen que ver con los vaivenes de la economía y no con las acciones del villano favorito o las políticas liberales. […] La desigualdad aumentó a 50.3 en 1994, al final del sexenio de Salinas, pero después cayó fuertemente a 48.2 en 1996. […] Cuando se reanudó el crecimiento, la desigualdad volvió a crecer hasta alcanzar un máximo de 51.4 en el 2000; bajó entonces a 44.6 en 2008, repuntó a 45.8 en 2014 y bajó drásticamente a 43.4 en 2016, mucho menos que al concluir el sexenio de Salinas. […] Pese a lo que muchos piensan, cuando crece la economía baja la pobreza, pero aumenta la desigualdad. […] Los bajos niveles de desigualdad de los últimos años, y en particular de 2016, pueden ser en parte consecuencia del bajo crecimiento, aunque quizá también de la aplicación de los hoy tan vilipendiados programas sociales de la etapa liberal, como Solidaridad, Progresa y Prospera. […] El número de ricos de Forbes no tiene nada que ver con la desigualdad. México solo tiene 17 en la lista.”.

El expediente Capufe

En El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “un sitio en el que puede hurgar el Presidente López Obrador en su cruzada anticorrupción es en Caminos y Puentes Federales, Capufe. […] Les llevó a concluir, aunque no hubo denuncia, que en Capufe había corrupción. […]Cada vez que Banobras licitaba la operación y mantenimiento de una carretera que solía ser manejada por Capufe, los ingresos de dinero en las casetas aumentaban 20% en un par de meses y los costos de mantenimiento se reducían drásticamente. […] Como nunca hubo una denuncia formal al respecto, los entonces funcionarios de Capufe no tuvieron derecho de réplica. […] La llegada de la autodenominada Cuarta Transformación al poder tiene ahí una veta para seguir animando la narrativa presidencial del combate a la corrupción. […] Pero poner el foco en Caminos y Puentes Federales puede resultarle también en cuestionamientos por algunas de las cosas que han estado pasando en las carreteras administradas por el gobierno federal. […] Primero, la intención de fomentar más el pago con dinero en efectivo en las casetas, señalada como una de las estrategias del actual sexenio, disminuye los controles, favorece las transas y hasta puede servir de escondite al lavado de dinero. Sea o no la intención oficial. […] solo este fin de semana, el movimiento que exige la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa tomó la caseta México-Cuernavaca. Personas encapuchadas cobraron 50 pesos por coche y en vez de recibo.[…] Permitir que un grupo tome una caseta y cobre el peaje –que es dinero de todos los mexicanos– es también una forma de desviar recursos y puede ser también una nueva forma de financiamiento desde el Estado. […] Todos sabemos que nuestro paciente está gravemente enfermo. De pronto parece que frente a un problema, la solución que encuentra la autodenominada 4T es sacar el hacha en vez del bisturí. ¿Huachicol? ¡Cierren los ductos! ¿Corrupción en varias estancias infantiles? ¡Córtenles el dinero a todas! ¿Refugios para mujeres violentadas ineficientes? ¡Se acabó el financiamiento a todos los refugios! La política del cirujano del hacha”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print