AMLO, SLIM y el NAICM

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Diego Rentería

Desde que Andrés Manuel López Obrador asumió como bandera de campaña la cancelación de la Construcción (en marcha desde hace tiempo) del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el tema se ha posicionado como uno de los principales en la agenda pública; voces a favor y en contra las hay por todos lados.

Pero ninguna tan fuerte, según la influencia o aceptación que tiene, como la de Carlos Slim, el hombre más rico de México y uno de los más ricos del mundo (ya no el número uno, como equivocadamente dijo Fox, ya fue desbancado desde hace un par de años).

La conferencia de prensa de Slim la podríamos resumir en una frase: “cancelar la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, es cancelar el desarrollo de México”.

No pasó ni siquiera un día para que el tabasqueño que lidera las encuestas de cara a las Elecciones Presidenciales, le respondiera: “si el NAICM es tan buen negocio, pues que lo haga Slim… pero con su dinero”.

De este nuevo frente que se ha abierto en la discusión pública, hay tres puntos esenciales que se deben analizar:

  • ¿Qué pasó con la apertura al diálogo de AMLO respecto a ese tema?, ¿qué pasó con el foro de análisis que dijo el tabasqueño estar dispuesto a hacer junto al Consejo Coordinador Empresarial y representantes del Gobierno Federal?
  • Lo de Slim no fue para nada una opinión imparcial, el empresario, junto a Gerard y Hank, y las empresas involucradas en el caso del Socavón Express tienen en conjunto casi el 80% de los contratos para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
  • El empresario le corrigió la plana a Juan Pablo Castañón, el presidente nacional del Consejo Coordinador Empresarial, pues al proponer a Andrés Manuel una mesa de análisis junto a expertos del Gobierno Federal, le dio un lugar que no le corresponde aún: el de un presidente electo y aún no lo es, aunque vaya encabezando las preferencias, aún es candidato, solamente.

Es decir, estamos viendo nuevamente a un Andrés Manuel terco, obstinado y cerrado al diálogo, quizás el tabasqueño sabe de entrada que la opinión de Slim es para defender sus intereses personales, pero fue un grave error desestimar su opinión de tajo, ¿en qué terminará esta aparente disputa AMLO-Slim? En unas cuantas semanas lo sabremos.

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print