Banxico reporta nubes negras a la vista

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del viernes 04 de enero 2019. Banco de México reporta nubes negras a la vista: El Banco de México está haciendo valer su autonomía. Emite un llamado de atención sobre las asignaturas pendientes y los riesgos.  En torno al alza del salario mínimo recuerda el riesgo inflacionario y habla de la necesidad de cuidar la capacidad adquisitiva. Urge a promover la competencia en los mercados de bienes y servicios que integran la canasta básica. Es necesario que el banco central juegue ese rol…

Rayuela

¿Que cuál es la prisa?, seguramente los casi cien mexicanos asesinados diariamente, ¿o qué, esos no cuentan?

Banco de México reporta nubes negras a la vista

Luis Miguel González, en El Economista, explica lo siguiente: “Las minutas de la Junta de Gobierno del Banco de México no son un reporte meteorológico, pero podrían leerse como tal. La más reciente nos dice, con lenguaje de economistas, que se ha formado una zona de inestabilidad que podría producir lluvias fuertes en el 2019. En la página tres del documento puede leerse “en el cuarto trimestre del 2018 se ha presentado una desaceleración…la información disponible apunta a un menor crecimiento”. Hay algunos bancos de niebla densa, advierte Banxico. La situación internacional se ha complicado: desaceleración en Estados Unidos, conflicto comercial EU vs China; volatilidad en los precios del petróleo. En lo interno, amenaza un frente frío: la debilidad de la inversión. “La coyuntura para realizar inversiones pasa por un mal momento”, reconocen los integrantes de la Junta de Gobierno. Uno de ellos dice que “la falta de confianza es claramente uno de los determinantes más importantes en la debilidad de la inversión”. Llama a tomar medidas para revertir este riesgo. En el corto plazo, preocupa que se presenten obstáculos en la ratificación del TLC 2.0 con Estados Unidos y Canadá; también que se presenten retrasos en la ejecución del gasto público, como consecuencia del cambio de administración. La minuta no lo dice, pero este problema es “típico” del primer año de cada sexenio y tiene un impacto en el PIB. El documento del banco central tampoco plantea una pregunta que está en el aire: ¿Será mayor el subejercicio en el 2019 de lo que fue en el 2013? Mayor preocupación que estos asuntos de corto plazo produce al interior de la Junta de Gobierno los riesgos “derivados de la posible adopción de políticas que pudieran conducir a cambios profundos en la economía… así como los derivados de la falta de Estado de Derecho, inseguridad pública e impunidad que están afectando considerablemente las perspectivas de inversión y crecimiento”. La reunión fue el 19 de diciembre (horas después de la aprobación de la Ley de Ingresos para el 2019). Participaron el gobernador Alejandro Díaz de León y los subgobernadores Irene Espinosa, Javier Guzmán y Manuel Ramos Francia, además del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el subsecretario, Arturo Herrera. Todavía no están los dos subgobernadores propuestos por AMLO, Jonathan Heath y Gerardo Esquivel. Ellos se incorporarán una vez que los ratifique el Senado. Más de uno podría interpretar esta minuta como una señal de dureza del Banxico frente al nuevo gobierno. En cierto sentido es así. El Banco de México está haciendo valer su autonomía. Emite un llamado de atención sobre las asignaturas pendientes y los riesgos.  En torno al alza del salario mínimo recuerda el riesgo inflacionario y habla de la necesidad de cuidar la capacidad adquisitiva. Urge a promover la competencia en los mercados de bienes y servicios que integran la canasta básica. Es necesario que el banco central juegue ese rol. Más allá de la conducción de la política monetaria y la regulación del sector financiero, el Banxico debe ser una conciencia crítica de la política económica. Así fue Guillermo Ortíz frente a Felipe Calderón y Agustín Carstens en el sexenio de Peña Nieto, pidiendo un mayor esfuerzo de recorte del gasto público y de reducción de la deuda externa. Un Banxico independiente y hablando claro no será un arma contra AMLO, más bien a favor de la economía”.

Banxico a Urzúa: el panorama es poco optimista

Mario Maldonado, en El Universal, escribe lo siguiente: “Un panorama económico poco optimista le dibujaron el pasado 19 de diciembre los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa. En resumen, los subgobernadores y el gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León, le dijeron a él y a su subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera -quien también asistió a la reunión, que les preocupa la recuperación de la inversión, los efectos de las políticas económicas del nuevo gobierno, el futuro de Pemex y CFE, el efecto de los aumentos al salario mínimo en la inflación y la política de precios de los combustibles. La minuta de la más reciente reunión de política monetaria de Banxico presenta un escenario más bien complicado para la economía nacional en 2019, en buena medida por la incertidumbre que generan los planes del nuevo gobierno y también por algunos posibles choques externos derivados de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El panorama económico expuesto por la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico contrasta con la visión optimista del presidente Andrés Manuel López Obrador que, paradójicamente, se basa en los ajustes y proyectos implementados por su gobierno, como el aumento al salario mínimo, las políticas de austeridad, el cambio de modelo de Pemex y CFE, las obras de infraestructura y la cancelación de otras, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México”.

El núcleo del proyecto

Lorenzo Meyer, en El Universal, escribe lo siguiente: “El presupuesto que elabora un gobierno puede ser un buen indicador de la naturaleza no sólo de una administración, sino del régimen: de sus valores, compromisos y, naturalmente de su utopía. Especialmente si se trata del primero, del que busca el contraste con el pasado. En 1967, James W. Wilkie publicó un libro que buscó someter el discurso de la Revolución Mexicana a la prueba de las grandes cifras, las de los presupuestos del gobierno central. En The Mexican Revolution: Federal Expenditure and Social Change (U. de California), queda claro que el presupuesto federal siempre ha sido muy superior al del conjunto de los estados (proporción de 3 a 1), y que la diferencia entre el gasto planeado y lo que efectivamente se ejerció puede ser notable, ya fuera por gastarse menos de lo calculado —en el aún turbulento 1919, Carranza apenas pudo ejercer 29 % de lo que se había planteado—, o mucho más —en 1960 López Mateos pudo gastar ¡96% más de lo que había propuesto! (…) lo más importante de este trabajo no son las discrepancias sino la evolución en la naturaleza de los presupuestos  (…) Wilkie dividió en tres grandes rubros lógicos el gasto público: administrativo, económico y social. Con Juárez, el gasto en la administración, que incluye al ejército, consumió el 93.4% del presupuesto en tanto que al social —básicamente educación— apenas dirigió el 1.6% (p. 32). Con Porfirio Díaz, el mantenimiento del aparato administrativo siguió consumiendo el grueso de los recursos (77.4%), pero el gasto económico se triplicó (16%). Al concluir la etapa violenta de la Revolución, el perfil del egreso se modificó en 1935 y 1940, y por primera vez en nuestra historia, lo administrativo consumió menos de la mitad del dinero público (44.1%), el gasto económico dio un gran salto (37.6%), seguido del social (18.3%). Con Miguel Alemán y Adolfo Ruiz Cortines, la prioridad fue la inversión productiva (más del 50%) a costa del gasto puramente administrativo (p. 32). En una nueva edición de su libro (Fondo de Cultura, 1978), Wilkie mostró que el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz siguió los mismos lineamientos que su antecesor, pero que Luis Echeverría y José López Portillo decidieron aumentar el gasto en proyectos económicos. Al final, la gran crisis económica acabó con el modelo y de sus escombros surgió el neoliberalismo. Es importante tener en cuenta que antes de la crisis del 82, el gasto público en México llegó a ser superior al 40% del PIB; el actual apenas ronda el 28%, cifra baja si se le compara con países de la OCDE, que supera el 40%. Como sea, equivale a la cuarta parte de la economía. AMLO se propone un cambio de fondo respecto de la naturaleza del ejercicio del poder presupuestal, como lo fue el cardenismo. El gasto público no le da para lo que desearía continuar o innovar. Para empezar, una limitación notable no es sólo lo relativamente magro del presupuesto sino el peso de la deuda pública heredada, pues el pago de intereses y amortizaciones consumirá casi el 20% del presupuesto de los próximos años (La Jornada, 21/10/18). Como sea, de los recursos disponibles, el gasto principal se va a dar en el ramo de la energía, en resucitar a PEMEX y a la CFE. Ahí el aumento es espectacular ¡1030%! El siguiente salto notable es el de la Secretaría del Trabajo, con un incremento del ¡1028%! En Turismo, con el tren maya, el aumento de recursos equivale al 136%. Dentro de la clasificación de Wilkie, energía y turismo son rubros netamente económicos, pero el de la Secretaría del Trabajo es una mezcla de gasto económico y social, pues entre sus tareas está integrar a 2.6 millones de jóvenes al trabajo en empresas privadas, sector público y universidades como una medida que los aleje de las del crimen organizado. En las secretarías con otras tareas sociales —Bienestar, Sedatu, Sep, Salud— también hay aumentos, aunque modestos. (…) La naturaleza del cambio político en México no se resume en el presupuesto, pero éste sigue siendo un buen indicador del proyecto que se está poniendo en marcha. Y en ese proyecto, que aún debe pasar la batalla de la aprobación, lo administrativo ha perdido relevancia a favor de lo económico público y lo social En principio ese es el arranque y esa es la meta de la IV Transformación. Y ¡hasta el año que entra!”

Miedo y furia

Jorge Zepeda Patterson, en El País escribe lo siguiente: “Lo dijo Steve Bannon, su siniestro ex asesor, Donald Trump en esencia es “un mal padre, un marido terrible, el novio que te jode la vida, por el que has desperdiciado tu juventud y que luego te deja. Ese jefe horrible que siempre te agarra el coño y te menosprecia”. No son palabras que puedan tomarse a la ligera viniendo de quien se convirtiera en estratega de la exitosa campaña que llevó al empresario neoyorkino a Washington. La cita proviene del extraordinario libro de Bob Woodward, Miedo. Trump en la Casa Blanca publicado el pasado otoño. El título se justifica en más de un sentido. El empresario conquistó el poder gracias a su capacidad para infundir temor y resentimiento en el suficiente número de votantes estadounidenses. Así lo reconoció el propio Trump en entrevista concedida al autor durante la precampaña, ocho meses antes de la elección presidencial: “El verdadero poder es (ni tan siquiera quiero utilizar la palabra) el miedo”. Y miedo fue lo que se dedicó a infundir en la opinión pública a partir de su discurso de odio y resentimiento en contra de los latinos, de la OTAN, de los chinos, de las mercancías extranjeras, de todo lo que no fuera Estados Unidos. Pero el título atañe también al miedo que debería provocarnos el hecho de que un hombre con los enormes desequilibrios emocionales y la ignorancia de Trump tenga tal poder sobre la historia de nuestros días. En sus dos primeros años ya estuvimos, sin habernos enterado del todo, muy cerca de un conflicto nuclear con Corea del Norte. Si no hubiese sido porque su círculo inmediato en repetidas ocasiones lo boicoteó ignorando decisiones, ocultando información, pretextando falsos argumentos para retrasar ocurrencias y caprichos, el mundo ya habría enfrentado crisis de enormes consecuencias. (…) En sus dos años de Administración Trump ha sido por mucho el presidente con mayor tasa de rotación de miembros del primer círculo. Entre otros, el del propio Bannon, que llegó a decir: yo soy el director, él es el actor. Los relevos en los altos puestos muestran que las cosas podrían empeorar en los próximos dos años. A pesar de que los hombres de los que se rodeó Trump eran generales halcones, empresarios conservadores e ideólogos de ultraderecha, muchos de ellos eran cuadros experimentados y con frecuencia mostraron un razonable sentido de responsabilidad frente a los excesos del presidente. Pero la mayor parte de ellos han sido separados de sus cargos. El último, James Mattis, secretario de Defensa quien renunció tras la decisión intempestiva de Trump de retirar de inmediato a las tropas estadounidenses en Siria, traicionando los compromisos del Pentágono y dejando a sus aliados a merced del Gobierno de Assad o del ISIS. Hoy, que Trump chantajea con paralizar al Gobierno si el Congreso no le otorga los recursos para su muro en la frontera, no parece haber ya colaboradores con la estatura suficiente para llevarle a la cordura. Se supone que el miedo era un recurso estratégico para movilizar al votante; el problema es que ahora se ha extendido a los inversores de Wall Street, a los capitanes empresariales y a la clase política en su conjunto. Peor aún, metido en sus obsesiones de macho, a Trump no parece importarle. Mala cosa”.

Menos migrantes

En Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “Donald Trump sigue obsesionado con su muro. Virtualmente todos los días manda mensajes en Twitter y a través de otros medios exigiendo fondos para construirlo, a pesar de que, paradójicamente, afirma que México ya lo está pagando a través de un nuevo tratado comercial que todavía no entra en vigor. El presidente estadounidense ha llegado al extremo de paralizar el funcionamiento del gobierno que encabeza en un intento por forzar al Congreso a darle cinco mil millones de dólares para la construcción. Lo curioso es que la información migratoria sugiere que el muro es cada vez menos necesario. El número de migrantes no autorizados que vive en Estados Unidos ha venido bajando de manera gradual pero sostenida desde 2007, cuando se alcanzó una cifra máxima de 12.2 millones. Estos representaban entonces cuatro por ciento de la población total del país. Para 2016, último año documentado, el número total había caído 13 por ciento a 10.7 millones, los cuales eran el 3.3 por ciento de la población […] Mucha discusión ha habido sobre las razones de esta disminución en el número de inmigrantes indocumentados y en particular de los provenientes de México. Felipe Calderón se preciaba cuando era Presidente que el fenómeno era consecuencia de los beneficios que estaban generando sus políticas económicas y sociales; hubo incluso algunos artículos en la prensa internacional que así lo sugerían […] Cualquiera que sea la explicación, la información sugiere que la falta o presencia de un muro no es el factor fundamental para aumentar o disminuir el ingreso de migrantes sin autorización a territorio estadounidense: es mucho más importante mantener el crecimiento económico que ha tenido México y evitar la violencia que ha destrozado a Centroamérica. Si Trump quiere cumplir su promesa de campaña de disminuir la inmigración ilegal, tendría que prestar atención a los factores que realmente influyen sobre esta. El muro no parece ser relevante”.

Bolsonaro: cinco días de horror

En Excélsior, Yuriria Sierra, escribe que: “tolerancia. ‘Basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años nos llevaron al caos actual…’, se escuchó de uno de sus ministros. Más allá de una frase incendiaria, es el resumen de una reunión que el presidente de Brasil tuvo con sus ministros. Sentenció que despedirán a todos aquellos empleados de confianza de gobiernos previos que aplauden ideologías socialistas y comunistas. Nadie que no abrace la causa que lo llevó a la Presidencia podrá ocupar un lugar en su gobierno […] Derechos. ‘Atención, atención. Comienza una nueva era. Los niños visten de azul, las niñas de rosa…’, se escuchó desde el recién creado Ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos, comandado por una de las únicas dos secretarias de Estado que hay en los 22 puestos dentro del nuevo gabinete brasileño […] Representación. Más de la mitad de los brasileños se queda sin representación, el primer círculo presidencial. El 55 por ciento de la población pertenece a la comunidad afrodescendiente. Dentro en el Gabinete de Bolsonaro no hay un solo funcionario con este origen. La otra mujer que integró a su equipo, Tereza Cristina Correa, se encargará del Ministerio de Agricultura […] Exterior. Brasil está fuera del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, que fue ratificado hace apenas unas semanas por 152 países, incluido éste, cuando Michel Temer estaba al frente del gobierno. Con esto, el país le da la mano a Estados Unidos, su nuevo aliado. La noticia se la dio el mismo Bolsonaro a Mike Pompeo, secretario de Estado de EU y enviado de Donald Trump a su investidura […] Trabajo. La jubilación tardaría más para los brasileños. Eso anunció Bolsonaro en su primera entrevista para la televisión de Brasil […] Cinco días, cinco temas. Así de rápido ha cambiado la postal brasileña que apunta hacia una derecha peligrosamente radical. El pilón: el nuevo gobernador de Río de Janeiro, aliado de Bolsonaro, autorizó ya a la policía local para matar a delincuentes armados como estrategia para combatir la inseguridad. Así su visión de la justicia. Y el de Brasil, sólo uno de los varios líderes en el mundo que se mueven sobre esas pantanosas aguas que cubren el nacionalismo”.

Combatir violencia y cuidar derechos

El Universal, Editorial, asegura que: “las políticas de seguridad emprendidas contra el crimen organizado desde hace más de una década en México han provocado una herida profunda en nuestra colectividad, en la memoria de todos. Es un capítulo de la historia nacional en el que todavía debe aquilatarse el papel del Estado y sus artífices, respecto al daño de las fuerzas criminales. El combate a la violencia del crimen organizado ha provocado daños colaterales. La participación de las Fuerzas Armadas en esta lucha es una decisión criticada desde que se tomó, más aún en aquellos momentos en que militares y marinos usaron injustificadamente una fuerza desproporcionada. Es justo decir que las Fuerzas Armadas asumieron tareas ajenas a su competencia, relacionadas con la seguridad pública, debido a la ineficacia de las policías locales y al gran poder ejercido por el crimen organizado sobre las autoridades. En definitiva, estos cuerpos de élite se vieron comprometidos por las autoridades civiles cuando la violencia se hizo incontrolable […] La política que llevó al Ejército a asumir tareas de seguridad pública no ha modificado significativamente los niveles de violencia en el país. Además, la amplia penetración de los grupos criminales en los gobiernos locales, la falta de competencias de las policías municipales y la escasa cooperación interinstitucional impactan directamente en los resultados obtenidos hasta ahora […] El reto para la administración federal es enorme: hay que afrontar plenamente, de una vez, el problema de la violencia al tiempo que se cuide el impacto sobre los derechos humanos. De hacerse adecuadamente, se sentarán bases sólidas en la materia de cara al futuro para darle sostenibilidad a nuestro país”.

El efecto ‘Roma’ que no fue

En Milenio, Bárbara Anderson, escribe que: “es la película del momento. Es el tema de conversación y el motivo de nostalgia entre muchos y parece que será una estatuilla dorada más en la repisa de Alfonso Cuarón. Pero también desde que se comenzó a promocionar, Roma se convirtió en una cruzada por los derechos de las trabajadoras del hogar. El propio Cuarón cedió espacio a Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, para aprovechar la historia de Cleo y que sirviera de ejemplo sobre lo que viven y lo que necesitan aun quienes trabajan en casas de familia. Con un timing preciso, poco después la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió el fallo que obliga a la inscripción de las trabajadoras en el Instituto Mexicano del Seguro Social. La Corte instruyó al IMSS que en el primer semestre de 2019 implemente un programa piloto para crear un futuro régimen especial de seguridad social para estas empleadas. El instituto deberá proponer luego al Congreso las adecuaciones legales para la formalizarlas, con lo cual se calcula que todo el proceso llevará unos tres años hasta que se haga efectivo. Y mientras se siguen escribiendo ríos de tinta sobre la película y Yalitza Aparicio se convierte en un ícono de este invisible trabajo, ¿cuánto realmente impactó en los registros del IMSS? Nada […] Ojalá la misma verborragia que genera Roma y las discusiones sobre cómo eran antes y ahora una empleada doméstica, realmente se convierta en un parteaguas por la igualdad y no solo un fenómeno de charla hípster”.

Cuarta recaudación

Reforma, Templo Mayor, asegura que: “a causa de la Cuarta Transformación, los gobernadores están comenzando a aplicar la Cuarta Recaudación porque con lo que les quiere dar la Federación nomás no les alcanza. De ahí que se están registrando incrementos fuertes en derechos e impuestos locales, llevándose las palmas Nuevo León donde los automovilistas ya no pagarán tenencia, pero sí un refrendo muuuy superior al que se paga en otros estados. Las protestas contra la medida han llevado al colmo a los diputados locales de Morena: ya le pidieron al gobernador Jaime Rodríguez que no aplique los aumentos… ¡que ellos mismos aprobaron! Pero como a ‘El Bronco’ le urge conseguir recursos, se ve difícil que se eche para atrás. Los efectos del recorte aplicado por el gobierno federal se sentirán en varios estados más -Jalisco, San Luis Potosí o Michoacán, por mencionar algunos- que están recurriendo a alzas en sus gravámenes o, de plano, se están inventando nuevos impuestos y derechos, sobre todo vehiculares. Así que este año la cuesta de enero estará todavía más empinada para los sufridos contribuyentes”.

Fin a los abusos

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “Ernestina Godoy, procuradora de Justicia capitalina, bajo instrucciones de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, atendió los reclamos de un sector muy vulnerable de la sociedad. Y al líder sindical del Heroico Cuerpo de Bomberos, Ismael Figueroa, le quitaron poder, pero, sobre todo, dieron seguimiento a los excesos, abusos y pillerías de este hombre que durante los meses recientes se dedicó a mover como quiso todas las piezas de una corporación digna. Se investiga el ataque que sufrió, pero también las acusaciones de venta de plazas y de amenazas a algunos bomberos. “Ustedes recordarán, fue el año pasado que hubo algún homicidio donde se le señaló a él como autor intelectual, estamos siguiendo esa carpeta también”, abundó Godoy. Es el ocaso del miniimperio que fundó Figueroa. Adiós”.

La mala pata del Pato Zambrano

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “la incursión de personajes de la vida artística en la política no ha sido muy afortunada que digamos. Es el caso, nos dicen, de Patricio Pato Zambrano, quien contendió por la alcaldía de Monterrey, Nuevo León. Bajo las siglas del Partido del Trabajo —Morena y el PES ya no se atrevieron a registrarlo—, don Pato obtuvo 45 mil 166 votos (14.54%) en los comicios extraordinarios del 23 de diciembre. Claro, nos dicen, el candidato se colgó de los spots de julio de 2018, para figurar con Morena, situación que propició una multa de 80 mil 600 pesos de la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. La sanción le salió barata pero Zambrano quedó muy abajo de los punteros de PRI y PAN. Así que don Pato tuvo mala pata en la extraordinaria…”.

Enredo de seguridad en Morelos

Milenio, Trascendió, asegura que: “cómo estará el enredo de la seguridad en Morelos que anoche se reunieron con el gobernador, Cuauhtémoc Blanco, los secretarios de Seguridad, Alfonso Durazo; de Defensa, Crescencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda, y el titular de la PGR, Alejandro Gertz. Y es que el 29 de diciembre, Morelos informó que ‘la Guardia Nacional asumirá las funciones de seguridad’ en Cuernavaca, Jiutepec y Yautepec, pero el 2 de enero, la 24 Zona Militar detalló que las fuerzas que apoyan a la Comisión Estatal de Seguridad corresponden al personal militar y a la PF, no a la Guardia que, por lo demás, aún no ha sido legislada. PUBLICIDAD Ese mismo día, Comunicación del gobierno federal publicó en Twitter: ‘Las tareas de protección ciudadana en Cuernavaca, Jiutepec y Yautepec continúan a cargo del Ejército’, pero el 3 de enero, el comisionado de seguridad estatal, José Ortiz Guarneros, aseguró: ‘La CES sigue teniendo el control en todo el estado’. Ya que nos digan quién está a cargo, ¿no?”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print