Capitalismo progresista

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 16 de mayo 2019. Un “capitalismo progresista”: Antes se buscaba que la innovación beneficiara a todos mejorando los bienes y reduciendo sus costos… hoy necesitamos un realineamiento pragmático de poder entre los mercados, el gobierno y la sociedad. La gran omisión: integración nacional

Rayuela

“De la inseguridad ni Tláloc nos puede salvar”.

Un “capitalismo progresista”: la salida

Héctor Aguilar Camín, en Milenio: “Hay alguna alternativa al “fundamentalismo de mercado”?, se pregunta el premio Nobel Joseph Stiglitz, en un ensayo reciente: “La economía que necesitamos”. Sí, responde Stiglitz: hay lo que él llama el “capitalismo progresista”, vale decir: “un realineamiento pragmático de poder entre los mercados, el gobierno y la sociedad”, para dar paso a una economía “más libre, más justa y más productiva” (https://bit.ly/2YnpEBi). El capitalismo funcionaba mejor, económica y socialmente, dice Stiglitz, cuando estaba regulado. La era de la desregulación iniciada por Reagan y Thatcher fue también el principio del capitalismo de burbujas y crisis cíclicas de las últimas décadas. Los efectos de aquellos años fueron una concentración de la riqueza en los más ricos, la erosión de los salarios, del nivel de vida y de la fe en el futuro de las clases medias del mundo desarrollado, en particular las estadunidenses. “Estados Unidos tiene hoy mayor desigualdad y menos movilidad social que la mayoría de los países desarrollados”, escribe Stiglitz. “Luego de crecer durante un siglo, la esperanza promedio de vida está cayendo. Y para los que están en el 90% inferior del ingreso, los salarios reales (ajustada la inflación) se han estancado: el ingreso de un típico trabajador blanco de hoy es más o menos el mismo que hace 40 años”. El “capitalismo progresista” debe volver a regular más que seguir desregulando los mercados. Debe hacerlo distinguiendo con claridad entre la creación de riqueza y la extracción de riqueza. Debe introducir opciones públicas, de financiamiento y servicios, que compitan, en una lógica de bienestar, con la lógica desnuda de las ganancias a cualquier costo que ha pervertido el espíritu de la creación de la riqueza dentro del capitalismo desarrollado. Antes se buscaba que la innovación beneficiara a todos mejorando los bienes y reduciendo sus costos. Ahora se busca que los nuevos bienes les cuesten a todos lo más que puedan pagar. Solo puede salirse de esa lógica predadora, según Stiglitz, mediante una doble intervención del gobierno: creando opciones públicas competitivas y volviendo a la regulación inteligente de la competencia por los mercados. “Tenemos que salvar al capitalismo de sí mismo”, advierte Stiglitz. “La mejor opción reformista es la del capitalismo progresista”.

La gran omisión: integración nacional

Enrique Quintana, escribe en El Financiero: “Entre 1993 y el 2018 ocurrió un ‘milagro mexicano’. No siempre lo hemos querido ver. A muchos no les gusta… pero eso no cambia la realidad. En ese lapso de 25 años, las exportaciones de manufacturas se multiplicaron por casi 10 veces. La tasa anual promedio de crecimiento fue de 9.0 por ciento, cuando la economía apenas creció a poco más de 2 por ciento. No hay una serie tan larga para los datos estatales. Pero, hasta donde las estadísticas alcanzan, por ejemplo, el estado de Querétaro creció a una tasa anual de 4.3 por ciento en promedio durante los últimos 15 años. Más que duplicó el crecimiento nacional, impulsado por las manufacturas. Ese enorme y muy prolongado impulso exportador tuvo una gran omisión: no tuvo capacidad para arrastrar a la economía. La razón es que, en gran medida, careció de la integración que le permitiera jalar a otros sectores. A partir de 2003, el INEGI publica una serie sobre el valor agregado de exportación de la manufactura global. El dato más reciente corresponde al 48.7 por ciento. Esto quiere decir, que el 51.3 por ciento del contenido de las exportaciones manufactureras es importado. El dato más antiguo corresponde a 2003, en ese año el porcentaje nacional fue de 38.6 por ciento y el importado de 61.4 por ciento. Es positivo que en 15 años se hayan aumentado 10 puntos de contenido nacional. Pero pudieron y debieron ser muchos más puntos. Sin embargo, en México, la visión ortodoxa que guió muchas de las políticas de los sexenios anteriores consideraba un anatema cualquier esquema que pudiera favorecer al productor doméstico sobre los foráneos. Los países más exitosos como China, Singapur, Corea del Sur… o los Estados Unidos, echan mano de instrumentos de política industrial para favorecer a sus productores. Pero en México no se podía. Era intervencionismo, limitaba la competencia, conducía a un uso ineficiente de los recursos, y un largo etcétera. Hoy, ha llegado una administración que por lo menos planea asignar diferenciadamente los recursos para impulsar la formación de cadenas de valor en la industria exportadora global, aprovechando los casos exitosos. (…) Los casos exitosos, como la industria del automóvil, han traído a proveedores que se han instalado en México. Hoy lo que se requiere es que los proveedores y los proveedores de los proveedores, es decir, la cadena de valor completa tenga más empresas mexicanas. Bancomext, por ejemplo, tiene una nueva filosofía y muchos recursos. Lo que se requiere son empresarios que quieran subirse al tren exportador como proveedores de los grandes. Y para ello, se requiere un esfuerzo de persuasión y educación, que no se ve aún en el gobierno. El hacerlo puede ser la diferencia entre un crecimiento excluyente, del porcentaje que sea, y uno de que finalmente cubra la gran omisión que cometimos por muchos años”.

¿Y ahora qué hacemos con los caudillos?

Jorge Zepeda Patterson, en El País: “La revista The Economist que circula esta semana incluye una larga pieza en la que alerta sobre el fenómeno populista que recorre el continente y el desencanto de los votantes con la democracia; pone en una misma bolsa a Nicolás Maduro de Venezuela, Daniel Ortega de Nicaragua, Evo Morales de Bolivia, Cristina Fernández de Argentina, Jair Bolsonaro de Brasil y Andrés Manuel López Obrador de México. América Latina, afirma, tiene una debilidad no superada por sus caudillos. Desde luego, el semanario inglés no comete la ingenuidad de creer que todos y cada uno de ellos son lo mismo. En algunos sentidos son incluso antagónicos. Unos encabezarían Gobiernos de izquierda, otros de derecha, y más de uno resultaría inclasificable. Pero todos ellos tienen en común que se alimentan del hartazgo de los ciudadanos, en particular los menos favorecidos, ante la corrupción galopante, la inseguridad, la debilidad del Estado frente a sus élites, el desprestigio de la clase política y los partidos tradicionales. La publicación lamenta que el ascenso de estos caudillos sofoca la oleada democratizadora surgida a partir de la década de los noventa, tras el fracaso de las dictaduras militares (o blandas, añadiríamos los mexicanos) frente a las exigencias de la globalización y la modernización de las estructuras productivas. Durante los últimos 40 años, con variantes por país, los latinoamericanos se volcaron a las urnas para poner fin a la violencia en los procesos políticos y en la elección de sus gobernantes. Poco a poco emergió un entramado de instituciones para favorecer los contrapesos, la rendición de cuentas y la competencia electoral efectiva. Hoy, señala, The Economist, ese proceso está en peligro o en pleno retroceso por el ascenso de dirigentes populistas que buscan restablecer el poder presidencial y someter a las instituciones al voluntarismo del caudillo. (…) Hoy descubrimos que lo que dejó atrás esta democracia globalizada no fueron residuos en proceso de desaparecer sino mayorías que están ejerciendo su derecho de voto para externar su descontento. Una salida populista es explicable pero entraña riesgos. Es una reacción pendular que matizará algunos excesos neoliberales pero no es una solución. Deja a las comunidades inermes frente a la voluntad de un caudillo (y aquí cada quien le pone rostro; yo, el de Bolsonaro en primer término). Pero clamar por la restitución del orden democrático sin entender las enormes carencias que el proceso dejó en el camino significaría repetir el error. Se habla de estos caudillos como una especie de anomalía maligna surgida de nuestros peores atavismos. En realidad, son consecuencia del desdén frente a los desprotegidos y el egoísta acomodo de sectores medios, altos e ilustrados que asumían sus libertades como un nuevo derecho universal sin considerar que se alimentaba de la victimización de los abandonados. No habrá salida a estos nuevos populismos si no revisamos nuestra responsabilidad e inventamos una democracia capaz de hacerse responsable de todos, particularmente de los ciudadanos que le han dado la espalda, con toda razón”.

Tláloc y AMLO apoyan a Sheinbaum; ¿y los gobernadores?

En El Universal, Salvador García Soto: “En medio de su primera gran crisis como Jefa de Gobierno, por la doble contingencia ambiental que afecta a la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum recibió ayer un doble apoyo: por un lado, el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que la defendió de las críticas por la forma en que ha enfrentado la contingencia y le dio un “espaldarazo” político al exaltar sus habilidades como científica y experta en materia ambiental; y por otro lado, la llegada de las primeras lluvias de la temporada que anoche cayeron sobre la Ciudad de México y favorecieron la dispersión de contaminantes y partículas suspendidas. […] En contraste con el abierto apoyo de López Obrador —que para algunos confirma su cercanía política y afectiva con Claudia Sheinbaum, pero para otros representa un retorno a los tiempos de la Regencia capitalina, cuando el Presidente se asumía como el “jefe” político y administrativo de la capital del país— los que han brillado por su ausencia en esta crisis ambiental que no es sólo de la Ciudad, sino del Valle de México y de su Zona Metropolitana, son los gobernadores de los estados que forman parte de la Megalópólis. Ni Alfredo del Mazo, gobernador mexiquense, en cuyos municipios del oriente se han registrado las más altas concentraciones de contaminantes, ni el mandatario de Puebla, Guillermo Pacheco, que también enfrenta una primera contingencia ambiental en la capital poblana, y mucho menos los gobernadores de Hidalgo, Omar Fayad; de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, y de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, han salido a dar la cara o a asumir la parte que les corresponde en el agravamiento de las condiciones atmosféricas de la megalópolis, en la que se asientan varios municipios y territorios pertenecientes a sus estados, y que también son parte de la problemática de emisiones contaminantes a la atmósfera. Sheinbaum ha tenido que cargar sola con el costo social y político de una contingencia que ha causado molestia y preocupación en la población por sus efectos en la salud pública […] Veremos pues, con el espaldarazo presidencial y el apoyo del dios Tláloc y las primeras lluvias de la temporada, si Claudia Sheinbaum logra sortear esta primera crisis política y ambiental en el arranque de su administración. Las medidas implementadas, junto con las tormentas de anoche, podrían ayudar a dispersar las partículas PM2.5 y los altos niveles de ozono que hasta ayer se registraban, pero sin duda, hacia adelante la Jefa de Gobierno, que ya anunció junto con la CAME el establecimiento de nuevos protocolos para los distintos tipos de contingencia y una revisión y cambios al Programa Hoy No Circula, tendrá que demostrar que, efectivamente, su condición de científica, reconocida incluso por formar parte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, va a garantizar que la Ciudad de México mejore sus condiciones ambientales y disminuya su enorme cantidad de emisiones a la atmósfera”.

Los niños, los grandes ausentes de la fiesta

En Milenio, Joaquín López Dóriga, escribe que:” ayer fue el Día del Maestro y el Presidente Andrés Manuel López Obrador los celebró, muy al estilo 4T, en el lugar de sus éxitos: el salón Tesorería de Palacio Nacional […] donde felicitó y entregó reconocimientos pero no invitó a la dirigencia de la SNTE por primera vez en un 15 de mayo […] mientras militantes de la Coordinadora comenzaban a reunirse para marchar al Zócalo, la SNTE negociaba el aumento salarial, la Comisión Permanente se aprestaba a hacer la declaración de constitucionalidad de la reforma educativa, que el Presidente firmaría, promulgaría y publicaría en el Diario Oficial , se confirmaba el encuentro con la CNTE y con el SNTE, y Esteban Moctezuma reconocía un retraso en la impresión de los libros de texto gratuitos […] El SNTE logró un importante logro salarial 6.25 por ciento, casi el doble del 3.5 que la UAM dio a sus trabajadores tras la huelga más larga de su historia, 93 días […] En fin que en este Día del Maestro parece ser que todas las partes se llevaron un retal de victoria, aunque nadie haya hablado de lo principal, los niños”.

Hoy no circula no ayuda gran cosa: Mario Molina

En La Jornada, Enrique Galván Ochoa: “[…] Le tembló la mano a Claudia Sheinbaum para cancelar la construcción del conjunto Mítikah […] siguen los camiones echando humo, continúa creciendo el parque vehicular, los verificentros cobran brincos y la línea 7 del Metrobús corre por Reforma a pesar de los litigios en su contra […] entonces que no nos digan que están resolviendo a fondo la asfixia de la capital. La corrupción está presente en el problema de la contaminación. El doctor Mario Molina, premio Nobel y Presidente del centro de estudios que lleva su nombre, hizo una amplia exposición en el programa de Carmen Aristegui. Entresaco algunas citas que arrojan luz sobre la situación dramática que estamos viviendo: ‘el Hoy no circula, como lo tenemos hoy, no ayuda en gran cosa, sólo (sirve) a que la gente esté consciente de lo que pasa […] esto ya se había predicho, los científicos hemos dicho que uno de los impactos del cambio climático era que subirían las temperaturas y eso podría empeorar la calidad del aire y ahora está causando más incendios […] el problema de las partículas pequeñas es que penetran en los pulmones y tienen impacto, quizá el más preocupante, en el desarrollo pulmonar de los niños y gente vulnerable mayor de edad, pues hay muchos fallecimientos ocasionados por este tipo de contaminación […] los incendios son difíciles de controlar, pero si se sabe el impacto que pueden provocar pues urge meterle más presupuesto. El que se tiene ahora no es suficiente […] es importantísimo seguir gestionando medidas a mediano y largo plazos, entre otras cosas, limitar el aumento de la flota vehicular que ha estado creciendo rápidamente en los años recientes’”.

Adiós a tu deuda

En Reforma, Sergio Sarmiento: “En 1995 Andrés Manuel López Obrador pidió a los tabasqueños dejar de pagar la electricidad como protesta por el presunto fraude que sufrió en las elecciones de 1994 para el Gobierno del estado. Muchos lo obedecieron y Tabasco se convirtió en el estado con mayor robo de electricidad en la República. Cuando algunos gobiernos y la Comisión Federal de Electricidad intentaron impulsar programas de pago, López Obrador se opuso, pero en su campaña de 2018 prometió que, en caso de ser electo Presidente, habría borrón y cuenta nueva. Este 14 de mayo la CFE anunció el programa “Adiós a tu deuda” con el que condonará los adeudos de los usuarios morosos de Tabasco… solo de Tabasco. El plan busca beneficiar a 500 mil tabasqueños y, según el gobernador Adán Augusto López Hernández, tendrá un costo de 11 mil millones de pesos. Además, los tabasqueños tendrán acceso a una tarifa de electricidad más baja que la que pagan la mayoría de los mexicanos. Con este anuncio López Obrador está demostrando que cumple sus promesas de campaña, aunque sean injustas. El boicot al pago de electricidad ha sido ejemplo de cómo un político puede manipular a los electores para hacer daño a una empresa del Estado con el fin de beneficiarse en lo político. También reveló que la visión de López Obrador sobre el robo de bienes públicos es muy sesgada. Robar combustible a Pemex es malo, porque se está despojando al Estado y a los mexicanos, pero robar electricidad para apoyarlo a él es bueno porque la causa justifica el delito. […] Los tabasqueños morosos están felices con el regalo del líder, pero el resto de los mexicanos sabemos que el costo lo pagaremos los demás. La Comisión Federal de Electricidad es una empresa del Estado y los mexicanos somos los dueños. Sus pérdidas las tenemos que cubrir nosotros. Preocupa que un líder político pueda hacer un llamado al robo de un bien público, como la electricidad, y al llegar al poder perdone ese mismo robo. Supongo que ahora podrá surgir un político que incite al robo de gasolina como protesta por agravios reales o fingidos y que prometa que cuando llegue a la Presidencia condonará las faltas cometidas al amparo de su llamado. […] El Presidente nos dice constantemente: “Nosotros no somos iguales. Nosotros somos honestos”. Para él, sin embargo, la honestidad depende de la conveniencia. Robar está bien cuando se hace por una buena causa. Los que no roban, en cambio, son deshonestos simplemente por defender una causa con la que él no está de acuerdo”.

Al fin llegó una buena

En El Universal, Carlos Loret de Mola: “Para pagar su deuda, Petróleos Mexicanos (Pemex) tendría que dedicar íntegros los ingresos de tres años, claro, sin dedicar un peso a la inversión ni al gasto. Es un hipotético imposible, pero sirve para retratar el reto heredado por la administración Peña Nieto al Gobierno de López Obrador: Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo, pues debe 110 mil millones de dólares. El pasado 13 de mayo, Pemex refinanció un pedacito de su deuda. Pero es tan importante para la 4T demostrar que no se odia con los mercados financieros, que lo que en gobiernos anteriores se hubiera difundido en un rutinario boletín de prensa, fue ahora revelado como anuncio estelar de la conferencia mañanera en Palacio Nacional con discursos del Presidente López Obrador, tres secretarios de Estado, el director de la paraestatal y los directores de las instituciones financieras. Pemex refinanció el 2.3% del monto total de la deuda. Chiquito, pero manda una buena señal que no debe desdeñarse. Apunta en el sentido correcto de lo que financieramente debe hacerse con Pemex. Con este refinanciamiento, y dadas las condiciones actuales de tasas y montos, si antes se pagaban alrededor de 125 millones de dólares de intereses anuales por ese pedacito de deuda, ahora se pagarán alrededor de 121. Un esquema de refinanciamiento, por cierto, totalmente neoliberal. Este ahorro de 4 millones de dólares anuales, para el tamaño del problema de deuda que tiene Pemex, también hay que decirlo, casi no pinta. Pero es una buena señal y los mercados reaccionaron bien […] Son tan escasas las buenas noticias económicas al arranque del sexenio, que hay que aquilatarlas. Sin embargo, este anuncio para Pemex choca frontalmente con lo que al mismo tiempo sucedió en la otra gran paraestatal: la CFE. En una franca contradicción, mientras en Pemex se preocupan por no incrementar la deuda pública, en la CFE anuncian que van a revivir esquemas de financiamiento del pasado priista que abonaban al abultamiento de la deuda. ¿En qué quedamos, entonces?”.

Entrega, mentiras y videos

En Milenio, Carlos Marín:”[…] en el caso de la entrega voluntaria de la propietaria del Colegio Rébsamen que el Gobierno capitalino presentó como detención policiaca, me asombra que haya proferido mentiras contumaces, que permiten parafrasear: Mintió sin causa justificada. Los mensajes de WhatsApp intercambiados por el abogado Javier Coello Trejo y la cuñada de la propietaria del Colegio Rébsamen […] no solo reteconfirman que la profesora decidió someterse a la autoridad […] sino demuestran lo más bochornoso del caso: que la puesta a disposición fue resultado de una desagradable negociación que, no obstante, me parece fue necesaria […] Pero ahora que se sabe que todo se fraguó (incluido el montaje de la teatral captura en un restaurante de Tlalpan) con la complicidad del incómodo hermano Enrique, lo negociado fue el pago de los 5 millones de pesos de recompensa que había ofrecido la Procuraduría capitalina: (Y) menos que digan que yo estuve de acuerdo con lo que le ofrecieron a Enrique y, con todo respeto, si se entrega antes de que se vea lo Juridico, perdón pero yo no puedo defenderla […] Qué extraño que apenas hablaron con el famoso diputado y el subsecretario ya se quiere entregar […]”.

Rebasados

En El Universal, Héctor de Mauleón: “El pasado 28 de febrero, el chofer Javier Zapata González, taxista de 58 años, pidió ayuda a consecuencia de un dolor en el pecho. Se encontraba en un sitio lleno de policías y reporteros, pues acababa de registrarse un accidente vial. Logró que le pidieran una ambulancia: el hombre esperó en la calle durante 40 minutos, y luego se desvaneció. Cuando los servicios de emergencia llegaron, carecía de signos vitales. Unos días más tarde, el lunes 4 de marzo, un motociclista fue arrollado a unas cuadras de la estación del Metro Peñón Viejo. Los vecinos solicitaron una ambulancia. No una vez, sino varias. Eran las 11:30. La ambulancia no llegó. La periodista Azucena Uresti, a quien llegó la noticia, llamó en dos ocasiones al 911. La primera a las 13:18 y la segunda a las 13:55. Una ambulancia del ERUM llegó al lugar del accidente a las dos de la tarde. Exactamente dos horas y media después. La Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, anunció que a consecuencia de estos hechos cambiaría el modelo de atención de emergencias. […] El 15 de abril la Secretaría de Salud capitalina lanzó un mapa de regionalización cuyo fin es agilizar la llegada de los servicios de emergencias. Al Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, ERUM, se le encomendó atender llamadas procedentes del 37% del territorio capitalino. […] Dos semanas más tarde, el 30 de abril, una estudiante del CCH Oriente, Aideé Mendoza, recibió un disparo de 9 mm, mientras asistía a una clase de matemáticas. […] Un familiar suyo reveló que la ambulancia tardó aproximadamente 50 minutos en llegar. […] El 11 de mayo, a las cuatro de la mañana, un joven y su esposa derraparon en su motocicleta en el puente de Rojo Gómez en la colonia Pantitlán. Solicitaron auxilio de inmediato. La respuesta fue que no había unidades disponibles. El conductor permaneció cuatro horas sobre el pavimento. […] El pasado 4 de mayo, técnicos en urgencias médicas de la Cruz Roja recibieron una solicitud de servicio. Eran la 1:35. Al llegar al lugar encontraron a un grupo de gente enfurecida. Habían estado llamando desde las nueve de la noche al 911. […] Lo peor: “Los hospitales públicos tardan hasta tres horas en liberarnos cuando llevamos pacientes”. Rebasado, pues. También aquí se ve un Gobierno rebasado”.

Claudia, sola en escena

En La Jornada, Julio Hernández López: ”la crisis ambiental de la Ciudad de México y su zona conurbada ha transcurrido tal como muchos ciudadanos lo preveían, pero las autoridades gubernamentales se tardaron en aceptar y procesar: dosificación escalonada del tráfico automotriz, suspensión de clases en centros educativos de diverso nivel y, cuando menos, medidas restrictivas primarias en ciertas actividades productivas […] también los dueños del futbol profesional mostraron rapidez decisoria, pues los clubes América y León, que estaban programados para jugar una fase de la liguilla de campeonato el miércoles, aceptaron pasar el encuentro para el jueves en […] Querétaro. Pero el plano gubernamental siguió instalado en un pasmo con características especiales que en un programa de Radio Centro detallaron tres periodistas concurrentes a una mesa de análisis: Alejandro Páez Varela, Miguel Badillo y Álvaro Delgado se preguntaron no sólo por la tardanza reactiva de la científica Claudia Sheinbaum como Gobernadora de la Ciudad de México sino, en especial, por el virtual vacío político en que ha quedado ella, sin la presencia a título de corresponsabilidad de los demás gobernadores de las zonas conurbadas en crisis, como Alfredo del Mazo (estado de México), Omar Fayad (Hidalgo), Guillermo Pacheco Pulido (interino en Puebla) y Marco Antonio Mena (Tlaxcala).

Ahogadas: la hora de los patrones

En Milenio, Carlos Puig: “[…] El Gobierno de CdMx y el IMSS tomaron medidas tendientes a proteger la salud de los habitantes de las zonas afectadas, con toda la lógica del mundo, más aún, si como nos han tratado de explicar, esto que nos pasa tiene más que ver con los incendios […] lo de las PM distintas, pues. […] nuestros legisladores y otros andan tan emocionados con lo de la paridad y el derecho de las mujeres, ayer acudí con Regina Tamez, que de esto sabe más que nadie y hace mucho lo viene diciendo: no es tan sencillo. Hoy no hay escuelas y tampoco guarderías […] dice el comunicado de la Came que se “facilite” el trabajo en casa. Pregunto: ¿en cuántas empresas se hará esto? ¿En cuántas dependencias oficiales se facilitará que las madres y padres de familia que dejan a sus hijos en la escuela o en guarderías mañana no acudan al centro de trabajo sin miradas, sin reclamos, sin consecuencias? […] el anuncio para proteger a los niños no está acompañado de medidas para proteger a las madres trabajadoras. Muchas mujeres estarán en un lío […]”.

Descoordinados contra el crimen

En el Excélsior, Pascal Beltrán del Río:”[…] el primer trimestre de este año, el municipio de Solidaridad, del que es cabecera aquella población, registró 92 homicidios, 137 por ciento más que en el mismo lapso de 2018. Se trata del único ayuntamiento que no había querido sumarse al mando único policial que se aplica en el estado. A raíz de la balacera, el Gobernador Carlos Joaquín decidió que la Policía municipal, de 535 elementos, quedara bajo el mando de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, que encabeza el abogado tijuanense Alberto Capella, quien hasta el año pasado hacía el mismo trabajo en Morelos. La decisión molestó a la Alcaldesa de Solidaridad, la morenista Laura Beristáin, quien acusó al Gobierno estatal de dar un “golpe de Estado” […] Capella calificó de exagerada la reacción de Beristáin y puso como ejemplo de los beneficios de la coordinación el que el municipio de Benito Juárez (Cancún), donde también gobierna Morena, haya logrado abatir la cifra de asesinatos y la incidencia delictiva en general […] Capella rechazó que haya sido indiciado y dijo que le parecía incongruente que el Presidente anunciara que se le va a investigar cuando él colabora con las secretarías de Marina y Seguridad y Protección Ciudadana en la operación de la Guardia Nacional en el estado […] Este tipo de desacuerdos políticos marcha en sentido opuesto, y sólo puede beneficiar a los delincuentes”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print