Columna de columnas nacional (05 mar 18)

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 05 de marzo de 2018. La ruptura de las élites y el caso Anaya: ¿qué fue lo que ocurrió para que se hayan roto los puentes y hasta los ‘pactos’ que el hoy candidato presidencial investigado había hecho con el Presidente y Videgaray en Los Pinos en aquella reunión secreta a la media noche del 20 de enero de 2017? Peña Nieto, un peligro para México… La guerra del PRI contra Anaya parece dar frutos, pero para Morena…

Rayuela

¡Salud!, Del Toro.

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/05/

La ruptura de las élites y el caso Anaya

En un adelanto sobre las razones por las cuales se ha emprendido una cacería política en contra de Ricardo Anaya, en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “un enfrentamiento tan frontal y visceral como el que sostiene el gobierno de Peña Nieto contra el candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, solo puede tener origen en un rompimiento entre las élites del sistema político. Si Anaya fue durante mucho tiempo el opositor consentido del peñismo y tuvo una cercana relación con el Canciller Luis Videgaray […] ¿qué fue lo que ocurrió para que se hayan roto los puentes y hasta los ‘pactos’ que el hoy candidato presidencial investigado había hecho con el Presidente y Videgaray en Los Pinos en aquella reunión secreta a la media noche del 20 de enero de 2017? […]. En realidad el rompimiento con Anaya es consecuencia de otra ruptura mayor: una entre el Presidente Peña Nieto y el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari, que se produjo a finales de 2016 y tuvo como origen el control de la sucesión presidencial que hoy está en marcha. En noviembre de aquel 2016, cuando Claudia Ruiz Massieu fue integrada al Consejo Político Nacional del PRI […], arreciaron los rumores […] que veían en la […] canciller a una aspirante a la candidatura presidencial del PRI. La heredera del clan Salinas era impulsada por todo el grupo político de su tío, que la veía como la ‘opción’ ante la debilidad que percibían de los prospectos del Presidente Peña […]. Con su ‘hombre fuerte’ fuera de circulación y noqueado políticamente, el grupo salinista creyó tener posibilidades […] pero los movimientos del salinismo no gustaron para nada en Los Pinos […]. Fue el mismo Videgaray quien regresó a la escena en aquel diciembre de 2016 para poner a trabajar a uno de sus ‘sabuesos’ […]. El encargo […] tenía nombre y apellido: Emiliano Salinas Ocelli, el primogénito varón del ex Presidente Salinas, a quien comenzaron a investigar y a rastrear por transferencias financieras internacionales con su asociación In Lak Ech donde aparentemente había irregularidades. Cuando el ex Presidente se enteró […], de inmediato buscó contacto telefónico desde Londres con la oficina del Presidente Peña Nieto; al no encontrar respuesta, el ex mandatario viajó a México y pidió una audiencia directa con el Presidente […]. A la pregunta de Salinas de por qué investigaban a su hijo, le respondieron con documentos y seguimientos de transferencias que sustentaban la investigación del SAT. El mensaje era claro: no querían a Salinas metido en la sucesión y le pedían hacerse a un lado para dejar que el Presidente decidiera quién sería el candidato del PRI. La siguiente acción de Peña fue contundente: el 4 de enero […] despidió a Claudia Ruiz Massieu de Relaciones Exteriores y para que no quedaran dudas resucitó a Luis Videgaray, su operador de mayor confianza […]. El rompimiento Salinas-Peña estaba dado, y lo que vendría después es lo que involucra directamente a Ricardo Anaya que cometió un grave error que hizo que en Los Pinos se prendieran las alertas y que el joven político que hasta entonces era visto como ‘amigo’ […], pasara a ser considerado un ‘traidor y mentiroso’, que le retiraran no solo el apoyo (incluso financiero) y que comenzara una cacería que hoy tiene al candidato del Frente a punto de ser acusado de ser parte de una red de lavado de dinero”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/salvador-garcia-soto/nacion/la-ruptura-de-las-elites-y-el-caso-anaya

Peña Nieto, un peligro para México

Jorge Zepeda Patterson escribe en sin embargo sobre la situación que impera en el país y lo alude al peligro que representa Pea Nieto para México: “En su afán por darle una oportunidad a su candidato, el partido en el poder está desmantelando la escasa credibilidad que podía tener el Estado. Y eso es una tragedia. El peligro para México no es que llegue al poder un candidato de izquierda o un opositor crítico como ha sido López Obrador. El verdadero peligro es que se instaure una cultura política que permita que las instituciones públicas se conviertan en instrumento faccioso para la sobrevivencia de un grupo a cualquier costo.  En los años noventa Fidel Velázquez, quien aún seguiría gobernando la CTM si los seres humanos no fuésemos mortales, señaló que tras la Revolución el PRI había llegado al poder a tiros y que sólo a tiros se lo arrancarían. Por fortuna sus palabras no fueron proféticas y los ciudadanos pudimos sacar al partido oficial de Los Pinos a golpe de votos (nuestra desgracia es que quien entró en su lugar fue el panismo de Fox, pero esa es otra historia). Pareciera que ahora que se encuentran de nuevo en el poder, los del PRI han recuperado la peor versión de la tesis de Fidel Velázquez. A juzgar por lo que está haciendo la PGR al perseguir a rivales del PRI o el uso de Hacienda con fines de amedrentamiento político, están dispuestos a incendiar la plaza antes que volver a abandonarla. En el año 2000 Ernesto Zedillo, presidente priísta, cedió el gobierno a la alternancia en nombre de un llamado al fortalecimiento de las instituciones; 18 años después el siguiente presidente de este partido, Enrique Peña Nieto, está dispuesto a pulverizar esas las instituciones para no entregar el poder. En complicidad con el poder legislativo, la presidencia ha desmantelado todas las fiscalías que le pueden ser adversas en el proceso electoral; ha construido una Suprema Corte a modo y ha tomado posiciones mayoritarias en el Trife y el INE, instancias que supervisarán y calificarán las próximas elecciones. Se afirma que la única posibilidad de la oposición para llegar a Los Pinos (sea Morena o el Frente) es mediante un margen de diferencia de tal magnitud que la presión nacional e internacional impida el robo descarado de la elección”.

http://www.sinembargo.mx/04-03-2018/3392861

Ataques contra Andrés Manuel

Raymundo Rivapalacio en El Financiero escribe sobre la guerra cibernética contra López Obrador: “La guerra cibernética en la sucesión presidencial en México es intensa. No acaba de iniciar en el mundo virtual, sino comenzó de manera articulada y sistemática el año pasado, cuando comenzaron a surgir páginas en Facebook y cuentas en Twitter contra del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador. Las páginas, de acuerdo con un grupo de expertos que monitorean las redes sociales en busca de intervenciones que quieren alterar el proceso electoral en curso, empezaron a aparecer en 2017, algunas claramente amateurs, pero otras con presupuesto y desarrolladas de una manera profesional. Unas han desaparecido en fechas recientes, pero otras, como Pejeleaks, a la cual se le notan recursos y sofisticación, nacieron para abrir corrientes de opinión crecientemente crítica en contra del candidato presidencial de la izquierda social. En esta guerra cibernética electoral, nadie está a salvo. Hay grandes revelaciones que resultan falsas o tergiversadas, como elementos verosímiles que toman carta de identidad al mezclarse con hechos ciertos. Este fin de semana, el rector del Tecnológico de Monterrey, Salvador Alva, tuvo que desmentir en las redes sociales un artículo al que le adjudicaron su autoría, en el que se planteaba un apoyo para el candidato de Al Frente por México, Ricardo Anaya. El texto lo escribió en realidad el analista financiero Jorge Suárez-Vélez, en Reforma, hace dos semanas. La primera alerta del desmentido apareció en otra página en Facebook, “RedCiudadanaMZ2018”, que apoya a la candidata independiente Margarita Zavala, y que había sido bloqueada. “RedCiudadanaMZ2018” ya está desbloqueada, y forma parte de la lucha virtual entre diferentes campos de batalla electoral. Incluso, el expresidente Felipe Calderón escribió un tuit donde aseguraba que Facebook “tiró” la página –que hace muchas analogías entre López Obrador y el presidente venezolano Nicolás Maduro–, para anularla “por intereses políticos, como otras cuentas adversas a ‘ya sabes quién’. Reitero que es un grave acto de censura. Si así están ahora, como estarán si llegan”. Otra página en Facebook, “El Lobby Chairo”, que se describe como un vehículo fundado por unas 40 personas de izquierda, se burló de ellos. “El Lobby Chairo” es uno de los gladiadores cibernéticos. Recientemente se vanaglorió en su cuenta de Twitter de cómo Facebook suspendió páginas en contra de López Obrador. “NOTICIA DE ÚLTIMA HORA! –gritó con palabras. Cayó Pendejadas. En la lista de páginas que se han atrevido a retar al poder chairo en las redes y han perecido en el intento son: Llévelo, AMLO NO, Millenial Progre, Pendejadas, Capitalismo para los pobres, Vanesa Vallejo, Chochos (En Twitter), Ricardo Alemán “En Twitter)”.  (…) De acuerdo con los expertos, varias de las páginas, en especial contra López Obrador, fueron bloqueadas en fechas que coincidieron con el convenio de colaboración que firmaron el 5 de febrero el Instituto Nacional Electoral y Facebook para combatir la propagación de noticias falsas y para promover la participación informada. Según Facebook más de 80 millones de mexicanos utilizan mensualmente su plataforma para construir conexiones “significativas” con sus comunidades, incluidas conversaciones políticas relacionadas con el proceso electoral de este año, lo que muestra el universo potencial para una guerra cibernética a la que le están colocando preventivos, aunque quizás un poco tarde”.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/ataques-contra-andres-manuel

¿Se pasaron?

La supuesta guerra del PRI contra Anaya parece dar frutos, pero no para el PRI, sino Para Morena, pues al parecer las encuestas continúan sin un cambio: Meade permanece en el tercer lugar de la preferencia electoral, Anaya en el segundo, y AMLO a la cabeza. Así lo comenta en Milenio, el periodista Carlos Puig, quien escribe: “no entiendo mucho de estrategias electorales, pero algunos trackings privados después de la primera semana de ataques en relación con el asunto de la venta de una nave industrial indican que el daño, por lo pronto, no había sido suficiente para bajar a Anaya al tercer lugar, entre otras cosas por la coincidencia en el ciclo de noticias con la publicación de una nueva entrega de la Auditoría Superior de la Federación que puso el ojo, sobre todo, en la Sedesol. Pero, sobre todo, porque quien sigue caminando sin problemas y con la misma ventaja frente al candidato del PRI es Andrés Manuel López Obrador. No solo eso, algunas empresas que han hecho careos entre solo dos candidatos parecen indicar que los votantes de Anaya, si éste cayera, tienden a tener como segunda opción al candidato de Morena. Tal vez por eso, la campaña de Meade y el gobierno subieron la apuesta a finales de la semana pasada distribuyendo el video de la visita de Anaya a la PGR con tal de exhibir, no la conversación con el funcionario de la procuraduría que coincidía con lo que desde el lunes había contado Diego Fernández de Cevallos en MILENIO, sino un ‘hijo de puta’ expresado en privado en el equipo de Anaya, según Diego, por él mismo. Las reacciones frente al video obligaron al Secretario de Gobernación y al encargado de despacho de la procuraduría a salir a dar explicaciones y cambiaron el ciclo de noticias que se ha convertido ahora en la intervención de la PGR y el gobierno en la campaña. El asunto de Querétaro, enredado y poco claro, pasó a segundo plano. Y acumularon negativos en momentos que, de por sí, les sobran. El error de la PGR ha permitido a Anaya pasar, de dar explicaciones, a la ofensiva, como vimos ayer. Y en medio de todo esto, el líder en todas las encuestas, caminando, sonriendo, sin ningún problema. Ya veremos la próxima ronda de encuestas, pero por lo pronto insisto: yo no sé de estrategia electoral, pero a veces parecería que los que se dedican a eso, tampoco”.

http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/antonio_meade-ricardo_anaya-amlo-eleccion-sedesol-amlo-pgr_18_1133466655.html

Los genios de la campaña del PRI

También en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que la estrategia de golpeteo en contra del panista Ricardo Anaya parece haber favorecido a todos menos a José Antonio Meade, pues menciona que: “los estrategas del PRI se aplicaron y le dieron un buen empujón a la campaña… ¡pero a la de Ricardo Anaya! En su afán por torpedearlo para que José Antonio Meade lo alcanzara, los priistas le están regalando al candidato del Frente PAN-PRD-MC una plataforma de lujo para llamar la atención en plena intercampaña y, de paso, posicionar sus propios temas. Esta campaña del PRI y el gobierno, de la mano de la PGR, es para Anaya el equivalente al desafuero de Andrés Manuel López Obrador. Si lo querían hundir, lo catapultaron. Y lo que es peor para los tricolores es que ahora Anaya puede adelantar los pasos de su campaña. Originalmente en esta primera etapa, el panista se iba a concentrar en diferenciarse del PRI. Pero ahora el pleito ya escaló y el adversario no es el partido, sino su jefe: el Presidente. De ahí que, a partir de ayer mismo, el candidato opositor enfilará sus baterías en contra de Enrique Peña Nieto, especialmente en lo que se refiere a los temas de corrupción y de inseguridad pública. Y todo por cortesía de los estrategas priistas. ¡N’mbre, unos genios!”.

http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=130447&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=130447

La sombra de «La Procu»

Héctor Aguilar Camín, en Milenio, sobre el uso faccioso de las instituciones del Estado para fines políticos escribe que: “La semana pasada trajo malos augurios a la batalla electoral mexicana. El primero y más visible fue la reaparición del uso político del aparato de justicia, la costumbre de usar la Procuraduría General de la República para hacer política. Reapareció la sombra de La Procu. Esta vez para atacar a un candidato presidencial, Ricardo Anaya, que aparece en el segundo lugar de las intenciones de voto. La posición electoral de Anaya, como sabe todo mundo, diluye la posibilidad de que el candidato del PRI pueda estar en la recta final de la elección. La Procu no acusó a Anaya de ningún delito. Acusó a un personaje que hace años le compró a Anaya una nave industrial, mediante unas operaciones financieras laberínticas, imputables de lavado de dinero. Luego de no acusar directamente a Anaya, La Procu sugirió que el delito del comprador lo involucraba pues, tras la compraventa, podía haber otro delito, que estaba por investigarse. Es decir, que Anaya estaba sujeto, por contagio, a una investigación de lavado de dinero. La grosera manipulación legal y mediática del caso, dio pronto la vuelta y, de ser amenazante para el acusado, se volvió un bumerán para los acusadores. No hubo mirada atenta que no viera en el caso una nueva historia de politización de la justicia. La maniobra deja a las autoridades ante una   doble mala alternativa: 1. Reconoce que no hay investigación alguna contra Anaya y se retira de la aventura. 2. Profundiza la aventura, genera una carpeta acusatoria contra Anaya y procede judicialmente contra él, con todas las consecuencias políticas del caso. La primera opción es aceptar la derrota y concederle a Anaya una victoria que le permitirá presentarse en la contienda en puerta como el verdadero adversario independiente del gobierno. La segunda opción convertiría las elecciones de 2018 en una batalla a puño limpio del gobierno con sus adversarios. Apenas pueden exagerarse los efectos de polarización y enardecimiento que podría tener esta última opción. Persistir en el camino judicial para eliminar a un adversario político puede llevarse de un golpe lo que le queda de aprobación al gobierno y acabar de hundir la candidatura que quiere beneficiar.

http://www.milenio.com/firmas/hector_aguilar_camin_dia-con-dia/justicia-pgr-politica-ricardo_anaya-lavado_dinero-elecciones_18_1133466653.html

Sí, es la guerra

Leo Zuckermann, al respecto escribe en Excélsior lo siguiente: “En octubre del año pasado, en este espacio advertí que las elecciones en México estaban cruzando el umbral entre una competencia normal democrática a un combate descarnado por el poder más parecido a una guerra. (…) Después de que el PAN perdiera las elecciones en el Estado de México y Coahuila en 2017, enojado por los ataques que ya desde entonces estaba recibiendo por presunta deshonestidad Ricardo Anaya prometió que, de ganar en 2018, investigaría “los delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y narcotráfico que se hayan cometido en la actual administración”. Para tal efecto, bloqueó la propuesta del presidente Peña de “pase directo” del que era procurador en funciones a primer fiscal autónomo: Raúl Cervantes. Las alarmas se prendieron en el gobierno y en el PRI. La derrota en la elección presidencial de 2018 ya no era opción porque podría significar una persecución judicial, con todo y cárcel, comenzando nada menos que con el Presidente. Así lo estaba prometiendo Anaya. López Obrador, por su parte, adoptó un discurso distinto. Con el objetivo de evitar la ira gubernamental, prometió “borrón y cuenta nueva” con la actual administración. De ganar, vería hacia el futuro perdonando los pecados pasados. No sé si el gobierno y el PRI confían mucho en esta promesa de AMLO. Lo que es evidentísimo es el pavor que le tienen a Anaya. Su miedo es del tamaño de la operación que están realizando para bajarlo de las encuestas y, hasta quizá, sacarlo de la boleta. Claramente están en una lógica bélica utilizando todo el aparato del Estado para golpear a Anaya. C’est la guerre, mon cher Richard. Y, como siempre, la guerra saca lo peor de las personas. Si el futuro es la cárcel, mejor despedir a Santiago Nieto como fiscal electoral y congelar cualquier investigación judicial sobre corrupción de la actual administración incluyendo los sobornos de Odebrecht. Si hay que ganar a como dé lugar, se vale usar a la PGR, la Secretaría de Hacienda y el SAT para investigar y perseguir a Anaya. Encontrar una enredada compra-venta de un terreno en Querétaro hace años y lanzar la sospecha de una presunta operación de lavado de dinero, aunque en México, como demostró ayer Juan Pardinas en Reforma, no se persigan casos de este tipo. Ahora resulta que las instituciones del Estado encontraron que el candidato que ha prometido meter a la cárcel a los corruptos del gobierno actual no es una blanca palomita; que lo único que tiene blanco es el dinero que ha blanqueado. El gobierno y el PRI ya cruzaron el Rubicón. Van a tratar de mantener el poder “haiga sido como haiga sido”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2018/03/05/1224265

Ni caudillos o mesías

Por otra parte en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “sí estaba previsto y así ocurrió. En el 89 aniversario de la fundación del PRI, su candidato, José Antonio Meade, advirtió que no se permitirá el arribo al poder de caudillos o mesías, como tampoco tolerar el flagelo de la corrupción ni el perdón para delincuentes: el que la hace debe pagarla. Mensaje claro y con dedicatoria. El abanderado del tricolor a la Presidencia fue el único orador en el acto partidista. Fue contundente en sus declaraciones. Es una exigencia que sus palabras se conviertan en realidad en su gobierno, si el voto lo favorece. Sus señalamientos no deben ser tomados como un discurso embestido de demagogia; deberá actuar con firmeza, para hacer una campaña de cara a la ciudadanía, con el mérito de servir a la sociedad sin distinciones”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/frentes-politicos/2018/03/05/1224270

AMLO quiere ojos extranjeros

En tanto en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “nos dicen que el plan de Andrés Manuel López Obrador de crear un Consejo Asesor Electoral tiene la finalidad de traer a personajes extranjeros y organismos internacionales a observar las elecciones para que no haya fraude electoral el 1 de julio. Nos comentan que la encargada de este tema es Gabriela Cuevas, quien tiene la misión de reunir a un grupo de extranjeros para que observen los comicios. Así, nos hacen ver, don Andrés ha comenzado a sacar ganancias a su decisión de abrirle las puertas del partido y darle una candidatura plurinominal a la panista, pues doña Gabriela usará todos sus contactos internacionales para cumplir las instrucciones de su nuevo líder máximo de que ojos extranjeros observen y vigilen los comicios”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/periodistas-el-universal/nacion/amlo-quiere-ojos-extranjeros

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print