Columna de columnas nacional (07 mar 18)

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 07 de marzo de 2018. La (nueva) caída de Videgaray: el funcionario mexicano que más acceso ha tenido a la Casa Blanca en la historia, está siendo arrollado por el desmoronamiento, en cámara lenta, del entorno más íntimo del presidente Donald Trump… Peña, en las boletas electorales: Meade ofrece una continuidad plana, impunidad por naturaleza, los mismos haciendo más o menos lo mismo… No es Meade, es el PRI: los yerros del candidato empequeñecen frente al desprestigio del partido que encabeza la coalición que lo postula, lo dicen casi todas las encuestas.

Rayuela

¿Cómo le hará Corral para gastar 5 mil millones de pesos en lo que queda de marzo?

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/07/

La (nueva) caída de Videgaray

Raymundo Rivapalaco escribe en El Financiero, acerca del fracaso de la política exterior mexicana: “…es demasiada importante para dejársela a Luis Videgaray. El funcionario mexicano que más acceso ha tenido a la Casa Blanca en la historia, está siendo arrollado por el desmoronamiento, en cámara lenta, del entorno más íntimo del presidente Donald Trump, encabezado por su yerno Jared Kushner, con quien el secretario de Relaciones Exteriores había desarrollado un vínculo tan estrecho que hubo ocasiones, cuando visitaba la mansión presidencial, que lo metió sin protocolo de por medio a ver a su suegro en la Oficina Oval. Atado a Kushner desde agosto de 2016, Videgaray tuvo un renacimiento cuando Trump ganó la Presidencia, y de la mano del yerno se metió, literalmente, hasta la cocina. No fue todo caminar sobre algodones. Su gran problema fue siempre Trump, con su torpeza y soberbia, que como hoy día no le importa atropellar a quién tanto ha hecho por su Presidencia. Para él, Videgaray luce más que desechable. La primera gran caída de Videgaray se dio en el verano de 2016, cuando en plena campaña presidencial arregló con Kushner y su esposa, Ivanka Trump, la hija del entonces candidato republicano, un viaje relámpago a la Ciudad de México para hablar con el presidente Enrique Peña Nieto. Fue una debacle política y de opinión pública, donde los decrecientes positivos del mandatario cayeron todavía ocho puntos más, no disminuyó la antipatía de Trump por todo lo que oliera a mexicano, y provocó la renuncia de Videgaray como secretario de Hacienda. Al ganar Trump, Peña Nieto volvió a recurrir a él para enviarlo a un viaje secreto a Nueva York, a mediados de noviembre, para hablar una vez más con Kushner y allanar el camino para una relación bilateral institucional. En enero de 2017, triunfante, una vez que desplazó a Claudia Ruiz Massieu como canciller, quien se había opuesto al viaje de Trump, Videgaray se reunión en la Casa Blanca con Kushner y el equipo del presidente entrante, para organizar una visita de Peña Nieto. Fue un desastre ese encuentro, por la actitud de Trump y su entonces consejero Stephen Bannon. Uno de los presentes diría tiempo después que nunca se había sentido tan agredido y humillado como ese día infame en la Casa Blanca. Empero, Videgaray y Kushner colocaron sobre ruedas la relación bilateral, aceitada por el mexicano durante sus frecuentes visitas a Washington, donde gozaba de un inédito acceso a la Oficina Oval. Nada era gratis. En septiembre del año pasado se publicó en este espacio la columna “El Amigo de Videgaray”, donde se apuntó: “Eso de andar de ‘queda bien’ con el presidente de Estados Unidos, le debían haber dicho al diplomático bisoño Luis Videgaray, nunca ha sido una buena idea. Con el gobierno de Estados Unidos hay que seguir la máxima atribuida a John Foster Dulles, secretario de Estado en la administración de Dwight D. Eisenhower: ‘Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses’. Plegar la política exterior mexicana a la agenda de Donald Trump, sólo ha recibido desprecio como pago. (…) Videgaray ha torcido los principios de la política exterior (…) Demasiado amor con Kushner, cuyo poder está severamente mermado como consecuencia de la lucha dentro de la Casa Blanca con el jefe de Gabinete, John Kelly. (…) Esta semana Trump retomó las hostilidades contra México en materia comercial, inmigración y de seguridad, lo que obligó a Videgaray a responderle. Trump lo ignoró. Es lo mismo que ha sucedido en todo este tiempo, donde el canciller vivió de ilusiones, aspiraciones y de poner la política exterior mexicana a su servicio, y sin justa retribución.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/la-nueva-caida-de-videgaray

Peña, en las boletas electorales

Julio Hernández López, en La Jornada, escribe sobre el gobierno de Peña Nieto y el PRI, lo siguiente: “Aun contra su voluntad, Enrique Peña Nieto estará presente en las boletas electorales del próximo primero de julio. No con su nombre y apellido, pero sí con el saldo de la administración que ha encabezado desde el primero de diciembre de 2012 e incluso con el tipo de suerte que le podría esperar, ya sin la banda presidencial en el pecho. Cierto es que el blindaje constitucional lo pone a salvo de turbulencias judiciales por lo que haya realizado desde el máximo cargo público nacional (a menos que se le demostrara técnica y puntualmente haber cometido traición a la patria), pero aun así el factor Peña (la manera como cierre su administración, y los pactos o desacuerdos que logre tejer respecto de su futuro como ex) está desde hoy a intensa discusión, en el contexto de un magno enojo social contra la cúpula de esta administración federal y contra el sistema político en general y con los próximos comicios como vía de desahogo, incluso irracional o manipulable. Hasta hace pocas semanas, el candidato antisistema por definición era Andrés Manuel López Obrador, terco predicador contra la corrupción y extraña ave de los pantanos presupuestales que no cuenta con manchas en el plumaje personal. Casi en campaña presidencial permanente, AMLO acumuló una apabullante intención de voto ciudadano en cuanto su unicidad antisistema le convertía en receptor en automático del creciente hartazgo social. (…) Ahora, con una efervescencia de villanaje del priísmo gobernante a nivel federal, como en su momento sucedió con Corral, quien ha ido creciendo es Ricardo Anaya Cortés como fabricada figura antisistema, abiertamente acosado (pero no sujeto a proceso penal) desde la cúpula del gobierno federal a causa de un expediente relacionado con el enriquecimiento de decenas de millones de pesos en una operación de compraventa de una nave industrial en Querétaro, maniobras todas que por sí mismas deberían ser suficientes para sujetar al candidato presidencial panista, en un pulcro ejercicio de la ley, a un proceso judicial pero que, sin embargo, se ha convertido en una colección de pifias y desdoros por parte de la Procuraduría General de la República, a cargo de un encargado del despacho, y, desde luego, por parte de Los Pinos. (…) El uso del instrumental de gobierno y de procuración de justicia será determinante en esta fase. Anaya insiste en hacerse de porciones de la etiqueta antisistema, prometiendo castigo a los corruptos e incluso enderezando la mira carcelaria contra el propio Peña Nieto, si hubiera pruebas en su contra. López Obrador insiste en su política de la amnistía, extendida especialmente al propio Peña Nieto, y en específico dijo ayer que si el mexiquense cumple su anuncio de no meterse en las elecciones será una de las pocas cosas que se recuerden bien de este gobierno; tales guiños han llevado a los adversarios de AMLO a hablar de un pacto secreto de impunidad entre el morenista y el priísta. Y Meade ofrece una continuidad plana, impunidad por naturaleza, los mismos haciendo más o menos lo mismo. ¿Cuál será la suerte final de Peña y cuál el impacto electoral?”

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/07/opinion/008o1pol

No es Meade, es el PRI

Haciendo una comparación entre las carreras de la Fórmula Uno y los candidatos presidenciales, hoy en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe en referencia a que José Antonio Meade parecería ser un auto averiado que difícilmente podría repararse pues, su equipo no le ofrece las alternativas para que si rendimiento mejore sobre la pista: “más que una competencia atlética, en la que se pone a prueba únicamente la preparación individual de los participantes, la contienda presidencial asemeja una carrera de la Fórmula Uno, donde importan los reflejos, el temple y la forma física de los pilotos, pero también, y quizá más, el estado de las máquinas. Ni el más brillante de los conductores podría aspirar a ganar con un auto que echa humo o tiene un alerón roto o una llanta ponchada. […]. Es probable que Meade esté pagando el precio de la inexperiencia […], pero los yerros del candidato empequeñecen frente al desprestigio del partido que encabeza la coalición que lo postula. No lo digo yo. Lo dicen casi todas las encuestas. O, si usted duda de eso, dejémoslo en una sola: la que distribuyó entre los medios la campaña de Meade el viernes 16 de febrero. Realizado por Conteo SC, el sondeo dice que 38 por ciento de los encuestados nunca votaría por el Partido Revolucionario Institucional […]. ¿Cómo puede aspirar a ganar un candidato con un partido que genera tal rechazo? […]. La idea es que el candidato lleva al Partido Revolucionario Institucional sobre su espalda como el minero héroe de la toma de la Alhóndiga de Granaditas cargaba una enorme losa. […]. Personalmente, no creo que el Partido Revolucionario Institucional hubiese podido postular a alguien mejor. El que haya tenido que recurrir a quien no milita en sus filas es muestra de que la caballada interna no garantizaba el triunfo. Meade fue postulado con la esperanza de que su prestigio personal sirviera al Partido Revolucionario Institucional e incluso permeara en el partido. Creo que ha sucedido al revés: el desprestigio del Partido Revolucionario Institucional ha contaminado la imagen personal de Meade, como también reflejan las encuestas. […]. Si de por sí es difícil vender en México la idea de la continuidad política […]. Ahora, con el auto de la continuidad echando humo, la opción de cambio parece estarse imponiendo. Es temprano para descartar el triunfo de Meade –pues, a tercios, cualquiera de las opciones podría imponerse apretadamente–, pero las vueltas de esta carrera se están agotando y el auto del Partido Revolucionario Institucional ni siquiera se ha detenido en los pits para ver si el problema tiene remedio. Meade puede pisar el acelerador, pero el motor no le responde como él quisiera. Mientras tanto, los autos del cambio vuelan por la pista. Ahí hay, como se sabe, dos opciones: las coaliciones Juntos Haremos Historia y Por México al Frente, cuyos candidatos, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya, corren sin que nada parezca detenerlos. […]. Con las vueltas que restan, las posibilidades de que estas actitudes se modifiquen se están agotando”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/pascal-beltran-del-rio/2018/03/07/1224736

Hablen candidatos

En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, hace una crítica al actual sistema implementado por el Instituto Nacional Electoral, que en este periodo intercampañas: “las reglas electorales parecen hechas para impedir que los ciudadanos conozcan las propuestas de los candidatos. El Instituto Nacional Electoral ha ido más allá y ha prohibido los debates en la intercampaña. Cuando menos, sin embargo, podemos escuchar las ideas generales de los aspirantes. […]. A los candidatos se les permite presentar sus ideas siempre y cuando no participen en un debate entre sí, no presenten propuestas concretas y no pidan el voto. Los precedentes judiciales sugieren que si las ponencias se presentan en un auditorio cerrado son legales, pero no en un mitin al aire libre. Es una pena que tengamos un sistema electoral basado en la censura y la mordaza. Las presentaciones en la Expo ANTAD, sin embargo, fueron muy útiles. Lo primero que distingue a los candidatos es su estilo y su personalidad. José Antonio Meade tuvo la mejor presentación gráfica, con láminas animadas. Meade no habló con tono de discurso: platicó en un lenguaje llano. Ésa es una de sus virtudes. Ricardo Anaya es el mejor conferencista. Es muy articulado y evita el tono grandilocuente e impostado de los políticos tradicionales. Su presentación también estaba apoyada con láminas, entre ellas las controvertidas de Tony Seba de Stanford y otras más de Singularity University, pero que presentan una idea clara de su mensaje de que la tecnología está cambiando al mundo. […]. López Obrador no habla ni como político ni como conferencista. Él mismo advierte que habla lento, pero eso atrapa la atención. Defiende sus posiciones con entereza y convicción, como ese sólido primera base que pasó por el jardín central y la tercera base cuando tenía mejor brazo. Esta columna no me da espacio para tratar todos los temas de los que hablaron. Lamento que los legisladores y el Instituto Nacional Electoral hayan creado las mordazas que nos impiden escuchar las posiciones de los candidatos, fuera de los perversos spots de 30 segundos. En el tema de la corrupción, Meade dice que un candidato que promete encarcelar a sus predecesores está cayendo en una falta enorme, porque no debe ser el Presidente el que encarcela sino un Ministerio Público independiente quien castiga sólo a quienes cometen faltas. Anaya afirma que el tema fundamental de este momento es la corrupción y que hay que castigar a los culpables, aun cuando hayan sido presidentes. López Obrador dice que no busca venganza sino unidad y que todo se resolverá cuando el Presidente sea un hombre honesto. ¿Mi opinión? A los tres candidatos de partidos, y a los tres independientes, hay que escucharlos sin las mordazas del actual sistema electoral. No ayudan las descalificaciones e insultos, ni los spots de 30 segundos, ni las restricciones a la libertad de expresión. Los mexicanos vamos a escoger a un Presidente y a muchos otros funcionarios. Hay que eliminar las censuras. […]”.

https://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=130575&urlredirect=https://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=130575

La explicación pendiente de Anaya

En Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, escribe que a pesar de que sus opositores lo han tratado de dejar en el camino rumbo a las elecciones, Ricardo Anaya, candidato a la Presidencia de la República Mexicana del Partido Acción Nacional (PAN), hasta hoy sigue en pie: ”desde que se comenzó a publicar que la fortuna familiar de Ricardo Anaya superaba los 300 millones de pesos, el entonces presidente del Partido Acción Nacional preparó una defensa que traía en su computadora para demostrar, decía, la falsedad de la información. El power point se lo enseñaba a todos. Dedicaba horas del día a reuniones con medios, dueños y periodistas en las que mostraba, paso a paso, lámina a lámina, movimiento a movimiento, el origen de ese señalado enriquecimiento que era, básicamente, decía, a partir de la fortuna de su familia política. […]. De ese modo el caso, jurídico, periodístico y hasta político, parecía una prueba superada por su explicación contundente más el tiempo, empeño y determinación en demostrar la falsedad de la acusación. […]. Por eso me extraña que cuando se develó la trama del terreno que compró en 10 millones de pesos para construir una bodega que adquirió el mismo vendedor en 52 millones de pesos a través de dos prestanombres y el pago lo recibió a través de una complicada red de ingeniería financiera que cruzó por al menos dos paraísos fiscales, no tuvo la misma enjundia ni documentación para desmontarla. Su respuesta reiterada ha sido que es una ofensiva del Partido Revolucionario Institucional para dañarlo políticamente, lo que es posible y lo haría cualquier partido político que tuviera una acusación de esa magnitud contra un oponente. Pero no ha podido salir de ahí, como salió del tema familiar. No ha ofrecido otra respuesta más que la de la intervención del gobierno a través de sus instituciones y ahora el anuncio de investigar al presidente Peña Nieto para meterlo a la cárcel de ganar el 1 de julio, central ahora en su campaña. Pero el asunto pendiente de Anaya sigue siendo la acusación en su contra que, reitero, no ha negado en forma contundente. Y es ahí donde está y seguirá atorado”.

http://www.milenio.com/firmas/joaquin_lopez-doriga/ricardo_anaya-prestanombres-epn-antonio_meade-jefe_vulcano-jaime_rodriguez_18_1134666529.html

Meter a la cárcel a Peña Nieto

En las últimas semanas la guerra de cuestionamientos y trapitos al sol entre Ricardo Anaya, candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia, y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se han agudizado. En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “Ricardo Anaya dice que, de ganar la elección, impulsará una comisión de la verdad con asistencia internacional que apoye a una fiscalía ‘autónoma y apartidista’ que creará ex profeso para investigar los señalamientos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Si ambas instancias encuentran elementos suficientes, advierte, el actual Presidente irá con sus huesos a la cárcel. Por lógico que suene, lo que Anaya parece no tomar en cuenta es que amenaza con hacer exactamente lo mismo que reprocha: usar de modo faccioso instituciones de justicia. […]. ¿Acaso no de lo que se trata es dejar la política fuera de la justicia? Por esa vía solo falta que Anaya pidiera a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que le mande un Grupo Interamericano de Expertos Independientes a modo. Ojalá reflexione y corrija, porque el tiro que quiere disparar puede salirle por la culata”.

http://www.milenio.com/firmas/carlos_marin/ricardo_anaya-pena_nieto-comision_verdad-corrupcion-justicia-procurador_general_18_1134666548.html

En memoria del 68

En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que la ceremonia de inauguración del Programa Conmemorativo por los 50 Años del Movimiento Estudiantil de 1968, hoy en el Centro Cultural Tlaltelolco, reunirá a personajes relevantes de los ámbitos político y cultural con el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, como anfitrión. Participarán el presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova; el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez; el comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas, Sergio Jaime Rochín; la directora del Archivo General de la Nación, Mercedes de Vega, y el escritor Jorge Volpi. Llama la atención que no figure ningún protagonista de aquel episodio en la lista prevista para este primer anuncio”.

http://www.milenio.com/firmas/trascendio_nacional/Trascendio_18_1134666537.html

¿Ahora sí sacarán la guadaña en el PRI?

Ante los señalamientos de corrupción de muchos de sus integrantes, parece que al interior del Partido Revolucionario Institucional van a ponerse estrictos, o al menos eso es lo que se aparenta. En El Universal, en Bajo Reserva, asegura que: “la cúpula del Partido Revolucionario Institucional prepara un evento para mañana con el que busca dar una señal de que va contra los corruptos: el dirigente Enrique Ochoa Reza instalará la Comisión de Ética para revisar el comportamiento de sus militantes y proponer castigos a los malos elementos. Nos hacen ver que una de las primeras tareas de la Comisión podría apuntar a quitar los derechos partidistas a dos ex gobernadores en la mira, César Duarte, de Chihuahua, y Roberto Sandoval, de Nayarit. Nos detallan que el candidato presidencial priísta, José Antonio Meade, acudirá al evento y emitirá un mensaje para mandar la señal de que no habrá más permisividad con actos de corrupción. Por cierto, el presidente de la Comisión es un ex presidente del partido, José Antonio González Fernández, quien estuvo al mando en la etapa de Ernesto Zedillo. ¿Ahora sí sacarán la guadaña?”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/periodistas-el-universal/nacion/ahora-si-sacaran-la-guadana-en-el-pri

“La ropa sucia, también la lavan empresarios”

Otro tema de corrupción se vuelve a destapar entre el sector privado y los políticos, ahora la Concanaco-Servytur se encuentra en el ojo del huracán por desvió de millones de pesos, así como lavado de dinero. En El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “una presunta operación de evasión de impuestos o de lavado de dinero impacta ahora a uno de los organismos que integran la cúpula empresarial, y que ha sido más vocal en contra de la corrupción. […]. El nuevo escándalo impacta a la famosa Concanaco-Servytur, y concretamente a su presidente Enrique Solana Sentíes. La estrategia que habría seguido el actual líder de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, es equiparable a la de personajes deleznables como los ex gobernadores Javier Duarte y Roberto Borge, o con los escandalosos desvíos en la Sedesol denunciados por la Auditoría Superior de la Federación. […]. Según documentos oficiales, la Concanaco recibió del Instituto Nacional del Emprendedor, dependiente de la Secretaría de Economía, 22.6 millones de pesos como parte del apoyo para pequeñas empresas. Meses más tarde la Concanaco envío esa misma cantidad de dinero a una sola empresa: EMCO Soluciones de Software S.A. de C.V. El concepto del pago fue ‘Conectividad Tableta CONCANACO’, aunque ‘EMCO Soluciones de Software’ no ofrece esos servicios en su acta constitutiva, sino ¡trabajos especializados en construcción! Más tarde, la misma empresa EMCO realizó una serie de pagos por más de 18 millones de pesos a una sola persona física por concepto de servicios de publicidad. El beneficiado es Porfirio Castañeda López, un supuesto empleado de “Perfiles y Aceros Roca Zero S.A. de C.V.”, empresa… con el mismo domicilio fiscal que EMCO. Finalmente la cadena de movimiento del dinero se cerró en los primeros tres meses de 2017 cuando Porfirio Castañeda López envío más de 19 millones de pesos a otra empresa: ‘KMD Construcción y Diseño S.A. de C.V’, investigada por el SAT debido a la venta de facturas. […]. El equipo a mi cargo, que revela hoy esta acusación, buscó al dirigente de la Concanaco de manera insistente a lo largo de varios días, para que ofreciera su versión. Dio largas y largas. Eso sí, cuando supo que la revelación era inminente, citó para hoy a conferencia de prensa. […]”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/carlos-loret-de-mola/nacion/la-ropa-sucia-tambien-la-lavan-empresarios

La normalizada sinvergüenza

Las precamapañas y el periodo de intercampañas ha sido un desastre para todos. En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “indiscutible: la Procuraduría General de la República no debió difundir el video del momento en que Ricardo Anaya acudió a entregar su declaración. La Procuraduría estaba obligada a mantenerse al margen para evitar que se ensuciara el camino de un proceso electoral que, por sí solo, se antojaba complicado. Qué manera de mover la agenda hacia un lugar innecesario. […]. No les preocupa retomar al corrupto líder de los mineros, porque los de enfrente tienen al petrolero. Tampoco les da pena recibir el apoyo de la exlíder magisterial, porque los otros ya la exprimieron todo lo que pudieron. […]. El escenario político se volvió eso, un concurso sobre quién tiene menos escrúpulos. Ayer, en redes sociales se compartía la imagen de Damián Zepeda viajando en un vuelo de primera clase. Qué valor, cuando uno de los temas de la campaña es el combate a la pobreza […], pero a él no le importó. […]. En las últimas semanas la agenda de la intercampaña se ha desviado de los temas que deberían importarnos a todos, empezando por los protagonistas de la contienda. Si bien la ley electoral impide que los candidatos expongan sus propuestas, la idea de tener un break entre la precampaña y la última etapa del proceso electoral es que cada uno de los abanderados trabaje en la manera en cómo éstas serán expuestas, que pulan su imagen frente a los electores, que se encarguen de crear alrededor de su figura una estructura que genere confianza. Nada de eso está sucediendo. Los lopezobradoristas hacen malabares mentales para justificar la adhesión de Napoleón Gómez Urrutia. Los frentistas no paran en la defensa de su candidato. […]. El Partido Revolucionario Institucional pone en duda, incluso, el trabajo de la Auditoría Superior de la Federación sobre las irregularidades encontradas en la Sedesol. Aunque, vale decir, en lo revelado no hay un solo elemento que involucre directamente a José Antonio Meade. […]. Y es que hasta los independientes. Que si cómo le hicieron para lograr sus firmas. Que si Ríos Piter creció de un día para otro; que si El Bronco usó recursos y personal de su gobierno para buscar apoyos, que si lo hizo mediante engaños; o que si Margarita Zavala tiene cinco minutos fuera del Partido Acción Nacional y su discurso es como si toda su vida haya sido apartidista. La campaña se está convirtiendo en una exposición grotesca de quienes le apuestan porque en el país lo único que permanezca sea la impunidad. Y al paso que vamos, ya vemos totalmente normalizada la sinvergüenza. El tema es por cuál iremos a votar en julio…”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/yuriria-sierra/2018/03/07/1224745

Qué hay detrás

A pesar de que la mayor demanda de la sociedad es la inseguridad, los políticos siguen sin preocuparse por ello. En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “¿por qué si la inseguridad es la mayor preocupación en el país, senadores del Partido Acción Nacional, del Partido de la Revolución Democrática, del Partido del Trabajo y de Morena bloquearon la minuta que aprobó la Cámara de Diputados para utilizar por primera vez el mecanismo de consulta popular en la próxima elección? Se votó porque los electores respondieran sí están de acuerdo con la profesionalización de 32 policías, una por cada estado, en vez de las más de mil 800 corporaciones municipales mal capacitadas, mal entrenadas y mal coordinadas. Los responsables de la parálisis son Fernando Herrera y Marko Cortés, del Partido Acción Nacional; Luis Sánchez y Francisco Martínez Neri, del Partido de la Revolución Democrática; Manuel Bartlett y Rocío Nahle, del Partido del Trabajo-Morena, quienes han instruido para congelar esta consulta. ¿Por qué? ¿Y el Instituto Nacional Electoral y la Suprema Corte, qué piensan? Son instituciones que, por ley, deben garantizar el ejercicio de la consulta popular”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/frentes-politicos/2018/03/07/1224744

El pleito por el Edomex sigue

A pesar de que ha pasado casi un año, el pleito por el Estado de México continúa. En Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “la decisión de la Sala Regional del Tribunal Electoral federal de anular la alianza del Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde y Nueva Alianza en el Estado de México se produjo tras una denuncia de Morena pero, aunque no lo crean, se alineó a la perfección con los deseos del Gobernador Alfredo del Mazo. Los magistrados determinaron que no tenía lógica el porcentaje de votación que se le asignó a verdes y azules turquesa en el acuerdo de coalición. Aunque sólo postulaban al 13 por ciento de los candidatos, el Partido Revolucionario Institucional había accedido a regalarles el 60 por ciento de los votos. Tras el fallo, el Partido Revolucionario Institucional se queda con todas las posiciones locales para sus huestes. Ahora la coalición será sólo en el ámbito federal y en lo local, cada quien se rasca con sus propias uñas”.

https://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=130573&urlredirect=https://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=130573

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print