Columna de columnas nacional (15 mar 18)

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 15 de marzo de 2018. César Duarte, un balazo en el pie: lo sucedido con el ex gobernador de Chihuahua sigue siendo una apuñalada para los mexicanos que aún creen en la justicia, y es que al parecer para las autoridades no es tan grave lo que hizo durante su cargo, o le tienen miedo, el caso es que no ha actuado como nos gustaría y juzgarlo como lo que es, un delincuente… La desesperación del PRI y la OEA. Los idus de marzo.

Rayuela

¿Cuándo devolverán a los pensionados del Issste los 400 millones de pesos, más intereses, que les birlaron para favorecer a ICA?

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/14/

César Duarte, un balazo en el pie

Lo sucedido con el ex gobernador de Chihuahua sigue siendo una apuñalada para los mexicanos que aún creen en la justicia. En El Universal, el periodista Luis Cárdenas, escribe que: “Dirán que la ley es la ley y que la Procuraduría General de la República (PGR) actúa de manera autónoma e independiente de los designios políticos en Los Pinos, dirán que no se ha perdonado a nadie, dirán que César Duarte aún enfrenta procesos con la justicia local en Chihuahua y uno más por temas de delitos electorales a nivel federal, dirán que ya casi lo ubican, dirán que han solicitado su detención a las autoridades gringas, dirán que no hay perdón para nadie, dirán y dirán, pero…Quizá lo mejor sería no defenderse ni explicarse, la estrategia avestruz, ya de plano apostarle al olvido, inventar otra caja china, porque ¿qué dirán que pueda ser creíble, justamente, en el momento que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha ordenado cesar el uso faccioso de la PGR contra un candidato presidencial?, ¿por qué Anaya/Barreiro sí y César Duarte no?, ¿por qué Anaya/Barreiro sí y Sedesol no?, ¿por qué Anaya/Barrerio sí y tantos y tantos y tantos y tantos y tantos casos más no? Y no, no defiendo a Anaya, porque peligramos en los tiempos del todo o nada, del estás conmigo o estás en mi contra; he sido muy crítico de un candidato que es percibido como quien arrebató la democracia a un partido que se formaba y vanagloriaba en sus libertades críticas. Hoy Anaya no tiene todo Acción Nacional y Acción Nacional no lo ve, en su totalidad, como la respuesta verdadera de un cambio de rumbo, pero allá ellos, allá él, allá sus negociaciones y allá sus fantasías y sus realidades, independientemente de eso, la noticia del no ejercicio de acción por una denuncia penal presentada, en 2014, contra César Duarte y su ex secretario de Hacienda no puede más que leerse como un triunfo ofrecido en bandeja de plata al que se ha querido, en las últimas semanas, pintar por unos como el enemigo de la nación en el país, justamente, donde lo que sobran son los villanos. Gana, otra vez, y gana mucho, Andrés Manuel López Obrador, que sacará de la manga el discurso tantas veces pronunciado y tantas veces efectivo de la mafia que acuerda para protegerse entre sí, pero ¿Andrés Manuel actuaría, de ser presidente, para castigar a César Duarte? ¿o será que el caso también podría ser parte de la amnistía generalizada y de la reconciliación social?, al final, ¿todos perdonados y ya? El gran perdedor, sin deberla, el gran daño colateral, otra vez, terminará con un candidato José Antonio Meade que hace esfuerzos titánicos para convencer a un electorado que desconfía del aparato que lo apoya y de quien, con justa razón, este tipo de noticias acrecienta su encono. ¿De verdad quieren que gane Meade en 2018? De plano, o detienen muy pronto a César Duarte por los procesos pendientes en la fiscalía de Chihuahua o mejor le apuestan a chiflar en la loma en este tema que hoy les garantiza un escándalo apocalíptico a dos semanas de arrancar las campañas. Por cierto, ¿alguien pensó en el nuevo daño que la noticia le causará al Presidente”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/luis-cardenas/nacion/cesar-duarte-un-balazo-en-el-pie

La desesperación del PRI y la OEA

Jenaro Villamil en Proceso escribe acerca del más reciente contraataque del PRI al acudir a la OEA: “El dato es brutal y directo: de 23 encuestas levantadas y difundidas entre el 1 de noviembre de 2017 y el 3 de marzo de 2018, en ninguna aparece el candidato priista José Antonio Meade en primer lugar, y sólo en cinco el penta secretario figura en segunda posición, muy lejos del morenista Andrés Manuel López Obrador, y en otras cinco está en “empate técnico” con el panista Ricardo Anaya. Peor aún: la cacería de la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de Ricardo Anaya no ha ayudado en nada a Meade durante las tres últimas semanas. El único beneficiado es López Obrador, que consolidó su ventaja de dos dígitos ante el queretano con diferencias entre 17 y 16 puntos porcentuales, según los sondeos de Ipsos y de Parametría, respectivamente, divulgados el 1 y el 3 de marzo. El sábado pasado, en Guadalajara, Jalisco, Meade vivió en carne propia lo que significa una mala planeación de su campaña y su falta de conexión y carisma. Su visita al estadio Omnilife, sede del “rebaño sagrado” de las Chivas, trascendió no por lo que dijo sino por las rechiflas y gritos de “¡fuera, fuera!”, ante un impávido Jorge Vergara. Hasta ahora, éste ha sido el peor momento de su campaña, apenas disimulada en los medios impresos y electrónicos, pero ampliamente difundida en las redes sociales. Apenas dos días antes, Meade vivió las mieles del elogio y el aplauso entre la comunidad de los banqueros mexicanos. No era para menos. Si un sector ha sido beneficiado al grado de la ilegalidad en este sexenio, éste es el de los bancos privados mexicanos. En estos seis años han tenido ganancias históricas. Tan sólo en 2017, Bancomer registró ganancias por 45 mil millones de pesos. Como exsecretario de Hacienda, Meade les dio todo, y su antecesor Luis Videgaray los encumbró más. El fervor de los banqueros por Meade es contrastante con la ausencia de ruta y de apoyo social en su campaña presidencial. Frente a esta desesperación, el gobierno de Enrique Peña Nieto y el propio equipo de José Antonio Meade “soltaron al tigre”. Es decir, hacen lo único que les queda como instrumento de poder en estos momentos: lanzar una campaña mediática grotesca contra López Obrador, acusándolo de “amenazar” con generar violencia social (una vez más, la estrategia del miedo), y perseguir a Ricardo Anaya señalándolo de triangular fondos privados y de hacer negocios con “empresas fantasmas”. ¡Y lo dice Meade! El exsecretario de Desarrollo Social que nunca supo, nunca vio, nunca sancionó a la red de más de 80 empresas fantasmas de la “Estafa Maestra”. El pasado lunes 12, el PRI dio un salto cualitativo en su guerra contra Anaya. Un auténtico “salto del tigre” que puede resultar un peligroso boomerang. La secretaria general del partido, Claudia Ruiz Massieu, acudió a la Organización de Estados Americanos (OEA) y acusó a Ricardo Anaya ante el organismo interamericano de mentir para “presionar e inhibir” a las instituciones de procuración de justicia mexicanas. ¿Se da cuenta la excanciller de lo que está haciendo? ¿Están abriendo las compuertas los propios priistas a la injerencia abierta y franca de la OEA en las elecciones presidenciales de 2018? ¿No les bastó el error histórico de Enrique Peña Nieto de recibir en agosto de 2016 a Donald Trump, entonces candidato republicano, como si fuera jefe de Estado en Los Pinos? ¿Están dispuestos a la intervención de la OEA en los procesos judiciales internos en plena campaña electoral? ¿A quién pretenden engañar con esta estratagema?”

http://www.proceso.com.mx/525938/la-desesperacion-del-pri-y-la-oea

Los idus de marzo

Samuel Aguilar Solís escribe en El Sol de Durango acerca del momento actual de la campaña presidencial liderada en las encuestas por López Obrador: “En el año 44 a.C., Julio César fue asesinado en el senado romano justo en los idus de marzo. El historiador Plutarco cuenta en sus “Vidas” que un vidente le advirtió que se cuidara justo en esas fechas y al dirigirse al senado, Julio César lo encontró y casi en plan de burla le dijo: “ya ves que no me pasó nada, ya llegan los idus de marzo y nada”, y el vidente le contestó: “efectivamente, pero aún no se han ido”, al llegar al recinto del senado fue asesinado por varios de los senadores, incluyendo algunos muy allegados a César, así es como se hicieron famosos los idus de marzo. Hoy estamos en medio de un proceso electoral y todas las encuestas sitúan a AMLO en primer lugar. Según Oraculus al día de hoy, Andrés Manuel López Obrador promedia 39% de la intención del voto, Ricardo Anaya 20% y José Antonio Meade 22%; ésta ha sido la constante en lo que va del proceso electoral, pero también hemos escuchado y visto de parte del puntero de la contienda un cambio de actitud, más “armonioso”, por decir lo menos con muchos de los que creíamos eran sus adversarios no solo políticos, sino sobre todo ideológicos. Hoy vemos que parece haber “bajado la guardia” en contra de “la mafia del poder”, y no son pocos los comentarios que señalan un acuerdo cupular con quien hoy detenta el poder presidencial y por otro lado un discurso que lo sitúa como un político tradicional y no como quienes lo habían identificado como un político antisistema y rayando en el “populismo de izquierda”. Al parecer ha habido una transformación en él ya no mantiene la crítica a la “mafia del poder”, sino una suerte de actitud religiosa acerca del perdón y acercamientos y alianzas abiertas con personajes expanistas claramente identificados con la ultraderecha de este país y por otro lado una alianza electoral con un Partido como Encuentro Social donde claramente desdibuja lo que de “izquierda” pretendía presentar su movimiento y se identifica clara y nítidamente con un partido catch all, un partido atrapatodo que lo que no importa son las ideologías (o ni existen), los valores, los programas, sino solo el objetivo de acceder al poder bajo la guía del líder. Hoy como en el 44 a.C. en donde todo parecía estar del lado del líder y los idus que estaban concebidos como de buenos augurios no hizo mantener la precaución y la guardia arriba, es cierto que los idus de marzo han llegado, nadie querría una suerte como la que Julio César corrió, pero la analogía debe de servir para señalar que no todo está escrito, que muchos asechan y conspiran justo para acabar con este tipo de liderazgos. Bien harían todos los involucrados en el Partido Morena en hacer la reflexión si el camino adoptado por su líder es el que ellos buscaban al sumarse a ese proyecto y el resto de los no militantes o simpatizantes de Morena, en pensar si esto es lo que se quiere para México. La construcción del liderazgo de Andrés Manuel López Obrador está íntimamente ligada al rechazo social que se tiene a la clase política tradicional, a los partidos políticos, y sobre todo a la ira social en contra de la corrupción que la inmensa mayoría de la población ubica como desbordada en la presente administración federal, es por ello que llama la atención que el actual discurso de Morena ya no se centra en estos temas sino un relajamiento discursivo que lleva a la inocuidad. No, aún no está ganada la elección, mucha agua falta por correr debajo del puente y es muy prematuro echar las campanas al vuelo, o aún más grave traicionar la confianza de la gente, harta de la inseguridad, la violencia, la carestía, el bajo crecimiento económico, la pobreza, la desigualdad social, pero sobre todo, de la impunidad y la corrupción, cánceres que están matando la joven y débil democracia mexicana. Los idus de marzo aún o se han ido”.

https://www.elsoldedurango.com.mx/columna/los-idus-de-marzo

Lo que no dijo Trump

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero acerca de Donald Trum y su idilio con Enrique Peña Nieto: El presidente Donald Trump suele tener un lenguaje oral bastante cáustico y muchas veces fragmentado, donde su mente no se expresa claramente por su boca. Esto sucedió durante su reciente visita a la Mesa de Otay, donde revisó los ocho prototipos de muro fronterizo con México. Ahí dijo textualmente: “Tengo una gran relación con el presidente de México, Enrique, que es un tipo estupendo. Gran tipo. Estamos trabajando y vamos a tratar de resolver las cosas. Ya veremos si salen o no. No sé si va a suceder. Él es muy buen negociador. Ama al pueblo de México y está trabajando muy duro. Tenemos, obviamente, un par de desacuerdos antes de que lleguemos ahí. Ya veremos el próximo mes si podemos lograrlo con este gobierno, o sea con su gobierno, ya que viene una elección”. ¿A qué se refería? A Trump hay que deconstruirlo para entenderlo. Los dos desacuerdos están en el financiamiento del muro y en el capítulo dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte sobre reglas de origen en la industria automotriz, que es donde nace su discurso de un acuerdo injusto para Estados Unidos, porque es el causante del déficit comercial de su país. El financiamiento del muro es impensable para México, como se lo expresó el presidente Peña Nieto a Jared Kushner, yerno de Trump y su principal asesor, durante el largo encuentro que sostuvieron en Los Pinos la semana pasada, como control de daños por el choque que habían tenido los mandatarios en una conversación telefónica. Kushner viajó a México por instrucción directa de Trump para reparar los puentes rotos que volvieron a posponer un encuentro con Peña Nieto. El choque se dio cuando, en preparación de una visita a la Casa Blanca, Peña Nieto le habló por teléfono para buscar garantías de que Trump no sacara el tema del muro y su financiamiento. La conversación comenzó bastante amable, dijo un funcionario que supo los detalles, pero Trump se fue enredando en sus propias palabras y subió el tono de la misma. Lo único que quería Peña Nieto es que ese tema, intransitable para los dos por diferentes razones, no surgiera en su visita. Trump ha dicho públicamente que Peña Nieto le pidió una declaración pública donde dijera que el muro no sería pagado por México, que fue una petición que, ciertamente, no existió en esa conversación telefónica. (…) El desacuerdo con el TLCAN está prácticamente saldado, pero el tema del muro no. La postura mexicana es que son los estadounidenses los que deben encontrar la salida a la promesa de campaña de Trump, y eliminar el muro como el tema que define la relación bilateral, por la virulencia retórica del jefe de la Casa Blanca y su incapacidad para dejar puertas de escape a sus propios excesos, que siempre meten en una encrucijada no sólo a sus interlocutores, sino también a sus colaboradores”.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/lo-que-no-dijo-trump

¿Anaya Productions?

Julio Hernández López, en La Jornada, escribe  sobre Ricardo Anaya lo siguiente: “A las seis de la mañana con 49 minutos de este martes, Ricardo Anaya Cortés puso un video, ya editado, respecto a algo que había sucedido tres horas y unos minutos antes. El virtual candidato presidencial panista (falta la aprobación del Instituto Nacional Electoral) denunciaba en Twitter: Este es el nuevo capítulo de la guerra sucia del PRI. A las 3:30 am, regresando de la gira de Alemania, me estaba esperando un grupo de choque para agredirme en el aeropuerto. Le exijo al PRI que juegue limpio y a la PGR y al Presidente que saquen las manos del proceso electoral (https://goo.gl/fhViqt). En la correspondiente grabación se puede ver, durante 15 segundos, a un reducido grupo de personas, principalmente mujeres, que muestran pancartas de protesta contra el político de derecha señalado, sin acusación formal de las autoridades federales, de lavado de dinero en una operación de venta de una nave industrial en Querétaro. El muy pequeño grupo muestra un desgano que no parecería proporcional respecto a las acusaciones anayistas de que detrás de esa madrugadora escena estarían el PRI, la PGR y Enrique Peña Nieto. Con una osadía que no le permitirían las bravas mujeres de los comités priístas o provocadores bien pagados, Anaya manoteó sobre sus pancartas, ante lo cual se mostraron huidizas, como si solamente estuvieran cumpliendo por compromiso algún montaje de comedia mal pagada. El episodio permitió al viajero Anaya insistir en su posicionamiento como víctima del sistema, como perseguido político: Por algo nos tienen miedo, no quieren que lleguemos, dijo el habilidoso negociante de bienes inmobiliarios, a quien otro habilidoso manejador de dineros, el senador ebrardista, ahora en Morena, Mario Delgado, ha asestado otro golpe mediático al mostrar la residencia en que vivió la familia de Anaya en Atlanta, Estados Unidos”.

http://www.jornada.unam.mx/2018/03/15/opinion/008o1pol

El juego de Trump con México

Leo Zuckermann escribe en Excélsior acerca del estado actual de las negociaciones del TLCAN con un presidente norteamericano errático y, al parecer, sin Trump se está quedando solo rodeado de puros porristas. La salida de Gary Cohn, el principal asesor económico de la Casa Blanca, y de Rex Tillerson, del Departamento de Estado, son una mala noticia para todo el mundo, incluyendo, por supuesto, a México. Alrededor de Trump hay cada vez menos gente dispuesta a desafiarlo en sus equivocados puntos de vista. La semana pasada escribí, en este espacio, que la exención de los aranceles del acero y aluminio a México y Canadá, así como la visita de Jared Kushner a nuestro país, eran dos razones para incrementar nuestro optimismo de que habrá un buen resultado final en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que esto permitiría destrabar otros temas importantes en la relación bilateral con Estados Unidos. He debatido este tema con varios colegas y mi opinión ha cambiado. Javier Tello me envió un artículo muy interesante de Edward Alden, miembro del Council of Foreign Relations, think tank especializado en asuntos internacionales de Estados Unidos. Según este experto en competitividad estadunidense, en una pieza publicada en politico.com titulada El juego real que Trump está jugando con el TLCAN, el Presidente del vecino del norte va ganando en las renegociaciones, ya sea porque así lo diseñó o por pura suerte. El objetivo último de Trump es incrementar las inversiones en su país y, mientras siga manteniendo el TLCAN en el limbo de la renegociación, las empresas mundiales invertirán más en Estados Unidos que en Canadá o México, como una manera de protegerse en caso de que las reglas comerciales cambien. El mensaje de Trump a la comunidad empresarial es clarísimo: inviertan aquí para evitar los riesgos de hacerlo fuera y aprovechen los magníficos incentivos con nuestra reforma tributaria y la desregulación. En este sentido, según Alden, la incertidumbre actual con respecto al TLCAN es la mejor estrategia para Trump. Alden reconoce que eventualmente Trump tendrá que tomar una decisión de si retira a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte o llega a un compromiso con Canadá y México. Ambas opciones tendrán costos políticos para él. Ninguna de estas dos alternativas parece atractiva. Lo que más le conviene es el statu quo de seguir con la renegociación mientras las inversiones se incrementan en Estados Unidos. Ése es el juego que le conviene y lo seguirá haciendo mientras pueda. Lo cual nos lleva a qué debe hacer México al respecto. El gobierno de Peña está confiado en que puedan destrabarse los desacuerdos que existen en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en la próxima ronda, la octava, que se llevará a cabo en unas semanas. Es, me parece, la última oportunidad para Peña, Videgaray y Guajardo. Luego ya no existirán las condiciones políticas por las elecciones de julio y el cambio de los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2018/03/15/1226443

El Bronco, en duda. Ríos Piter, fuera de la boleta

En primera instancia los candidatos independientes rogaban y suplicaban por apoyo a sus aspiraciones, algunos tuvieron que recabar firmas que si bien aún no se sabe si son falsas, están ahí. En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “Pareció muy extraño que el fin de semana Armando Ríos Piter no hiciera un acto fastuoso con motivo de su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como candidato independiente a la Presidencia de la República. De última hora decidió ir al Instituto Nacional Electoral (INE), entregar sus papeles y de manera desangelada posar con sus manos hechas garras de jaguar, sin templete, sin discurso, sin simpatizantes que lo vitorearan. Parece muy extraño que Jaime Rodríguez Calderón El Bronco haya decidido agendar su acto de registro para el último día que se permite: el límite es a medianoche de este domingo y él lo programó a las 5 de la tarde […] Fuentes de primer nivel me confirman que desde hace varios días Armando Ríos Piter El Jaguar y Jaime Rodríguez Calderón El Bronco recibieron comunicaciones informales del Instituto Nacional Electoral (INE) en el sentido de que podrían ser descalificados de la contienda por presentar cientos de miles de firmas falsas: con fotocopias de credenciales de elector y con credenciales simuladas. Esas mismas fuentes me revelan que, hasta ayer en la noche, cuando estaban revisadas aproximadamente 90% de las firmas de apoyo a los aspirantes a una candidatura independiente, la determinación del Instituto Nacional Electoral (INE) va por esta vía: 1. Margarita Zavala estará en la boleta electoral. De panzazo, pero estará. Alcanzó apenas el número de firmas válidas, después de que le descontaron las credenciales simuladas y las fotocopias no permitidas. 2. Armando Ríos Piter está fuera de la boleta electoral. El Instituto Nacional Electoral se alista para hacer el anuncio formal. Según la minuciosa revisión que realizó el Registro Federal de Electores del Instituto Nacional Electoral (INE), que encabeza René Miranda Jaimes, 70 por ciento de las firmas recolectadas por Ríos Piter no fueron validadas. Un escándalo de fraude. 3. El Bronco está en veremos. Hasta la tarde noche de ayer le habían invalidado cientos de miles de las más de dos millones de supuestas firmas que juntó. De las que pasaron la primera prueba aproximadamente 1.2 millones 30 por ciento serían firmas inválidas, divididas en 12 por ciento de credenciales simuladas y 19 por ciento de fotocopias no validables. ¿Estará El Bronco en la boleta presidencial? Eso es algo que van a tener que definir los consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral (INE) mañana viernes en la mañana. […] Y todo mundo va a estar viendo. No hay que olvidar que los independientes pueden impugnar la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y tratar de armarse de toda suerte de apoyos y argumentos para convencer a los magistrados, que son los que tienen la última palabra.”

http://www.eluniversal.com.mx/columna/carlos-loret-de-mola/nacion/el-bronco-en-duda-rios-piter-fuera-de-la-boleta

¿Quieren o no ganar?

Se podría esperar que al época electoral los partidos contendientes a la presidencia se quieran colgar una medalla y así ganar votos de los simpatizantes al agarrar algún gobernador prófugo o bien que se les dé un juicio como lo que son, ‘delincuentes’, pero…. En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “Tres delitos. Operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal. Los tres, de orden federal. Con ellos habríamos esperado que se acreditara a César Duarte como un delincuente. Total, prófugo ya está. Era lo que se esperaba. La persecución de ex gobernadores tendría que ir sumando victorias. Es época electoral. […] Tomaron dinero que no era suyo, lo hicieron de su pertenencia. Se compraron propiedades y se aseguraron una vida de lujos y opulencia. Porque así entienden el poder. En un sexenio particularmente sensible al tema, era lógico que el combate a la corrupción se convirtiera en la bandera de los candidatos a la Presidencia, incluso del mismo PRI, partido que hoy habita en Los Pinos. Entonces, ¿qué pasó? Esa fotografía de inicio de sexenio, Enrique Peña Nieto acompañado por los gobernadores que en ese entonces estaban en funciones, se ha vuelto un recordatorio de los miles de millones de pesos que, siendo del erario, se diluyeron hacia cuentas personales. Hasta abril pasado, según la Auditoría Superior de la Federación, eran alrededor de 258 mil 829 millones de pesos los que llegaron a manos distintas para las que fueron presupuestados. En ese momento, abril de 2017, ya se perseguían causas contra César Duarte: en un periodo de poco más de dos años, de julio de 2012 a octubre de 2014, la Secretaría de Hacienda de Chihuahua hizo 342 depósitos por un total de 80 mil millones de pesos, el dinero provenía de fondos públicos a la Unión de Crédito Progreso, el banco del que el exgobernador es socio. Mil 208 millones de pesos se depositaron en un solo día. De ese tamaño el cinismo. Durante la gestión de este Duarte, la deuda del estado creció en 284 por ciento, la más alta del país. Del ex gobernador nadie sabe nada.[…] A pesar de que, como escribimos, la Auditoría Superior de la Federación de México (ASF) informó de los desvíos. César Duarte tiene a su nombre 12 órdenes de aprehensión, once del Ministerio Público estatal y una del federal. Se le han asegurado más de 20 inmuebles. En sus ranchos se han encontrado bisontes, llamas y jabalíes; incluso aparecieron cerca de 450 vacas provenientes de Nueva Zelanda que, según el gobierno estatal que encabeza Javier Corral, fueron adquiridas con recursos del Programa de Apoyo Social para el Repoblamiento de Hato Ganadero del estado. A pesar de todo lo que se ha documentado, la Procuraduría General de la República (PGR) decide no ir tras él. ¿Qué piensan en el gobierno federal? ¿Que una resolución como ésta les abona en una campaña electoral en la que el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) está en tercer lugar, según las encuestas? ¿Quieren ganar? ¿O tienen un as bajo la manga? El perdón a un ex gobernador tan señalado como este Duarte (que no el único) es lo último que necesitan. Y aun así, se lo dan”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/yuriria-sierra/2018/03/15/1226433

No hay pleito entre la Corte y el Congreso

En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “Después de algunos encuentros entre las cabezas del Congreso, el Diputado priísta Édgar Romo y el Senador panista Ernesto Cordero, los legisladores asumen este jueves el compromiso de sacar adelante la Ley General de Comunicación Social, para reglamentar el gasto en publicidad en los tres ámbitos de gobierno. Nos comentan que don Édgar tuvo un encuentro con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Ministro Luis María Aguilar, para exponer de manera muy cordial que las cámaras de Diputados y Senadores van a acatar el fallo del máximo tribunal del país, para legislar sobre este tema. Por lo pronto, nos adelantan, los líderes en San Lázaro establecen hoy un calendario legislativo para sacar adelante el marco legal. El dictamen estará a cargo de la Comisión de Gobernación, encabezada por la priísta Mercedes del Carmen Guillén Vicente“.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/periodistas-el-universal/nacion/no-hay-pleito-entre-la-corte-y-el-congreso

La delgada línea

Frentes Políticos de Excélsior escribe que: “La Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó que la policía pueda inspeccionar a sujetos y vehículos, bajo ciertos criterios. Y, como se esperaba, los organismos no gubernamentales pusieron el grito en el cielo. Tras las críticas recibidas por agrupaciones defensoras de los derechos humanos, la Corte señaló que su criterio no implica que un policía pueda inspeccionar a personas y autos a su antojo. Se destacó que el agente puede realizarlo sólo si tiene una sospecha razonable de que la persona que coincide con las características denunciadas está en ese momento cometiendo un delito que no es apreciable a simple vista. El crimen va ganando terreno. Agotemos todos los recursos. Y que el criterio policiaco no hunda más a este país.”

http://www.excelsior.com.mx/opinion/frentes-politicos/2018/03/15/1226448

La interminable tragedia de los 43

Tres años han pasado sobre el caso de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, y su tan incierta ‘verdad histórica’ sigue siendo una incógnita. En Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “La triste noche de Iguala sigue ahí. De muchas maneras es una sombra que no se disipa. Al final de cuentas, después de la investigación de la PGR, la presencia y los dos informes del GIEI, lo que ha hecho la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas, las múltiples discusiones sobre qué pasó, cómo, que si se puede la incineración, que si el video del Río San Juan… hay una parte de la que nos hemos olvidado: hay una comunidad herida, familias, amigos, sobrevivientes del ataque, dependientes que siguen ahí en medio de todo esto. Por recomendación del GIEI y la Comisión Nacional De los Derechos Humanos (CNDH), un grupo de organizaciones no gubernamentales, encabezadas por Fundar y el Centro Pro, presentaron el informe de impactos psicosociales del caso Ayotzinapa. Cito del informe presentado ayer: ‘La desaparición forzada produce una alteración en la vivencia del tiempo, que llamamos ‘el tiempo detenido’, puesto que según explican los familiares, ‘cada día es igual al anterior mientras no sepan nada de los jóvenes’. ‘Los hallazgos del informe son congruentes con la literatura existente hoy en día sobre los impactos psicológicos y psicosociales de la desaparición forzada, en el sentido de que los familiares enfrentan una situación de duelo congelado. Es decir, mientras la pérdida no puede ser considerada como definitiva debido a la falta de una prueba de realidad (es decir, conocer el paradero, cumplir los rituales funerarios culturalmente adecuados), los familiares no pueden elaborar la pérdida y no tiene lugar un proceso de duelo. Esto explica por qué la versión oficial de los hechos o el paso del tiempo no permite la elaboración del duelo, y al mismo tiempo, la necesidad de saber la verdad de los familiares de los estudiantes desaparecidos’. Tanto tiempo después, la discusión sobre la ‘verdad histórica’, la bronca con familiares, el laberinto jurídico por el cual no hay resolución judicial sigue calando en una herida abierta en una comunidad sin cierre, jodida, sin atención. Porque la tragedia no terminó esa noche”.

http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/tragedia-caso-ayotzinapa-43-estudiantes-desaparecidos-informe-impacto-psicosocial_18_1139466066.html

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print