Columna de columnas nacional (17 ene 18)

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 17 de enero de 2018. El futuro no es de Meade: “Crónica de una alternancia anunciada”… El rechazo social al partido y la baja popularidad de Peña Nieto, lo están hundiendo. ¿Ni perdón ni olvido?: sin perdón no hay rendición, desarme ni reinserción. El olvido es otra cosa; la vida no es un bolero. El chaleco amarillo de Anaya…

Rayuela

Mala noticia para los amantes de las conspiraciones imposibles. No hay pista de mano rusa en las elecciones. ¡Lástima Margarito!

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/17/

El futuro no es de Meade

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero sobre la urgencia por reencauzar la campaña presidencial de José Antonio Meade: “los mexicanos quieren que pierda el PRI, y que entre Andrés Manuel López Obrador o Ricardo Anaya salga el próximo presidente. Esta es la conclusión de un análisis realizado por Ronald Anton, director de la consultoría ecuatoriana CPI Latinoamérica, a partir de datos demoscópicos sobre las preferencias electorales, que anticipan un futuro ominoso para Meade y para el presidente Enrique Peña Nieto, que busca, a través del candidato, la continuidad de sus políticas y la consolidación de sus reformas. Esto no va a ser posible, si se analizan objetivamente las tendencias del electorado. Anton publicó recientemente un diagnóstico de 22 páginas titulado ‘Crónica de una alternancia anunciada’, donde sólo ve una competencia real entre López Obrador y Anaya, “ambos representando el cambio que pide la sociedad, frente a un PRI que se encuentra con el presidente peor evaluado en la historia de México, con un partido que trae los máximos negativos, con seria desventaja territorial, con una constante pérdida de intención de voto en todas las campañas presidenciales y con un candidato que no termina de gustar a los electores”. Las condiciones objetivas que enfrentan Peña Nieto, Meade y el PRI son totalmente adversas, de acuerdo con el análisis del consultor. “Desde la llegada del PRI a la presidencia en 2012, el partido ha sufrido una debacle constante”, apuntó. “En 2012 controlaban 21 gubernaturas, pero desde entonces, ya con Enrique Peña Nieto como presidente, el PRI ha perdido un total de 24.9 millones de electores y gobierna solamente en 14 estados (15 si sumamos Chiapas gobernada por su aliado el Partido Verde): Campeche, Coahuila, Colima, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas”. Cuando asumió Peña Nieto la presidencia, el PRI gobernaba arriba de 51 por ciento de los mexicanos; en la actualidad gobierna a 43 por ciento. Esta pérdida de poder territorial, a juicio de Anton, es otro factor a tomar en cuenta para entender la baja probabilidad de ganar las elecciones presidenciales. El consultor lo explica a partir de la disminución de aprobación que tiene el PRI, más allá de sus candidatos a puestos de elección popular. Esta disminución de poder territorial también se ha registrado en los congresos locales, donde según el análisis del consultor ecuatoriano, el PRI pasó de tener 463 legisladores en 2015, a 361 en 2017. “Aunque sigue siendo el partido que más diputados tiene, ha perdido gran parte de los congresos donde contaba con mayoría”, indicó Anton. “Desde 2015, tan sólo ostenta la mayoría absoluta en los congresos de Campeche, Guerrero, Estado de México, Sonora y Yucatán, perdiendo con ello más poder local”. Anton no lo precisó, pero salvo el Estado de México, ninguno de los restantes se encuentra entre las 10 entidades con mayor peso electoral en el país, y aún en esa entidad, la tierra del presiente Peña Nieto, en la elección para gobernador el año pasado, el PRI como partido obtuvo 56 mil votos menos que Morena; sólo la coalición con otros tres partidos evitó un monumental descalabro en el estado. (…) Este contexto, que habla de una complejidad política creciente en México, estimó Anton, ofrece un escenario de gran dificultad para que el PRI pueda ganar las elecciones presidenciales. (…) El rechazo social al partido y la baja popularidad de Peña Nieto, lo están hundiendo. ¿Podrá revertir esta crónica anunciada de una derrota? Todo es posible, ciertamente, aunque parezca imposible.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/el-futuro-no-es-de-meade.html

Ni perdón ni olvido

El 15 de enero el presidente Peña Nieto hizo unas declaraciones en apariencia inobjetables, incluso inocuas, sobre el crimen organizado y el narco. Supongo que en respuesta a las sugerencias medio en clave de Andrés Manuel López Obrador, sobre una posible amnistía para quienes cultivan amapola y mariguana, o quienes trafican cocaína, fentanyl, heroína y mariguana, dijo: “Para que la sociedad cuente con seguridad y justicia no puede haber perdón ni olvido para los delincuentes, no puede haber borrón y cuenta nueva. Dejar hacer y dejar pasar a los criminales significaría fallarle a la sociedad y traicionar a México”. Más clara ni el agua. De la misma manera que el apoyo de México y del propio Peña Nieto para el proceso de paz en Colombia ha sido contundente, incondicional y solidario. No sólo en lo tocante con las FARC, también hacia adelante con el ELN y, aunque no le haya tocado a EPN, con las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), es decir, los paramilitares, cuando Álvaro Uribe llegó a un acuerdo de entrega y desarme con ellos. Ahora bien, los buenos espíritus y los ignorantes de buena fe pueden alegar que ni las FARC ni el ELN ni las AUC eran delincuentes o criminales, menos aún narcos: sólo guerrilleros de izquierda o de derecha, equivocados sin duda, pero que luchaban, también de buena fe, por una causa más o menos noble. Por ello se justificaba una negociación con ellos, no por narcos ni por maleantes. El Estado de Israel ha afirmado a veces que no negocia con terroristas o criminales. Pero negoció los acuerdos Oslo con la OLP cuando ésta aún no reconocía el derecho de Israel de existir y cuando no controlaba a varios de los grupos que la componían. Asimismo, ha canjeado a cientos de presos palestinos por uno o dos soldados de Tajal (origen de la serie de televisión Homeland) retenidos por los palestinos. Con Hamás canjeó justamente a Guilad Schalit, antecesor de Brody, por 477 presos palestinos. Podríamos enumerar decenas de casos donde Estados democráticos dialogan, negocian y llegan a acuerdos con quienes habían anteriormente designado como terroristas, criminales, asesinos o delincuentes. (…) A reserva de encontrar excepciones, o de victorias aplastantes sin negociación alguna (Alemania y Japón, en 1945), siempre se negocia con enemigos, nunca con amigos. Y en una guerra, los enemigos siempre son malos: criminales, delincuentes, terroristas, asesinos. Los unos lo son realmente, y son eso nada más. Otros revisten características complejas: son terroristas y luchadores de liberación nacional también (FLN en Argelia, OLP hasta 1992). Unos son narcos y guerrilleros, otros narcos y campesinos que cultivan hoja de coca o amapola. Otros son capos a secas, como Von Braun, Heisenberg, los militares chilenos, argentinos, uruguayos, brasileños, guatemaltecos, etc. ¿Ni perdón ni olvido? Sin perdón no hay rendición, desarme ni reinserción. El olvido es otra cosa; la vida no es un bolero.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/ni-perdon-ni-olvido.html

El chaleco amarillo de Anaya

Sobre el mismo tema, en La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe sobre el acto protocolario, donde Ricardo Anaya se registra como precandidato presidencial por el Partido de la Revolución Democrática, dejando en claro la necesidad del partido de izquierda que tiene por sobrevivir, por lo que no tuvo opción más que aceptar la candidatura de Anaya, una coalición que solamente son un instrumento más en la actualidad, y por ello nos comenta que: “Ricardo Anaya Cortés se embutió ayer en un chaleco amarillo, con el escudo del Partido de la Revolución Democrática […] y, con ese gesto indumentario y cromático, dejó al desnudo la condición secundaria e instrumental de la organización que durante décadas representó las mejores aspiraciones de la izquierda electoral mexicana. El derechista queretano acudió ante los mandos perredistas para registrar su protocolaria precandidatura presidencial, conforme a las rutinas de simulación que están desarrollando todos los partidos, haciéndose pasar por precandidatos en precampañas, con mensajes dirigidos a los delegados a futuras convenciones […]. Así pues, el precandidato Anaya Cortés cumplió con la obligación teatral, pero también evidenció al declinante sol azteca como una calca del partido de las cuatro mentiras, que instala a sus clientes electorales en turno las casacas del falso ecologismo verde para dejar constancia del cierre de negociaciones: Anaya con su vestuario de ocasión, en consonante tonalidad avícola, frente a Chuchos y demás jefes del partidismo tribal, en una demostración cruda de la subordinación por razones de supervivencia, bajo la treta mal hecha de una coalición electoral tripulada por la derecha triunfante, al menos en este ámbito. […]”.

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/17/opinion/008o1pol

La calle

En los discursos de precampañas se habla de muchos temas, pero de seguridad en particular pues es algo que a todos nos afecta o nos ha afectado, por lo que es importante conocer cuál es la estrategia que van a seguir los candidatos para recuperar la tranquilidad que años atrás se podría vivir y sentir en la calle al caminar o en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, en donde no pasaba de encontrarse con vagoneros ofreciendo productos, pero hoy, además de los comerciantes, se viven momentos de violencia y asaltos a diferentes horas y estaciones, situación que preocupa por uno de los medios de transporte más utilizados en la Ciudad de México,  en el Reforma, el académico, columnista y politólogo, Sergio Aguayo, escribe que: “las precampañas están sirviendo para orear ocurrencias y decantar propuestas. De esa avalancha de ideas entresaco una mención a la importancia que tiene la calle. […]. Mi generación pasó la infancia y la adolescencia jugando en las vías públicas, los parques y los llanos. Había una sensación de libertad y seguridad en ese espacio común, en el cual los riesgos eran ocasionales. Ese país desapareció. La calle se ha transformado en tierra de nadie, en territorio incierto y peligroso en el cual imponen sus reglas las fuerzas de la ilegalidad. […]. Este pasaje de cotidianidad retrata al país. Los espacios públicos son propiedad de los ambulantes y los artistas callejeros, de los dealers y las trabajadoras sexuales, de los franeleros y los vecinos que apartan lugares, de los guaruras que cuidan entradas a restaurantes y de los automovilistas que se abalanzan contra los peatones. La calle, los espacios públicos, están en disputa permanente. Es difícil diferenciar entre los que defienden intereses legítimos de los que promueven agendas delincuenciales. El paisaje urbano es tan incierto y peligroso porque algunos de los personajes que lo ocupan están afiliados a organizaciones bien estructuradas, controladas por jerarcas con la habilidad para servir a dos amos. […]. El ciudadano sabe que aventurarse por los espacios públicos requiere cautela y suerte, porque es imposible liberarnos de nuestra condición de aspirantes a engrosar las estadísticas de las víctimas de delitos. Una consecuencia es que cada vez más vecinos se organizan para la autodefensa, lo que en algunas ocasiones y bajo ciertas condiciones, deriva en el linchamiento de los delincuentes. Aunque las posibilidades de éxito ciudadano varían con la fortaleza de la delincuencia organizada en el polígono del que se trate, puede asegurarse que una comunidad organizada reduce la criminalidad. […]. Es urgente recuperar las calles para la ciudadanía, sí, pero no será nada sencillo. Tendrá que ser parte de una reforma profunda a la estrategia de seguridad y a la cultura política que incluya, como requisito indispensable, la participación ciudadana en la consecución de la seguridad”.

http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=127535&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=127535

2018: batalla por el norte

En los últimos procesos electorales, los estados del norte del país han sido importantes para el ganador de las campañas pues entrega alrededor de 20 puntos porcentuales, por lo que quien quiera ganar, o estar cerca de hacerlo, deberá asegurarse una buena cantidad de votos por aquella zona, aunque, quien va en aparente desventaja es Andrés Manuel López Obrador por la poca presencia que podría tener, además de que los gobernadores de las entidades del norte, van a operar muy seguramente a favor de sus respectivos partidos, por lo que de este tema, hoy en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “la región norte de México está comprendida por los estados de la República cuyo territorio se encuentra en mayor medida del lado septentrional del Trópico de Cáncer. […]. En 2000, el panista Vicente Fox ganó todos los estados del norte, salvo Sinaloa y Durango, donde triunfó el priista Francisco Labastida. En 2006, el panista Felipe Calderón obtuvo ocho de las nueve entidades. Y en 2012, el priista Enrique Peña Nieto se llevó todos menos Nuevo León y Tamaulipas, que le dieron la mayoría a la panista Josefina Vázquez Mota. […]. En 2000, el perredista Cuauhtémoc Cárdenas terminó tercero en los nueve estados, con porcentajes que oscilaron entre 4.2 por ciento (en Baja California Sur) y 13.2por ciento (en Sonora). Sólo en dos de las entidades norteñas, Sonora y Durango, la candidatura de Cárdenas alcanzó los dos dígitos. […]. En 2006, López Obrador logró ganar un estado del norte (Baja California Sur); quedó en segundo lugar en cuatro (Baja California, Sonora, Sinaloa y Tamaulipas) y tercero en los cuatro restantes. […]. En total, consiguió poco más de dos millones de votos en el norte, casi el triple de Cárdenas, para un porcentaje regional de 23.16 por ciento. Aun así, doce puntos por debajo de su resultado a nivel nacional. En 2012, en su segundo intento por llegar a Los Pinos, López Obrador cayó al tercer lugar en todos los estados del norte de México, salvo en Baja California, donde obtuvo el segundo lugar. […]. De querer ganar la Presidencia este año, López Obrador seguramente tendrá que subir en 20 puntos su votación en el norte […], pues el promedio regional de los últimos tres candidatos que han llegado a Los Pinos ha sido de 43.5 por ciento. El tabasqueño parece entender ese dilema. Por algo nombró como integrantes clave de su actual equipo de precampaña a Alfonso Romo, Tatiana Clouthier y Alfonso Durazo, tres norteños. […]. Del lado de Meade me mencionaron al sinaloense Rolando Ocampo Alcántar, quien hasta el mes pasado fungía como vicepresidente de la Junta de Gobierno del Inegi y se incorporó como coordinador de opinión pública de la campaña, es decir, como responsable de encuestas. Del lado de Anaya dijeron que apenas se está conformando su equipo. Tal vez unos y otros apuesten a lo que puedan hacer los gobernadores de extracción priista (Sonora, Sinaloa y Coahuila) y panista (Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango y Tamaulipas) por los candidatos de sus respectivos partidos. Aquí hay que agregar una posdata: Habrá que ver cuánto incide en la votación norteña el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, en caso de que llegue a la boleta”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/pascal-beltran-del-rio/2018/01/17/1214173

El sueño de Peña Nieto

Hay voces optimistas en el tema del Tratado de Libre Comercio que apuntan a una posible renegociación exitosa, que termine por beneficiar a México y eso implique una ayuda extra para el Presidente Peña y la campaña electoral, que de acuerdo a expertos, la necesita de manera urgente, pero, por otro lado, están las voces que advierten que siempre está latente la posibilidad de que el Presidente de los Estados Unidos decida tajantemente dar por terminada la relación comercial y con ello sumir a México en una crisis indeseable, y por ello, el día de hoy en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “algunos funcionarios allegados al equipo mexicano que renegocia el Tratado de Libre Comercio han empezado a fantasear con una idea, a la que cada día empiezan a asignarle más probabilidades de volverse realidad. […]. La lógica es la siguiente: 1.— Donald Trump no se sale del Tratado de Libre Comercio. Cada vez son más las voces poderosas en el mundo empresarial estadounidense, cada vez son más corporativos de enorme peso económico, cada vez son más legisladores y gobernadores de su propio Partido Republicano los que le dicen que no debe romper con el Tratado. […]. 2.— Trump lo que necesita es decir que ganó la negociación, que doblegó a sus socios. Eso se gana con una sencilla campaña de publicidad. El votante al que Trump apela con este discurso no tiene un pensamiento sofisticado sobre el libre comercio y sus implicaciones, tampoco comprende a plenitud los alcances del Tratado de Libre Comercio, así que va a ser fácil que le crean a su líder. […]. 3.— En ese escenario, México mantendría un acuerdo comercial privilegiado con Estados Unidos y Canadá, pero se agotaría el capital político de los empresarios como para pugnar por más tratados, se agotaría el ánimo renegociador de la Casa Blanca y ya no irían por más apertura, sobre todo porque la ideología reinante en la administración Trump es más bien proteccionista y anti-apertura comercial. […]. En síntesis, la conclusión de este escenario sería que México tendría el acceso preferido del Tratado de Libre Comercio, pero casi nadie más. Eso impulsaría la ‘marca México’, mejoraría sus condiciones de acceso a los mercados financieros y volvería a nuestro país más competitivo. Sería el sueño del Presidente Enrique Peña Nieto. Es el más inesperado de los desenlaces, que incluso podría darle un empujoncito electoral a su partido […]. Que nadie se entusiasme: los que hablan de esta posibilidad siguen asignándole una probabilidad baja, pero está sobre la mesa. También está sobre la mesa el desenlace de que Trump abandone el Tratado de Libre Comercio de golpe y México enfrente una crisis de un calibre indeseable”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/carlos-loret-de-mola/nacion/el-sueno-de-pena-nieto

Beltrones y Monreal

En Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe sobre las palabras dedicadas de Ricardo Monreal  a Manlio Fabio Beltrones, destacando que en el Partido Revolucionario Institucional saben manejar cualquier tipo de situación, sea cual sea, por lo que no es de sorprender que Beltrones no haya tenido alguna consecuencia a pesar de los señalamientos que hay en su contra, y del tema nos comenta que: “‘pocos salen a defenderlos y muchos a defenestrarlos’, escribió ayer en MILENIO Ricardo Monreal, a propósito de Manlio Fabio Beltrones, ‘el más romano de los legisladores y políticos mexicanos…’. El gesto del morenista confirma que Monreal es un político brillante. Lopezobradorista radical […], resalta ‘el arte de la negociación en la ortodoxia’ priista: ‘saber estirar la liga sin romperla y cuidar la institución presidencial’. Arte que, opina […], encarna Beltrones, quien capotea hoy uno más de los desafíos que ha sorteado con éxito 30 años, ahora en la ventolera levantada por la detención en Chihuahua del ex secretario general adjunto del Partido Revolucionario Institucional que encabezó Beltrones. […]. Y tan leal Monreal a sus convicciones que, pudiendo regresar al Partido Revolucionario Institucional en pos de su realizable sueño de gobernar la capital, sigue apoyando al tabasqueño… pese a que éste lo desaprovecha en el apuntalamiento de su probabilidad de alcanzar la Presidencia…”.

http://www.milenio.com/firmas/carlos_marin/fabio_beltrones-ricardo_monreal-amlo-extremista-chihuahua-pri-presidencia_18_1105269487.html

¿TLCAN sí o no en 2018?

A pesar de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insiste en que debe desaparecer, el Tratado de Libre Comercio sigue en pie y, al menos para quienes han sido parte de las negociaciones, hay indicios de que a final de cuentas el tratado va a seguir vigente, eso sí, con modificaciones que beneficien a todas las partes, aunque está claro que, de quererlo, Trump podría desaparecer el acuerdo en un mensaje de twitter, como acostumbra hacer sus declaraciones espectaculares, y sobre el tema, en El Universal, la periodista Ana Paula Ordorica, escribe que: “si bien hacia principios de octubre del año pasado la situación para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte parecía estar al borde del fin, hoy los esfuerzos conjuntos del grupo empresarial encabezado por Moisés Kalach; el equipo de negociadores del gobierno mexicano encabezados por la dupla Videgaray-Guajardo y los asesores de ambos han logrado inclinar la balanza a favor de la continuidad del tratado o en contra de la salida de EU de éste. Platicando con quienes han estado en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte veo un lamento, un miedo y dos señales de optimismo ahora que está por comenzar una nueva ronda de renegociaciones. Arranco por el optimismo. Los negociadores mexicanos han logrado reunirse con 27 gobernadores de Estados Unidos para sensibilizarlos de lo que significaría el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte para sus ciudadanos. Para varios de ellos la relación comercial con México les resultaba o desconocida o ajena. Un ejemplo fue la plática que sostuvieron los negociadores mexicanos con la gobernadora Kim Reynolds, de Iowa. Ella no sabía que México representaba 95 por ciento de las exportaciones de puerco de una de las empresas más importantes de su estado, Sioux–Preme Packing Co. Y que, sin el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México podría importarle en lugar de a esta empresa, a otras en Europa o Japón, que son los competidores más importantes para Iowa y con quienes México tiene también acuerdo de libre comercio. […]. Otra señal de optimismo proviene del enfriamiento de las relaciones Estados Unidos-China. Si bien una guerra comercial entre ambos países no es una buena noticia para nadie, el discurso anti déficit que Trump ha tenido en contra de México parece estar girando hacia China. […]. El miedo: que como bien se sabe, si por Trump fuera, no existiría más el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por ello, la amenaza de que en cualquier momento llegue la cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte […], vía un tuitazo de Trump, sigue vigente. A pesar de todo”.

http://www.eluniversal.com.mx/colaboracion/ana-paula-ordorica/nacion/tlcan-si-o-no-en-2018

¿Todo bajo control?

Al interior del equipo de trabajo de José Antonio Meade no hacen caso a las declaraciones de los otros precandidatos en referencia a que su precampaña “no levanta”, y están seguros de que esas declaraciones tienen que ver precisamente porque sus adversarios por la presidencia, temen que en realidad estén temerosos del alcance que esté tomando el precandidato priista, y en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “¡que no panda el cúnico! En el cuartel general de José Antonio Meade, contrario a lo que se dice, están tranquilos y optimistas. Nada de renuncias, ni de sustituciones. […]. Según los estrategas de campaña, aquello es como Disneylandia y no hay pleitos, ni jaloneos. Y que quienes andan propalando esas versiones es porque, en realidad, les preocupa que el ex secretario de Hacienda remonte. Inclusive aseguran que el abanderado priista no priista está jugando de acuerdo al libro, tratando de no desbocarse, ni perder el hilo de su muy particular narrativa, que primero fue dirigida a la base tricolor y, poco a poco, se irá ampliando hacia otros sectores. De hecho, ayer Meade comenzó a virar su discurso al ponerle el cascabel al gato de la corrupción, pues emplazó al Partido Acción Nacional, al Partido de la Revolución Democrática y a Morena a resolver ¡ya! el nombramiento del Fiscal Anticorrupción, que se quedó pendiente en el Congreso”.

http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=127530&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=127530

Sobrepasado

Hay hasta ahora 33 cuerpos encontrados en fosas clandestinas en Nayarit, situación que preocupa pues el nuevo Gobernador no parece ponerse a trabajar en materia de seguridad de manera seria y ahora con la aparición de los 33 cuerpos ha decidido echarle la culpa al anterior gobierno y pedir la presencia de las fuerzas federales para que resuelvan el problema, y en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “a Antonio Echevarría García, gobernador de Nayarit, le quedaron cortas sus propuestas de campaña. Hace unos meses, uno de sus proyectos era ‘mejorar los cuerpos policiacos para enfrentar el robo a casa habitación y los ‘cristalazos’ a autos’. Pensó que gobernar era cosa de niños, pero sus cálculos lo regresan a la realidad: suman 33 cuerpos hallados en tres fosas clandestinas. Y, ahora sí, el gobierno del estado demanda a instancias federales que se investiguen a fondo estos delitos, ‘que se habrían cometido muchos meses o años atrás’. Qué fácil es echarle la culpa al pasado. ‘Lo que hoy sucede en términos de violencia es resultado de esos pactos vergonzantes’, ha dicho el mandatario, ‘y la disputa de un territorio que nos pertenece a nosotros los ciudadanos’. ¿Y ya disminuyeron los cristalazos a los vehículos, señor gobernador?”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/frentes-politicos/2018/01/17/1214182

Armado Ríos Piter a punto de ser candidato independiente

Aunque no en cantidad de firmas totales, sí en la dispersión a nivel nacional, el aspirante a una candidatura independiente, Armando Ríos Piter va adelante en la carrera por obtener su registro por parte del Instituto Nacional Electoral, a pesar de que tanto Margarita Zavala como Jaime Rodríguez Calderón tienen mayor cantidad de firmas, y sobre este asunto, hoy en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que quien dio la sorpresa esta semana fue Armando Ríos Piter, pues entre los aspirantes a una candidatura independiente a la Presidencia rebasó ya a Margarita Zavala y a Jaime Rodríguez Calderón en la recolección de firmas. Aunque los dos últimos lo superan en números absolutos, ‘El Jaguar’ obtuvo las firmas necesarias en 11 de los 17 estados requeridos, mientras que ‘El Bronco’ solo lleva 10 y la ex panista apenas cumplió con la dispersión exigida por el Instituto Nacional Electoral, que preside Lorenzo Córdova, en seis entidades”.

http://www.milenio.com/firmas/trascendio_nacional/Trascendio_18_1105269485.html

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print