Columna de columnas nacional (18 ene 18)

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 18 de enero de 2018. El meme como plan de gobierno: de enero a mayo veremos una lucha encarnizada entre José Antonio Meade y Ricardo Anaya, y simultáneamente, todos los frentes mantendrán su pulso en contra de López Obrador atizando una campaña de miedo como amenaza para México y en un Hugo Chávez… Muchos spots, pocos cambios… La irresponsabilidad de Andrés Manuel, el candidato consentido de los medios

Rayuela

El tovarich Lozano se embarcó en una aventura loca que ni en Los Pinos pueden controlar.

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/18/

El meme como plan de gobierno

Jorge Zepeda Patterson, escribe en El País, sobre el tifo, uso y abuso de las campañas: “La democracia electoral en México y en buena parte de los países llamados en desarrollo es como el de la alimentación: no habíamos salido de la desnutrición cuando nos cayó encima un severo problema de obesidad. Lo peor de los dos mundos. O como el transporte urbano: carecemos de él, no tenemos aún planta automovilística masiva pero ya nos las arreglamos para tener atascos peores que en una autopista de Los Ángeles. La misma paradoja (parajoda en realidad) ataca a nuestros procesos electorales. La legitimidad de las autoridades y los resultados siguen estando bajo sospecha, pero ya padecemos las distorsiones y abusos que las campañas han tomado en las democracias maduras. La comunicación soez y pendenciera que desplegó Donald Trump para ganar la presidencia en Estados Unidos ha tenido un efecto deplorable en nuestros candidatos. Los cuartos de guerra de los partidos políticos en campaña están convencidos de que el bullying, la acusación rampante pero ingeniosa o la lluvia de epítetos es más eficaz en términos mediáticos y en redes sociales que la difusión de propuestas. Los candidatos no tratan de demostrar que conocen a fondo los problemas del país y tienen propuestas para combatirlos. Ni siquiera se devanan los sesos para mostrarse inteligentes, paga más proyectar sagacidad y astucia. Los periódicos y noticieros no quieren citas de expertos o diagnósticos acuciosos sino frases ocurrentes y golpes verbales a la mandíbula de los rivales. Y por desgracia la tripleta de candidatos que disputará el poder presidencial el próximo verano en México no hace sino acentuar la pobreza del debate y magnificar la importancia de los memes. La intención de voto está claramente liderada por el abanderado de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, un hombre que posee un voto duro favorable en torno al 35%, aunque también concentra un voto negativo explícito considerable. Las dos propuestas del sistema, José Antonio Meade, del partido oficial y Ricardo Anaya, el joven líder del partido de la derecha, el PAN, simple y sencillamente no despiertan pasiones. Ante la pobreza de la “mercancía”, la estrategia de venta diseñada por los publicistas está más encaminada a atacar al rival que en presumir las virtudes del propio candidato. No se trata de presentar una idea atractiva o una propuesta clave, reditúa mucho más torpedear y ridiculizar cualquier cosa que presente el contrario. (…) Podemos anticipar dos ejes en la belicosidad de la campaña electoral. De enero a mayo veremos una lucha encarnizada entre José Antonio Meade y Ricardo Anaya. La única manera en que alguno de los dos puede vencer a López Obrador es atrayendo a los votantes de su rival. Solo sumando segunda y tercera fuerza podrán compensar la ventaja que tiene el líder de Morena. (…) Simultáneamente todos los frentes mantendrán su pulso en contra de López Obrador. La campaña del miedo ya ha rendido frutos antes. Convertirlo en una amenaza para México y en un Hugo Chávez en potencia es una narrativa que ofrece más dividendos electorales que una propuesta de gobierno. Las campañas negativas siempre han sido un recurso efectivo electoral; ahora parece ser el único”.

https://elpais.com/internacional/2018/01/17/mexico/1516228279_592761.html

Muchos spots, pocos cambios

A poco más de un mes de precampaña, y después de miles de spots de todos los candidatos, las encuestas siguen marcando a Andrés Manuel López Obrador como el precandidato que encabeza todas las listas. En el Excélsior, el analista y catedrático, Leo Zuckermann, escribe que: “las más reciente encuesta preelectoral revela buenas noticias para Andrés Manuel López Obrador y malas para Ricardo Anaya y José Antonio Meade. El morenista, como ocurre desde hace varios meses, nuevamente aparece en primer lugar de preferencias. […]. Desde que comenzaron a elaborarse sondeos sobre la carrera presidencial el año pasado, Andrés Manuel López Obrador ha demostrado solidez. Todas y cada una de las encuestas serias lo han posicionado en el primer lugar. Sólo una, la de GEA/ISA lo han colocado en empate técnico (por el margen de error), pero en primer lugar. En estricto sentido, el tabasqueño nunca ha aparecido en un claro segundo lugar. Tampoco ha sido el caso en esta nueva ronda de encuestas que empezaron a publicarse: Andrés Manuel López Obrador sigue firme en el primer lugar de las intenciones de voto con el 33 por ciento de las preferencias de acuerdo con la encuesta de Consulta-Mitofsky publicada ayer en El Economista y levantada ya en este mes de enero […]. Las intenciones de voto se mantienen muy estables a pesar de la feria de spots que nos inundan día con día en los medios electrónicos. ¿Quiere decir, entonces, que los anuncios no sirven para nada? Si la variable para evaluar su eficacia es cambios en las preferencias electorales, la respuesta sería no. Pero, a estas alturas de la campaña, lo más importante es darse a conocer por el electorado: el famoso ‘reconocimiento de nombre’. Desgraciadamente, […]. Por cierto, hablando de spots, otro encuestador, Ulises Beltrán, nos compartió una encuesta telefónica de cuáles eran los anuncios más recordados por la gente. ¿Cuál cree usted que se llevó el primer lugar? Efectivamente, el de Movimiento Ciudadano donde sale un niño cantando esa maldita canción pegajosa de ‘movimiento naranja na na na’. […]. No sabemos cómo van a influir los escándalos que vayan surgiendo ni cómo se van a ir definiendo los votantes sin identificación partidista que todavía se encuentran indecisos ni cómo se va a comportar el voto estratégico en caso de que uno de los tres candidatos se desplome a un lejano tercer lugar. Este mes poco cambió, pero esto no significa que la elección esté ya definida”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/leo-zuckermann/2018/01/18/1214431

La irresponsabilidad de Andrés Manuel

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero que Andrés Manuel López Obrador es irresponsable con su seguridad, que ha dicho en cada oportunidad que sale, que él no acepta los protocolos de protección ni los esquemas de seguridad que el Estado le otorga y debe dar a todos los candidatos presidenciales: “Hay mucha violencia, pero se está padeciendo, desgraciadamente, por todos; los mexicanos están padeciendo de violencia, no sólo los candidatos”, dijo hace nos días. “No es un asunto de protegernos sólo a nosotros, los candidatos, es un asunto de todos los mexicanos, hay mucha inseguridad, mucha violencia”. El puritanismo de López Obrador es una irresponsabilidad. Conoce en carne propia el grado y extensión de la violencia y las condiciones de inseguridad en el país. López Obrador ha sido detenido, cuando menos en nueve ocasiones, en retenes carreteros por sicarios de diferentes cárteles de la droga. En una ocasión, en el noreste del país, viajaba de un pueblo a otro para llegar a un mitin. Iba en su camioneta con pocos acompañantes, que no incluyen a nadie de seguridad. A la entrada de una comunidad fueron detenidos por los sicarios. Según una persona que sabe de este episodio, un sicario con su fusil de asalto preguntó quiénes eran y a dónde iban. López Obrador, que iba en la segunda fila de asientos, no dijo nada. El conductor, sin revelar quién era su pasajero, le dijo que iban a un acto político en el pueblo y le mostró, por exigencia del sicario, la propaganda que llevaban en el compartimiento de equipaje. Cuando la vio se comunicó por radio con sus jefes y pidió instrucciones de qué hacer con ese vehículo que llevaba propaganda política e iban a un mitin de López Obrador. La respuesta fue que lo dejaran pasar. No vieron al vehículo o sus tripulantes como enemigos, y levantaron el retén para que continuaran su marcha. En otra ocasión, en otro estado, se repitió la misma situación en un retén controlado por un grupo criminal distinto al que se habían topado previamente. Un sicario le dio la vuelta al vehículo y se detuvo a ver quiénes iban en la camioneta. Cuando se topó con el precandidato, se le quedó viendo y le preguntó, casi asintiendo, si era López Obrador. Sin dubitación, le respondió que sí, y que se dirigían a un evento político, porque, añadió, estaban haciendo campaña para “sacar de la presidencia a Peña Nieto”. El sicario pidió instrucciones por radio, informando que en el vehículo viajaba López Obrador. La respuesta fue dejarlo pasar. Antes de reiniciar el viaje, el sicario le dijo a López Obrador, recordaron las personas que supieron del incidente, “también nosotros estamos luchando contra Peña Nieto”. En ninguno de los retenes ha tenido problemas y en sólo uno lo han reconocido. López Obrador ha corrido con suerte, y en los momentos en los que ha pasado por esos tapones criminales carreteros, no hay situaciones de violencia. También ha sido afortunado en que los mandos criminales que dieron instrucciones a los retenes, no tuvieran un pensamiento político donde López Obrador pudiera ser un activo para otros fines. ¿Qué pasaría si un jefe narco quisiera generar desestabilización y privar de la libertad a López Obrador? ¿O si quisiera infligir daño mayor y atentar físicamente contra él? Vistas las preguntas en pasado, son retóricas. Vistas hacia delante, obligan a la reflexión, sobre todo, por parte de López Obrador. (…) La humildad de López Obrador es auténtica, como también lo es la irresponsabilidad de no querer asumir y admitir que someterse a los protocolos de protección y seguridad no es sólo por él, sino por la estabilidad y paz de todos los mexicanos”.

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/la-irresponsabilidad-de-andres-manuel.html

El candidato consentido de los medios

Contrario a lo que se podría pensar, e incluso a que el propio candidato dice que está bloqueado en los medios de comunicación, Andrés Manuel López Obrador es, de todos los precandidatos, quien tiene actualmente más tiempo en televisión desde que arrancaron las precampañas. De esto, hoy en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “este artículo no va a gustar a los fanáticos de Andrés Manuel López Obrador. Tampoco a sus más conocidos y estridentes voceros. […]. Pero la verdad es que el precandidato que más aparece en los medios de comunicación es López Obrador. El famoso ‘cerco informativo’ de la ‘mafia del poder’ que, según la retórica lopezobradorista, bloquea la aparición de su movimiento en los medios de comunicación. Todo mundo lo sabe porque todo mundo lo ve y lo escucha: de Andrés Manuel se habla en todos los noticiarios y hasta aparece en los comerciales por los spots que recibe gratuitamente. Según el monitoreo de noticiarios de televisión y radio que hace el Instituto Nacional Electoral, en lo que va de la precampaña López Obrador ha recibido una cobertura informativa de 41 horas, contra 34 horas de José Antonio Meade y 25 horas de Ricardo Anaya. La abrumadora mayoría de ese tiempo-aire es de piezas ‘no valoradas’, es decir, referencias meramente informativas, que no opinan a favor ni en contra del precandidato. Yo detesto esta medición del Instituto Nacional Electoral. Voy más allá: la considero un golpe a la democracia. Con el afán de incentivar a los medios a ser ‘parejos’, el Instituto Nacional Electoral se olvida que el periodismo es un valor central de la democracia. Obligar a los medios a dedicar el mismo tiempo a todos le mete una zancadilla al periodismo, porque entonces los noticiarios se ven presionados para modificar sus criterios: ya no sólo debe reinar el periodismo, sino la equidad. ¿Por qué López Obrador tiene varias horas más de cobertura informativa que sus competidores? Porque es el que da más nota. Porque fija la agenda. […]. Encima, si la declaración provocadora de Andrés Manuel López Obrador genera cuatro o cinco reacciones de funcionarios, legisladores y hasta en el extranjero, y las palabras de los otros dos precandidatos son también respuestas a lo que dijo el de Morena sin poner nada propio en la mesa, ni modo de que los medios no los difundan para que no aumente el tiempo-aire dedicado a López Obrador, porque sufren la amenaza permanente del Instituto Nacional Electoral de la exhibición pública […] y de los partidos de poder usar ese argumento de supuesta ‘inequidad’ para vulnerar a los medios […] y a partir de ahí impugnar los procesos electorales”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/carlos-loret-de-mola/nacion/el-candidato-consentido-de-los-medios

La comedia en las campañas

Las campañas presidenciales en la actualidad carecen de contenido que sirva para construir algo positivo para México, por lo que en la actualidad las descalificaciones, burlas y chistes son lo que se puede ver en la mayoría de las presentaciones. Al respecto, hoy en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “la descomposición del material orgánico permite la germinación de una gran variedad de plantas y alimañas. En los muladares de la política florecen frases tan atractivas como la exitosa terqueada del ‘¡Hoy, hoy hoy…!’ de Vicente Fox (2000) y otras tan desagradables como el contraproducente ‘¡Cállate, chachalaca!’ (2006) de Andrés Manuel López Obrador. Ahora, en la disputa presidencial en curso, a Ricardo Anaya le reditúa bien la vacilada de que José Antonio Meade es el ‘Padre del gasolinazo’, y a éste sugerir que el frentista, por saber inglés y francés, tiene aptitud para ser un buen ‘guía de turistas’. Meade capitalizará también su descalificación de Andrés Manuel López Obrador llamándole nini porque ‘ni estudia ni trabaja’. Pero si de chistoretear se trata, el más florido es López Obrador con aquello del ‘frijol con gorgojo’ y, ayer, su desternillante sugerencia de doble jiribilla al Presidente a quien, afirma, le ha ‘mandado decir de manera respetuosa que, si se le sube la presión, esta medicina es buena y cura el mal de ojo: amlodipino…’”.

http://www.milenio.com/firmas/carlos_marin/comedia-campanas-lopez_obrador-amlodipino-pena-milenio_18_1105869431.html

Barrales, es decir, Mancera

Como se platicó después de que se formalizara la alianza partidista entre el Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, ayer se confirmó a Alejandra Barrales como la elegida para competir por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México. En La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe que: “tal como se había acordado a la hora de cerrar tratos para formalizar la coalición electoral entre los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, la candidatura de ese frente a gobernar Ciudad de México fue asignada a Alejandra Barrales Magdaleno, chilanga que cumplió 50 años de edad en julio pasado, quien inició su carrera política como miembro de la dirigencia de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación, luego que Mexicana de Aviación había realizado un despido masivo de ellos en 2000. […]. Barrales Magdaleno tiene posibilidades muy disminuidas de ganar a Claudia Sheinbaum, la virtual candidata del partido Morena […]. En el contraste de las dos figuras, la perredista cuenta con más referencias negativas, entre otras, las relacionadas con su prosperidad inmobiliaria, en México y en Miami (la morenista, a su vez, será atacada por los temas del segundo piso vial y del colegio Rébsamen). […]. La instalación de Barrales como candidata se ha sustentado en los resultados de tres casas encuestadoras, que colocaron a la ex secretaria de Educación del gobierno de Mancera como triunfadora, con los utilitarios Salomón Chertorivski y Armando Ahued en segundo y tercer lugares, respectivamente. […]. La abogada, con maestría en administración pública, que ha sido asambleísta capitalina, senadora, funcionaria gubernamental y dirigente nacional perredista, contará ahora con el respaldo pleno del aparato mancerista y de los exacerbados grupos del doliente perredismo capitalino que parecen dispuestos a usar cuanto recurso esté a su alcance […] para defender sus plazas en peligro de cambiar de administradores. A fin de cuentas, la suerte de Barrales estará sujeta a la evolución que tenga la candidatura de Ricardo Anaya como candidato presidencial. Si el panista logra desplazar a José Antonio Meade del segundo lugar de la contienda, y en aquel se concentra toda la fuerza que se opone a López Obrador, Barrales podrá tener mejores números. El aroma de un triunfo presidencial viable podría llevar al panismo capitalino a dejar a un lado las reticencias actuales y a dar un apoyo más amplio al perredismo que hasta ahora ven con menosprecio”.

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/18/opinion/008o1pol

Anaya y Barrales candidatos, ¿y el Frente Ciudadano?

Aunque en un inicio la alianza del Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y el Movimiento Ciudadano se vendía como ciudadana, la precandidatura de Alejandra Barrales confirma que de ciudadana no tendría ni tiene nada y que solamente se trató de estrategia política para, seguramente, asegurar su supervivencia, y ahora, de aquí al día de las elecciones, va a ser interesante si los militantes del Partido Acción Nacional y del Partido de la Revolución Democrática en realidad van a votar por un candidato que hasta hace no más d un año eran partidos rivales, y sobre esto, hoy en Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, escribe que: “a Alejandra Barrales la conocí hace muchos años como combativa secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación […] y un día le comenté que con el tiempo llegaría a ser una dirigente obrera de la importancia de Fidel Velázquez y me dijo ¡zafo…! Desde entonces mantuvimos una relación profesional respetuosa. Y seguí su carrera sin pensar, jamás, que llegaría a ser la presidenta del entonces naciente Partido de la Revolución Democrática, senadora, integrante del gabinete de Ciudad de México y, ahora, candidata a gobernarla por un frente opositor al ganar la encuesta de dicho bloque a Salomón Chertorivsky, que llevaba cinco en campaña y al entrañable doctor Armando Ahued, un gran personaje, ambos apartidistas. Este resultado se dio a conocer ayer por la tarde, teniendo que aceptar que se trata de otra victoria de Miguel Mancera al interior del citado frente y la confirmación de que esa alianza de ciudadana tiene cero cuando todo es un acuerdo cupular en el que Ricardo Anaya, presidente del Partido Acción Nacional, resultó ser su candidato presidencial, y Alejandra, presidenta del Partido de la Revolución Democrática, al gobierno de Ciudad de México, como se repartieron las parcelas al integrar este bloque. […]. Falta ver, lo conoceremos el 1 de julio, si la base panista vota por un candidato perredista, y si la amarilla por un candidato azul, representados en una misma persona: Ricardo Anaya. Y, luego, adónde van esos votos, si los panistas a José Antonio Meade y los perredistas a Andrés Manuel López Obrador”.

http://www.milenio.com/firmas/joaquin_lopez-doriga/anaya-barrales-candidatos-frente_ciudadano-pan-prd-votos-milenio_18_1105869435.html

PRD cierra filas con Barrales

A pesar de las diferencias que generalmente presentan a la hora de ponerse de acuerdo, ahora, al parecer no sufrieron tanto para determinar a quién apoyarían para impulsar su candidatura para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, siendo Alejandra Barrales la elegida para encabezar el proyecto, y en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “y al final… los perredistas lograron ponerse de acuerdo. Pese a su larga tradición de enredos, esta vez el perredismo capitalino logró cerrar filas en torno a Alejandra Barrales. […]. Un factor clave fue el papel de Miguel Ángel Mancera. Cuentan que hace unos días, el jefe de Gobierno se reunió con Barrales y con Salomón Chertorivski para decirles que respetaría el resultado de la encuesta, pedirles que hicieran lo mismo y, de paso, soltar un discreto reclamo: que a él le habría gustado participar en un proceso similar por la candidatura presidencial. Al final, como sea, salieron ganando todos: Mancera, con un proceso ordenado y sin tropiezos; Barrales, con una candidatura consolidada; Chertorivski, claramente posicionado; y Armando Ahued, dicen, con una postulación como legislador bajo el brazo. ¡No parecen perredistas!”.

http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=127619&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=127619

Miedo

En México hace años que vivimos con miedo a todo nuestro entorno, y las autoridades parece que no tienen interés en generar un cambio, al menos en el mediano plazo pues, a pesar de sus estrategias fallidas, van a mantenerlas a pesar de que no han dado los resultados esperados, y los datos dados a conocer más recientemente apuntan a que la mayoría de las personas que habitamos en este país sentimos miedo al realizar nuestras actividades cotidianas, y por lo mismo, hoy en el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “miedo al abordar el transporte público. Miedo al subir al coche. Miedo al usar un cajero automático. Miedo al entrar y salir de un banco. Miedo al andar en la calle. Miedo al llevar un reloj que llame la atención. Miedo al entrar a casa. Miedo al salir de ella. Miedo por usar los aretes que fueron un regalo de cumpleaños. Miedo de caminar por esa calle sin alumbrado. Miedo al regresar tarde a casa. Miedo cuando escuchas que al vecino lo asaltaron. Y al otro también. […]. Miedo cuando sales de la ciudad por varios días y tu hogar se queda solo. Miedo cuando tus seres queridos no han mirado el WhatsApp. Y lo peor es cuando también sientes miedo de ese policía que se está acercando. Los mexicanos vivimos con miedo. Nos hemos acostumbrado a él, se nos ha metido al hueso. Ya nos resignamos a que nada cambia, a que nomás empeora. A que los delincuentes sigan en las calles. A que las han tomado. Las autoridades nos han llevado a cambiar nuestra rutina diaria, a dejar de usar esos objetos que nos gustan, a dejar de salir por las noches o a regresar más temprano, a comprar una alarma para la casa o el auto, a cuidarnos de todos, hasta de nuestra propia sombra… […]. La estadística la ofrece la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que realizó el Inegi. Las cifras deberían ser alarmantes para quienes gobiernan las 55 ciudades que fueron estudiadas. De Tijuana a Tapachula, pasando por Guadalajara, Ecatepec y Coatzacoalcos. La muestra, 17 mil 400 hogares, todos nos hablan sobre cómo percibimos vivir en nuestras ciudades. Todos nos dicen las razones por las que sentimos miedo: a ocho de cada diez mexicanos les da miedo usar un cajero automático; a siete de cada diez les da miedo subirse al transporte público; al mismo porcentaje le asusta entrar o salir de un banco. Cuatro de cada diez han escuchado disparos en alrededor de sus viviendas, en el que tendría que ser su entorno más seguro. Tres de cada diez piensan que la inseguridad seguirá mal en los próximos 12 meses. Otros tres de esos diez creen que empeorará. […]. Estas cifras deberían obligar, siquiera, a una statement en la que acepten sus deficiencias. Pero andan todos en campaña, en el ciclo en donde nos prometen, ahora sí, que todo va a cambiar. El extitular de Gobernación dejó delitos en máximos históricos, ahora quiere ser senador, por ejemplo. Y así en todos los bandos y a todos los niveles. Campañas van y promesas llegan. Todas se olvidan. La inseguridad se queda. Y el miedo, ése ya se instaló en la médula de nuestros días”.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/yuriria-sierra/2018/01/18/1214438

Cacería de César Duarte

La repentina búsqueda de César Duarte, ex Gobernador de Chihuahua, ha dejado la idea de que se produce después de la presión ejercida por Javier Corral, pero, desde el gobierno federal, dicen, quieren demostrar que se trata de mostrar fuerza ante la opinión pública y no necesariamente se trata de una reacción a la presión ejercida por la oposición, y de esto, en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “la Procuraduría General de la República, a cargo de Alberto Elías Beltrán, echó a andar la maquinaría jurídica para la detención provisional con fines de extradición del ex Gobernador de Chihuahua, el priísta César Duarte, por 11 causas penales […]. Los trámites se realizarán mañana por la vía diplomática con el Departamento de Estado de Estados Unidos, donde se presume se encuentra el ex mandatario. Y la próxima semana, nos adelantan, también habrá nuevas acciones legales internacionales contra don César. Desde el gobierno federal, nos dicen, se argumentaba la tarde del miércoles que la elaboración del expediente del chihuahuense y la petición de extradición son un mensaje de fuerza de la Presidencia y no están relacionadas con los berrinches de ningún político de oposición. ¡Ah, está bueno!”.

http://www.eluniversal.com.mx/columna/nacion/caceria-de-cesar-duarte

Anaya de ¿naranja?

Así como sucedió con el Partido de la Revolución Democrática, que Ricardo Anaya acudió a pedir su apoyo para la candidatura presidencial, se tiene planeado que hoy acuda con la dirigencia de Movimiento Ciudadano, y hay expectativa sobre si también se vestirá con los colores de ese partido, e incluso si entonará la canción que hoy está de moda, por lo que hoy en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que así como este martes estuvo con líderes y militantes del Partido de la Revolución Democrática, Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, pedirá este jueves su apoyo a los simpatizantes de Movimiento Ciudadano, para que lo respalden como su precandidato rumbo a la Presidencia, y hay expectativa sobre si se vestirá de naranja y coreará la canción que ha hecho famosa el niño Yuawi. Por cierto, ayer habló sobre los precandidatos independientes y ‘vio bien’ que Marichuy pueda estar en la boleta electoral de julio próximo, simpatía que no ha manifestado con ninguno de los otros aspirantes”.

http://www.milenio.com/firmas/trascendio_nacional/ricardo_anaya-apoyos-movimiento_ciudadano-naranja-cantar-yuawi-milenio_18_1105869437.html

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print