Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 11 de abril de 2018. Dilemas de los (hoy) perdedores: La realidad en la calle difiere de la que viven en los cuartos de guerra de Anaya y Meade… Resucitan al señor tramposo: La sociedad está harta de las trampas y abusos por parte de la clase política. El PRI aplica la “aplanadora” y sepulta la promesa de Peña de regular publicidad oficial… El TEPJF inyectó desconfianza al 2018 con favorecer a “El Bronco”, alertan politólogos y analistas… Margarita y El Bronco: quienes cometen un delito o violan la ley electoral –y el INE claramente lo dijo en ambos casos– debieran estar inhabilitados para contender por un puesto de elección…

Rayuela

La transa por encima de cualquier otra consideración. Esos cuatro magistrados ya engrosan los archivos de la ignominia.

Dilemas de los (hoy) perdedores

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero, que la realidad en la calle difiere de la que viven en los cuartos de guerra de Anaya y Meade: “Ricardo Anaya afirma que su rival por la Presidencia es Andrés Manuel López Obrador. José Antonio Meade dice lo mismo. Los dos hablan como si el segundo lugar, que es el que actualmente disputan, lo tuvieran amarrado, por lo que se descalifican recíprocamente antes de reconocer que su enconada lucha por un sitio que sólo lleva a la irrelevancia electoral, los tiene en un pantano. Con menos de tres meses para la elección, la falta de un claro rival de López Obrador divide el voto, y muestra que las estrategias desarrolladas por Anaya y Meade han sido equivocadas y letales para ellos mismos. Anaya apostó al suicidio al correrse al bando antisistémico que López Obrador tiene patentado desde hace casi un cuarto de siglo (ni más ni menos, para que no se olvide). Los conceptos de lucha contra un poder que utiliza todos los recursos del sistema a su alcance, son combustible para López Obrador, quien puede dar prueba de ello al haber enfrentado campañas desde ese poder que identifica como “mafia”. La autoridad moral de Anaya para utilizar el mismo recurso es nula. Pertenece a un partido que construyó el bipartidismo contra el que López Obrador y sus mayores lucharon, que buscó encarcelarlo por una falta administrativa en 2005, y lo acusó de ser “un peligro para México”. También fue comparsa del presidente Enrique Peña Nieto en la gestación y aprobación de las reformas. El corrimiento de un derechista a la izquierda de la geometría electoral no le ha dado impulso suficiente para ser adversario peligroso de López Obrador, hasta ahora cuando menos, porque el candidato antisistémico por antonomasia es el tabasqueño, cuyo espacio no tiene huecos para un usurpador. Los votos de castigo se los lleva él, no Anaya. Sin embargo, le regaló una palanca estratégica, porque su radicalización eliminó el voto útil que ayudó al PAN y al PRI en las dos últimas elecciones presidenciales, y se lo transfirió a López Obrador, como se ha ido apreciando consistentemente en las encuestas de preferencia electoral. El suicidio estratégico de Anaya ha sido también un disparo contra Meade. En estos momentos, aun si Meade pudiera consolidarse en segundo lugar en las encuestas, el voto útil no se inclina por él. La opción en 2006 y 2012 cuando el PRI respaldó a Felipe Calderón y luego el PAN a Peña Nieto para evitar que López Obrador llegara a Palacio Nacional, la canceló el radicalismo de Anaya, que fracturó estructuralmente a su partido y confrontó a sus bases. Al mismo tiempo, la estrategia del PRI y el gobierno para mancharlo de corrupción no ha sido suficiente para que sus pérdidas de electores se trasladen a Meade, por una razón que se aprecia en todos los estudios de opinión, la molestia contra Peña Nieto y su gobierno, y el repudio al partido en el poder. Meade no ha logrado penetrar en el electorado, angustiado por la inseguridad –el gran fracaso del gobierno peñista–, incendiado por la corrupción –ante un gobierno donde la impunidad parecería la marca de la casa– y por el mediocre rendimiento económico. Hace mucho sentido que ante un cambio de modelo, como el que propone López Obrador, tenga crecientes voces por darle una oportunidad, sin importar sus inconsistencias y descontextualizaciones. (…) La realidad en la calle difiere muchas veces de la que viven en su cuarto de guerra. O al menos, por sus acciones, así lo muestran. Anaya sigue imponiéndose a Meade en la mayoría de los estudios y no se ve que pueda cambiar la dinámica actual que los está perjudicando. La estrategia del candidato oficialista no fue la más inteligente, al mantenerlo peleando contra Anaya, cuando no le daba rédito. Dentro de su cuarto de guerra hubo discusiones sobre si debía alejarse de los ataques a Anaya y enfocarse en López Obrador, que se les escapa a gran velocidad, por lo que desde la semana pasada Meade comenzó a colocar al candidato de Morena en el centro de sus críticas. Aun así, ni a Meade ni a Anaya se le ve la fortaleza suficiente para llegar competitivos al final de la contienda. Apenas arrancó la campaña, hay que volver a insistir, pero el dilema en el que se revuelcan los candidatos hoy en día, convencer que están en segundo lugar, es vacuo. No los mete en la competencia y al final del camino, sólo los llevará al lugar donde nadie, históricamente, se acordará de ellos.

Compita usted, señor tramposo

La decisión de incluir como candidato presidencial independiente a Jaime Rodríguez Calderón ha traído consigo una serie de críticas y señalamientos de que se está permitiendo que un tramposo esté participando del proceso electoral más competido de la historia moderna de México, lo cual no es cosa menor pues es tiempo de que la sociedad está harta de las trampas y abusos por parte de la clase política. En el Excélsior, Leo Zuckermann, escribe que: “las elecciones son fascinantes porque siempre están llenas de sorpresas. El problema es cuando los árbitros son los que se encargan de sorprendernos. Increíble lo que hizo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación […] al permitir el registro de Jaime Rodríguez, El Bronco, como candidato presidencial. Más bien, vergonzoso. No es posible que una autoridad tome este tipo de decisiones. Difícil entenderlo. El Bronco no llegó a las 866 mil firmas requeridas para aparecer en la boleta porque el Instituto Nacional Electoral […] encontró diversas irregularidades en lo que presentó el Gobernador con licencia de Nuevo León. […]. De todos los apoyos que presentó Jaime Rodríguez (más de dos millones), el 8 por ciento fue de este tipo: Las llamadas ‘simulaciones’ que totalizaron 158 mil. Según el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, como el Instituto Nacional Electoral no le dio el tiempo necesario a El Bronco para revisar las presuntas irregularidades, se violó su derecho de audiencia y, con el objeto de proteger sus derechos políticos, ordenaron revocar la decisión del Instituto Nacional Electoral de negarle el registro. Una visión que los abogados llaman ‘garantista’ al proteger, por encima de todo, las garantías políticas de los ciudadanos. Muy bien. El problema es que, bajo este argumento, se le está otorgando la posibilidad de competir a un tramposo. Caso diferente el de Margarita Zavala. El Instituto Nacional Electoral le restó varias firmas a la exprimera dama, pero de categorías que podrían considerarse como errores benignos. Del millón y medio de firmas que presentó, sólo 432 fueron dentro del rubro grave de ‘simulaciones’. […]. Pero no nos vayamos con la finta. El Instituto Nacional Electoral no es el que actúa de esta forma. Son los candidatos los que presentaron un cochinero. ¿Cómo lo sabemos? Muy simple. Resulta que hubo otros aspirantes que le entregaron al Instituto Nacional Electoral firmas sin mayores problemas. La candidata indígena, María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, presentó, por ejemplo, 282 mil, prácticamente todas limpias. No estará en la boleta por no haber llegado al umbral de las 866 mil en 17 estados. El Bronco, en cambio, sí estará. También, probablemente, El Jaguar. Los tramposos sí, los limpios no. Así la justicia electoral en México. Muy garantista, sin duda. […]. Yo no tengo elementos para juzgar si hubo o no presiones para que actuaran así. Lo que sí sé es que el Partido Revolucionario Institucional fue el único que celebró la inclusión de El Bronco en la boleta y que a ese partido potencialmente le puede convenir esto. Se está logrando el objetivo de dividir el voto opositor todo lo posible, tal y como hizo el Partido Revolucionario Institucional en las pasadas elecciones del Estado de México, tal como quiere el Partido Revolucionario Institucional que sea en esta ocasión en la elección presidencial. […]”.

El Bronco: sacralizar la transa

Jaime Rodríguez va a poder participar como candidato independiente a la presidencia de la república a pesar de las evidencias que hay en su contra de que hizo trampa a la hora de presentar sus firmas de ciudadanos. En La Jornada, Julio Hernández López, escribe que: “la habilitación de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, autodenominado El Bronco, como candidato presidencial independiente, ha asestado el golpe más severo […] al escuálido nivel de credibilidad que hubieran tenido el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación […] y el Instituto Nacional Electoral […]. Ya con Margarita Zavala Gómez del Campo se había perfilado esa disposición del árbitro electoral a hacer cesiones y concesiones a la subcultura de la transa, al hacerla candidata independiente a pesar de que también practicó anomalías sistemáticas en el proceso de obtención de firmas de apoyo a su pretensión de aparecer en la boleta electoral, apenas habiendo saltado del trapecio panista. Con el sedicente Bronco fue la sublimación: el Gobernador con licencia ejecutó, con una sagacidad políticamente congénita, una amplia gama de trampas: simulación, falsificación, financiamiento oscuro, aprovechamiento de recursos públicos. Su estampa pública es la del cinismo y sus resultados como gobernante son desoladores, […]. La sacralización de la transa tuvo como oficiantes a cuatro de los siete magistrados del citado tribunal electoral federal: Felipe Fuentes Barrera […], Indalfer Infante González, José Luis Vargas y Mónica Aralí Soto. La cuarteta de juristas retorció cuanto pudo el sentido natural del derecho y se parapetó tras coartadas de garantismo para asignar al Bronco la etiqueta presidencial que le permitirá disputar el voto norteño a Andrés Manuel López Obrador, actuar contra este con porrismo inducido y ensuciar la contienda presidencial a conveniencia de quienes desean oscurecerla. En el camino de la inferencia de que Rodríguez Calderón habría alcanzado el número básico de firmas de apoyo si se le hubiera dado más oportunidad de ir revisando la documentación originalmente presentada, el tribunal electoral arrolló al propio Instituto Nacional Electoral (INE), al dejarlo exhibido en actas como un ente omiso, incumplido y arbitrario, que no fue capaz de suministrar elementos convincentes de veracidad sobre la situación del mentado Bronco. La maniobra beneficia en toda la línea al Partido Revolucionario Institucional y al candidato José Antonio Meade Kuribreña […] y quita a la calderonista Zavala Gómez del Campo la jactancia de ser la única con esa etiqueta no partidista. En realidad, la decisión judicial de ayer iguala al Bronco y a Margarita, quienes emergieron de una mezcla de irregularidades similares en el fondo, aunque las dosis y combinaciones de trucos fueran diferentes […]”.

El PRI aplica la “aplanadora” y sepulta la promesa de Peña de regular publicidad oficial

Daniela Barragán, en SinEmbargo, escribe sobre la “Ley Chayote”, lo siguiente: La fracción priista de la Cámara de Diputados terminó su encomienda: aprobar el decreto de la Ley de Comunicación Social o “Ley Chayote”, como fue rebautizada por las organizaciones civiles que se han opuesto a esta legislación. El tiempo apremiaba y la prisa se sintió en las últimas dos semanas. Así, los legisladores del PRI, junto con los del Partido Verde Ecologista de México y del Partido Nueva Alianza, no dejaron espacio alguno para retrasar la Ley o para dejar que la oposición la regresara a comisiones. Las organizaciones civiles saben que ahora la lucha tendrá como sede el Senado de la República, donde habrá otras fuerzas y otras posturas. Pero si el diálogo se da como con los diputados, la fuerza priista tiene la victoria asegurada.

El TEPJF inyectó desconfianza al 2018 con favorecer a “El Bronco”, alertan politólogos y analistas

Con tres votos en contra y cuatro a favor, el Tribunal Electoral –sujeto al Poder Judicial– revocó el dictamen del INE –órgano autónomo– y le pidió registrar bajo “supuestos” a Jaime Rodríguez Calderón como candidato independiente a la Presidencia, pese a sus múltiples irregularidades, así como darle 10 días al otro candidato independiente, Armando Ríos Piter, para revisar sus firmas catalogadas como inválidas. No es la primera vez que ambas instituciones electorales no coinciden y el Tribunal da revés a determinaciones del órgano electoral: en noviembre pasado validó la elección del priista Miguel Riquelme como Gobernador de Coahuila, pese a los señalamientos de rebase de gasto de campaña, y en diciembre dio luz verde al reparto de tarjetas o monederos electrónicos cuestionados desde las elecciones de 2012. Especialistas consultados por SinEmbargo lo atribuyen a los fines políticos de los magistrados que integran el TEPJF.

Instituciones desvirtuadas

Jorge G. Castañeda escribe en El Financiero sobre la forma en que se han desvirtuado las instituciones en México: “Quienes hemos luchado por las candidaturas independientes desde hace años no podemos más que congratularnos que haya dos o tres aspirantes sin partido en la boleta si llega a confirmarse esta hipótesis. Asimismo, quienes apoyamos la candidatura de Ricardo Anaya, y sabemos que la elección presidencial se ha vuelto una contienda entre dos –Andrés Manuel López Obrador y el propio Anaya– no podemos más que recibir con cierto agrado la presencia de Jaime Rodríguez en la boleta. Seguramente la razón por la cual el gobierno logró que el tribunal lo absolviera de la cantidad de trampas que hizo fue para que en los debates y en la campaña se concentrara en pegarle a AMLO, sobre todo en el norte del país. Sin embargo, estos dos motivos abstractos y válidos no bastan para estar de plácemes. Al contrario. Es absolutamente inverosímil que un tribunal electoral avale dos candidaturas –la de Margarita Zavala y la de Jaime Rodríguez– que claramente recurrieron a todo tipo de trampas y procedimientos ilegales para lograr las firmas necesarias. Si esas trampas y procedimientos irregulares contribuyeron a obtener más o menos firmas que el número necesario es irrelevante; no se trata de qué tanto robaron, ni de qué tanto abusaron de una persona; de qué tanto y cuánto tiempo secuestraron a alguien. El problema aquí es que quienes cometen un delito o violan la ley electoral –y el INE claramente lo dijo en ambos casos– debieran estar inhabilitados para contender por un puesto de elección popular. (…) Es increíble que el gobierno de Peña Nieto y el PRI desvirtuaran –hasta destruirlas– las instituciones que, con mucho trabajo y no siempre con éxito, se han construido a lo largo de los últimos 24 años en materia electoral. (…) Y aquí es donde se vuelve más seria la cosa. En estos días de visitar a inversionista tras inversionista en la ciudad de Nueva York, y de dar conferencia tras conferencia en universidades y diversos foros, he confirmado algo que ya intuía. El equipo de Andrés Manuel López Obrador ha hecho bien la tarea en este sector en Nueva York. Sí ha calado la idea de que, uno: es otro Andrés Manuel; dos, ahora sí está rodeado por gente sensata; y tres, sobre todo, las instituciones mexicanas hoy son sólidas, robustas e independientes. (…) No van a sucumbir ante cualquier tentación autoritaria, populista, nacionalista o estatista que pudiera albergar AMLO. Como me dijo una exalumna que trabaja en una agencia calificadora, la analogía con Luis Echeverría no vale. No solo por las razones que con mucha sensatez han esgrimido León Krauze y Jaime Sánchez Susarrey, aunque no necesariamente las comparta, sino porque las instituciones mexicanas hoy son mucho más autónomas y fuertes. Supongo que no se refería al tribunal electoral, por ejemplo, ni tampoco a otras cuya independencia o autonomía han dejado mucho que desear en los últimos meses o años”.

Bronco resucitado

A pesar de haber recibido un gran favor, Jaime Rodríguez no agradeció a los que lo incluyeron en la boleta presidencial, y sí agradeció a Dios, situación que resulta hasta cierto punto incómodo ya que Dios no protege a tramposos. En el Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “El Bronco no agradeció su súbita resurrección a los magistrados del Tribunal Electoral. Tan pronto se dio a conocer la decisión de ordenar al Instituto Nacional Electoral la colocación de su nombre en la boleta, Jaime Rodríguez mandó un mensaje en Twitter que decía: ‘Dios es grande, gracias. La fe es grandiosa. #ProhibidoRendirse’. No a todo el mundo le pareció una bendición tan grande. ‘El fraude electoral ha recibido la sanción de los jueces’, escribió en Twitter el jurista Diego Valadés, ex ministro de la Suprema Corte de Justicia, quien añadió: ‘El Tribunal Electoral otorgó un salvoconducto para violar el voto’. Miguel Carbonell, otro respetado jurista, apuntó: ‘Permitir que un candidato independiente figure en la boleta pese a haber hecho trampa es un pésimo mensaje hacia los resultados del próximo 1 de julio’. El comentarista político Raúl Trejo Delarbre señaló: ‘Varios indignados tuiteros me dicen que la decisión del Tribunal Electoral manda al diablo las instituciones. No tengo argumentos para desmentirlos’. En contraste Armando Ríos Piter, también eliminado de la boleta por el Instituto Nacional Electoral, mandó ‘un abrazo afectuoso’ a Jaime Rodríguez, El Bronco, ‘por la victoria en esta importante batalla. ¡Por el éxito a defender el derecho a ser votado y la voluntad de los ciudadanos! ¡La lucha independiente está viva!!!’. Claro que está entusiasmado: la decisión sobre El Bronco significa que, posiblemente, él llegue también a la boleta. […]. El fallo del Tribunal, en una votación dividida cuatro a tres, se basó en una presunta falta del debido proceso. Según los magistrados que votaron a favor de ordenar la incorporación de El Bronco a la boleta electoral, el Gobernador con licencia no gozó del derecho de audiencia para defender ante el Instituto Nacional Electoral la legalidad de las firmas que presentó para su candidatura. […]. Tenemos también el caso de María de Jesús Patricio, Marichuy, la candidata del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y de otras organizaciones indígenas. Ella cumplió con mayor limpieza que nadie con las reglas, pero al final se le negó el registro porque no alcanzó el número de firmas requerido. ¿Cuál es el mensaje del Tribunal? ¿Que debió haber hecho trampa con firmas falsas para que al final los magistrados la avalaran? […]. La consecuencia práctica de la nueva decisión del Tribunal es que El Bronco estará en la boleta sin importar que no haya cumplido con las reglas. ‘Se fue el más amigo, el más broncudo ya se fue -podría cantar Lupe Esparza con letra de Gil Rivera-, pero renace en un potrillo que se ve negro, fuerte y bronco como él’. También se fue el respeto a la ley, pero de eso nadie se preocupa, ya que la ley no renacerá”.

El pleito que apanica

Son varias las ocasiones en que el Tribunal Federal Electoral y el Instituto Nacional Electoral difieren en sus conclusiones y la más reciente es en la inclusión de Jaime Rodríguez como candidato independiente a la presidencia de México. En El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “observadores internacionales que están en México para dar seguimiento al proceso de sucesión presidencial me han expresado off the record miedo por el pleito que existe entre el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Me cuentan que entre especialistas internacionales que estudian el caso mexicano sorprende que la relación entre el Instituto Nacional Electoral y el Trife esté peor que nunca y que el pleito sea cada vez más público. […]. La lista de episodios es bastante robusta: los consejeros del Instituto Nacional Electoral aprobaron impedir la promoción de gobernantes en spots, sancionar al Partido Revolucionario Institucional por contratar anuncios en Facebook, regular los promocionales oficiales en tiempos de campaña y hasta bajarse los sueldos y, en todos los casos, el Tribunal les dio palo. […]. Y el Instituto Nacional Electoral aprobó un conteo rápido para la próxima elección presidencial, pero el tribunal le dio palo y tuvo que improvisar otro método para que haya resultado la noche de la votación. La última fue la del Bronco. En su dictamen, el Instituto Nacional Electoral acusó al Bronco de tener un millón 200 mil firmas simuladas, fotocopiadas, con documentos inválidos o que no eran de votantes, y lo dejó a 16 mil firmas de obtener la candidatura. El Instituto Nacional Electoral denunció al Bronco como un tramposo y el Tribunal acusó al Instituto Nacional Electoral de poco profesional y ordenó que incluyera al Bronco en la boleta. […]. Los observadores internacionales están aún más preocupados tras este encontronazo. Lástima. Antes el sistema electoral mexicano solía ser un ejemplo mundial. Los especialistas lo ponían como modelo a seguir. Democracias e instituciones incipientes en países que salían de dictaduras buscaban copiar el andamiaje electoral mexicano. Hoy esos mismos especialistas dicen que tras las dos reformas electorales más recientes y por los pleitos INE-Trife, el mexicano sigue siendo ejemplo… de lo que no se debe hacer con las leyes electorales y el árbitro de las contiendas políticas. Pena y pánico”.

Larga transición

La etapa de transición es un periodo de suma importancia en México después de las elecciones, y esta ocasión será la última vez que este periodo sea de 5 meses pues luego de esta elección el día de toma de posesión será los días primero de octubre. En el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “entre el momento que se declare un Presidente electo, luego de los comicios del domingo 1 de julio, hasta el día de la toma de posesión pasarán tres largos meses. El actual mandatario, Enrique Peña Nieto, fue declarado Presidente electo el 31 de agosto de 2012 y tomó posesión el 1 de diciembre de ese mismo año, como dispone el artículo 83 constitucional. Si sumamos el tiempo que pasó entre la elección presidencial y la toma de posesión, estamos hablando de un periodo de transición de cinco meses, mismo lapso que transcurrirá este año entre ambos hechos. El plazo entre la elección y la toma de posesión presidenciales fue semejante en 2000 y 2006, con un día de diferencia, pues en esas dos ocasiones los comicios se llevaron a cabo el 2 de julio. […]. El periodo de transición de cinco meses fue recogido por la Constitución de 1917, aunque varios de los lapsos que transcurrieron entre presidencias […] fueron modificados por hechos de violencia, como los magnicidios de Venustiano Carranza y Obregón. […]. Hace cuatro años, en la más reciente reforma electoral, se modificó el día de la toma de posesión del Presidente al 1 de octubre, pero un artículo transitorio de la Constitución le da vigencia a ese cambio a partir de 2024, año en que las elecciones presidenciales se realizarán en junio. A causa de esa reforma, el próximo Presidente –el que se elegirá el domingo 1 de julio– no durará un sexenio en el cargo, sino 5 años y 10 meses. Así que ésta será la última vez que haya un periodo de transición entre presidencias de cinco meses […]. El problema es que, aun siendo el último, el de este año podría resultar problemático en caso de que los mercados reaccionen negativamente al resultado de las elecciones del 1 de julio. ¿Qué pasaría si, por ejemplo, los movimientos de capital y otras operaciones financieras tumban el valor de la moneda mexicana una vez que se den a conocer las tendencias de la elección presidencial? No es imposible que ello ocurra. Uno de los episodios de mayor volatilidad de la moneda en años recientes ocurrió luego de las elecciones locales en el Estado de México, cuando el peso se depreció rápidamente antes de los comicios y se revaluó, también rápidamente, cuando se conoció el nombre de quien había ganado la gubernatura. […]. No podemos desconocer que son tiempos de mucha incertidumbre y volatilidad en la economía internacional. A eso, los mexicanos debemos agregar una elección presidencial de efectos impredecibles y un larguísimo periodo de transición que ningún otro país del mundo tiene y que, en estos tiempos, parece excesivo en todos los sentidos”.

Chilapa, los renglones torcidos de Dios

Guerrero es una de las zonas más afectadas del país por el crimen organizado, muestra de ello es la reciente reunión entre grupos criminales con un sacerdote de la región para tratar de llegar a un acuerdo para que dejen de haber asesinatos. En Milenio, Joaquín López Dóriga, escribe que: “La zona más caliente de Guerrero y una de las violentas del país, el corredor de Chilapa-Chilpancingo, vive en un vacío de gobierno que ha llenado el crimen organizado en todas sus vertientes: la policiaca que ofrece seguridad a cambio de dinero; la de recaudación, cobran esa protección, derecho de piso, de tránsito, de territorios y hasta de obra, y esa es su ley a falta de autoridad que haga respetar la norma legal. Los pobladores del área de Chilapa están en manos de las bandas del crimen organizado que los explotan con el cultivo de amapola del que obtienen más ingresos que de cualquier otra actividad. Hace unos días, productores de amapola se reunieron con mandos militares para pedirles que les permitieran seguir con ese cultivo unos años más para poder hacer ahorros y luego ya dedicarse a otra siembra. Este encuentro retrata la realidad de esa zona del estado de Guerrero, donde han asesinado a nueve aspirantes a cargos de elección popular. […]. Por supuesto que desde la distancia del arrogante altiplano se condenó al obispo diciendo que no se puede negociar con el crimen organizado y que la ley se acata. Y es cierto, estoy en desacuerdo en la negociación con criminales y a favor del acatamiento de la norma, a pesar de que a más altos niveles se ha negociado y violado la ley. Pero cuando se vive en el desamparo del Estado, y a veces hasta en el olvido de Dios, hay quienes recordando a Santa Teresa de Jesús buscan interpretar lo que Él escribe derecho con renglones torcidos”.

AMLO en MILENIO. 3. Las dos democracias

Retomando la charla que tuvo Andrés Manuel López Obrador con varios periodistas de Milenio TV, Héctor Aguilar Camín, escribe sobre la participación ciudadana que quiere implementar Obrador, donde aparte del congreso, que es nuestra representación, quiere que la ciudadanía decida en temas fundamentales, lo que podría ocasionar problemas entre las dos formas de participación, lo que no tendría muy buenos resultados, por lo que escribe que: “la figura de la consulta popular, favorita de la estrategia política de López Obrador, lleva dentro un concepto dual, encontrado, de la democracia. En el curso de la entrevista de MILENIO, López Obrador explica su preferencia por esta figura. Dice: ‘Se equivocan menos los ciudadanos que los políticos. El pueblo tiene un instinto certero, es sabio: (que haya) consulta ciudadana y que el ciudadano nos diga ‘quiero esto’ o ‘no quiero esto’. En la democracia es el pueblo el que manda, el que decide’. Interviene Carlos Puig: ‘Pero hay una representación en el Congreso…’. Responde López Obrador: ‘Claro, es que son dos tipos de democracia: una, representativa, que es la del Congreso. Y existe también, debe existir, la participativa. No es que la democracia termina y se agota en una elección constitucional y ya’. […]. Así planteado, lo primero que se dibuja en el horizonte es la colisión de las dos democracias, la democracia del mandato ‘participativo’ que se sustenta en el ‘sí o no’ polarizado de los ciudadanos y la democracia del mandato ‘representativo’ que se sustenta en la deliberación plural del Congreso. Asumir como instrumento preferente de gobierno la consulta popular es abrir la ruta de colisión entre la lógica binaria de la voluntad en blanco o negro de la ciudadanía y la voluntad negociada de la lógica representativa, por definición matizada, llena de grises. La colisión de las lógicas de la democracia representativa y la que López Obrador llama participativa, lejos de clarificar la ‘voluntad del pueblo’, puede simplemente enredarla, crear legitimidades encontradas, mandatos contradictorios, y un horizonte sin fin de convocatorias a elecciones, querellas institucionales, discordancia entre poderes”.

Sustos en independientes

Luego de que se diera el anuncio de la aprobación de Jaime Rodríguez como candidato independiente presidencial, Margarita Zavala mostró preocupación por la razón de que candidatos independientes no pueden presentar firmas iguales. En Reforma, en Templo Mayor, asegura que: “vaya susto se llevaron los integrantes del equipo de campaña de Margarita Zavala. Desde el sábado andaban como locos, luego de que se enteraron de que el Trife planeaba revivir las aspiraciones presidenciales de Jaime Rodríguez. El susto de los zavalistas obedecía a que, de acuerdo con la ley, cuando hay dos o más candidatos independientes, es necesario verificar que no haya firmas de apoyo repetidas entre los contendientes. Dado que, originalmente, Zavala fue la única que alcanzó el registro, las autoridades del Instituto Nacional Electoral dejaron de lado cotejar que ella y ‘El Bronco’ no compartieran los mismos apoyos, dado que sería ilegal. De ahí que cuando comenzó a sonar que el de Nuevo León sería habilitado, se prendieron los focos rojos en el cuartel general margarito. Sin embargo, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hicieron bien la chamba que les encargaron, por lo que la candidatura de ‘El Bronco’ está blindada. De tal forma que él y Zavala pueden compartir hasta el acta de nacimiento y ni siquiera eso los puede incomodar”.

https://www.reforma.com/

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print