Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 18 de junio de 2018. ¿Qué deben aprender los presidenciables del Alemania – México?: En su momento de gloria, Juan Carlos Osorio optó por la grandeza y no por la venganza: “Compartírselo a toda la afición mexicana. A todos los que han creído en este proceso, compartírselo a todos ellos. Y a los que no, seguiremos trabajando, ojalá mejorando, para algún día convencerlos”… ¿Dónde está el Héctor Herrera que le arme el juego de una campaña convincente a José Antonio Meade? La soberanía del miedo…

Rayuela

El destino electoral en Morelos parece definido; el del gobernador actual… también.

Qué deben aprender los presidenciables del Alemania – México

El director técnico de la selección mexicana regaló no sólo una cátedra de buen trabajo, sino también de humildad y compromiso. En El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “no recuerdo en la historia reciente de México que un técnico de la selección nacional de futbol haya llegado con tan poca popularidad como el colombiano Juan Carlos Osorio […] Ayer, Juan Carlos Osorio contestó en la cancha: en un juego que besó la perfección, que hizo parecer al equipo tricolor una potencia futbolística, México derrotó 1-0 a Alemania, en lo que constituyó uno de los grandes hitos del balompié nacional. Al terminar el partido, el reportero de Televisa Deportes Mauricio Imay lo entrevistó. En su momento de gloria, […] Juan Carlos Osorio optó por la grandeza y no por la venganza: ‘Compartírselo a toda la afición mexicana. A todos los que han creído en este proceso, compartírselo a todos ellos. Y a los que no, seguiremos trabajando, ojalá mejorando, para algún día convencerlos’, expresó Osorio […],. Dentro de dos semanas, uno de los cuatro hombres que compiten por la Presidencia de México recibirá también la noticia más importante de su carrera […]. Será la recompensa tras un camino lleno de ira, de golpes insaciables, de traiciones y desconfianza, de críticas merecidas e inmerecidas, de ser llamado delincuente y corrupto, de advertir sobre el peligro que significaría su victoria […]. ¿Cómo va a reaccionar el próximo presidente de México cuando se anuncie que ganó las elecciones? […] ¿Tendrá la grandeza de Juan Carlos Osorio para ser tolerante en la victoria[…]? La selección tricolor es un equipo que representa a todos los mexicanos. Osorio exhibió inteligencia al entenderlo y, en la cúspide de su carrera, mandar ese mensaje. ¿Entenderá el próximo presidente de México que el país no es suyo y de sus simpatizantes, que caben todos y es de todos, que aquí seguiremos los 120 millones que somos? Osorio y los suyos nos regalaron el mejor domingo del año. Ojalá uno de los cuatro candidatos y los suyos nos repitan la dosis dentro de dos domingos”.

¿Dónde está el Héctor Herrera que le arme el juego de una campaña convincente a José Antonio Meade?

En más sobre el partido disputado por México, en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “no hubo político que no se colgara del histórico triunfo de la Selección Nacional ante Alemania en su debut mundialista en Rusia. El primer meme, por supuesto, fue aquel de que los alemanes eran los punteros en las encuestas. Curiosamente los priistas se mostraban como los más entusiasmados con el triunfo tricolor, pues decían que los mexicanos demostraron que sí es posible remontar y derrotar al favorito. Ante esto la pregunta es: ¿dónde está el Héctor Herrera que le arme el juego de una campaña convincente a José Antonio Meade? A su alrededor se ven muchos Chuckys, pero ni un solo Hirving Lozano que le permita al candidato tricolor meter, aunque sea, un gol. Tampoco se mueve en la cancha del PRI un creativo con visión de campo, al estilo de Andrés Guardado, como para atraer los votos a su causa. De lo que no se puede quejar Meade es de que en su equipo falte quienes roben… balones”.

La soberanía del miedo

Es evidente que uno de los principales problemas que heredará el gobierno de Enrique Peña Nieto a la próxima administración será la creciente violencia e inseguridad en el país. Al respecto, en el Reforma, el columnista Juan Pardinas, escribe algunas consideraciones respecto al papel del nuevo gobierno: “más que dejar un gobierno, Enrique Peña Nieto heredará un incendio. México no es un Estado fracasado, pero dentro del territorio nacional hay regiones donde el crimen organizado desempeña las funciones del soberano […] ‘Esto parece una película del viejo oeste’, me dijo un diplomático extranjero. Los westerns ocurren en un territorio donde no hay Estado. Cada persona tiene que portar un revólver en la cintura para defenderse de un agresor potencial porque no hay autoridad que los proteja […] El PRI enfrenta el momento más crítico de su historia. En las elecciones presidenciales del 2000 y 2006, la derrota electoral no fue sinónimo de defunción porque no había otro partido que ocupara su espacio y su narrativa dentro del espectro político. Morena, una agrupación que nació apenas hace cuatro años, aparece hoy como la primera fuerza política del país […] El nuevo gobierno deberá presentar una especie de Plan Marshall para arrebatarle al crimen su soberanía sobre los territorios y las vidas de millones de mexicanos. El Plan Marshall permitió reconstruir las instituciones y las economías de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Se requiere mucho más que dinero para salvar a México, pero sin recursos bien gastados en crecer, fortalecer y dignificar a las fuerzas policiales, no habrá ningún cambio en la trayectoria. La Policía Federal debería duplicar su tamaño en los próximos seis años. Antes que ofrecer subsidios absurdos a las gasolinas o suponer que los sicarios se pacificarán con becas, la pregunta clave para el próximo gobierno es ¿qué van a hacer para que los mexicanos tengamos menos miedo?”.

El éxito de AMLO vs. El fracaso de Anaya

Rumbo a la recta final de las campañas presidenciales, el periodista Álvaro Cueva hace una consideración acerca de cuál de los aspirantes manejó de mejor manera su comunicación social y cuál fue quien peor supo convencer a los electores, la cual escribe en Milenio: “estamos en la recta final de las campañas y […] Los que mejor manejaron su comunicación durante este periodo fueron los señores de Morena, tanto en el posicionamiento de Andrés Manuel López Obrador como en el de otros candidatos […] jamás perdieron ni el estilo ni el discurso, en que fueron constantes, claros, directos y, cuando se enfrentaron a conflictos, los supieron corregir […] ¿Y los conflictos? ¿A qué me refiero cuando le hablo de que esta gente supo resolver conflictos? A que tuvieron la humildad para corregir. Cuando arrancó el posicionamiento de Claudia Sheinbaum, por ejemplo, la dibujaron como una mujer muy fría, científica. Pero fueron profesionales, supieron escuchar las críticas, modificaron el tono […] Es muy interesante lo que sucedió aquí como lo que sucedió con Ricardo Anaya. Me da mucha pena pero sus asesores hicieron un trabajo pésimo. Nadie manejó peor el tema de los spots que él […] Por donde quiera que se analice, su comunicación está mal, constantemente cambia de discurso y de estilo hasta pintarlo como una figura inestable, insegura, contradictoria. Si hubiera manejado diferente sus spots desde el principio hoy ocuparía otra posición en las encuestas”.

Votó Rico McPato

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero sobre la encuesta que ocultó el dueño de Cinépolis: “Siempre se mete uno en problemas cuando hace cosas buenas que parecen malas. Pero se pone peor cuando uno hace cosas que piensa buenas para todos porque lo son para uno, sin decirle al resto lo que piensa hacer. Esto es lo que le sucedió a Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis y presidente del Consejo Mexicano de Negocios, que tiene ascendencia e influencia sobre 29 por ciento del Producto Interno Bruto. Sus manejos sibilinos a favor de Ricardo Anaya en la lucha por la presidencia, sin consensuar con la mayoría de sus pares en ese grupo selecto, le estalló, como se pudo apreciar en la prensa política desde el jueves pasado, donde lo señalaron de manipulador de encuestas para favorecer a quien, no sólo de corazón, sino de convicción militante, está ayudando. Ramírez ha estado engañando a muchos con un doble juego. La primera señal de que el exitoso empresario tenía una agenda oculta para la mayoría de sus pares, fue la publicación de un desplegado en varios periódicos de la Ciudad de México, el 3 de mayo, titulado ‘Así No’, en el cual respondía los calificativos de López Obrador contra cinco miembros del Consejo, a los que acusó de hacer campaña en su contra. El Consejo condenó las palabras de López Obrador y dijo que era preocupante que denostara a quienes no compartían sus ideas. Varios miembros del Consejo se enteraron del manifiesto cuando lo vieron publicado, porque nunca les pidieron su autorización para suscribirlo. López Obrador no se amilanó. ‘Para ser claro’, añadió como réplica al desplegado, “no quieren dejar de robar y no quieren perder el privilegio de mandar. No es sólo hacer negocio, sino se sienten los dueños de México. Tienen confiscadas las instituciones, tienen secuestrado al gobierno”. La iniciativa de Ramírez agudizó el encono a niveles inéditos y provocó que 10 días después se reuniera Ramírez con Alfonso Romo, coordinador de estrategia de la campaña de López Obrador y enlace con los empresarios, para despresurizar el conflicto, que comenzó a desactivarse días antes, durante una comida del jefe de Cinépolis con Gerardo Esquivel, el asesor externo económico del candidato, con quien coincidió en los 90 en Harvard, cuando ambos estudiaban en aquella universidad. (…) La forma como empezó a trascender en los medios la molestia en el equipo de Meade por el ocultamiento de la encuesta de “De la Riva”, se entiende por la necesidad que tienen de posicionar al candidato oficial en el segundo lugar y que, de esta forma, se pueda construir, en estas dos últimas semanas cruciales de campaña, la opción del voto útil. La manipulación que hizo Ramírez al proporcionar a los miembros del Consejo otra encuesta, no la que habían revisado y utilizado por meses, no fue sólo por el resultado de una preferencia coyuntural por Anaya, o la lectura de que él iba en segundo lugar. Ramírez está jugando política a espaldas de los miembros –o la mayoría de ellos– del Consejo Mexicano de Negocios a favor de Anaya. Hizo cosas buenas, para él, que no sólo parecen malas, sino terribles, al intentar desinformar a quienes jamás debía haber engañado: sus pares”.

Otras patadas

A escasos días de las elecciones presidenciales en nuestro país, llega la inauguración de la copa del mundo, que supone una gran distracción para una buen aparte de nuestra sociedad, harta de las mentiras de los políticos y saturada de spots que no agregan nada de provecho a las campañas. En La Jornada, Julio Hernández López, escribe que: “a quince días de las elecciones, otras patadas aparecen en el escenario. Son las mundialistas, cuyas hazañas y detalles van ganando una atención pública saturada de política, campañas, candidatos, proclamas y debates entre los propios abanderados y entre sus representantes, enviados a las múltiples mesas de análisis en medios de comunicación que dan tribuna a esos partidistas, para que, maquinalmente, defiendan a sus jefes políticos y ataquen a sus adversarios, en un ejercicio de algarabía de contenidos previsibles. La fiebre mundialista, por sí misma y, sobre todo, en los exaltados tonos mercantilizados de las principales televisoras de difusión abierta en el país, ha llevado a algunos voceros electrónicos a proclamar el fin de las campañas o algo parecido, como si las dos semanas finales de la ruta rumbo a las urnas no estuvieran cargadas de riesgos procesales […] y de hechos violentos continuos, con candidatos y políticos asesinados en distintos lugares de la República. A las especulaciones respecto al destino de la selección mexicana de futbol profesional […], se ha sumado el anuncio de la asignación del espectáculo deportivo de 2026 a las tres naciones de Norteamérica que pelean en cuanto a la renegociación o finiquito de un tratado de libre comercio en esta porción continental, pero ahora se muestran unidas en un proyecto que busca activar el potencial comercial estadunidense en este deporte que aún no prende en el país de las barras y las estrellas: de ochenta partidos mundialistas de 2026, sesenta se jugarán en territorio gringo, incluyendo la final, mientras Canadá y México se quedarán con diez partidos cada cual. El negocio esperado ascenderá a unos 11 mil millones de dólares de ganancias, en un esquema en el que ha participado especialmente Emilio Azcárraga Jean, quien dejó la presidencia ejecutiva de Televisa para concentrarse en Estados Unidos en planes de negocios como el ahora anunciado. […]”.

Un mundo de caramelo

A lo largo de las campañas presidenciales, todo los candidatos han hecho un sin número de promesas que ofrecen una mejora del país. En Excélsior, Vianey Esquinca, escribe que: “un país sin corrupción, con un salario mínimo de 350 pesos diarios, sin aumento de impuestos, con hospitales 100% equipados y abiertos las 24 horas del día durante todo el año, con hombres y mujeres ganando lo mismo por igual trabajo… no, no es Noruega o Suecia, es el país que los candidatos presidenciales ofrecieron en el tercero y último debate que se llevó a cabo el pasado martes […] Si se hicieran realidad las promesas que los candidatos presidenciales hicieron en materia de economía, crecimiento, salud, educación y medio ambiente, el 2 de diciembre de 2018 México amanecería con ‘IMSS, Seguro Popular o ISSSTE 100% equipados; con clínicas abiertas 24 horas del día todos los días del año y sin desabasto de medicamento’ […] todos los niños hablarían inglés y los padres de familia contarían con 100 mil escuelas de tiempo completo. Una nación a la que regresarían los 1.2 millones de mexicanos altamente capacitados que están viviendo fuera de México. Sería una República en la que no se aumentarían los impuestos ni la deuda y no habría gasolinazos […] Un lugar, seguramente, envidiado por todas las naciones del mundo […] Lo único que les faltó a los candidatos, aunque estuvieron cerca de hacerlo, es garantizar que la Selección Mexicana ganaría el próximo mundial de futbol. ¿Qué cómo lo van a lograr? Eso no es relevante cuando se trata de prometer, que no dijeron cómo, y ¿eso qué importa si se trata de soñar despiertos? Después de 6 años, otra vez los mexicanos estarán frente a las urnas el próximo 1º de julio. Otra vez entregando la confianza a alguno de los candidatos, otra vez pensando que ahora sí será la buena, que en esta ocasión sí nos van a cumplir y no habrá desilusión”.

Gobernadores de AN se alebrestan ante Anaya

Al parecer el mal paso de la campaña presidencial de Ricardo Anaya ha comenzado a encender las alarmas al interior del blanquiazul. En El Universal, su columna Bajo Reserva, asegura que: “lo que se ve como leves flamas en las praderas de Acción Nacional, nos comentan, pueden alimentar llamas que incendien el Comité Ejecutivo Nacional de este partido hoy, por lo menos, dividido. En ese ambiente de peleas internas, tres gobernadores, el de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, el de Durango, José Rosas Aispuro Torres, y el de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, han expresado comentarios de que debe haber una refundación del Partido Acción Nacional, que hoy controla, área por área, cargo por cargo, el grupo de Ricardo Anaya Cortés. Esto emplaza a un juego de vencidas, en la división de gobernadores panistas, en el que hay que ver las posturas de los gobernantes de Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, en lo que ya se perfila como un capítulo de reflexión de Acción Nacional, enseguida de las elecciones del 1 de julio. Mendoza, Aispuro y Domínguez se han desmarcado de Anaya esta semana, después de que, incluso, enviaron mensajes de adhesión o se presentaron a un acto de campaña hace dos semanas, en Puebla…”.

Terapia del futbol

Luego del triunfo de la selección mexicana de futbol, el país parece olvidarse un poco de los problemas que lo aquejan para celebrar el inesperado resultado. En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “en la sofocante atmósfera de incertidumbre y agobio generados por los delirios electoreros y la desbordada criminalidad, un puñado de mexicanos dirigido por un estratega colombiano audaz e impredecible ha regalado a millones de militantes de partidos, simpatizantes de los presidenciables y preocupados por la galopante inseguridad una intensa bocanada de aire fresco y puro con su memorable hazaña frente a la selección alemana de futbol. Quienes me conocen saben que no soy fanático de ningún deporte, pero que me gusta el beis; que aunque me soplé dos temporadas grandes y en medio una novillada, no me hice taurófilo y quedé tan villamelón que solo me acerco a la Plaza México para comer tacos, y que no me pierdo los clásicos nacionales ni los más tentadores partidos mundialistas, o que en el 98 aposté y gané con Francia por mi admirado Charles De Gol, pero conocen también mi gusto por jugarme unos pesos yéndole a probables perdedores. Soy afortunado porque ayer gané, pero igual que yo todo el paisanaje dentro y fuera de México. ¡Gracias, Chucky Lozano! Vaya terapia nacional de choque que nos has dado…”.

Victoria histórica

Además en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “el partido de futbol de ayer tiene una excepcional lectura. A estas alturas de la contienda electoral, es claro que el resultado fortalece a todas las fuerzas políticas. Vencer al campeón mundial es oro molido para los coordinadores de campaña y para los mismos candidatos. Por ejemplo, ayer, antes del encuentro, Andrés Manuel López Obrador pronosticó que el equipo mexicano vencería al alemán en la Copa del Mundo; José Antonio Meade Kuribreña afirmó, ¿no qué no?, claro que se puede; y Ricardo Anaya Cortés celebró con ánimo inusitado el gol de México. El triunfo renueva las esperanzas; nada es imposible: ¡Ánimo, Bronco!”.

Derrotar al derrotismo

El triunfo de la selección estuvo marcado por la dirección de Osorio y el trabajo en equipo, lo cual debería ser un ejemplo digno de retomar. En el Excélsior, Pascal Beltrán del Río, quien escribe que: “algunos dirán que sólo es futbol y que no hay que echar las campanas al vuelo […]. En toda la historia de los Mundiales, Alemania sólo había perdido 20 partidos, por más de cien ganados. Ése es el equipo al que derrotó la Selección Mexicana ayer en el estadio Luzhnikí, en Moscú […]. La victoria de ayer ante Alemania es histórica en muchos sentidos. Pero creo que el mayor logro de la oncena dirigida por Juan Carlos Osorio es haber derrotado al derrotismo. Antes del partido, la expectativa más frecuente con la que se topaba uno es que se repetiría la derrota por goliza de hace cuarenta años. Los que no pensaban eso, auguraban una derrota por poco margen. La verdad, era raro toparse con quien estaba dispuesto a apostar que el Tri empataría o incluso ganaría al trabuco de Joachim Löw […]. Es enorme lo logrado por México. Éste no es uno de aquellos triunfos que se basan más en el esfuerzo individual que en la organización institucional. Aquí hay un trabajo de grupo. Y hay que felicitar por ello, especialmente al técnico nacional, Juan Carlos Osorio. Si algún hombre ha tenido que cargar con el castrante derrotismo mexicano es él. Antes de hoy, nada de lo que hacía el técnico merecía encomio alguno. Sobre él cayó el ácido de casi todos los especialistas y la amargura de millones que creen saber más de futbol que cualquier entrenador […]. Sin que nadie pueda aún asegurar que esta participación mundialista del Tri superará las anteriores, el derrotismo tendrá menos razones para encadenar el espíritu de la afición mexicana rumbo a los siguientes partidos. Ojalá fuera así en todo lo demás que nos propongamos como país”.

Tapabocas

Los elogios por el buen desempeño de los futbolistas mexicanos en su primer partido mundialista parecen no parar. En Milenio, Héctor Aguilar Camín, quien escribe que: “creo que el entrenador Osorio y su equipo nos han callado la boca a los escépticos, los pesimistas y los críticos. Su triunfo sobre Alemania es un feliz antídoto contra el mal ánimo que nos gobierna, ese que nos hace descreer de todo y anticipar como seguros los peores males. La victoria nos recuerda la simple y olvidada necesidad de creer para lograr las cosas, y la necesidad paralela del esfuerzo y la voluntad de conseguirlas […]. No entiendo bien los titubeos de algunos comentaristas cuando se preguntan si esta ha sido la mayor victoria de la historia toda del futbol mexicano […]. La de ayer es la mayor victoria del futbol mexicano porque nunca una selección de México jugó tan buen futbol, de tan alto nivel y tan visible peligrosidad para el rival, como en el primer tiempo del ya histórico Alemania-México. Es la mayor victoria de todas porque vimos aparecer con la camiseta de México a un grupo de jugadores de clase mundial, conjuntados, misteriosamente para mí, en un verdadero equipo, el equipo que no habíamos visto hasta ahora. Desde hace algún tiempo dice el poeta Luis Miguel Aguilar, conocedor del juego si alguno, que esta es la mejor generación de jugadores que ha tenido México. Lo fue ayer en la cancha del estadio Luzhnikí de Moscú, con lujo de velocidad, coordinación, atrevimiento y clase[…]. En medio de esto, jugaron un futbol de alto registro y vencieron con solvencia y autoridad. Un tapabocas para los incrédulos. Lo traeré puesto al menos lo que resta del Mundial”.

Sigue el horror

La época electoral ha estado acompañada del incremento de la violencia en México, sobre todo en lo que se refiere a los aspirantes a cargos públicos. En Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “el viernes, seis elementos de la Policía Municipal de Amozoc, cinco hombres y una mujer, fueron hallados sin vida en la junta auxiliar de Chachapa. Los elementos fueron emboscados por un grupo armado […]. Sus cuerpos fueron abandonados en un paraje de la junta auxiliar de Chachapa. En zonas de Guerrero, Guanajuato, Jalisco y Puebla, entre otros estados del país, la policía, la autoridad no tiene permiso de entrar. La Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional Electoral comparten su mayor preocupación para el domingo 1 de julio: la seguridad. En los últimos meses, el país ha sufrido no solo el deterioro de la seguridad en general, sino que, como nunca en la historia reciente, el crimen está amenazando y asesinando a candidatos y políticos. La preocupación tiene que ver con que se puedan instalar casillas y los ciudadanos que las administran puedan operarlas sin contratiempos en estas zonas que se saben tomadas por la delincuencia. Sabemos el número de aspirantes asesinados y de aquellos que de plano han abandonado sus aspiraciones. No sabemos en cuántos casos la delincuencia ya ganó. Es decir, con cuántos aspirantes fue exitosa la amenaza o la compra, cuántos llegaran para dejarlos operar policías municipales y otros servicios locales. Sabemos que en algunas regiones de Jalisco muchas campañas locales tienen que pedir permiso a capos locales para hacer campaña. Pregúntese usted: ¿quién va a Amozoc a hacer campaña después de lo sucedido el viernes? ¿Quién sale a votar en esa zona? ¿Quién sostiene y opera esa casilla? ¿Qué hacemos todos? Si la violencia gana, perdemos todos”.

¿Se burlan de la Fiscalía electoral y del INE?

En tanto en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “las llamadas telefónicas anónimas en las que se hace campaña contra Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por la coalición Juntos haremos Historia, han sido registradas en lugares insospechados. Nos detallan que las grabaciones han llegado a recibirse incluso en teléfonos de las oficinas de la propia Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), que encabeza Héctor Díaz Santana. Es decir, quienes realizan esas llamadas no reparan en hacerlas incluso hasta a la sede donde serán investigadas. Nos hacen ver que las llamadas también han llegado a oficinas y a personal del Instituto Nacional Electoral (INE). Nos preguntan que si en ambos casos se tratará de una coincidencia o si de plano los autores de dichos mensajes se están burlando de las autoridades”.

Cambio de color

Por su parte, en torno a las campañas presidenciales en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “varios en el equipo de campaña de José Antonio Meade cambiaron de playera, pues dejaron la blanca de los actos proselitistas por la verde de la selección nacional y a la gran mayoría se le vio este domingo en el dorso el número 1 y el nombre del candidato. Por cierto, priistas y verdes andan a todo lo que dan verificando los preparativos de los cierres de campaña en Guanajuato del abanderado a la Presidencia de la coalición Todos por México y hoy terminan este tipo de actividades en la capital del estado y León”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print