Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del martes 19 de junio de 2018. El Consejo de Negocios dice que no divulgará la encuesta en la que supuestamente Meade va segundo: La pugna por el tercer lugar está tan ruda que dos hijos predilectos del modelo “no populista” son capaces de abjurar del proyecto “más grande en términos de inversión privada en México en los últimos años”. Benditas campañas que nos traen cosas tan raras como un exsecretario de Energía, de Hacienda (dos veces) y de Relaciones Exteriores renegando de una inversión internacional presumida por dos gobiernos en los que colaboró de manera protagónica

Rayuela

Ni complicidad ni opción, frente a gobiernos que no ofrecen seguridad, las autodefensas resultan una necesidad.

El Consejo de Negocios dice que no divulgará la encuesta en la que supuestamente Meade va segundo

En la Unidad de Datos del portal SinEmbargo, al respecto, se escribe lo siguiente: “José Antonio Meade Kuribreña emitió el tuit para agradecer el apoyo del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), luego de versiones que apuntan a que su presidente, Alejandro Ramírez, ocultara una supuesta encuesta en la que el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aparecía en el segundo lugar de las preferencias electorales, desplazando a Ricardo Anaya Corte, candidato de “Por México al Frente”. Por su parte, el CMN emitió un comunicado en el que señala que los estudios de opinión que encarga “son de consumo interno”, por lo que “no existe obligación alguna para darlos a conocer”. El consolidado de encuestas de la empresa extranjera de medios Bloomberg, da un porcentaje de 51.5 por ciento a López Obrador; Anaya tiene 24.4, y Meade 21.2 por ciento”.

La pugna por el tercer lugar

Salvador Camarena escribe en El Financiero acerca de la lucha por el tercer lugar entre meade y Anaya: “Hace una semana José Antonio Meade se convirtió en el más alto funcionario del calderonismo o del peñismo en arrojar la sombra de la sospecha de la corrupción sobre Etileno XXI, planta dedicada a la producción de etileno. “El socio de Odebretch en México es la familia de Jiménez Espriú a quien Andrés Manuel ha propuesto como su secretario de Comunicaciones y Transportes…”, dijo Meade en el debate del martes pasado. Horas más tarde, el candidato del PRI redoblaría en Twitter su acusación, con la siguiente redacción, que incluye énfasis es cuatro palabras: “Andrés Manuel quiere poner como Secretario de Comunicaciones y Transportes a Javier Jiménez Espriú, Director General de grupo Idesa, empresa relacionada con Odebrecht y de la que sus familiares son socios… ¿A quién se le ocurre querer nombrarlo titular de la SCT?”. Meade subraya la relación de Idesa con Odebrecht, que técnicamente es errónea. La verdadera socia de Idesa en Etileno XXI es Braskem, entidad que en ámbitos privados y públicos se deslinda de Odebrecht, y sobre todo de la corrupción de esta empresa que ya ha sido juzgada en Estados Unidos y en Brasil. Para no ir más lejos, el lunes de la semana pasada el consorcio Braskem-Idesa hizo publicar, a plana entera, un desplegado donde entre otras cosas asevera que: “Braskem Idesa es una empresa separada e independiente de Constructora Odebrecht en México. Cuenta con gobierno corporativo, consejo de administración, gestión y toma de decisiones propias. Braskem Idesa ya ha declarado (prensa, abril 2017) que el acuerdo que firmó Braskem (Brasil) con el Departamento de Justicia de los EE.UU. (U.S. DOJ) y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) en diciembre de 2016, no reporta irregularidad alguna en sus actividades en México”. Con ese desplegado el consorcio de Braskem e Idesa pretendía, según se decía ahí mismo, hacer “frente a una serie de notas mal informadas que han circulado”. Lo cierto es que han estado en el ojo del huracán desde diciembre de 2016, fecha en que se supo del acuerdo de Odebrecht con la justicia estadounidense en el que reconocía que había pagado 10.5 millones de dólares en sobornos en México. (…) En medio de toda esa cobertura periodística fue dada a conocer el acta de la sesión del Consejo de Administración de Pemex presidido por Meade en su carácter de Secretario de Energía, en la cual desoyó críticas de consejeros a la conveniencia del contrato con Braskem, validándolo en los hechos. Luego vino el debate y Meade escupiendo al cielo. Uno de los candidatos que defiende la reforma energética, que asusta diciendo que AMLO es un enemigo de la inversión privada, mexicana y extranjera, se carga la fama de Braskem Idesa en un enredo mediático para manchar a Jiménez Espriú. Pero luego vinieron también Ricardo Anaya y sus aliados del Frente, que ayer demandaron se investigue a Braskem Idesa, incluidos los dos presidentes que auspiciaron esa inversión: Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón. La pugna por el tercer lugar está tan ruda que dos hijos predilectos del modelo “no populista” son capaces de abjurar del proyecto “más grande en términos de inversión privada en México en los últimos años” (Braskem Idesa dixit). Benditas campañas que nos traen cosas tan raras como un exsecretario de Energía, de Hacienda (dos veces) y de Relaciones Exteriores renegando de una inversión internacional presumida por dos gobiernos en los que colaboró de manera protagónica; campañas que nos traen a un candidato del PAN promoviendo una demanda a uno de los dos mandatarios surgidos del PAN. A ver cuál de los dos cae más con esta rarísima jugada”.

El editorial contra Andrés

Raymundo Rivapalacio escribe que El periódico The Washington Post es probablemente el periódico más liberal de Estados Unidos. Igualmente ha sido el más crítico a lo largo de más de 30 años de sucesivos gobiernos mexicanos, enfocándose, desde principio de los 80, en la corrupción de sus gobernantes y en la forma como muchos de sus cuerpos de seguridad estaban fuertemente vinculados con el crimen organizado. El Post es el matutino más influyente en Washington, y sus investigaciones y opiniones han moldeado, por generaciones, acciones y políticas en el gobierno y el Capitolio. Por su papel dentro de los tomadores de decisiones, fue sorprendente el editorial que le dedicó este lunes a Andrés Manuel López Obrador, inusualmente crítico y asumiendo como suficientemente creíbles los nexos de varios de sus más cercanos colaboradores con los gobiernos de Cuba y Venezuela. El editorial no es una reflexión sobre México, sino una llamada de atención al gobierno de Donald Trump. “Si López Obrador gana el 1 de julio, las relaciones bilaterales ya envenenadas por el presidente Donald Trump, probablemente serán más tóxicas”, apuntó el diario al mostrar el discurso inconsistente del candidato puntero. Ha dicho que favorece una negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero muchas de sus políticas buscan recortar el comercio con Estados Unidos, particularmente en energía y productos agrícolas, señaló el Post, con revisión a la inversión extranjera en el sector petrolero, y la cancelación de la reforma educativa, que rompió el control del corrupto sindicato de maestros. (…) El editorial es una expresión de la clase política en Washington frente a la abrumadora ventaja que lleva López Obrador en las preferencias de voto, que ha llevado a los medios a revisar de una manera diferente no sólo las posibilidades de su victoria, sino las consecuencias que ello tendría en las relaciones bilaterales, que al final, es lo que realmente les importa. El editorial coincidió con un largo reportaje-crónica de John Lee Anderson, que tuvo acceso a la campaña de López Obrador, que publicó en el bisemanal The New Yorker, que recoge dentro del mismo texto el sentir que hay en Washington sobre el candidato de Morena y líder de la izquierda social en México. Dos párrafos son de alta relevancia para entender las preocupaciones de Washington y la imagen que se ha construido sobre López Obrador. (…) El editorial del Post responde la duda de Jacobson. El trabajo del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, en la Casa Blanca, con Kelly, actual jefe de gabinete, así como con Jared Kushner, yerno del presidente, pero responsabilizado por Trump de llevar la relación con México, sí ha tenido éxito. Si quieren que las reformas económicas del presidente Enrique Peña Nieto se mantengan, apoyar a López Obrador no es el camino. No le tienen confianza porque lo ven impredecible. Reportes de la oficina de la CIA en México, circulados en Washington, se refieren a López Obrador como un político que está engañando a sus colaboradores, que dicen a políticos e inversionistas en Estados Unidos que no es un radical sino un reformador, porque de llegar a la presidencia no durarían mucho tiempo en el gobierno. Los informes señalan que López Obrador se desharía de ellos y gobernaría con su equipo duro, revirtiendo reformas, modificando la relación con Washington y forjando alianzas con los enemigos de Estados Unidos. Esto es lo que creen allá, donde las garantías que han dado los asesores de López Obrador, quienes viajan constantemente a Washington y Nueva York, no los convencen. Peor aún, como lo refleja el editorial del Post, los tiene alarmados”.

EPN: privatización del agua: Libera 55% de aguas superficiales

En La Jornada, Julio Hernández López, escribe sobre el reciente decreto sobre aguas nacionales firmado por Enrique Peña Nieto: “ El pasado 5, en el ex convento del Desierto de los Leones, el ocupante del Poder Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, firmó 10 decretos de reserva de agua para las regiones de los ríos Santiago, Ameca, Pánuco, Papaloapan, Actopan y Antigua, y Grijalva-Usumacinta, así como para la costa de Jalisco y las costas Grande y Chica de Guerrero (nota de Rosa Elvira Vargas, en La Jornada). La atención pública estaba concentrada en esa fecha en la resolución judicial federal que echó abajo la verdad histórica y en las consecuencias jurídicas y políticas de la creación de una comisión de la verdad respecto del caso de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala. También era destacada la información referida al diferendo entre grandes empresarios y Andrés Manuel López Obrador, ya limadas las asperezas en ese día, según declaraba el tabasqueño. Peña Nieto, por su parte, concentró su discurso en la defensa de los marinos atacados en Ciudad Guzmán, Jalisco, por manifestantes que demandaban la aparición con vida de una persona. Lo anunciado en esa ocasión por Peña Nieto respecto de los decretos de reserva de agua es una puñalada al interés público, pues bajo el disfraz de buenas intenciones entraña la cesión de la disponibilidad de agua a entidades privadas, con grandes empresas mineras, energéticas, inmobiliarias, agropecuarias y de otra índole, ávidas de recibir los beneficios de las aguas nacionales. El periodista Rubén Martín ha escrito que, con ese anuncio, Peña Nieto modificó un estatus de veda que existía sobre 300 cuencas hidrológicas de las 756 que existen en el país. En ese 40 por ciento de las cuencas escurre 55 por ciento de las aguas superficiales del país. La inseguridad amenaza la alternancia…”

La inseguridad amenaza la alternancia

El clima de violencia en el país es algo que debería preocupar y ocupar a los candidatos presidenciales de cara a la elección, pues el cambio de poderes podría impactar directamente el tema de seguridad, ante el cual deberán responder con estrategias claras y acciones contundentes, al respecto en el Excélsior, el periodista Jorge Fernández Menéndez, escribe que: “nada amilana la violencia que vivimos cotidianamente […]. Resulta abrumador que la violencia y la inseguridad estén lejos de ser los temas preponderantes en una campaña electoral caracterizada por la indulgencia y la falta de propuestas al respecto. Pero mucho más preocupante resulta el futuro inmediato. En 2012 teníamos un año a la baja en los niveles de violencia del país, luego de un 2010 y un 2011 con altísimos grados de violencia. Pero parecía que la estrategia comenzaba a dar resultados con una consistente tendencia a la baja. Pero nadie tomó en serio el tema de la seguridad y la violencia […]. La administración Peña tardó relativamente poco en toparse con la realidad cuando intentó apaciguar la violencia […] cuando desmontó buena parte del andamiaje de seguridad que se había construido en la administración Calderón […]. A eso se ha sumado la violencia derivada de los cambios de gobiernos locales, con alternancia en muchos de los estados, caracterizada, como ahora en la elección presidencial, por la llegada al poder de gobernadores con escasos conocimientos e interés en el tema de la seguridad […]. Pero, con todo, estamos hablando de un cambio relativamente pequeño en la geografía política. El primero de julio tendremos la mayor elección en la historia de México, miles de cargos públicos se tendrán que renovar en prácticamente todo el país, desde alcaldías hasta los congresos locales y el federal, llegando a gobernadores y la Presidencia de la República […]. Y me temo que ninguno de los candidatos, incluyendo los de todos esos niveles, salvo alguna honrosa excepción, está preparado o tiene una estrategia consistente para atacar la inseguridad y la violencia cotidiana. En la enorme mayoría de los casos lo que tenemos son declaraciones e incluso ocurrencias, pero no se ve en casi ninguno una estrategia y ni siquiera un buen diagnóstico sobre lo que sucede y se puede y debe hacer […]. No nos engañemos: 2019 en ese contexto, gane quien gane la Presidencia de la República, puede ser uno de los años de mayor descontrol en temas de seguridad en el país. Por eso mismo deben reafirmarse y fortalecerse las instituciones de seguridad existentes en lugar de debilitarlas […]. Pero el punto clave es que no se puede dejar suelto el desafío crucial que afronta la sociedad mexicana que es garantizar su propia seguridad cotidiana. Sin ella todo lo demás será inútil”.

Antes de que cunda el pánico

El caso de los cuerpos hallados en el puente de Nonoalco ha preocupado a la ciudadanía, por lo que las autoridades tendrán que responder ante los reclamos en cuestión de seguridad. Al respecto, en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “el jefe de Gobierno de CdMx no tiene duda: los descuartizados hallados el domingo en el puente de Nonoalco […] fueron dos personas involucradas en el encarnizado pleito entre narcomenudistas. No son los primeros restos que la delincuencia tira en calles del área metropolitana, pero éstos no estaban embolsados o encostalados, sino esparcidos a lo ancho del arroyo. Caso inaudito donde el crimen organizado y las narcoejecuciones parecían estar a raya. Lo cierto es que criminales de la delegación Tláhuac disputan territorios con los de Tepito, y que colonias como Condesa y Roma, en la demarcación Cuauhtémoc, son sus campos de batalla. José Ramón Amieva dice que lo que quieren es generar miedo entre rivales, y advierte que esa guerra ‘la vamos a ganar’ con casi 48 mil policías ‘desarticulando las bandas y destruyendo los sitios de almacenamiento, distribución y venta de drogas, quitando las armas y la ganancia ilícita…’”.

Con dignidad

En tanto, en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “exembajadores de EU en México consideraron que el tema de seguridad entre los electores será el reto este 1 de julio. Es necesario, precisaron, tener muchos observadores que puedan constatar lo que ocurra en las casillas para atajar las quejas de fraude electoral de quien no reconozca los resultados. Ésa fue la percepción de James Jones y Jeffrey Davidow durante la conferencia Evolución Democrática de las Instituciones Electorales en México. Lorenzo Córdova, consejero Presidente del INE, dijo que los ciudadanos pueden expresar un ‘no a la violencia’ al votar masivamente. Es ‘gravísimo lo que está pasando’, dijo Córdova sobre la violencia. Hasta ahora se han dado 114 asesinatos políticos. Mesura y cordura es lo que necesitamos”.

Taxi aéreo

AMLO parece dispuesto a ignorar las críticas por transportarse en avioneta a algunos lugares del país, pues en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “luego de las críticas que recibió en abril pasado por utilizar un taxi aéreo para trasladarse a Sonora, este martes Andrés Manuel López Obrador volverá a hacer uso de un vuelo privado, ahora para viajar de La Paz, Baja California, a Nayarit, donde encabezará un mitin por la noche en Tepic. En el equipo del tabasqueño ya prevén los cuestionamientos y por adelantado aseguran que seguirán usando este servicio cuantas veces sean necesarias”.

La crueldad de Trump

El endurecimiento de las políticas migratorias en EU ha sacado a relucir el tema de la separación de familias, al respecto en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “el cambio de política implementado por la administración de Donald Trump respecto a cómo tratar a los niños que llegan con sus padres y pasan la frontera sin documentos es ya un escándalo político en Estados Unidos. Ocupa primeras planas, discusiones con los voceros de la Casa Blanca, la indignación de editoriales, quejas de organizaciones de derechos humanos, empresarios y políticos, y otros personajes públicos que apoyan a Trump han mostrado su molestia con la nueva política. Nada de esto ha cambiado el parecer del Presidente y su equipo. La política de tolerancia cero no cambiará, nos dicen. El gobierno más poderoso del orbe ha vuelto rehenes a los niños […]. ‘Las familias con hijos que ingresen ilegalmente a los Estados Unidos serán separadas cuando el padre sea transferido a la custodia federal por infringir la ley de los Estados Unidos’. Frente al escándalo, Trump endureció ayer la postura: ‘Los niños están siendo utilizados por algunos de los peores criminales en la tierra como un medio para entrar en nuestro país. ¿Alguien ha estado mirando el crimen que está teniendo lugar al sur de la frontera? Es histórico, con algunos países, uno de los lugares más peligrosos del mundo. No va a suceder en los EU […]. Diles que empiecen a pensar en la gente devastada por el crimen proveniente de la inmigración ilegal’. Hoy hay alrededor de 2 mil de estos niños separados de sus padres y la cifra aumenta día a día. En su mayoría centroamericanos, a la mayoría de los mexicanos los deportan casi inmediatamente. Frente a esta crueldad, hasta hoy, el mundo calla. Tantos tratados, tantas instituciones globales, tantas organizaciones de derechos humanos. Miles de niños tratados como rehenes por un gobierno, en jaulas”.

La economía del Mundial de Futbol

La semana pasada se dio a conocer que la FIFA concedió la sede del Mundial de 2026 a la región de Norteamérica, es decir, a Estados Unidos, México y Canadá. Aunque los tres países esperan obtener importantes beneficios de este proyecto, la realidad es que esto podría no ser así. Al respecto en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “de acuerdo con la candidatura presentada en Moscú ante los 203 delegados con derecho a voto, corresponderán 60 partidos a Estados Unidos y diez por cabeza a México y Canadá. Las ciudades mexicanas contempladas son Guadalajara, Monterrey y la capital del país. La noticia, celebrada por aficionados en México, llega después de que la Copa del Mundo muchas veces ha probado ser un mal negocio para los organizadores en tres de las cuatro ediciones que precedieron a la que actualmente tiene lugar en Rusia. Tanto en Corea del Sur y Japón, sedes del Mundial de 2002, como en Sudáfrica y Brasil, organizadores de la Copa en 2010 y 2014, respectivamente, las cuentas no salieron. Los tres países debieron construir estadios y obras de infraestructura que no resultaron redituables […]. El economista británico Simon Bowmaker, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Nueva York, ha documentado que los países que organizan un Mundial de Futbol suelen ver una caída en su crecimiento en los años inmediatos posteriores la realización de la Copa. Es el caso de Sudáfrica y Brasil, cuya inversión en sus respectivas ediciones de la Copa del Mundo no florecieron y dejaron grandes deudas […]. Dicho eso, es verdad que dos grandes acontecimientos deportivos recientes, el Mundial de Futbol de Alemania en 2006 y los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, sí dejaron ganancias para sus sedes. Esto probaría que sí hay modo de que este tipo de torneos sean redituables, pero eso pasa por trabajar en la organización con finanzas sanas, exentas de corrupción y sin esperar que la economía gire en torno de ellos […]. Lo único cierto es que la FIFA resultará ganadora –como siempre sucede–, pues se estima que saque unos seis mil millones de dólares de este Mundial […]. Quizá no sea mucho lo que México tenga que gastar para ser sede de diez partidos mundialistas en 2026, pero sí valdría la pena considerar la experiencia de otros países antes de comprometer dinero público en la Copa”.

Del Mundial a las elecciones

La victoria el equipo mexicano sobre el equipo alemán en el mundial de futbol sigue siendo tema de conversación, pues se compara el desempeño de los deportistas en contraste con el trabajo de la clase política en nuestro país. Al respecto en Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe que: “vimos el domingo a un grupo de mexicanos entrenados para competir globalmente y derrotar al campeón del mundo. El rasgo común a prácticamente todos esos jugadores, nos recuerda Leo Zuckermann en su columna de ayer, es que juegan fuera de México, en las ligas más exigentes y competidas del mundo […]. El problema de competitividad de nuestros políticos es que compiten entre ellos. No puede ser de otra forma, pues la política es por excelencia local, pero no deja de ser una terrible limitante que mientras todo se globaliza para mejorar, la política mexicana se provincializa. No hay más que ver la ausencia cuasi total de los problemas del mundo en los discursos de las campañas presidenciales, donde brillan por su ausencia, por ejemplo, Trump y el cambio tecnológico […] Desde el punto de vista del desarrollo, México ha jugado muy bien en la cancha del TLC, pero los dioses de la historia, de la mano del Presidente de Estados Unidos, parecen dispuestos a expulsarlo de ahí. Como si la FIFA nos expulsara de los mundiales y quedáramos obligados a jugar solo en la Concacaf y la Copa América. Mientras esto nos sucede en el orden global, en el orden local nos disponemos a elegir a Cuauhtémoc Blanco para gobernador de Morelos. Del Mundial a las elecciones”.

A nosotros no nos vean

En tanto en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “ante el retraso de la construcción del Tren Interurbano México-Toluca, los responsables de las obras en la Ciudad de México ya dijeron: ‘A nosotros no nos vean’. Hace unos días, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como que quiso echarle la bolita al gobierno capitalino porque la megaobra no será concluida a tiempo. Sin embargo, según dicen expertos, en realidad los atrasos son atribuibles a la dependencia que encabeza Gerardo Ruiz Esparza. Por ejemplo, se cambió el trazo original para la entrada del tren hacia la estación del Metro Observatorio, pasándolo a las barrancas en lugar de mantenerlo sobre la Avenida Vasco de Quiroga. Y eso provocó, obviamente, que se tuviera que replantear el método de construcción. Y esas modificaciones pudieron ser correctas, pero vaaaya que afectaron la puntualidad del tren”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print