Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 20 de junio de 2018. ¿Qué tiene que quedar muy claro, canciller Videgaray? ¿Dónde está el canciller Videgaray tan activo y rudo contra los abusos y la democracia simulada de Nicolás Maduro en Venezuela y tan inepto y débil para defender a los migrantes mexicanos del führer Trump y sus Konsentrationslager texanos?… Pinches gringos fachos… Peña no debe dormir tranquilo.

Rayuela

Acapulco, Tijuana, Juárez. Todo indica que Ciudad de México se apresta a entrar en la nómina del horror.

¿Qué tiene que quedar muy claro, canciller Videgaray?

Carlos Puig, en Milenio escribe sobre la respuesta del gobierno mexicano a Trump: Ayer, por fin, el gobierno de México dijo algo sobre la crisis humanitaria creada por Donald Trump con su política de tolerancia cero que termina separando padres de hijos menores de edad que pretenden entrar a Estados Unidos a pedir asilo o refugio. Cito uno de los párrafos de ayer pronunciados por Videgaray: “El gobierno mexicano, y quiero que quede muy claro, no promueve la migración ilegal. Respetamos a cabalidad la soberanía y el estado de derecho de los Estados Unidos. Sin embargo, por convicción y por obligación constitucional, no podemos permanecer indiferentes ante una situación inhumana y cruel, como la separación de familias en la frontera. Hacemos un llamado al gobierno de Estados Unidos, al más alto nivel, para que reconsidere esta política y dé prioridad al bienestar y los derechos de las niñas y los niños, con independencia de su nacionalidad o su situación migratoria”. Después hizo el argumento de cómo los mexicanos son una pequeñísima minoría entre los afectados. Eso es, por cierto, porque estamos a lado de la frontera y las deportaciones son automáticas, no por la bondad estadunidense. Debo confesar que la primera frase me pareció extraña, ¿Que quede muy claro? ¿Qué canciller? —Oiga, señor Trump, me tengo que quejar porque está durísima la presión, pero quiero decirle que en el fondo estamos un poquito de acuerdo con usted. No entendí. Lo que estamos viendo en la frontera es una crisis humanitaria en la que niños son utilizados como rehenes para lograr una legislación que Trump no ha logrado mediante la negociación política. Rehenes de la elección para renovar el Congreso de Estados Unidos que Trump quiere ganar a como dé lugar, niños o no niños. Dicen los principios 8 y 9 de la Declaración de los Derechos del Niño, que por supuesto tanto México como Estados Unidos firmaron hace muchos años: “El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro. El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación”. ¿Qué tiene eso que ver con la migración, legal o no, con México y lo que crea o no? ¿Nos quiso decir que tal vez, solo tal vez, de alguna manera se la buscaron los niños? Esto es de civilización o barbarie. ¿Por qué había que dejar algo claro antes de denunciar la barbaridad, o hacer cuentas entre mexicanos y otros? No entendí, canciller”.

Konsentrantionslager del führer Trump

Indignación mundial generaron las imágenes difundidas del interior de un centro de detención de migrantes en Texas, en donde miles de menores eran separados de sus padres para mantenerlos encerrados en sitios que tienen una gran similitud a los campamentos de exterminio nazis. En El Universal, Salvador García Soto, escribe que: “los campos de concentración de migrantes indocumentados creados por Donald Trump y su política de ‘tolerancia cero’ han detonado la indignación mundial por la extrema crueldad con la que el gobierno de Estados Unidos aplica sus leyes migratorias. Separar familias y abusar sicológicamente de niños indefensos y de sus padres o familiares no solo violenta los tratados internacionales en materia de migración, refugio y derechos de los menores de edad, junto con los derechos humanos de los migrantes, sino que representa una política claramente racista y xenófoba que, más que aplicar la ley, busca infligir un castigo y un dolor sicológico y emocional intencional a migrantes ilegales y deja en la indefensión y la vulnerabilidad total a los niños […] El único referente de las imágenes dolorosas e indignantes que llegan desde Texas, es el nazismo y su política de esclavización y exterminio de judíos […] Lo más triste y doloroso es que esto no comenzó ayer. Lleva más de un año ocurriendo. Semanas después de que Trump llegó al poder, en 2017, comenzaron a ocurrir las detenciones arbitrarias […] No se entiende por qué el gobierno de México, su presidente y su canciller, no hicieron nada durante meses ante esa política inhumana y cruel contra migrantes mexicanos que fue escalando […] Aún ahora que el canciller Luis Videgaray reaccionó obligado ante la ola de indignación nacional e internacional por los videos donde se ve a niños llorar y preguntar por sus padres, mientras los agentes de Estados Unidos se burlan, la respuesta del gobierno es tibia y timorata como ha sido su política exterior ante el abusivo y ofensivo Trump […] ¿Qué espera México y el gobierno de Peña Nieto para iniciar una ofensiva internacional junto con los gobiernos centroamericanos contra Trump y su ‘tolerancia cero’ ante la Organización de las Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y cualquier otra instancia que pueda apoyar para detener esa crueldad contra los niños migrantes? ¿Dónde está el canciller Videgaray tan activo y rudo contra los abusos y la democracia simulada de Nicolás Maduro en Venezuela y tan inepto y débil para defender a los migrantes mexicanos del führer Trump y sus Konsentrationslager texanos?”.

Pinches gringos fachos

Leo Zuckermann escribe en Excélsior acerca de la crisis humanitaria y del asedio que viven nuestros connacionales en EUA: “Que Donald Trump sea un fascista ya no debería de sorprendernos a estas alturas de su Presidencia. (…) De acuerdo con información que me compartió Eunice Rendón, experta en el tema de los migrantes indocumentados en Estados Unidos, a la fecha, mil 995 niños y adolescentes han sido separados de sus familias. La autoridad migratoria de ese país arrestó a sus padres quienes, de acuerdo a la “política cero tolerancia” de la administración de Trump, los ha indiciado como criminales, en lugar de ponerles una multa y deportarlos como en el pasado. Debido a que las cárceles federales están sobrepobladas y los niños no pueden ir ahí con sus padres, la Patrulla Fronteriza se los lleva a supuestas “instalaciones de seguridad” en las que los confinan en “jaulas enormes donde se les proporcionan mantas térmicas para cubrirse”. Duermen todos juntos. (…) En días recientes hemos escuchado las grabaciones del sufrimiento de estos niños quienes, solos e indefensos, extrañan a sus familiares. A cualquier humano decente se le parte el corazón al oír estos lamentos. (…) Los menores enjaulados luego son colocados con “un patrocinador” para enfrentar “los procedimientos de deportación. Pueden buscar asilo u otra solución para permanecer en el país legalmente. El gobierno tiene la responsabilidad de dar seguimiento a su paradero para asegurarse de que no son víctimas de abuso ni de tráfico, de tal modo que puedan acudir a sus procedimientos en el juzgado”. No obstante, hay evidencia de que, en el pasado, “ocho niños fueron colocados en manos de tratantes que los obligaron a trabajar en una granja avícola”. Afortunadamente, en Estados Unidos todavía existen sectores de la sociedad que siguen defendiendo los valores de su amenazada democracia liberal. Grupos eclesiales, políticos y organización no gubernamentales se han opuesto a la política de separación y encierro. Espero y confío que ése otro Estados Unidos, el que tanto admirábamos los liberales, despierte y, en las urnas, saque a los fascistas que se están apoderando de su país. Ojalá, para algún día calificarlos de “ejemplares estadunidenses democráticos y liberales”.

Deshumanizados

Las imágenes recientemente difundidas de la situación que viven migrantes latinoamericanos al ser detenidos al intentar llegar a territorio estadounidense ponen en evidencia y recuerdan que las políticas de Donald Trump han tirado más de 50 años de trabajos y acuerdos internacionales. En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “los niños se preguntan: ¿dónde están sus padres?, ¿cuándo podrán abrazarlos de nuevo?, ¿cuándo regresarán a casa? Seguramente, pronto la duda será qué pasará con ellos, cuál será su futuro […] Así es la política migratoria de Donald Trump. Asegura que es su derecho defender así su frontera; afirma que no hará de Estados Unidos un campo de concentración. Como si hubiera espacio para la ironía. El escándalo es mundial. Audios y videos grabados clandestinamente le han dado la vuelta al mundo. Uno de los varios centros de detención está en McAllen, Texas. Se llama Ursula, pero la conocen también como “La Perrera”. Ahí han separado a cerca de mil 174 niños en lo que va de 2018. Pero no es el único lugar donde hoy se vive esta barbarie […] La crisis migratoria ha entrado a un nivel abominable, ¿cómo le explicaría Trump a un niño las razones por las que no verá a sus padres quién sabe en cuánto tiempo? Incluso Melania Trump declaró, a través de su vocera, lo terrible de la medida […] El gobierno de Estados Unidos no tiene voluntad de dar marcha atrás a su infame medida. Trump, dice, quiere evitar lo que, según sus cifras, sucedió en Alemania tras la llegada de refugiados […] aseguró que en países europeos se incrementó en 10% el índice de criminalidad luego de permitir la entrada de ciudadanos de otros países. Jamás pensamos que aquel discurso de odio con el que inició su campaña terminaría en esto: una crisis migrante, diplomática y humanitaria. Trump ha destruido el trabajo institucional de, al menos, los últimos 50 años en Estados Unidos. También ayer, en medio del escándalo de las familias separadas, anunció su salida del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas. La razón, según su representante ante el organismo, es la tensión por el conflicto con Israel. Un frente tras otro. La Organización de las Naciones Unidas asegura que la crisis de desplazados, pensado sólo en lo que ocurre en Europa, ha rebasado a los contabilizados por la Segunda Guerra Mundial. Sumemos ahora lo que viven los migrantes en la frontera. La cifra es atroz. Y esta coyuntura de orden mundial se la debemos a Donald Trump”.

Peña no debe dormir tranquilo

Raymundo Rivapalacio escribe sobre la agenda reformista y hacia el futuro de lopez Obrador: “La gran propuesta de Andrés Manuel López Obrador si gana la Presidencia, es un cambio de régimen. No planteado como un cambio de sistema de gobierno, sino como una modificación al conjunto de normas que rigen a la sociedad. Lo sintetiza como el fin de la corrupción, los privilegios y al tráfico de influencias de “la mafia del poder”. Su retórica, sin embargo, contradice su otro discurso, el de amor y paz, el que gobernaría mirando por el retrovisor –porque no tendrá tiempo- para ocuparse de ello– y que no perseguirá al presidente Enrique Peña Nieto ni a otros miembros de su grupúsculo que asaltaron el poder. No significa que los dos discursos sean excluyentes, pero si los mantiene en paralelo como acción de gobierno, va a fracasar. Cambiar lo que hicieron gobiernos anteriores es una promesa gastada. (…) El régimen no cambió y 18 años después, otro candidato con posibilidades reales de ganar, enarbola la misma bandera. Sin embargo, a diferencia de Fox, López Obrador no está esperando a sentarse en la silla presidencial para cambiar de parecer. De antemano afirma que no perseguirá a sus antecesores. La promesa de tranquilidad para Peña Nieto en los primeros años tras su sexenio es algo que se ha vuelto inusual al cambiar de partido el poder, donde el motor del voto antigubernamental en la campaña ha sido el ajuste de cuentas con quienes violaron la ley y excedieron sus responsabilidades y funciones. Las afirmaciones de López Obrador no impiden que se persiga a miembros del gabinete de Peña Nieto, en caso de que llegue a la Presidencia. Se puede entender el guante suave con Peña Nieto y su falta de beligerancia contra el Presidente, en que una elección presidencial se le escapó de las manos (2006), entre otras cosas, por insultar al presidente Fox, que le quitó los puntos porcentuales que requería para ganarle a Felipe Calderón. Eso no impide que el gabinete peñista podría ser sometido a revisión y eventual acción, por ejemplo, en casos donde hay investigaciones en curso, como sobre Rosario Robles y el equipo cercano que la ha acompañado a su paso por las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como sobre la gestión de Emilio Lozoya en Pemex, donde acelerar la conclusión de averiguaciones mandaría el mensaje correcto de que la impunidad se acabó. (…) De ganar la Presidencia, López Obrador ha planteado, sin decirlo así, un gobierno de transición reformista, no revolucionario, con toques cosméticos. Aunque en este espacio se ha cuestionado el discurso del candidato panista Ricardo Anaya sobre un pacto de impunidad entre Peña Nieto y López Obrador para que a cambio de tranquilidad jurídica para el Presidente se apoye al candidato de Morena, los hechos y las palabras le dan verosimilitud a las denuncias. López Obrador se ha visto forzado a endurecer su discurso contra el Presidente, pero los matices de los últimos días no cambian la dirección de sus puentes transexenales para que Peña Nieto pueda dormir bien. (…) La continuidad sin ruptura se refiere a las personas, no al modelo de país. En este caso, lo que busca López Obrador es una revolución ejecutiva y legislativa para cambiar a la nación de riel y de rumbo. (…) Esa presión del electorado, ante un político químicamente puro, puede llevarlo a cambiar la continuidad sin ruptura y transformar su idea original. Si para salvarse él y su gobierno, hay que perseguir a Peña Nieto, que nadie dude que ese camino es el que tomará. Después de todo, ese sí sería el cambio de régimen anunciado”.

Meade: “no se sorprendan”

Tras el tercer y último debate presidencial, el candidato de “Juntos por México”, José Antonio Meade ha tenido un avance en las encuestas de preferencias; sin embargo, esta situación ha despertado ciertas sospechas. En La Jornada, Julio Hernández López, escribe que: “en Los Cabos, Baja California Sur, el candidato no priísta que compite a nombre del Partido Revolucionario Institucional, José Antonio Meade Kuribreña, lanzó una advertencia peculiar: Que a nadie sorprenda el primero de julio cuando ganemos esta elección, que hemos trabajado para hacerlo; porque hemos hecho campaña, porque hemos sudado la camiseta, porque hemos hecho más propuestas y porque tenemos al mejor ejército para ganar […] a pesar de la enorme distancia que lo separa de Andrés Manuel López Obrador (según la inmensa mayoría de las encuestas de opinión que han sido publicadas), le dice al triunfo electoral que lo siente ‘juntito’ a él. La insistencia del mencionado Meade en la supervivencia de sus posibilidades de triunfo en la contienda presidencial (a pesar de todos los datos en contra) es un signo de la confianza del régimen en la implantación de mejoradas técnicas de adulteración electoral que pudieran cambiar las tendencias hasta ahora observadas y colocar retadoramente como ‘triunfador’ a quien ocupa actualmente el tercer lugar en intención del voto”.

Andrés Trump

El reconocido diario The Washington Post publicó un editorial en el que comparan al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador con el Presidente estadounidense, Donald Trump. En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “el diario The Washington Post dedicó su editorial institucional —el que firma el Consejo Editorial— a hablar de Andrés Manuel López Obrador. En su edición impresa lo tituló: El peligro del Trump mexicano. En la edición digital apareció como: El posible presidente mexicano es muy parecido a Trump. Eso no quiere decir que se llevarían bien. Arranca retratando las similitudes: dice representar al pueblo bueno contra la mafia del poder, dice que sólo él puede acabar con la corrupción, desprecia las instituciones democráticas, se queja de fraudes electorales sin evidencia, promete deshacer el legado de su antecesor […] Antes de que Trump se apropiara del término, López Obrador ya se había acreditado en México como el rey de las fake news, las noticias falsas […] Como Trump, acusa a sus adversarios de cualquier cosa sin presentar pruebas. Y como Trump, a los argumentos opone condenas morales […] López Obrador no resiste la crítica, sino que la contesta agresiva y abiertamente atacando y descalificando a intelectuales y periodistas que se atreven a cuestionarlo. Lo hace en sus discursos, en sus redes sociales y, sobre todo, azuzando a sus hordas de defensores. Trump ofreció ‘limpiar el pantano’, en referencia a la corrupción y los intereses económicos de los políticos en Washington […] Pero cada vez que se revela una conducta deshonesta, un conflicto de interés o un abuso de alguno de sus colaboradores, lo defiende con vehemencia y lo llama perseguido injustamente. López Obrador ha fincado su carrera política en la denuncia de la corrupción. Pero cada vez que se hace pública una conducta deshonesta, un conflicto de interés o un abuso de alguno de sus colaboradores, lo defiende con vehemencia y lo llama víctima de infamias […] El futuro que prometen los dos es regresar a un pasado que ellos consideran glorioso. Ambos creen en un mundo en que la globalización es evitable. Para ambos, la crítica es ataque —financiado inmoralmente por sus oponentes—, el señalamiento de errores es agravio personal, el desacuerdo con sus ideas es conspiración y defecto moral. Y ambos sustentan su liderazgo en la polarización, la victimización y el deseo de cobrar los abusos de los enemigos impuros. La paradoja es que, con ambos en el poder, es posible que la imagen que vean del enemigo a destruir sea la que les devuelva el espejo”.

¿Habrá dinero para cumplir las promesas?

Durante este proceso electoral, los cuatro aspirantes a la Presidencia han hecho una serie de promesas, que si bien, ofrecen un cierto grado de mejora para los mexicanos, aún mantienen la duda de cómo podrán ser puestos en marcha. En el Excélsior, Pascal Beltrán del Río, escribe que: “en 2013, el servicio de la deuda tuvo un costo de 345 mil 386 millones de pesos, dentro de un Presupuesto de Egresos de la Federación de tres billones 956 mil 351 millones de pesos. En ese primer año del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, la proporción del presupuesto que debió dedicarse al servicio de la deuda fue de 8.72 por ciento. ¿Qué fue lo que ocurrió en los años siguientes? El aumento de la deuda del sector público se tradujo en un crecimiento del costo financiero de dichas obligaciones, que llega este año a 12.26 por ciento del presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados. En una década, la deuda pública bruta aumentó 285 por ciento. Pasó de dos billones 673 mil 571 millones de pesos en 2008 a 10 billones 265 mil 445 millones de pesos en 2018 […] Ante este panorama, ¿qué ocurriría con un aumento sostenido de las tasas de interés y un deslizamiento continuo del tipo de cambio? Sobre todo, teniendo en cuenta lo que el proteccionismo podría provocar en los ingresos de un país, los cuales dependen fuertemente de las exportaciones. ¿Qué margen de maniobra presupuestal tendrá el próximo Presidente de la República –se llame como se llame– para cumplir con las promesas de campaña que ha hecho en la actual temporada electoral? ¿De dónde saldrán los subsidios adicionales que han ofrecido los tres candidatos presidenciales postulados por una coalición de partidos? ¿Cómo se justificará ese gasto mayor, considerando que todos han dicho que no aumentarán los impuestos e incluso podrían reducirse algunos de los gravámenes existentes? La reflexión es importante, pues el actual estado de ánimo de la sociedad no parece tener mucho margen para la tolerancia. Las palabras son de saliva y si no se materializan en beneficios concretos, seguramente no faltarán quienes reclamen la falta. En aras de ganar las elecciones, los tres principales candidatos han hecho toda clase de promesas cuya viabilidad financiera resulta dudosa, especialmente en vista de la forma en que se va reduciendo el margen de maniobra presupuestal”.

Del Mundial a los gobiernos

En una analogía sobre el ensamble de un equipo de futbol, en Milenio, Héctor Aguilar Camín, critica la falta de experiencia de los políticos que integran el gabinete presidencial en cada cambio de sexenio, incluyendo al propio Presidente de la República y escribe que: “la rotación de jugadores, que criticamos tanto al entrenador de la selección mexicana de futbol, ha sido la gran especialidad de la democracia mexicana. Salvo que el señor Osorio conservó durante todo su proceso de rotaciones a los jugadores base del equipo, mientras que los 18 años de la democracia mexicana no han hecho sino rotar para desechar. El señor Osorio acabó contando también con jugadores muy bien entrenados en los equipos donde juegan. Su tarea era ensamblarlos y darles una forma de juego. La democracia mexicana se ha especializado en traer al gobierno a políticos mal entrenados para el puesto, a los que ha desechado, sistemáticamente, una vez que tenían el entrenamiento que les faltaba. En 2000 fue elegido un Presidente, Vicente Fox, que nunca había jugado en la cancha que iba a presidir: el Gobierno Federal. Salvo excepciones, nombró en su gabinete a funcionarios que tampoco habían jugado en esa cancha. En 2006 fue elegido Presidente Felipe Calderón, que solo había jugado unos meses (como Secretario de Energía) en la cancha del Gobierno Federal. Igual que Fox, a la hora de nombrar a su gabinete escogió, con algunas excepciones, a funcionarios que tampoco habían jugado en esa cancha. Lo mismo sucedió con Enrique Peña Nieto. Como Fox, había sido Gobernador, pero nunca había jugado en la cancha del Gobierno Federal que iba a presidir […] con algunas excepciones, Peña integró su gabinete con funcionarios que tampoco habían jugado nunca en esa cancha. A diferencia de los jugadores de la selección, la inmensa mayoría de los funcionarios del más alto nivel de la democracia mexicana ni estaban bien entrenados para jugar la posición que les daban ni habían jugado nunca en la cancha donde iban a jugar […]. Todo parece indicar que el cambio democrático que se avecina repetirá la dosis. Llegará a la Presidencia un candidato que nunca ha jugado en la cancha del gobierno federal que va a presidir y tiene en la imaginaria a unos miembros de gabinete que, salvo algunas excepciones, tampoco”.

Reverendo hipócrita

La cancelación de la Reforma Educativa ante el posible triunfo de AMLO en la próxima elección es un tema polémico. En el Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “Andrés Manuel López Obrador ha llamado ‘reverendos hipócritas’ y ‘corruptos tecnócratas’ a quienes defienden la reforma educativa […]. Confieso que yo soy uno de esos reverendos hipócritas que defienden la reforma educativa. No pienso que la gente se le vaya a echar encima a López Obrador por cancelarla ni que su promesa le vaya a costar votos. Los electores están respaldando a López Obrador por razones que no tienen nada que ver con sus propuestas. El tabasqueño se está beneficiando del hartazgo generalizado con la clase política. Pero precisamente porque Andrés Manuel está encaminado al triunfo, es importante aclarar y cuestionar las políticas que busca aplicar […]. La reforma tiene, efectivamente, un marcado carácter administrativo y laboral, pero por buenas razones. En el viejo sistema priista el sindicato de maestros tomó el control de la educación pública en un grado inaceptable […]. Solo los graduados de las escuelas normales tenían derecho a ser docentes. En lugares como Oaxaca y Guerrero las normales, particularmente las rurales, son fundamentalmente centros de adoctrinamiento político y carecen de rigor académico. Los maestros nunca eran evaluados, sin importar las deficiencias en su trabajo […]. Los líderes acumulaban plazas para recibir ingresos muy elevados. Elba Esther Gordillo, antes enemiga y hoy aliada de López Obrador, recibía enormes cantidades de dinero del sindicato para gastos personales. López Obrador está impulsando un proyecto que busca devolver el control de la educación al SNTE y la CNTE. En educación superior, su apuesta es masificar antes que mejorar […]. Andrés Manuel promete para el país un sistema en el que cualquiera pueda ingresar a las universidades sin importar su capacidad. Hay buenas razones para defender la reforma educativa y profundizarla antes que cancelarla. También la hay para buscar un sistema de educación superior de calidad y no de cantidad. Los universitarios sufren ya para encontrar empleo y los que consiguen pagan sueldos muy bajos. Es válido defender la reforma educativa y la educación de calidad, pero López Obrador dice que quienes lo hacen son hipócritas y corruptos. ¿Es éste el nivel de diálogo que ofrecerá en su gobierno a los que piensan diferente?”.

Indignante

El caso de la violación de una mujer a bordo de un autobús de pasajeros en la carretera México-Querétaro en 2016 ha sido uno de los hechos que más ha indignado a los mexicanos. En el Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “uno de los casos policiacos que más ámpula ha causado es el de la violación, en 2016, de una mujer a bordo de un autobús de ETN, en la carretera Querétaro-México. Las denuncias fueron multipublicitadas y las investigaciones arduas para dar con los responsables y se logró. Pero, como sucede últimamente, todo se echó a perder. Dos meses después de que Ramón MG, alias El Lagarto, presunto partícipe, fuera sentenciado a casi 112 años de prisión, un juez le revocó la sentencia y ordenó reponer el procedimiento porque la juez que inició el procedimiento no fue la misma que lo culminó y dictó el resolutivo. El Tribunal de Alzada del Poder Judicial del Estado de México resolvió así un recurso de apelación contra la sentencia de primer grado. Otra vez se le abre la puerta a los criminales, ¿a razón de qué? ¿Podrá México contra sus podridas cárceles de papel y sus corrompidos jueces?”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print