Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del viernes 13 de abril de 2018. ¡A por Andrés!: Sin mucha sutileza, 22 ONG entraron en confrontación con López Obrador. La polarización lleva a los extremos, y sus posturas lo único que lograrán es exacerbar. Ya sabemos qué pasa cuando el fuego se combate con gasolina. La lucha por la Presidencia es patrimonio de los candidatos y de nadie más. “Una novela criminal” muestra que, con Calderón y con EPN, la víctima siempre es culpable: Volpi… ¿A qué se dedica la PGR?

¡A por Andrés!

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero sobre la nueva vertiente de ataques contra López Obrador: “La ofensiva contra Andrés Manuel López Obrador comenzó el martes por la tarde en el portal de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, al publicarse un manifiesto firmado por 22 organizaciones empresariales, activistas y abiertamente militantes, que establecían que “mucho de lo que ha cambiado en México fue primero exigencia y propuesta de la sociedad civil”. No fue una iniciativa que saliera de la nada, sino resultado directo de una declaración del puntero en las preferencias electorales, quien expresó escepticismo ante ese tipo de organizaciones. “Le tengo mucha desconfianza a todo lo que llaman sociedad civil o iniciativas independientes”, dijo López Obrador en una entrevista colectiva en Milenio Televisión, en marzo. “Es un parapeto en el mejor de los casos, supuestamente promovido por la sociedad civil, independiente”. La siguiente fase fue el jueves, con la publicación de un desplegado en algunos periódicos de la Ciudad de México –se desconoce si en el resto del país también se difundió en ese formato–, donde reprodujeron el manifiesto que enumera 10 exigencias ciudadanas que, afirman quienes se responsabilizaron de él, se convirtieron después en reformas de segunda generación o dieron pie a políticas públicas. “México ha cambiado mucho durante las últimas décadas”, dice el manifiesto. “Esta profunda transformación no podría explicarse sin el trabajo e incidencia de una red de organizaciones ciudadanas con una agenda tan diversa como los propios problemas nacionales. “Desconfiar de la sociedad civil, equivale a despreciar la voluntad e iniciativa de mujeres y hombres que no se quedan pasivos ante la injusticia, la opacidad, el mal gobierno o la desigualdad. Suponer que sólo la autoridad del presidente o del gobierno, sin la participación de los ciudadanos, puede encarar problemas como la inseguridad y la corrupción, es una peligrosa ingenuidad que sólo agravará la crisis actual. Más que suspicacia y recelo, el trabajo de la sociedad civil debería ser considerado como una aportación para diagnosticar y resolver los problemas colectivos”, agrega. El manifiesto fue firmado por cúpulas empresariales, como el Consejo Coordinador Empresarial y la Coparmex; por organismos financiados por el sector privado, como el Instituto Mexicano de la Competitividad, y por ONG como México Unido contra la Delincuencia, Causa en Común, México Evalúa y México SOS. En el texto no marcan a destinatario alguno, pero no era necesario, dado que sólo López Obrador ha expresado sus sospechas sobre la agenda de la sociedad civil. Pero, para que no hubiera duda, los dirigentes empresariales le pusieron nombre y apellido al destinatario rápidamente. (…) Sin mucha sutileza, las 22 organizaciones entraron en confrontación con López Obrador. No aprenden de la historia. Involucrarse en la campaña presidencial en 2006, llevó a una dolorosa polarización, cuando la sociedad se partió, porque se trató de una elección entre los buenos y los malos, que se excluyeron recíprocamente. Si no se acuerdan, las familias se partieron y, en algunos casos, nunca se restableció el tejido social en esos núcleos, como tampoco se sanaron las heridas sociales y políticas que dejó el conflicto. La polarización lleva a los extremos, y sus posturas lo único que lograrán es exacerbar. Ya sabemos qué pasa cuando el fuego se combate con gasolina. La lucha por la Presidencia es patrimonio de los candidatos y de nadie más. Quienes no van a las urnas deben propiciar el debate y aportar información a la sociedad, no actuar con ánimos golpistas como los que proponen combatir”.

Los 7 ministros señalados por el polémico fallo sobre “El Bronco” no le salen nada baratos al TEPJF

Daniela Barragán, escribe en SinEmbargo sobre los ministros del Tribunal Electoral, lo siguiente: “La molestia que provocó el Tribunal Federal del Poder Judicial de la Federación de validar la candidatura por la vía independiente de Jaime Rodríguez Calderón fue grande, y repercutió por todo el país. Analistas políticos y la opinión pública consideran que la resolución del llamado “máximo tribunal electoral” no embonó con lo que el Instituto Nacional Electoral encontró en el listado de firmas en apoyo al candidato regiomontano, pues la mayoría eran falsas. El Tribunal es la instancia que tendrá la última palabra en la elección presidencial del próximo 1 de julio. Son siete los magistrados que validarán el proceso y, en particular, el resultado. Son hombres y mujeres que en ese puesto gozan de uno de los salarios más bondadosos de la administración pública. Aunado a eso, sus periodos no son ni de tres ni seis años, como otros puestos: quienes están ahora en el TEPJF gozarán de su sueldo de ministros por siete, ocho y hasta nueve años”.

“Una novela criminal” muestra que, con Calderón y con EPN, la víctima siempre es culpable: Volpi

Entrevista sin embargo a Jorge Volpi: “Pasó poco tiempo entre que se declarara el galardón y la publicación de la novela. Este libro –”Una novela criminal”– tiene razón su autor, lo hubiera editado Alfaguara, hubiera seguido el camino de la promoción en México y no hubiera llegado como llegará ahora a todo Latinoamérica y España. Es un caso sin resolver todavía, donde el protagonista, Israel Vallarta (ahora desesperado y angustiado) sigue en la cárcel y es ejemplo de cómo se manejaba la seguridad, e incluso las fake news, durante el Gobierno del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, de la mano de Genaro García Luna, quien “era un hombre muy poderoso”, dice el escritor.

 

¿Quién investiga a la PGR?

Cuando ya nadie hablaba del tema, el diario Reforma dio a conocer información relevante sobre el caso de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos desde septiembre de 2014, dicha información señala que la desaparición se ordenó desde los Estados Unidos, y esta información cobra mayor relevancia porque el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, antes de que concluyeran sus investigaciones sobre el caso, dijeron que era importante pedir información a Estados Unidos pero la Procuraduría General de la República no lo hizo hasta el día de hoy, y de este tema, en el Reforma, la periodista Carmen Aristegui, escribe que: “desde que se fueron de México los expertos internacionales del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes […] para el caso Ayotzinapa, quedó abierta la exigencia de que la Procuraduría General de la República iniciara líneas de investigación sobre la conexión entre el tráfico internacional de drogas, la colusión con autoridades mexicanas y lo sucedido con los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa en Iguala en septiembre de 2014. […]. La Procuraduría General de la República hizo oídos sordos y mantuvo la cada vez más insostenible ‘verdad histórica’. Reforma dio a conocer, en un reportaje de Roberto Zamarripa, información trascendental del caso Ayotzinapa. Revela la intensa comunicación sostenida, desde Chicago, entre jefes criminales del grupo Guerreros Unidos y sus operadores en Guerrero durante las horas en que ocurrían los hechos en Iguala y en los días subsecuentes. Son los mensajes intervenidos a 11 teléfonos entre fines de 2013 y octubre de 2014. Entre estos quedaron en el expediente los mensajes relacionados con Ayotzinapa. […]. ¿Cuánto tiempo se perdió por la negligencia o complicidad desde las más altas esferas que no atendieron el llamado expreso de los expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y el de los familiares, en 2016, para solicitar información de esa investigación de la que los alertó el grupo de especialistas? ¿Cómo explica la Procuraduría General de la República no haber centrado sus investigaciones en esa conexión México-Chicago para traficar droga en los autobuses de línea? ¿Con qué explica el gobierno mexicano la gravísima omisión que ahora queda recrudecida con las informaciones reveladas? […]. Las transcripciones también muestran que, por lo menos una semana después de ocurridas las desapariciones, los operadores en Chicago no parecían tener idea de qué fue lo que se hizo con los estudiantes. Uno de los líderes en Chicago, Pablo Vega, intercambia con ‘Covra’ este mensaje: ‘… hay 50 chavos desaparecidos’, a lo que el otro responde: ‘…en la madre. Tantos… ps dónde los metieron? Tantos’. Lo revelado por Reforma provocó una reacción inmediata de los familiares y organizaciones que representan a los muchachos desaparecidos. Grave les parece, y les asiste la razón, que la Procuraduría General de la República se haya demorado en solicitar información de la investigación en Estados Unidos a pesar de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes planteó la necesidad de abrir y agotar una línea de investigación. […]. La inacción de la Procuraduría General de la República sobre esta línea siempre resultó sospechosa. Con las revelaciones de ayer, se vuelve escandalosa. Hoy más que nunca es urgente y obligado abrir una investigación sobre la investigación del caso. Hay que decirlo sin rodeos: la actuación de la Procuraduría General de la República sobre el caso Ayotzinapa raya en los linderos de lo criminal”.

La ocupación de la PGR

Además, en dos diferentes casos, la Procuraduría General de la República ha demostrado diferente manera de darle tratamiento, ya que en el caso de Odebrecht y la corrupción que trae consigo ese tema, después de más de 5 meses, las investigaciones no han dado frutos, mientras que con el caso de Ricardo Anaya, apenas unos señalamientos, igual de corrupción, y hasta la Procuraduría General de la República filtró imágenes de cuando asistió a sus instalaciones para rendir su declaración, dejando claro que se mide diferente cuando se trata de aplicar la justicia, y de estos temas, hoy en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “ayer la sala especializada del Tribunal Electoral sobre la difusión del video de Ricardo Anaya en su visita a la Seido: ‘Del análisis de la denuncia y las constancias que integran el expediente, la Sala acreditó el mal uso de recursos públicos y la afectación a la equidad de la contienda electoral por parte del Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada y el Director General de Comunicación Social de la Procuraduría General de la República, por la difusión de dos comunicados de prensa, ya que mencionan de manera explícita la calidad de Ricardo Anaya como candidato a la Presidencia de la República y, al no tener certeza o claridad sobre el contenido publicado, podría generar una posible confusión o desinformación en los votantes. Sobre el video, se advierte el uso de los datos personales de manera indebida del candidato, lo que pone en riesgo su privacidad; por tanto, se da vista al Órgano de Control Interno de la Procuraduría General de la República’. No está de más recordar que el 16 de octubre, día en que presentó su renuncia, el ex procurador general de la República, Raúl Cervantes, dijo: ‘La procuraduría ha concluido las investigaciones respecto a uno de los mayores esquemas de corrupción internacional que en América Latina y en México se hayan visto. El complejo esquema para corromper funcionarios, obtener contratos públicos de manera indebida y luego tratar de esconder el dinero mal habido en paraísos fiscales puso a prueba nuestra determinación y a nuestras instituciones… Ya con ello, en los siguientes días, se harán las imputaciones correspondientes ante el Poder Judicial Federal’. Cervantes se refería a Odebrecht. Unos días después el vocero de Los Pinos dijo que el encargado de despacho estaba revisando el expediente. En su posición como subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, el señor Elías Beltrán fue hombre clave en la investigación que, insisto, estaba concluida. Es más, en su anterior posición él ya tendría que haberla revisado antes de que Cervantes la diera por concluida ante el Senado. Sigue revisando, supongo. Debe andar distraído llegando a acuerdos con choferes”.

Frenar a López Obrador

Con un discurso que se puede considerar como desesperado por las pocas posibilidades que tiene para alzarse con la victoria por la vía legal en las próximas elecciones, José Antonio Meade llamó a frenar a Andrés Manuel López Obrador por el riesgo que representa para miles de familias con las intenciones que tiene de cancelar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, dejando claro que están dispuestos a todo para que Obrador no llegue a la presidencia, y del tema. hoy en La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe que: “el candidato de la coalición de partidos que parece desesperada ante el riesgo creciente de perder el poder, se permitió ayer una licencia de lenguaje político que resulta peligrosamente desafortunada en un ambiente político y social que se va complicando. Animado por la recepción multitudinaria […] que le ofreció el Movimiento Antorchista Nacional […], el tecnócrata de discursos usualmente desvaídos creyó oportuno convocar al frenado de quien le lleva una amplia delantera, según diversas encuestas de opinión […]. Así dijo, poniendo como referencia la propuesta de suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México: Sólo a Andrés Manuel López Obrador puede ocurrírsele su cancelación. Su propuesta de frenarlo es clara: frenar las oportunidades de miles de familias, mejor frenémoslo a él. Hablar así ante un mitin del antorchismo resultaría una incitación casi delictiva, pues dicho movimiento ha sido acusado de manera constante de participar en actos de violencia. Antorcha Campesina […] fue fundada en el municipio poblano de Tecomatlán en 1974 por un grupo de estudiantes y campesinos dirigidos por Aquiles Córdova Morán, ingeniero agrónomo que se mantiene férreamente a la cabeza de la organización. […]. La excitación a frenar a López Obrador se produjo en Ixtapaluca, Estado de México, uno de los municipios gobernados por militantes del antorchismo […]. No está de más recordar que el convocante a frenar, enfrenar o refrenar a Andrés Manuel López Obrador ha establecido el modelo del estado de México como su musa electoral. Ahí, en esa entidad, el Partido Revolucionario Institucional aumentó el grado de fraudulencia a niveles nunca vistos, sobre todo en términos de violencia contra opositores, incluso regando cabezas de cerdos a las afueras de domicilios de activistas y de oficinas electorales o partidistas. […]”.

La inseguridad, el gobierno, los ciudadanos y unos hechos ineludibles

Sobre el tema de la seguridad, hoy en El Universal, el columnista, Alejandro Hope, presenta una serie de puntos en los que señala las cosas en las que los candidatos presidenciales deberán de trabajar de cara a las elecciones, y cuando quede uno como ganador, retomarlas para tratar de disminuir los delitos que se viven en el país, dejando en claro que no se va a poder resolver como por arte de magia, además de que se va a necesitar de la colaboración de las autoridades municipales y estatales para poder lograrlo, de otra manera, se ve prácticamente imposible, y de ello escribe que: “Jaime López-Aranda es mi amigo. Con él, escribí un libro. Con él, reboto muchas ideas que a menudo aparecen en esta columna. Y es una de las mentes más lúcidas en la discusión nacional sobre seguridad y justicia. […]. En México, en materia de seguridad, nos recuerda Jaime, hay cuatro hechos simples e ineludibles que los candidatos y la candidata presidenciales harían bien en recordar. Los reproduzco como él los describe: 1. ‘Los delitos federales son un porcentaje ínfimo de los delitos que se denuncian y resultan en una investigación —que, a su vez, son un porcentaje ínfimo de los delitos que de hecho ocurren.’ 2. ‘Una vez que lleguen a la Presidencia no tendrán suficientes policías federales, soldados y marinos para hacerse cargo de la seguridad de calle más que en un puñado de municipios a la vez.’ 3. ‘Nunca habrá suficientes ministerios públicos y peritos para investigar más allá de una mínima fracción de los delitos que se cometen y, una vez que la Procuraduría General de la República dé paso a la fiscalía autónoma, ni siquiera podrán controlar lo que pasa con la investigación de delitos federales. Ya no se diga los del fuero común.’ 4. “Quien decida tomar las cosas en sus manos estará absolviendo a gobernadores y presidentes municipales […] de toda responsabilidad y culpa.’ Esos hechos no dependen del resultado electoral. No cambiarán si gana uno u otro u otra de los aspirantes a ocupar la Presidencia de la República. […]. Y tienen una implicación obvia: el gobierno federal no va a resolver el problema de la seguridad pública. No va a pacificar nada o casi nada. No va a acabar con la delincuencia. No va a terminar con la violencia. No por sí mismo, al menos. La solución está en el espacio estatal y local. El gobierno federal no puede sustituir a las autoridades de los estados y municipios. No puede microadministrar desde el centro la ubicación de cada policía o el destino de cada carpeta de investigación. Como mucho, puede tratar de forzar a los otros actores políticos a hacer la parte que les corresponde. […]. ¿Qué significa eso en el contexto de un proceso electoral? Que hay que ser realista. Que no hay que prometer lo que ya se sabe que es imposible. […]. Cierro con el cierre de Jaime, porque es, creo, uno de los mejores consejos que se le han hecho a los candidatos y candidata en esta temporada electoral: ‘En fin, les propongo que al menos en lo que respecta a la seguridad pública, sean sensatos sin parecerlo. Ya habrá tiempo de sobra para afinar los detalles, se los aseguro’”.

60 paquetes

Sobre el tema de la revelación de mensajes de celular en donde presuntamente se habla de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hoy en el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que el contenido de los mensajes de cierta manera deja entrever que no fue el estado quien ordenó la desaparición de los jóvenes, si no que fue el crimen organizado mediante los Guerreros Unidos quienes se encargaron de los jóvenes, y del tema escribe que: “la verdad histórica de lo sucedido en Iguala y Cocula el 26 y 27 de septiembre de 2014, tan cuestionada porque no demostraría que ‘Fue el Estado’, ha recibido una confirmación sorpresiva desde Chicago. Las autoridades estadounidenses captaron mensajes de Blackberry de líderes del grupo Guerreros Unidos en ese país que revelan que estos capos efectivamente pensaban que esa noche un grupo de Los Rojos estaba tratando de invadir su territorio. Los normalistas de Ayotzinapa, y al parecer otras personas, pagaron con su vida esta suposición. Roberto Zamarripa señala en un artículo publicado en Reforma el 12 de abril que según estos mensajes entre 50 y 60 personas fueron secuestradas esa noche. Los sicarios de Guerreros Unidos tuvieron el auxilio de policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco. Zamarripa, quien señala que tuvo acceso a transcripciones de esos mensajes, apunta que uno de los capos habla de ’60 paquetes’, personas capturadas y posteriormente presuntamente asesinadas. Otro capo, Pablo Vega, asegura una semana después de los hechos que hay ’50 chavos desaparecidos’. Los mensajes no apuntan que los estudiantes de Ayotzinapa hayan estado infiltrados por Los Rojos, pero sí confirman que así lo pensaban los líderes de Guerreros Unidos. Esto lo han señalado las declaraciones de los miembros de esta organización criminal detenidos en nuestro país por su participación en los hechos del 26 y 27 de septiembre. […]. Los mensajes de los ocho capos de Chicago ratifican que integrantes de Guerreros Unidos capturaron u ordenaron la captura de los normalistas por la policía de Iguala. Las comunicaciones están en poder de la Procuraduría General de la República y una parte de ellas fueron compartidas con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con los representantes del movimiento de Ayotzinapa. Esto significaría que los líderes de este movimiento y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estarían conscientes de que está confirmado que fue Guerreros Unidos, y no el Estado, el que ordenó la desaparición de los estudiantes. Es perverso así que exijan la liberación de los responsables del asesinato de los normalistas. […]. Esos mensajes confirman en lo esencial la llamada verdad histórica. Los normalistas fueron identificados como integrantes de Los Rojos. Fueron privados de la libertad con apoyo de policías municipales y entregados a Guerreros Unidos. Al parecer fueron asesinados. Quizá fueron hasta 60 ‘paquetes’ los que desaparecieron de esta forma”.

‘Huachicol’, impunidad de principio a fin

El tema del robo de combustible se vuelve cada vez más grave y serio, simplemente desde el hecho robo, pero también por las pérdidas que dejan estos robos, ya que según las últimas cifras reportadas por Pemex, ascienden a los 30 mil millones en el último año, por lo que es importante tomar cartas en el asunto de una vez por todas y terminar con el huachicoleo, y hoy en Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, escribe que: “el robo de combustible a los ductos de Pemex, que el año pasado costó 30 mil millones de pesos a la empresa, tiene un principio y fin en la impunidad y por eso el auge. De acuerdo con datos del mismo Pemex, de 213 tomas clandestinas registradas en 2006, subieron a 10 mil 363 en 2017 y de los 7 mil millones de pérdidas por el robo en 2012 pasó a 30 mil millones en 2017. El miércoles, al hablar sobre esto con el director de Pemex, Carlos Treviño, se refirió a la impunidad como motor de este delito. Reveló que en los últimos 15 meses han detenido infraganti a 2 mil huachicoleros, como se les conoce, de los cuales se inició proceso a mil 500, de los que están en la cárcel solo 58. Es decir, 97 por ciento de impunidad. Eso en un extremo. En el otro están los casos comprobados de gasolineras que operan con combustible robado, lo que Pemex vía sistemas documenta al detectar que venden más gasolinas y diésel del que le compran. Pero que los jueces, cuando llegan a los tribunales, les exigen la prueba de que la diferencia entre el combustible que compran a Pemex y el que venden sea de origen ilícito, a pesar de que Pemex es el único que puede abastecerlos. […]. Una de las consecuencias de esto es que las fuerzas federales que participan en estos operativos cada día están más decepcionadas y desmoralizadas. Ellos detienen a los ladrones armados con cuernos de chivo en brechas por las madrugadas, y ven cómo a los dos días salen libres. Esa es la realidad del florecimiento y apogeo del robo de combustible en México: la impunidad total de principio a fin, la impunidad procesal”.

Problemas por “El Bronco”

Los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no la están pasando nada bien después de que aprobaron como candidato presidencial independiente a Jaime Rodríguez, a tal grado que han tenido que dar una conferencia de prensa para explicar los motivos de su inclusión pero ni así se han detenido las críticas en su contra, y de ello en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “vaya papelazo están haciendo los magistrados electorales que encabeza Janine Otálora, tratando de justificar lo injustificable: haberle regalado la candidatura presidencial a Jaime Rodríguez. Los cuatro magistrados que metieron a “El Bronco” en la boleta salieron muy ufanos a defender su fallo, pero terminaron poniendo pies en polvorosa, pues en su supuesta conferencia de prensa sólo respondieron ¡tres preguntas! Su argumentación de que al de Nuevo León no le respetaron su ‘derecho de audiencia’, no se las compran ni en Mercado Libre. Los que tampoco deben estar muy satisfechos son la propia Otálora y el magistrado Felipe de la Mata, quienes votaron en contra de ‘El Bronco’, pero tuvieron que salir a convalidar la postura de sus compañeros sin decir ni pío”.

Tache al equipo de Margarita

En periodos electorales, lo que se busca es ganar simpatía entre la población y más con los jóvenes que son parte importante de quienes decidirán los resultados de estas elecciones, peor parece que no todos los candidatos lo han entendido así, ya que durante un foro convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México, todos los candidatos mandaron a representantes a defender sus propuestas de acuerdo a los temas que se tratarían, menos Margarita Zavala, quien mandó solamente a un personaje para todos los temas, dejando mucho que desear, y de esto, hoy en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “aquí le comentamos que la Universidad Nacional Autónoma de México había convocado a foros para analizar las plataformas de los partidos políticos rumbo a las elecciones presidenciales del primero de julio. Bueno, pues nos cuentan que los equipos de las coaliciones enviaron a la ‘caballería pesada’ y a renombrados especialistas, pero que la aspirante independiente Margarita Zavala mandó a representantes que no pintaron en el debate. Del lado de Andrés Manuel López Obrador estuvieron personajes como Héctor Vasconcelos, Alfonso Durazo y Olga Sánchez Cordero. José Antonio Meade envió a Vanessa Rubio, de su más entera confianza. Y Ricardo Anaya tuvo a Salomón Chertorivski para hablar de pobreza, a Alejandro Chanona y a Jesús Ortega, cada quien con su especialidad. En cambio, nos dicen, doña Margarita envió a Demián Sánchez a todas las mesas realizadas el martes y el miércoles. Tache para su equipo”.

Mala relación

Por si quedaban dudas de que no tenían ninguna relación Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard, ayer se disiparon por completo ya que al encontrarse en un restaurante no se dirigieron la palabra a pesar de la cercanía, y de ello en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “que si alguien tenía dudas sobre la mala relación entre Miguel Ángel Mancera y Marcelo Ebrard, después del escándalo y el rompimiento por las fallas de la Línea 12 del Metro, las disipó ayer en el restaurante de un hotel en Tepic, donde ambos ex jefes de Gobierno coincidieron, pero no se saludaron, pese a estar a unos cuantos metros de distancia. Al preguntarle si no saludaría a Mancera, el hoy coordinador territorial de Andrés Manuel López Obrador dijo: ‘¿Para qué? Además, ya es panista o no sé qué es’”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print