Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 16 de julio de 2018. El sonido y la furia: como a la gloria le gustan los rodeos, África llegó a la cumbre vestida de Francia. En tiempos de xenofobia, los azules recordaron que lo mejor de un país viene de otro… La supersecretaría de López Obrador. AMLO cambiará la vida pública de México. Procónsules, candidatos y tutores de AMLO…

Rayuela

En carta de migrantes se recuerda al señor Ebrard que es su obligación atender por igual a los de arriba y a los de abajo.

El sonido y la furia

Juan Villoro, escribe en Reforma y Zócalo, acerca de lo que representó la copa de Francia y el triunfo “multicultural” que, al menos en un partido de futbol, reivindica lazos entre países y ciudadanos del mundo. Como a la gloria le gustan los rodeos, África llegó a la cumbre vestida de Francia, dice Villoro sobre el triunfo galo: “Francia llegó a la Final como el equipo dominante de Rusia 2018, pero tenía enfrente a legionarios croatas que habían atravesado las duras estepas de tres tiempos extra: once guerreros entrenados por un místico Zlatko Dalic, quien en sólo diez meses de frotar el rosario convenció a su grey de que el milagro era posible. Hace dos años, de forma inesperada, Francia perdió la Final de la Eurocopa ante Portugal. Didier Deschamps administró las fuerzas de su selección para que no pasara lo mismo y fueran de menos a más. En la Fase de Grupos, no derrocharon esfuerzos. Mbappé, Griezmann y Pogba ofrecieron relámpagos, pero el jugador emblemático era Giroud, centro delantero que no anota, pero emprende una lucha de trincheras. En los partidos posteriores, Francia comenzó a desplegar su sinfonía. La Final fue un estallido portentoso, realzado por la furia de Croacia, nunca exenta de calidad. Ante el país que inventó la Enciclopedia, Perisic definió lo que es la anotación perfecta. Por su parte, a los 19 años, Mbappé anotó desde fuera del área un gol de doctorado y el viejo Mandzukic mostró virtudes de novato del año: con el marcador 4-1 en contra y las rodillas destrozadas, corrió para presionar al portero Lloris, que recompensó su enjundia con una pifia. Fiel a su código de honor, Mandzukic no se rebajó a sonreír. La FIFA ha descrito a Rusia 2018 como el mejor Mundial de la historia. Después de los escándalos de 2015, que llevaron a la destitución del corrupto Joseph Blatter, la FIFA procura lavar su imagen con algunas medidas acertadas (el VAR, el cuarto cambio en los tiempos extra, el fair play como criterio de desempate) y concesiones al país que investigó sus turbias finanzas (el Mundial de 2026 para Estados Unidos, en el que México y Canadá serán meras comparsas). Al decir que este fue el mejor Mundial, la nueva FIFA se elogió a sí misma. Ha habido Mundiales de tedio (Italia 90, Estados Unidos 94) y otros de leyenda (Chile 62, México 70, México 86). Más allá de estas inútiles comparaciones, vimos imponentes goles de media distancia, remates de cabeza excepcionales, atajadas inverosímiles y errores de estrépito de los porteros. Perú ofreció un recital que hubiera sido magnífico de haber incluido el gol; Colombia atacó con un defensa de realismo mágico, Yerry Mina, que levita para rematar; Uruguay disputó cada jugada como si fuera la última; Rusia, que carecía de otro pedigrí que ofrecer vodka de bienvenida, mostró la inaudita fuerza de los débiles; Bélgica dio una lección de geometría, y México, al modo bíblico, fue creativo una semana. Ciertas decepciones pertenecen a la épica. Los derrumbes de Alemania y España fueron trepidantes. Los de Neymar sólo fueron derrumbes. El mejor jugador también fue el que más corrió: Luka Modric, fugitivo de la guerra que de niño usaba espinillera de madera y caminaba cuatro kilómetros para llegar a un campo de juego. Como a la gloria le gustan los rodeos, África llegó a la cumbre vestida de Francia. En tiempos de xenofobia, los azules recordaron que lo mejor de un país viene de otro. Si Modric corre con el apremio de los prófugos, Mbappé corre como un migrante en plena cancha. Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia, logró lo insólito: dio relieve al palco de honor y perfeccionó su carisma abrazando a ganadores y perdedores bajo la lluvia. Rusia 2018 suspendió el sentido de la realidad. Volvemos a la vida común. Pero en la soledad de los estadios, ya vuelve a crecer la hierba”.

La supersecretaría de López Obrador

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero acerca de los cambios de seguridad: “Hace dos viernes, Andrés Manuel López Obrador tuvo la primera gran reunión con lo que será su gabinete civil de seguridad, en donde reveló el diseño para la renaciente Secretaría de Seguridad Pública, cuyo nombre definitivo aún está por determinarse, pero cuyas funciones producirán escalofríos por el tipo de integración de todos los órganos de inteligencia –no militares– bajo un mismo mando, al que se sumarán los especializados en situaciones de emergencia. La arquitectura de la nueva secretaría incluirá áreas que hoy son responsabilidad de las secretarías de Gobernación y Hacienda, que deben comenzar a trabajar para facilitar su traslado a lo que será una supersecretaría que tendrá a su disposición todos los recursos coercitivos del Estado mexicano. En la reunión estaba la secretaria de Gobernación designada, Olga Sánchez Cordero, de cuya futura dependencia saldrán el Cisen y Protección Civil. De la Secretaría de Hacienda, cuyo futuro titular, Carlos Manuel Urzúa, no estaba presente, se irá la Unidad de Inteligencia Financiera, que se creó en 2004 para coadyuvar en la prevención y el combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y que hoy es un brazo eficiente para enfrentar y neutralizar la fuente de poder de los cárteles de la droga y organizaciones terroristas. Nadie replicó nada en esa reunión, donde escucharon los grandes trazos de la futura Secretaría de Seguridad Pública. Pero el martes pasado, en la primera reunión que tuvo Sánchez Cordero con sus futuros colaboradores en Gobernación, afloraron los desacuerdos con el futuro presidente. Leonel Godoy, exgobernador de Michoacán y exsecretario de Seguridad Pública en la primera parte del gobierno de López Obrador en la Ciudad de México, expresó que no era conveniente que se trasladara el Cisen a la nueva secretaría, porque Gobernación perdería ojos y oídos que le permiten mantener la gobernabilidad. Sin embargo, la decisión de López Obrador está tomada, y quien ya está trabajando en los diagnósticos de la Policía Federal y del Cisen es Joel Ortega, experto en temas de seguridad, que fue presentado como asesor de Sánchez Cordero. (…) La concentración de funciones responde en una buena parte a la racionalización del combate al crimen organizado y a brindar seguridad, que López Obrador ha dicho públicamente que será la principal prioridad del nuevo gobierno. (…) El aparato de inteligencia civil del Estado mexicano pasará a reforzar a Plataforma México, un complejo sistema de información e inteligencia criminal, que después de que fue desmantelada durante los primeros años del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, se ha ido reconstruyendo. Los dos sistemas de inteligencia civil no son excluyentes, sino complementarios”.

AMLO cambiará la vida pública de México

Enrique Quintana en El Financiero se hace la pregunta: ¿Cuánto va a cambiar la vida del país con el gobierno que va a llegar en los próximos meses? Más de lo que muchos creen, incluyendo algunos de los partidarios de AMLO. Por lo menos es lo que uno puede concluir tras dos semanas de actividad frenética por parte del candidato ganador, que hoy finalmente toma cuatro días de vacaciones. Permítame enlistar algunas de las cosas que, de concretarse, van a modificar sensiblemente la vida del país, para bien y para mal. 1.-La reducción de las estructuras de la administración pública. 2.- La reducción del número de altos cargos del gobierno. 3.- Se concentrarán las compras públicas en SHCP. 4.- Cambiará el estilo de gobierno. Habrá fuerte reducción de viajes y giras de los funcionarios públicos. Los asuntos tendrán que atenderse a distancia, con lo positivo y negativo que eso implica. 5.- Habrá TLCAN muy pronto. 6.- Habrá presiones fiscales. Pese a los esfuerzos para adelgazar el sector público, difícilmente podrá haber recursos suficientes para financiar programas sociales y proyectos de inversión. Habrá una ‘guerra’ entre las dependencias que pedirán recursos para sus proyectos y Hacienda, que tratará de mantener las variables económicas en orden. 7.- Habrá un debilitamiento adicional del PRI que probablemente lo convierta en partido marginal. Muchos militantes del PRI estaban en ese partido porque era la vía para llegar al gobierno. Con su caída estrepitosa en las elecciones del 1 de julio, en muchos lugares dejará de ser esa vía y por lo mismo una parte importante de su militancia va a moverse a Morena. 8.- Cambiará la Constitución. No sabemos cuánto, pero es muy probable que la mayoría que tiene AMLO en los Congresos locales y la posibilidad de estar cerca de la mayoría calificada en ambas cámaras del Congreso federal va a permitir hacer modificaciones constitucionales o incluso reescribir la totalidad de ésta. Difícilmente AMLO y su equipo van a resistir la tentación de cambiar la ley fundamental del país en algún momento de su administración, cuando tienen las condiciones para ello. Hoy casi todo es especulación, pero en muy pocas semanas empezaremos a ver ya modificaciones legales que van a redefinir gradualmente –en unos aspectos para bien, en otros para mal– la vida pública del país. Seguiremos con el tema.

Procónsules, candidatos y tutores de AMLO

Leo Zuckermann escribe en Excélsior, acerca de la designación de Coordinadores y Enlaces federales en las entidades en sustitución de delegados: “López Obrador ha anunciado una decisión de la más alta importancia. En cuanto tome posesión como Presidente, desaparecerá todas las delegaciones del gobierno federal en los estados. En su lugar, habrá un solo coordinador estatal en cada entidad federativa encargado de gestionar todos los programas y recursos de la administración pública federal. ¿Qué papel jugarán estos nuevos coordinadores frente a los gobiernos de los estados y municipios que son, a fin de cuentas, las autoridades legal y legítimamente elegidas? La primera figura que me viene a la mente es la de un procónsul romano. En la Roma republicana, el Senado nombraba cada año a dos cónsules que eran una especie del Poder Ejecutivo. Los senadores también tenían la facultad de designar procónsules que representaban el poder consular en las regiones lejanas de Roma, tanto las conquistadas como las que estaban en proceso de conquista. Los procónsules ejercían la soberanía, el imperium, de Roma. Caída la República, los emperadores romanos sostuvieron la institución proconsular. Algunos los nombraba el Senado, otros el emperador. Todos seguían representando los intereses de Roma en las provincias. En algunas de ellas, se toleraba la existencia de gobernantes locales. Sin embargo, el verdadero poder lo tenían los procónsules romanos, los que gozaban del imperium para mandar y castigar. Bueno, pues López Obrador parece que ya nombró a los procónsules que gobernarán, a su nombre, en cada estado del país. ¿Por qué? Por una razón elemental. De cada peso que gastan los gobiernos de los estados y municipios, el 85% en promedio proviene de la Federación. Algunos de estos recursos están en la ley, otros son discrecionales. A eso hay que sumar los miles de millones de pesos de infraestructura que gasta el gobierno federal en las localidades. En suma, el poder del dinero lo tiene la Federación. Agréguese el mayor poder coercitivo del gobierno central: el mando sobre la Policía Federal, el Ejército y la Marina. Lo que tendremos, entonces, son coordinadores estatales de AMLO con un mayor poder que los gobernadores y presidentes municipales. Una especie de procónsules romanos. (…) Algo de justicia hay en esta medida. Los gobernadores fueron los más grandes beneficiarios de la democratización en México. Como nunca, tuvieron dinero y poder. Pero se comportaron como adolescentes a los que sus padres les dieron una tarjeta de crédito sin límite. La gran mayoría enloquecieron. El poder absoluto los corrompió totalmente. Ahora habrá un nuevo “papá” que no sólo les va a quitar la tarjeta de crédito, sino que además les va a poner a un tutor para controlarlos. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, la frase “haber menester tutor” significa que alguien es “incapaz para gobernar sus cosas o demasiado gastador o manirroto”. Nunca mejor dicho de nuestros gobernadores en los últimos 18 años: Se hicieron menester de un tutor. Procónsules, candidatos y tutores: los tres papeles que jugarán los nuevos coordinadores estatales de AMLO”.

El peso de la impunidad

La impunidad que ha invadido en la procuración de justicia es uno de los principales males que aqueja al país; el peso de los casi 500 casos pendientes de resolver en la Auditoría Superior de la Federación es un lastre que el gobierno entrante deberá eliminar. Al respecto, en el Reforma, el columnista Juan Pardinas, escribe que: “el edificio sede de la Procuraduría General de la República, en avenida Reforma 211, sufrió daños importantes durante el terremoto del 19 de septiembre pasado. A pesar de que la estructura había sido reforzada, el inmueble quedó abandonado e inutilizable […] La causa de esta secuencia de devastaciones en la arquitectura institucional del Ministerio Público no sólo estuvo vinculada con las placas tectónicas y las fuerzas telúricas. Una persona cercana a la institución me compartió una teoría, donde el terremoto es sólo un factor del problema. Las construcciones estaban diseñadas para soportar la carga normal de las personas y los muebles que ocupan un inmueble de estas características. El problema es que los ingenieros y proyectistas que diseñaron el edificio no calcularon el peso de la impunidad. En distintos pisos del edificio había miles de cajas con expedientes de papel. Casos acumulados porque jamás se resolvieron. La Procuraduría General de la República reconoció que hay 486 casos por denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación por potenciales desvíos de fondos públicos sin que haya una sola persona detenida o procesada por estos casos. Hay casos archivados y otros que tienen más de una década en que fue presentada la denuncia. Supongamos que cada uno de estos expedientes pesa dos kilos. Sólo con la impunidad acumulada por casos de la Auditoría Superior de la Federación, los edificios de Reforma ya tienen una tonelada de peso adicional […] Con 30 millones de votos, Andrés Manuel López Obrador y la mayoría de Morena en el Senado deberán operar la designación del mejor Fiscal que puedan encontrar. Sin embargo, antes de hacerlo deberían hacer un ejercicio de imaginación que responda la siguiente pregunta: ¿Qué sucederá con el peso de la impunidad, si nombran a la mejor persona para el cargo, pero se mantienen las bases constitucionales de la institución? De ser así, me sospecho que la cuarta transformación histórica del país acarreará lastres terribles del pasado inmediato”.

¿Cuál quieres escuchar primero?

Las propuestas que López Obrador busca implementar en su administración tienen aspectos tanto positivos como negativos, es por eso que en el Excélsior, la columnista Vianey Esquinca, escribe que: “el miércoles 11 de julio, el virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo una reunión con quienes serán los legisladores federales en el próximo Congreso. Ahí les leyó la cartilla y les planteó la docena de reformas de ley que, respetuosamente a fuerzas, deberán discutir y en su caso aprobar. Esto se suma a las propuestas que había venido haciendo después de ganar la elección. Pero como suele pasar, todas las medidas que cambian el statu quo implican noticias buenas y malas. ¿Cuál quiere escuchar primero el amable lector? La buena: Dentro de su plan de austeridad, ningún funcionario de los tres Poderes de la Unión podrá ganar más de lo que percibe el Presidente de la República […] La mala: Es muy probable que los mejores cuadros del gobierno, al no ver ningún incentivo de trabajar de lunes a domingo, sin horarios específicos de entrada y de salida y con enormes responsabilidades, se vayan a la iniciativa privada donde, seguramente, ganarán muchos más […] La peor: Difícilmente, aceptarán bajarse el sueldo los jueces o ministros, por lo que se vendría una lluvia de amparos. La buena: Se reducirá la burocracia, eliminándose subsecretarías, direcciones, delegaciones en los estados y otros organismos. La mala: Se quedarán sin empleo cientos de personas […] Hay otras medidas que son buenas sin ningún pero, como la eliminación del fuero para todos los funcionarios, incluyendo al Presidente de la República. Al fin se acabará la impunidad. Hay también otras malas que no tienen nada bueno, como es la modificación o revocación de leyes de la Reforma Educativa. Habrá quien diga que para resolver los grandes males del país, tiene que haber grandes sacrificios, pero habría que cuidar que los sacrificados no sean las personas que ni la deben ni la temen, y que sólo quieren hacer su trabajo en paz”.

Pacificar todos a México

En El Universal, su Editorial, asegura que: “la crisis de violencia, inseguridad y criminalidad por la que atraviesa México, que ha enlutado a decenas de miles de familias mexicanas en los últimos doce años y ha generado una descomposición social sin precedentes, y ante la cual poco efecto ha tenido la llamada lucha contra el crimen, vuelve urgente un cambio de estrategia orientado ya no sólo a abatir las cifras de delitos de alto impacto en nuestro país así como a erradicar a las bandas criminales, sino también a reconciliar a una ciudadanía sumamente resentida […] Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, propuso como uno de los ejes torales de su política a seguir, la pacificación de la nación. Y con miras a concretarla, el próximo 7 de agosto iniciará una serie de foros que buscarán diseñar la estrategia para el proceso de paz […] Enhorabuena por esta iniciativa que, no obstante, no podía estar ausente de las políticas más importantes del próximo gobierno. Por otro lado, es deseable que la misma no se quede solo en anuncios y titulares, como ha sucedido antes con mociones similares. Y en suma, ojalá estos ejercicios deriven en una nutrida participación de la sociedad, pues sólo así conoceremos a fondo el problema y podremos diseñar, entre todos, una estrategia que derive en leyes y públicas que nos lleven a la anhelada paz”.

Rediseño de Segob

Los cambios propuestos para el gobierno de López Obrador respecto a la Secretaría de Gobernación han sido coherentes con la plataforma del tabasqueño; sin embargo, aún se desconoce cómo logrará implementarlos; es por eso que en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “muy interesante resulta el adelgazamiento de la Secretaría de Gobernación, que tomará el 1o. de diciembre la ex ministra Olga Sánchez Cordero, y el regreso de la Secretaría de Seguridad Pública federal que desapareció Enrique Peña Nieto y estará en manos de Alfonso Durazo. Llama la atención, en primer lugar, la transformación del Cisen en una Agencia Nacional de Inteligencia con la promesa del próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública de que dejará de hacer labores de espionaje político. De menor impacto mediático, pero quizás de la misma importancia, es el hecho de que Protección Civil también dejará de depender de Gobernación para integrarse a la nueva dependencia en donde, aparentemente, operará muy cerca de las fuerzas policiales y lejos de las consideraciones políticas. En principio los qués y los porqués de esas decisiones hacen sentido. Será cosa de ver los cómos”.

Consejos

Con un cambio de administración y de gabinete en puerta, a nadie sorprende que el virtual Presidente electo pida consejos a los actuales titulares de la Secretaría de Defensa y Marina para elegir a quienes los sustituirán. En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “no es casual que el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, vaya a consultar a los secretarios de Defensa, general Salvador Cienfuegos, y de Marina, almirante Vidal Francisco Soberón, para elegir a los próximos encargados de esas dependencias. Lo cierto es que es una costumbre, aunque no una ley ni un reglamento, pedir asesoría a los ex titulares de las fuerzas armadas, cuyo representante más antiguo en el caso del Ejército es el general Enrique Cervantes Aguirre, condecorado en mayo pasado y quien forma parte del cuerpo de asesores de Cienfuegos”.

AMLO dice adiós a los espías

En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad en la administración del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció la mutación (otra vez) del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), el órgano de inteligencia civil del Estado mexicano. En 1918, Venustiano Carranza creó su antecedente más remoto en la Secretaría de Gobernación (Segob), aunque en 1947 nació uno de los nombres más conocidos y temidos, pero bajo la tutela de la Presidencia de la República: la Dirección Federal de Seguridad. Tras varios cambios de piel, en 1985 desaparece la DFS y se funde con el brazo de inteligencia civil de la Segob. En 1989 nace el Cisen, al que se ha culpado injustamente de no alertar de sucesos como el alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional el 1 de enero de 1994. La oposición —de izquierda y de derecha— siempre ha señalado que sólo se usa para espiarlos. Hoy que la izquierda toma el poder se verá si dicen adiós a los espías o sólo es otro cambio de piel”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print