Columna de columnas nacional

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 08 de agosto de 2018. El cambio lleva prisa y Peña es ya “un cascarón”: Nunca en la historia moderna del presidencialismo se había vivido, entre miembros de distintos partidos, una transferencia de poder tan peculiar: el priísta Peña Nieto ha cedido casi por completo la plaza. La detuvieron en cuanto llegó EPN, la dejan ir ahora que se va: Elba Esther Gordillo está libre… La Pax Narca de López Obrador.

Rayuela

La herida es grande y profunda, de modo que es mejor ser realistas.

Meyer, Crespo y Aguayo sobre los 38 días de AMLO: 1) El cambio lleva prisa. 2) Peña es ya “un cascarón”

Shaila Rosagel, en el portal SinEmbargo, escribe sobre la perspectiva de los politólogos e investigadores: Lorenzo Meyer, José Antonio Crespo y Sergio Aguayo que brindan respecto al triunfo de la izquierda en México: “Andrés Manuel López Obrador recibe hoy su constancia como Presidente de la República electo en los comicios del 1 de julio. Hace 38 días que el tabasqueño no para. Desde su triunfo en las urnas y durante el último mes y una semana que anteceden a la recepción de su acta de mayoría se ha reunido con empresarios, víctimas de la violencia, con las delegaciones políticas y diplomáticas de los principales aliados comerciales del país [Estados Unidos, Canadá y China], con los gobernadores de las entidades federativas y hasta con rivales políticos, como es el caso de José Antonio Meade Kuribreña a quien invitó a desayunar a su casa. López Obrador ha trabajado también con el que será su Gabinete en materia de seguridad, energía, economía, desarrollo social, medio ambiente. Ha delineado sus 25 proyectos estratégicos para el sexenio en materia de inversión, obra pública y atención a grupos vulnerables y ha dado varios golpes: la descentralización del Gobierno federal, la eliminación de las delegaciones federales en los estados y la creación de un coordinador federal en cada entidad que haga los trabajos de todas las oficinas de la Federación, la revisión de los 105 contratos otorgados a través de las rondas petroleras y la revisión y consulta pública de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México”.

La detuvieron en cuanto llegó EPN, la dejan ir ahora que se va: Elba Esther Gordillo está libre

En la redacción del portal SinEmbargo, se reporta la liberación de Elba Esther Gordillo “La ex lideresa magisterial, Elba Ester Gordillo, fue absuelta por un Magistrado federal de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. Amiga de Vicente Fox y de Felipe Calderón Hinojosa, con quienes encontró la cúspide de su carrera, Gordillo fue llevada a prisión en cuanto inició el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Ahora que faltan cuatro meses para que termine, se va, absuelta”.

La nueva etapa política que hoy empieza

Enrique Quintana, en El Financiero comenta acerca de la dinámica que desde la campaña ha impuesto López Obrador, sin tener un papelito que respalde su “virtual” gestión: “El día de hoy comienza una nueva etapa en la vida política del país. Andrés Manuel López Obrador recibirá su constancia de Presidente Electo por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Con ello, comenzará la segunda etapa de su gobierno. No me equivoqué en la afirmación anterior. Creo que López Obrador termina hoy la primera etapa de su gestión… aunque formalmente tome posesión hasta el 1 de diciembre. Es que, a final de cuentas, ¿qué es gobernar? No es realmente firmar decretos, acudir a ceremonias o despachar en la sede del Poder Ejecutivo. Gobernar es, en lo fundamental, establecer el sentido de la agenda nacional, lo que define las decisiones de los gobernados. AMLO ha recibido visitantes extranjeros, ha hecho nombramientos, ha planteado proyectos y reformas, y lo más importante: día con día está fijando la agenda nacional, de lo que hablamos, lo que discutimos, lo que mueve nuestras decisiones. Todo esto, sin ningún papelito que respalde su función. Éste lo recibirá hoy, y formalmente detonará el proceso de transición. Por eso se trata de una nueva etapa. (…) Vivimos tiempos inéditos. Nunca había pasado lo que hoy vivimos ni lo que veremos en las próximas semanas. De hecho, cuando AMLO ‘tome posesión’ el 1 de diciembre, en buena medida llevará ya cinco meses gobernando”.

La Pax Narca de López Obrador

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero respecto a la “nueva” estratégia de pacificación y disminución de la violencia en México: “Los foros sobre paz y seguridad, a partir de los que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador comenzará a construir su estrategia de seguridad, comenzaron en Ciudad Juárez con un catálogo de buenas intenciones que van a llevar, ante la ingenuidad demostrada, a la creación involuntaria de un narcoestado. Las líneas generales que buscan ser legitimadas a partir de esta serie de encuentros durante los dos próximos meses y una eventual consulta popular, están ancladas en el otorgamiento de una amnistía a quienes están metidos en el negocio del narcotráfico, como lo propuso López Obrador en diciembre pasado durante una visita al Istmo de Tehuantepec. En esa gira, dijo que “se van a explorar todas las posibilidades y no descarto que se someta a discusión que se consulte al pueblo sobre la posibilidad de una amnistía para lograr la paz. Ya no queremos la guerra, queremos la paz en el país”. La propuesta surgió, confiaron cercanos al presidente electo, como varias de sus grandes frases, a partir de lo que le gritaban los asistentes a sus mítines. Una señora en aquella región istmeña pidió que le dieran amnistía a narcotraficantes, de donde tomó la idea y la ventiló. Varios de sus asesores de comunicación e imagen le recomendaron que corrigiera rápidamente esa afirmación por las consecuencias que tendría, pero López Obrador, muy a su estilo, apretó el acelerador. Durante los siguientes meses fue ratificando la idea central, pero matizando el alcance que tendría la amnistía de marras. (…) Sus afirmaciones provocaron repudio en la sociedad política. Tras el primer debate presidencial, Alfonso Durazo, a quien propondría más adelante como su secretario de Seguridad Pública Federal, trató de explicar lo que su jefe político quiso decir. “López Obrador ha propuesto un proceso de paz y de reconciliación nacional, no un pacto con el crimen organizado”, afirmó. “Sin proceso de pacificación y reconciliación no habrá punto de inflexión en los niveles de violencia que definen la tragedia del país”. La pregunta era y sigue siendo: ¿qué quiso decir Durazo? (…) La “receta mexicana” es vieja. Una estrategia de Estado la propuso el presidente Felipe Calderón en 2009, pero aquél plan integral sólo vio cumplimentada la parte de la lucha policial y militar contra los cárteles de las drogas, porque el resto del Estado –paradójicamente salvo el caso de Juárez, donde la participación de gobierno, empresarios y sociedad civil frenó la violencia–, fue negligente en su trabajo. (…) La gran novedad en el planteamiento del nuevo gobierno es la amnistía a los narcotraficantes, fórmula para la reconciliación. El único que la planteó, pero como expresidente, fue Vicente Fox en 2011. No hay ningún Estado en el mundo, que no sea considerado un narcoestado, que haya optado por una amnistía a narcotraficantes, que en sí es un pacto con el crimen organizado. El trueque es dejar de combatir a las organizaciones criminales, si estas dejan de sembrar muertos en el país. Es decir, si se ponen de acuerdo los cárteles y reparten territorios y acuerdan impuestos de paso de drogas, para que el negocio florezca en climas estables exentos de violencia. Eso, por supuesto, reduciría la tasa de homicidios dolosos, acabaría con la ley de la selva y la zozobra social. Se implantaría la Pax Narca de López Obrador”.

Ya: AMLO presidente electo

Julio Hernández López, en La Jornada, también opina sobre el reconocimiento formal del TRIFE como “Presidente Electo” de López Obrador: “Está todo listo para que hoy Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sea declarado de manera formal como presidente de los Estados Unidos Mexicanos. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) despachó en la víspera los asuntos pendientes y dejó el camino despejado para entregar esa constancia que de manera legal reconoce una realidad actuante y vibrante: la condición virtualmente presidencial del político tabasqueño que, a menos de 48 horas de haber recibido una copiosa votación a su favor y de su partido (el uno de julio), ya estaba reunido con el saliente, Enrique Peña Nieto, en Palacio Nacional (el 3 de julio, por la mañana) y que, desde entonces, ha mantenido una intensa actividad diaria, ocupando a plenitud un foro del que gozosamente casi ha desaparecido el mencionado Peña Nieto, quien antes de las elecciones concentraba la emisión popular de rayos y centellas y, ahora, es una especie de altísimo burócrata en espera de cerrar su ciclo laboral y pasar a un apacible retiro. (…) Nunca en la historia moderna del presidencialismo se había vivido, entre miembros de distintos partidos, una transferencia de poder tan peculiar: el priísta Peña Nieto ha cedido casi por completo la plaza (lo que no hizo con su presunto candidato a la sucesión, José Antonio Meade, a quien rodeó de mandos partidistas y de campaña que obedecían a Los Pinos, y sujetó al abanderado externo a los rituales y retórica contraproducentes del priísmo más repudiado) y el morenista López Obrador ha asumido un poder de facto que, siendo así, no tiene efectos vinculantes (es decir, que obliguen a su cumplimiento). Aunque no es ni puede ser de esa manera, pareciera que en México ha habido dos ocupantes del Poder Ejecutivo federal, el mexiquense en modo omiso (o modo avión: encendido, pero sin ejercer las funciones importantes) y el tabasqueño en modo hiperactivo. Pero, al mismo tiempo, pareciera que en México no ha habido presidentes en este lapso prolongado que va de las elecciones a la toma de posesión: el mexiquense ha estado en abierta fuga de responsabilidades, plenamente dispuesto a hacer lo que su sustituto programado le pida o proponga, deseoso ya de irse a casa a disfrutar lo que le sea posible; el tabasqueño ha movido y removido la parte de cielo y tierra que le ha quedado al alcance, pero sin ejercer más poder que el de la agitación mediática y la preparación de ánimos”.

El vacío: presidente virtual y presidente ausente

Tras el periodo de más de un mes en el que fue posible apreciar cómo mientras que López Obrador iba ganando poder, mientras que del otro lado, la imagen de Peña Nieto se desdibujaba cada vez más. En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “después de una elección presidencial es esperable que el ganador vaya acaparando la atención de medios y sociedad, mientras que el mandatario saliente se vaya alejando poco a poco de los reflectores. Es parte de la transición y es incluso muestra de normalidad democrática. Lo que no se espera es que la administración que se va actúe desde el día siguiente de los comicios como si sus responsabilidades hubieran terminado. Mucho menos en un país que todavía conserva uno de los periodos más largos entre las votaciones y el cambio de mando constitucional. Enrique Peña Nieto como presidente en funciones y su gobierno en general han dejado todo el espacio a una nueva administración que aún no toma forma ni tiene facultades legales para gobernar […[ En otras áreas del gobierno hay señales de que se han suspendido proyectos, gastos y hasta pagos programados, a petición de los que aún no llegan. Por el otro lado, hay indicios de que se siguen otorgando contratos de último minuto en áreas sensibles. El país ya está suficientemente lastimado como para tener que soportar cuatro meses entre un presidente virtual y un presidente ausente. Urge que se responsabilicen ambos”.

¿Venezuela o Suecia?

En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, hace una reflexión acerca de las naciones que el virtual Presidente electo utilizará como ejemplo para crear su plan de gobierno para México: “ni Maduro ni Trump, Andrés Manuel López Obrador ha declarado en varias ocasiones […] Los únicos países extranjeros que López Obrador señaló como ejemplos en la campaña fueron ‘Suecia, Dinamarca, Noruega, Nueva Zelanda’, los cuales ‘no tienen corrupción, no hay pobreza, no hay inseguridad, no hay violencia’. Son tres países nórdicos y uno oceánico que se cuentan entre los menos corruptos del mundo, según Transparencia Internacional, y también entre los más prósperos […] Es positivo que López Obrador haya rechazado a Venezuela como modelo para la transformación que quiere hacer en México, aun cuando haya personas en su movimiento que siguen siendo admiradoras del régimen de Nicolás Maduro. Si los ejemplos son Suecia, Dinamarca, Noruega y Nueva Zelanda hay razones para el optimismo. Se trata de países con instituciones sólidas, con respeto a los derechos de propiedad y de mercado que definen el sistema de libre empresa”.

México y sus machismos inconscientes

La víspera, usuarios de redes sociales mostraron su desacuerdo y criticaron un par de eventos en los que participaron altos funcionarios, como el Secretario de Salud, José Narro, debido a que, a pesar de ser enfocados en temas referentes a la mujer, los panelistas e invitados de honor eran en su totalidad del género masculino. Al respecto, En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “un evento organizado por hombres. En él, los hombres se comprometen con otros hombres a que ninguno de estos hombres participará en eventos donde sólo haya hombres. A esta iniciativa le pusieron ‘No Sin Mujeres’, aunque en su planteamiento la ausencia de mujeres no es total sólo gracias al nombre. Hombres comprometidos ante otros hombres a que trabajarán en favor de la equidad, aseguran, aunque en su causa las mujeres son testigos o simples espectadoras. Porque antes que cualquier hecho, supongo, lo que cuenta es la intención: hasta hoy, ninguno de estos convocantes ha rechazado participar en eventos de tinte social en los que no hay mujeres. Prometen que lo harán, pero, hasta hoy, no hay un solo antecedente […] en este tipo de actos es que comprendemos lo que ha sucedido desde hace décadas en nuestro país. Las mujeres, las grandes ausentes, no sólo en la toma de decisiones de alto nivel, sino como participantes en asuntos que tienen que ver directa y únicamente con su cuerpo, con su entorno. No digamos el aborto, ¡Dios salve al patriarcado de esto!, pero qué tal para hablar, digamos, de la lactancia. Ayer mismo, la Cofepris realizó el evento Uniendo Esfuerzos por la Lactancia Materna, y ahí, en la mesa de participantes […] Ni una sola mujer. Si las dependencias y organizaciones mandaron a sus figuras más idóneas para hablar de este tema, qué terror pensar en la estructura de sus organigramas. ¿En verdad no hay una sola mujer dentro de sus respectivos equipos para hablar de esto? No es una cosa nueva. Sólo que ayer fue un día de coincidencias: hombres que prometen no participar en eventos donde sólo haya hombres, y a unos kilómetros de ahí, hombres hablando con otros hombres de un tema como la lactancia […] El privilegio masculino está tan arraigado, que resulta sencillo para muchos, incluso mujeres mismas, avalarlo […] Hasta que en este país no asimilemos que en las decisiones y en el ejercicio de nosotras, la participación debe integrar a todas sus partes, aún tendremos eventos como los mencionados aquí […] Es el México del siglo XIX en pleno siglo XXI. Bien por el próximo gabinete, el primero paritario, que representa en escala cómo está integrada nuestra sociedad. Ojalá, por lo menos, sigan todos ese ejemplo”.

¿Eutanasia al “aeropuerto” de Mancera?

En Milenio, el periodista Carlos Marín, cuestiona la decisión de la próxima Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de suspender las operaciones de una planta de tratamiento de basura, la cual no solo ayudaría a evitar la contaminación ambiental, sino que también colaboraría a la producción de energía eléctrica: “es incomprensible que la física y doctorada en ingeniería energética por la Universidad Nacional Autónoma de México Claudia Sheinbaum anticipe la muerte de una planta de procesamiento de basura que representa lo que la jefa electa de Gobierno de Ciudad de México soñaba como secretaria del Medio Ambiente, durante la gestión capitalina de Andrés Manuel López Obrador, hace tres lustros. Se trata de la Planta de Termovalorización y Biodigestión comprometida por sus antecesores Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva, que a partir de 2020 puede ahorrar al erario local tres mil millones de pesos al año: mil quinientos de pago al Estado de México por tirar en su territorio la basura y otro tanto a la Comisión Federal de Electricidad por la energía con que se mueve el Metro. Con cerca de 12 mil millones de pesos de inversión, en tristes cuatro años se recuperaría esa cantidad. En julio de 2004 Claudia presentó su Estrategia local de acción climática del Distrito Federal, que contemplaba las opciones de mitigación de gases de efecto invernadero generados por los desperdicios y la producción de electricidad a partir de la basura. Conviene, pues, que la doctora retome y honre su propio proyecto”.

Propuestas y reclamos en Juárez

En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe acerca del foro de pacificación organizado por el equipo de López Obrador y de cómo la situación rebasó a los organizadores: “iniciar un proceso de pacificación que le devuelva a los mexicanos la tranquilidad y la seguridad que perdimos en medio de tanta violencia y anarquía de los últimos 12 años, es una de las metas y promesas más ambiciosas y urgentes del futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Quizás junto al castigo a la corrupción, la paz sea el mayor reclamo y anhelo de una sociedad […] Y aunque lo más importante en estos foros fueron las voces y propuestas de las víctimas de esta República dolida […] fue inevitable que entre los planteamientos para la paz se escucharan los reclamos airados y los gritos ante el olvido y abandono de gobernantes indolentes e insensibles con el dolor y la tragedia de sus gobernados. Al gobernador Javier Corral lo acorralaron en Juárez los padres de las víctimas; con reclamos a gritos, le reprocharon al panista la falta de atención y sensibilidad ante las muertes de mujeres y los desaparecidos en su estado […] Corral respondía nervioso ante la intervención del virtual presidente electo que le pedía conceder audiencias a los padres que le reclamaban […] Pero Corral no fue el único que enfrentó reclamos. Andrés Manuel López Obrador también les reclamó a los organizadores de estos foros, Olga Sánchez Cordero, Loretta Ortiz y Alfonso Durazo, que hubieran excluido a Tamaulipas de los encuentros […] Incluso, cuando ya varios de ellos tomaban nota de la enérgica petición, López Obrador sugirió que fuera Reynosa, ciudad fronteriza con una grave problemática de seguridad y narcotráfico, la sede de uno de los Foros de Paz, pero con todo y el regaño los organizadores aún dudaban ayer en hacer el foro en la frontera tamaulipeca o trasladarlo a Ciudad Victoria. ¿Querrán que les vuelva a sugerir otra vez el hoy presidente electo?”.

El diploma y la farra de AMLO

En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, habla acerca de la entrega de la constancia de mayoría que la autoridad electoral entregará a Andrés Manuel López Obrador un mes después de haber triunfado en las urnas: “la tercera es la vencida, dijo una y otra vez en los últimos meses, tiempo en el que saboreó por anticipado el triunfo electoral del 1 de julio. Bueno, nos comentan, hoy es el gran día para Andrés Manuel López Obrador, quien este mediodía recibe en sus manos la constancia de mayoría, ‘el diploma’ expedido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de Presidente electo. Nos dicen que la cúpula de Morena y el equipo de transición han convocado a la fiesta a diputados, senadores y representantes de los partidos de la coalición, el Partido Encuentro Social y el Partido del Trabajo, para celebrar. La farra, nos comentan, será en grande y con el papelito, don Andrés Manuel y sus muchachos iniciarán formalmente los trabajos de transición con el gobierno saliente. La foto le dará la vuelta al mundo, nos anticipan”.

Monreal, coordinador oficial

En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que a petición de López Obrador, los legisladores electos de Morena oficializaron el nombramiento de Ricardo Monreal como líder de la bancada morenista: “en el Senado ya se protocolizó ante notario el acta con la que 50 legisladores electos de Morena respaldaron la designación de Ricardo Monreal como su próximo coordinador, luego de que Andrés Manuel López Obrador lo escogió para ese cargo. Ahora el pleito estará en la elección del presidente cameral, al que aspira Martí Batres, no solo porque se valora también a la maestra Ifigenia Martínez, sino porque es una posición que se deberá discutir con las demás bancadas”.

Mucho ruido…

En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que el primer foro enfocado en alcanzar la paz, organizado por el equipo de López Obrador, fue menos efectivo de lo que pudo haber sido: “el primer foro sobre pacificación organizado por el equipo de Andrés Manuel López Obrador en Chihuahua pasó del mucho ruido a las pocas nueces en unas horas. Al inicio, estaba previsto que el rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Ricardo Duarte -hermano, por cierto, del prófugo ex gobernador César Duarte- diera un mensaje en su calidad de anfitrión pero, a la mera hora, lo bajaron del programa. Después, se armó un buen alboroto cuando familiares de víctimas increparon al gobernador Javier Corral durante su intervención. Pero luego, tras la salida de López Obrador y su comitiva, el evento se vació. A las 15:00 horas, de las 500 personas que había al arranque, no quedaban ni 30. Falta ver si se cumplió el objetivo de escuchar las inquietudes y propuestas de los ciudadanos para convertirlas en políticas públicas… o si todo quedó en un vistoso -y a ratos escandaloso- acto político”.

Claridades

En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, habla acerca de cómo conforme pasa el tiempo, el equipo de Andrés Manuel López Obrador comienza a dar forma a las promesas de campaña del tabasqueño, por ejemplo, con la realización la víspera del primer foro por la pacificación del país: “poco a poco aterrizan las ideas de campaña. Durante la realización del primer foro por la pacificación del país, organizado en Ciudad Juárez, Chihuahua, ante familias de desaparecidos y asesinados, Andrés Manuel López Obrador, a quien hoy le entregarán la constancia de validez como presidente electo, reiteró que está a favor del perdón a presuntos infractores, pero en contra del olvido de crímenes y víctimas. Pidió a los participantes debatir sin censura ni tabúes. “Coincido con los que dicen no olvidar, pero estoy a favor del perdón. Respeto mucho a quienes dicen ni perdón ni olvido. Digo, olvido, no; perdón, sí”, sentenció, lo que causó el aplauso de una parte del público. Y aunque a muchos no les queda totalmente transparente a quiénes se refiere cuando habla de perdones, un hecho es que su postura es de vanguardia. Allana el camino para que, a partir del 1 de diciembre, la nación camine parejito”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print