Debate: Primer Tercio

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Por: Heber García Hernández

Como millones de mexicanos, este domingo me dispuse a ver el primero de los tres debates presidenciales que organiza el Instituto Nacional Electoral. No vimos nada nuevo y, fue lo que millones esperábamos, todos los candidatos contra el puntero, que es y seguirá siendo Andrés Manuel López Obrador.

Los debates no se ganan y tampoco se pierden, pero lo que sí es un hecho es que el puntero salió bien librado de esta, su primera prueba. No contestó a las provocaciones de sus oponentes, respondió lo que quiso y a quien quiso, en resumen, no se inmutó en ningún momento. Lo noté un poco incómodo cuando le sacaron el tema de Napoleón Gómez Urrutia, Elba Esther y Manuel Bartlett, sin embargo, AMLO fue el candidato sereno, el que promueve amor y paz para acabar con la corrupción y la inseguridad. Y aunque no dijo nada relevante, en mi opinión, el candidato de Morena se va a mantener en el primer lugar de las preferencias del electorado.

Otro que no se vio tan raspado sorprendiendo a varios en este primer intercambio de ideas fue Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien se encargó única y exclusivamente de atacar al de Morena y de vez en cuando, uno que otro de los demás partidos. Por sus chistoretes, de mal gusto, muy seguramente ganará puntos porcentuales en los próximos días pues los mexicanos lo empezaran a ubicar gracias a las sandeces que dijo como “mocharles” la mano (literal) a los que roben, o que la vez que mintió fue cuando le dijo a su esposa que la llevaría al cine y no la pudo llevar, en fin.

Margarita Zavala, en un principio no sabía ni donde estaba parada, prácticamente agarrada del podio, tiesa, sin moverse los nervios se la estaban comiendo. Su discurso no expresó nada relevante, contundente o interesante. Como a muchos que estábamos viendo el debate se nos olvidaba, por momentos, que ahí estaba Margarita, la independiente, la esposa del ex presidente Calderón que simple y sencillamente decepcionó.

Otro que decepcionó fue el cinco veces secretario de estado, José Antonio Meade, el candidato ciudadano, arropado por el partido que gobierna en el poder.
Si bien, podrá ser el más estudiado, capaz y con experiencia, pero sigue sin hacer clic con los mexicanos. Su discurso sigue siendo de un tecnócrata y no de un político. Su vocabulario rimbombante no alcanza a matizar lo que pretende realmente decir. En una intervención, manifestó que en su gobierno no habrá escándalos de corrupción, no habrá estafas maestras, ni moches, ni ligas, sin embargo, más adelante, tuvo la oportunidad de deslindarse del grupo de Peña Nieto cuando Ricardo Anaya lo cuestionó si el Presidente era honesto, el por su parte, no contestó.
Mi percepción es que Meade bajará puntos porcentuales, pero se mantendrá en tercer lugar. La catástrofe priista está cada vez más cerca.

El más preparado sin duda alguna fue Ricardo Anaya, candidato del “Frente”, sabemos y le reconocemos su capacidad que tiene para debatir, su oratoria es de un tipo que le dedica por lo menos una hora al día para prepararse. Fue el más centrado y seguro en cada intervención, por lo menos así lo vi. Según el periódico Reforma, Anaya Cortés, fue quien dominó el primer debate presidencial y mi percepción es que subirá puntos, me atrevo a decir que esta elección si será solo de dos, a ver que nos depara.

Bien por el INE, me agrado el formato del debate, mayor dinamismo, ahora si hubo una clara confrontación de ideas y claro una que otra descalificación, pero no fue soso. En resumen, buena organización.

@heber_GH

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print