El día que los ciudadanos le ganaron a un político chapulín

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Diego Rentería

Al hablar de políticos chapulines, hablamos también del uso de los espacios públicos que debieran ser para servir a los ciudadanos como simples trampolines políticos, pero hablamos también de una ciudadanía derrotada.

Derrotada porque la gente no tiene esperanzas de poder terminar con la práctica del chapulineo, lo vemos como algo normal, como una cruz con la cual tenemos que cargar, pongo un ejemplo sencillo, como un grupo periodístico que, pese a utilizar la sátira como característica intrínseca, es serio y busca crear conciencia, lanzamos una petición en Change.org para pedirle al Congreso del Estado presentar una iniciativa para frenar -a través de la ley- la práctica de los chapulines, pero… a pesar de que se lanzó hace unas cuantas horas ya ha sido vista por más de 7,000 personas, sin embargo, han sido menos de 100 las personas que han firmado la petición y hay muchos comentarios que denotan decepción y escepticismo sobre poder terminar con los chapulines.

Si quieres firmar la petición, puedes hacerlo aquí.

Por ese escepticismo, es preciso hacer un poco de memoria, porque hay un rayito de esperanza, hay un caso, una sola ocasión en la que un ciudadano pudo ganarle a un político chapulín y, aunque la historia no tuvo un final feliz, sí sentó un precedente en la lucha contra los políticos oportunistas que utilizan los cargos para servirse y para tener un trampolín, no para trabajar en favor de los ciudadanos, porque, al final, las luchas constantes y largas, las que parecen que no darán resultado, son las que, al final, nos permiten tener pequeñas conquistas a los ciudadanos que no nos damos por vencidos, que no nos conformamos con la clase política que tenemos, que soñamos y -sabemos- que es posible tener mejores políticos.

En el 2002 el Congreso Estatal de Baja California Norte aprobó una ley que establecía que «NO podían ser ELECTOS para OTROS CARGOS los diputados y senadores del Congreso de la Unión, los diputados locales, los presidentes municipales, los síndicos y regidores del Ayuntamiento durante el periodo para el que fueron electos, aún cuando hubieran pedido licencia».

Esa ley local conocida como «ley anti-chapulín» estuvo vigente hasta que el PRI, el Partido Verde y un análisis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la echaron para abajo.

Pero, a pesar de haberse venido abajo, había iniciado el camino para llegar a una legislatura federal, pues recordemos que, según el artículo 71 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que para crear leyes federales, los Congresos Están Facultados para presentar iniciativas en el Congreso de la Unión.

Además, motivó a un ciudadano en Monterrey en el año 2012 interpusiera un amparo para evitar que Fernando Larrazábal, en aquel entonces alcalde de Monterrey, dejara su cargo para irse en busca de una diputación federal, un Tribuna Colegiado en Materia Administrativa estimó que el abandono del cargo por parte del edil, vulneraba el derecho del ciudadano como habitante del lugar.

El fallo fue comunicado al Congreso Local que no tuvo más remedio que echar para atrás la licencia que el Ayuntamiento había concedido al edil, aunque, como ya había recibido su constancia de mayoría como diputado federal, al final el falló fue rectificado y el edil pudo convertirse en diputado federal.

Estos dos acontecimientos sientan las bases para una lucha que no ha concluido ni está perdida aún, pero, ¿qué se necesita para frenar a los políticos chapulines?, por lo pronto, juzgar en la boleta sí merece, o no, nuestro voto al abandonar el cargo quien prometió concluirlo, y después, tener mucha paciencia y exigir a través de todos los medios posibles, que los diputados legislen al respecto.

 

Con información de: El Siglo de Durango y Gobernantes.com 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print