El Nuevo Santuario, un barril sin fondo

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

El martes 11 de diciembre presenté en el noticiero de Canal 12 una entrevista al párroco del Santuario de la Virgen de Guadalupe, José Refugio López Muñoz. En ella, le pregunto al presbítero acerca de los avances de la construcción del Nuevo Santuario, que cabe destacar, el próximo 1 de enero de 2019 se estarán cumpliendo 29 años de que el entonces arzobispo, Antonio López Aviña colocó la primera piedra de esta colosal construcción.

 

El padre “Cuco” me dijo que el Nuevo Templo está casi terminado, en un 95% de avance, que solo le hacen falta algunos detalles; destacó, que probablemente quede listo para 2020, año en el que se celebrarán 400 años de la visita del primer obispo a Durango. Pero, cuando le cuestioné acerca del tema económico, la inversión y cuánto dinero hace falta para la conclusión del nuevo templo, parecía como si el espíritu santo le estuviera hablando y, en tres ocasiones nunca me contestó; hasta me dijo que podía regresar con un auditor y preguntar el monto de lo recaudado para la terminación del templo.

 

Al finalizar la entrevista, el padre iracundo, me dijo que no le gustaba entrar a esos temas, que lo ponían muy sensible, de ahí su reacción colérica frente a la cámara. Honestamente no logro comprender la reacción del sacerdote, si se supone que las donaciones de la sociedad civil e instituciones gubernamentales han sido de manera transparente en casi 29 años. ¿Por qué lo pondrán tan sensible, tiene algo que esconder, Padre? Quizá tengan razón algunos católicos exacerbados en Durango, que el padre López Muñoz, ha sido quien más le ha avanzado a la construcción del Nuevo Santuario, sin embargo, esta colosal construcción no deja de ser un barril sin fondo en nuestra comunidad, que a veces cae en el fanatismo, raya en lo doble moral y se escudan en el catolicismo.

 

Al día siguiente de la entrevista, tuve en mis manos el proyecto de lo que serían los plafones del templo y, que usted amable lector, puede revisar en el siguiente enlace: https://www.behance.net/gallery/58929459/SANTUARIO-GUADALUPANO-DURANGO-PREVIEW?fbclid=IwAR0g6IlA2EQ0jpNrvyaYkjTjNUKM3fwHV-bkzzvqRvbyyiKhL548wXqRZh4

Si usted ha visitado el nuevo templo, se podrá dar cuenta que nada tiene que ver el diseño con la construcción actual, además el arquitecto encargado, Salvador Orona Rueda, según me dicen, todavía les debe a las personas que hicieron el diseño del plafón. En fin.

 

El Sacerdote Refugio López, me recomendó hablar con el arzobispo José Antonio Fernández Hurtado acerca de mi “incomodidad” con el Nuevo Templo. Pero desde que llegó el “líder” de la comunidad católica a Durango ha brillado por su ausencia, sigue celebrando sus 40 años de ordenación sacerdotal y en temas relevantes como el del religioso lasallista ni se asoma. Así las cosas, en el arzobispado. ¡Se le extraña, Don Héctor!

 

Tercer Tercio

El toro de lidia se crece ante el castigo, pasa el tercio de varas, las banderillas y cuando llega momento de la estocada final, el toro ha perdido mucha sangre, pero aún no dobla. Un astado de nombre “Islero” con esas condiciones, mató a Manuel Rodríguez “Manolete”. Un toro malherido puede ser mortal. Así se encuentra el edil capitalino, aún no dobla pues los castigos no han sido suficientes. A ver qué sucede con este burel que parece va agarrando sentido después de uno que otro muletazo.

@heber_GH

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print