El problema con el baño de pueblo…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 24 de junio 2019. AMLO: Dispersión o el problema con el baño de pueblo… El Presidente necesita sustraerse un rato de su obsesión por el detalle, delegar la morralla del día a día y concentrarse en resolver la media docena de problemas más urgentes, esos que van a definir si su sexenio es un intento fallido o un cambio con éxito. El nuevo modelo de seguridad pública…

Rayuela

“Peligrosa subasta de narcocasas. La verdad es que hay que tener mucho valor para comprar una de ellas”.

AMLO: Dispersión o el problema con el baño de pueblo

Jorge Zepeda Patterson, sin embargo: “Ha sido muy refrescante observar a un Presidente que es interpelado por la gente a su paso por pasillos y salas de espera en los aeropuertos y que se somete diariamente al escrutinio de las preguntas malas, buenas y regulares de periodistas y seudo periodistas que acuden a las mañaneras. Todos los días López Obrador escucha a alguien que se queja de un parque infestado de vagos, un camino vecinal que quedó inconcluso, la polémica sobre una presa que se construye en Sonora, la necesidad de aulas en un pueblo de Oaxaca, la corrupción de un funcionario de un municipio de Veracruz y un largo etcétera. A todos los casos el mandatario intenta dar una explicación, a veces con éxito y a veces sin él, pero la ofrece. No obstante, comienzo a preguntarme si esta intensa micro administración, esta extraordinaria y loable atención al detalle está en camino de provocar una dispersión en la gobernanza y peor aún, traducirse en una distracción para gestionar las prioridades, distinguir entre lo importante y lo urgente. Los problemas de México son tales que la atención y el tiempo del Presidente se convierten en un recurso escaso, una cobija que al cubrir una zona necesariamente destapa otras. Definir cómo y en qué se aplica la voluntad política presidencial se vuelve un asunto de Estado. Mirar solo el bosque sin entender el estado de los árboles, como hacían los presidentes anteriores, es tan grave como perderse todos los días en el examen de algunos troncos en menoscabo de la comprensión del bosque en su conjunto, sus límites y su relación con otros. Sobre todo porque él se ha pasado treinta años recorriendo el terreno y conoce como nadie su realidad. Ahora tiene la posibilidad de hacer algo por ellos pero eso requiere más Gobierno y menos baño de pueblo. (…) El Presidente necesita sustraerse un rato de su obsesión por el detalle, delegar la morralla del día a día y concentrarse en resolver la media docena de problemas más urgentes, esos que van a definir si su sexenio es un intento fallido o un cambio con éxito. Eso implicaría dejar de reaccionar a lo que dijo un columnista, la portada de Reforma o Carlos Loret en su noticiero. Eso no solo provoca pérdida de tiempo y atención, sino un enrarecimiento del ambiente y el desgaste propio de quien que se la pasa subido al ring. Esto no significa aislarse (una mañanera a la semana sería más que suficiente), pero sí dosificar sus giras (las ha hecho muy onerosas en tiempo y desgaste) y concentrarse en desatorar lo que ha comenzado a atorarse. El arribo al poder de López Obrador es una oportunidad histórica, y sería una tragedia no haberla aprovechado”.

¿Con qué lentes debemos ver las cifras de empleo?

Luis Miguel González, El Economista: “En materia de empleo, México tiene dos problemas: cantidad y calidad. No genera suficientes empleos y los que genera, en su mayoría, quedan a deber en nivel salarial o prestaciones. Cantidad y calidad. Estos problemas llevan mucho tiempo entre nosotros. Tantos años que nos acostumbramos a leer con indiferencia datos que nos deberían escandalizar: 57% de los trabajadores mexicanos labora en la informalidad, esto es sin prestaciones. Uno de cada seis trabajadores mexicanos se encuentra en condiciones laborales críticas, gana menos de un salario mínimo o debe trabajar más de 40 horas a la semana, “porque no le alcanza”. La cereza del pastel es que tenemos un salario mínimo que es menor al de Guatemala y al de 90% de los países latinoamericanos. Ahora estamos en medio de una polémica en torno a los datos de empleo de mayo. Son malos, cuantitativa y cualitativamente. Se generaron 3,983 empleos, comparados con 33,966 del mismo mes del 2018. Es el peor mayo desde el 2009, cuando se perdieron 111,476 empleos. Los malos números en empleo llevan una racha de 10 meses, lo que implica que el problema trasciende al quinto mes del año en curso. Esto refleja poco dinamismo económico y, en particular, una falta de entusiasmo del sector privado para abrir puestos laborales. El presidente desestima los datos y pide que se consideren los empleos generados por el gobierno, a través de dos programas sociales, Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro. Esto nos lleva a un problema cualitativo: hay casi 700,000 empleos relacionados con estos programas públicos. ¿Por qué esto es un problema? Aquí y en China, es señal de debilidad económica que el gobierno sea el principal generador de empleo. (…) México necesita 1.2 millones de empleos anuales para dar oportunidades a todos los jóvenes que cada año alcanzan la edad de trabajar, pero también necesitamos empleos para dar cabida a los que llevan años sin empleo y a los que pertenecen a grupos vulnerables, como discapacitados o migrantes. Generar empleos será cada vez más complicado y, además, ahí vienen los robots”.

Las crisis del verano

Enrique Quintana, El Financiero: “Algunas de las peores crisis financieras tanto en México como en el mundo ocurrieron en el verano. Si fuéramos supersticiosos, no es bienvenida esta estación del año que comenzó el viernes pasado y que durará hasta el domingo 22 de septiembre. Hay excepciones, como la crisis de 1994 y el ‘error de diciembre’, que estalló junto con la entrada del invierno. Pero, verá usted, con el recuento que le compartiré que algo parece haber en el verano, que hace frecuentes los grandes trastornos financieros. 1.- La devaluación del peso tras 22 años de estabilidad. Hacia el medio día del martes 31 de agosto de 1976, Mario Ramón Beteta, secretario de Hacienda y Ernesto Fernández Hurtado, director del Banxico, dieron un mensaje en el que anunciaron el fin de 22 años de la paridad fija del peso con el dólar en 12.50. 2.- La crisis de la deuda externa. En agosto de 1982, el secretario de Hacienda de México, Jesús Silva Herzog, acudió a Nueva York para anunciar que México ya no tenía recursos para seguir pagando su deuda externa. Estalló entonces una crisis que adquirió proporciones mundiales. 3.- La nacionalización de la banca y el control de cambios. En su Sexto Informe, el 1 de septiembre de 1982, el presidente José López Portillo respondió a una crisis financiera de grandes proporciones con la estatización de la banca privada, así como con el establecimiento del control de cambios, lo que prolongó la crisis financiera y generó un grave enfrentamiento con el sector privado. 4.- La crisis asiática de 1997. El 2 de julio de aquel año, el bath tailandés se devaluó, rompiendo la paridad fija que tenía con el dólar. El pánico se generalizó y se extendió inicialmente a Indonesia, Malasia y Corea del Sur, pero posteriormente a los mercados emergentes. 5.- La crisis rusa en 1998. El 13 de agosto de aquel año, como secuela de los efectos de la crisis asiática, el rublo se devaluó y los mercados bursátiles se desplomaron. Los precios del petróleo llegaron a niveles de 12 dólares por barril. Como secuela de la crisis rusa se produjo el colapso del Long Term Capital Management (LTCM), una de las mayores de hasta entonces. 6.- La crisis desatada por el ataque a las Torres Gemelas. También el ataque que partió en dos la historia reciente y que produjo el derrumbe de las Torres Gemelas, ocurrió en los últimos días del verano, el 11 de septiembre del año 2001 y además de las bajas y el impacto social, agravó la recesión en la que ya se encontraba la economía de los Estados Unidos. 7.- La quiebra de Lehman Brothers. Aunque la gran crisis de 2008-2009, la más profunda en los tiempos modernos, se gestó desde muchos meses atrás, el evento que la detonó en toda su magnitud ocurrió también en el verano. Fue el 15 de septiembre de 2008, cuando la declaratoria formal de quiebra de Lehman sacudió a los mercados y generó una ola de desconfianza que luego se convirtió en pánico. (…) Esperemos que ni los problemas predecibles, como la relación con Estados Unidos o la situación de Pemex, ni los impredecibles, vayan a irrumpir en las próximas semanas o meses para seguir validando la existencia de las crisis del verano”.

“No me hallo” o gobernar en campaña

Jorge Fernández Menéndez, Excélsior: “La consulta para la revocación de mandato no ha transitado en el Senado y no será fácil que lo haga pese al cambio de fechas que se ha propuesto. Primero, el presidente Andrés Manuel López Obrador pretendía realizar esa consulta revocatoria el mismo día de los comicios federales de medio término, lo que habría puesto al mandatario en la boleta y le hubiera otorgado a su partido una ventaja inapelable en la campaña. Luego el propio Presidente pretendió adelantarlo al 21 de marzo, cuando están comenzando las campañas. El efecto hubiera sido que el lopezobradorismo hubiera podido establecer una campaña prolongada a lo largo de varios meses, desde antes de que lo marcaran los tiempos legales (algo así como lo hicieron, aprovechando los vacíos legales, para la elección del 2018). Finalmente se propuso la fecha del primero de diciembre, que parecía viable para las oposiciones, porque no se podría cruzar con los procesos electorales. Pero son demasiados los puntos de la agenda que se cruzan con la ambición de tener la consulta revocatoria, en forma muy destacada una reforma electoral que lo que busca es terminar de deconstruir todo el andamiaje institucional que tanto costó levantar en los últimos 30 años, para dejar los comicios en las manos del gobierno (morenista por supuesto). Una barbaridad digna de quien la está impulsando, Pablo Gómez, que se ha convertido en el portavoz de las iniciativas más totalitarias de la bancada mayoritaria en el Congreso. La insistencia en la revocación del mandato se explica, por otra parte, por la obsesión presidencial de estar en campaña permanente. Su declaración del viernes de que “no se halla” en Palacio Nacional y que por eso prefiere estar en recorridos constantes tiene su origen en eso: quiere estar en campaña y parece que piensa que gobernar es una forma más de hacer campaña. El sentido de gobernanza se diluye en una campaña permanente en la cual las conferencias mañaneras y los mítines en los estados son los dos elementos fundamentales. En ese camino, el trabajo de gabinete es un instrumento menor que se suele reemplazar por la reunión de madrugada del equipo de seguridad más invitados, de por sí bastante caótica según algunos de sus asistentes habituales. En esa lógica de campaña permanente no tiene sentido viajar al exterior o ir a la reunión del G20, en Osaka, donde se debe escuchar y reflexionar más que tener un papel protagónico. (…) Esta lógica de ejercicio del poder desgasta profundamente al gobierno, a la sociedad y, por supuesto, al propio Presidente, sobre todo porque genera resultados decrecientes para todos”.

Que dios bendiga a México…’

Salvador Camarena, El Financiero: “A principios de año, autoridades mexicanas y guatemaltecas se reunieron en la frontera sur. Los chapines querían saber más de la política de brazos abiertos que el naciente gobierno de Andrés Manuel López Obrador prometía a los migrantes centroamericanos. Vengan y serán recibidos. Vengan y tendrán permisos. Vengan y hasta un brazalete les pondremos. En pocas palabras, vengan y serán cuidados. Así fueron los mensajes del presidente y de su secretaria de Gobernación hacia los migrantes; todos los oímos, todos incluyendo nuestros vecinos del sur. “Si esto es verdad”, dijeron en la reunión los guatemaltecos, “y es que tenemos que ver si es verdad porque el gobierno de México ha mentido mucho desde antes. Pero si esto es verdad, deben estar preparados”. Los guatemaltecos prosiguieron su advertencia a sus colegas mexicanos: “Ustedes no tienen idea de cómo están las cosas en nuestros países”. La advertencia siguió: si esto es verdad –repitieron la frase hasta cuatro veces–, no va a tardar nada en que los primeros migrantes en portar permisos o tener brazalete llamen desde México por teléfono, o envíen un mensaje por WhatsApp o incluso por Facebook, para invitar a sus parientes y amigos a que los sigan. Y la cantidad de gente los va a desbordar. “Porque si esto es verdad, no les van a llegar medio millón de migrantes. No va a ser un millón o dos. Ni cinco millones. Van a ser más. Es más, hasta nosotros nos vamos, ¿cierto, compañeros?”, bromeó la delegación guatemalteca, que concluyó con esta frase: “Que dios bendiga a México, porque la van a pasar muy mal”. Eso fue enero. Seis meses después no han llegado millones de migrantes, pero hoy México enfrenta el reto de la migración convirtiendo a su Ejército en policía fronteriza de Trump: hay que ver las imágenes que circularon este fin de semana de mujeres y niñas detenidas en Ciudad Juárez por soldados mexicanos que les impiden llegar a Estados Unidos. (…) Hoy los guatemaltecos asistentes a aquella reunión de principios de año saben que no decíamos la verdad. Y que en vez de trato digno a los migrantes, nuestro país dio a Trump una nueva patrulla fronteriza militarizada y miles de millones de pesos para que hiciera en nuestra frontera norte cárceles particulares para centroamericanos. Sin duda, el dios de Morena bendice a Estados Unidos, pero no a México”.

López Obrador no verá a Trump

Raymundo Rivapalacio, El Financiero: “Como en otras ocasiones, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue llevado por la prensa a decir cosas que no están seguras, no existen o, incluso, ni siquiera hay intenciones verdaderas de hacer. El viernes dijo que “sería conveniente” una reunión con el presidente Donald Trump después del 7 de septiembre, luego que se cumpla el plazo de 90 días que dio el jefe de la Casa Blanca a México para que reduzca “drásticamente” la inmigración. (…) Esto es falso. López Obrador no sólo siempre dice que “la mejor política exterior es la política interior”, sino que tiene una aversión al mundo. No lo entiende ni le interesa. No es algo nuevo, sino una constante en su carrera política. Su cosmogonía es local y no ve importancia real a desplegar un trabajo internacional. En el caso de Trump hay un matiz. Aunque en lo privado sus expresiones y la de sus colaboradores no son nada aduladoras, sino todo lo contrario, en público extrema precauciones para no confrontarlo. Una dependencia de más del 80 por ciento de la economía mexicana, injertada al aparato productivo de Estados Unidos desde mediados de los 90, es la razón. Poderosa, sin duda. (…) El presidente de México no se siente cómodo en esos entornos. En realidad, no se siente a gusto en ningún ambiente que no domine o donde no sea el centro de atención. No habla nada fuera del español –aunque hay traductores– y tampoco ha tenido ningún roce o experiencia sustantiva, incluso a nivel privado, con el mundo. Pero, sobre todo, carece del interés y de la visión sobre lo que es la globalización, que la repudia a partir de una visión anacrónica de la interdependencia, donde juegan y buscan aprovechar sus ventajas líderes que son verdaderamente de izquierda sin recovecos analíticos sobre realidades que desaparecieron hace décadas. López Obrador comete un error. Aislarse lo debilita. No lo ven así en el gobierno, donde tienen una visión sobredimensionada de lo que son. Un alto funcionario dijo que el no ir a Osaka enviará el mensaje de que no están de acuerdo con Trump y mostrará la molestia de López Obrador. Eso no sucederá. El que no vaya será interpretado de muchas maneras, pero esa no. El propio presidente desnuda la sumisión en la que se encuentra. En la conferencia del viernes dijo: “Nosotros estamos dispuestos a dialogar. Sí nos gustaría tener este encuentro, pero yo no fijo la agenda”. Es decir, sí le gustaría, pero él no decide. Su agenda la maneja Trump, y él se ajusta a lo que le digan de Washington. Así no construye respeto. El presidente y el canciller tienen que revisar su estrategia porque el camino que siguen no los beneficiará”.

Tortura remata verdad histórica

Julio Hernández López, La Jornada: “La más reciente difusión videográfica de un acto policial de tortura, en el contexto de los interrogatorios sobre los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, se suma a sustentados señalamientos previos que confirmaron tales investigaciones como engañifas organizadas para ocultar, manipular y enredar datos e información reales sobre tal suceso que sigue hasta ahora sin esclarecimiento real. Nada quedaba de credibilidad respecto a la verdad histórica construida en su momento por el Fabulador General de la República, Jesús Murillo Karam (político y funcionario siempre inmerso en pantanos de mendacidad y corrupción; destacado miembro de la dupla político-geográfica dominante en el sexenio recién pasado, la de mexiquenses e hidalguenses), pero el saldo actual, luego del video recientemente difundido, deja a tal investigación y sus autores en una situación de absoluto déficit, obligados que deberían estar a pagar sus culpas históricas y penales, desde el aún intocable Enrique Peña Nieto hasta el ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong, el retirado Murillo Karam y el entonces jefe policiaco y operador escénico, Tomás Zerón (Zembrón) de Lucio (fue director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR y le sucedió Omar García Harfuch, quien ahora es jefe de la división de investigación de la policía capitalina). Las agresiones al detenido Carlos Canto Salgado en octubre de 2014, por las cuales ahora renunció un subsecretario de seguridad pública de Michoacán, Carlos Gómez Arrieta, han cimbrado a una opinión pública que ya había tenido a su disposición indagaciones a fondo que confirmaban tales métodos de tortura y retorcimiento de las diligencias judiciales. No había video disponible, como ahora, pero se mostraba sin sombra de duda parte de lo que tejió el peñismo para simular una verdad sobre lo sucedido a los jóvenes desaparecidos”.

El nuevo modelo de seguridad pública

José Ramón Cossío Díaz, Proceso: “El 26 de marzo se publicó el decreto por el que se reformaron varios preceptos constitucionales en materia de seguridad pública. Como buena parte de la discusión se concentró en la Guardia Nacional y, todavía más, en su necesario carácter civil, se perdió de vista que con las reformas aprobadas se estaba dando lugar a un nuevo modelo de seguridad pública. Dentro de los cambios a que dio lugar la reforma, destaca el otorgamiento de competencias al Congreso de la Unión para organizar la Guardia Nacional y demás instituciones de seguridad pública federales, así como para emitir las leyes nacionales sobre el Uso de la Fuerza y del Registro de Detenciones”.

País inseguro… y más aún para los migrantes

Ricardo Raphael, Proceso: “México no es un país seguro para los migrantes centroamericanos. Por décadas han sufrido lo indecible al cruzar con rumbo a los Estados Unidos. No es anecdótico que las mujeres atraviesen con píldoras anticonceptivas del día después, en el bolso, porque la probabilidad de violación es muy alta. Organizaciones criminales, como Los Zetas o La Familia Michoacana, los han utilizado como “burros”, para que carguen droga, de sur a norte. También está documentado el secuestro y la extorsión, como prácticas recurrentes, desde hace al menos 20 años. Los honduritas, como se llama despectivamente a los menores migrantes, han sido forzados a trabajar como halcones –informantes– y también esclavizados para procesar narcóticos en los laboratorios clandestinos. La masacre de San Fernando, en 2011, y otras atrocidades descubiertas con posterioridad, son recuerdos muy dolorosos de esta misma realidad. Si en fechas recientes el flujo migratorio se multiplicó, no es porque en México hayan disminuido estos riesgos, sino porque el peligro que corren los centroamericanos en sus respectivos países es ahora peor. En este contexto tiene algo de rematadamente absurdo hablar de México como “tercer país seguro”. No es seguro para su propia población, mucho menos para los extranjeros, sobre todo si son pobres, si son vulnerables, si son centroamericanos”.

Trump: la enchilada completa

Héctor Aguilar Camín, Milenio: “Creo que apenas empezamos a ver el diseño antimigratorio del presidente Trump: su enchilada completa. Es todo lo contrario de la whole enchilada que se planteó a principio del siglo: una reforma migratoria que legalizara todo. La enchilada completa de Trump es aplicar la ley vigente sin reforma alguna. Los primeros bocados del platillo nos los estamos tragando ya. Se trata de que México contenga y deje en su territorio a toda la migración de Centroamérica. Hemos visto las primeras escenas de la estrategia: fuerza pública mexicana deteniendo migrantes en el sur y fuerza pública mexicana impidiendo el paso de migrantes en la frontera norte. La otra mitad de la enchilada fue anunciada por Trump el lunes pasado en su discurso de reelección. Consiste en deportar a los migrantes ilegales que están en territorio estadunidense, entre ellos 11 millones de mexicanos. “La próximas semana”, anunció el presidente Trump en su cuenta de Twitter, “ICE (la oficina de Migración y Aduanas) comenzará el proceso de remover a millones de migrantes indocumentados que se encuentran ilegalmente en Estados Unidos”. Según The Washington Post y CNN, las redadas iban a empezar ayer, en la madrugada, en unas 10 ciudades y afectarían de inmediato a cerca de 2 mil familias que tienen ya órdenes de expulsión del país. Según la nota de la agencia Apro, de la revista Proceso, se prevén redadas en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco. El anuncio desató de inmediato la resistencia institucional dentro de Estados Unidos. La policía de Los Ángeles dijo que no participaría en las redadas. La oficina de migración de Nueva York inició una campaña para informar a los migrantes ilegales de sus derechos a resistir la medida. La alcaldesa de Chicago ofreció servicios legales a quien los necesite para protegerse. México tendrá que plantear algo semejante. La enchilada completa de Trump, puesta en el tiempo, adquiere dimensiones apocalípticas. Implica que habrá un millón de centroamericanos retenidos a fuerza en territorio mexicano y 11 millones de mexicanos regresados a fuerza de Estados Unidos. Demasiada enchilada, se dirá. Sí: la enchilada completa”.

Hacia una nueva socialdemocracia norteamericana

Comenté en mi artículo del viernes pasado cómo pienso que se desarrollará la campaña y la elección presidencial norteamericana en 2020, y expliqué por qué pensaba que Trump perdería y que prácticamente cualquier candidato demócrata se encontraba en situación de poder ganarle. ¿Pero qué significa cualquier candidato demócrata? La semana pasada mencioné algunos, pero quisiera desarrollar un poco mis reflexiones al respecto. (…) Con la excepción de Joe Biden, entre los aspirantes punteros y de algunos contendientes moderados de estados del centro o centro-oeste del país, prácticamente todos los candidatos han abrazado ya posiciones que he llamado “socialdemócratas”, en una nota publicada por Project Syndicate hace un par de meses y próximamente en el número de agosto de la revista Nexos. Elizabeth Warren, Cory Booker, Bernie Sanders, Beto O´Rourke, Pete Buttigieg, y casi todos los demás han adoptado una serie de definiciones que claramente perfilan un nuevo acercamiento norteamericano a lo que podríamos haber llamado hace tiempo la socialdemocracia europea. Enumero simplemente algunas de esas posturas, empezando por las más importantes”.

¡Sargazo!

Templo Mayor, Reforma: “Menos mal que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya aclaro que lo del sargazo en las playas de Quintana Roo no es “gravísimo”, pues los conservadores, neofifís y alarmistas que viven en Cancún tienen otros datos. Según el gobierno municipal, surgido de Morena, diariamente recogen hasta ¡80 toneladas! del alga que está ahogando al turismo. Si AMLO hubiera sido capitán del Titanic seguramente habría dicho que no era un iceberg, sino solo unos hielitos”.

Secuestros no preocupan al gobierno

Bajo Reserva, El Universal: “Entre las preocupaciones del gobierno federal al parecer no está la de los secuestros que se registran en el país. Pese al incremento de 24% en este delito, la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) sigue acéfala desde que Patricia Bugarín Gutiérrez la dejó para irse como subsecretaria de Seguridad. Hasta este momento, la Conase, entidad dependiente de la Secretaría de Gobernación encargada de coordinar las acciones de las distintas dependencias de seguridad pública del país para combatir y erradicar el delito de la privación ilegal de la libertad, opera solamente con un encargado de despacho. Será que en la Segob tienen otras cifras sobre el secuestro en México y por eso no les preocupa que haya falta de coordinación”.

Secuestros no preocupan al gobierno

Frentes Políticos, Excélsior: “Familiares de las víctimas de la tragedia en el New’s Divine denunciaron que Francisco Chíguil, el alcalde en Gustavo A. Madero, ordenó retirar el antimonumento que fue colocado apenas dos días antes en la explanada del edificio de gobierno. Hay pasos políticos tan desacertados como éste, en donde la piel de los familiares de las víctimas se ha vuelto muy sensible por la falta de justicia. Y a este funcionario se le ocurre pisotear su dolor. La misma Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, expresó su interés por regular los llamados antimonumentos. Es justa la indignación. Doce personas murieron y, a once años, lo único que hay es impunidad e injusticia. Y ahora… esto”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print