Exigencias a AMLO…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del martes 25 de junio 2019. Exigencias a AMLO: La mañanera conferencia de prensa que ofreció ayer el presidente López Obrador en Cancún, Quintana Roo, ha sido la de mayor tono confrontacional… Los periodistas locales no aceptaron las respuestas que les dio López Obrador, y lo confrontaron. Sus respuestas fueron la confirmación de lo que viene para el resto del sexenio. Sistema de 2.5 partidos… Nuestra democracia…

 

Rayuela

Gravísimo o no, el sargazo ahí está y no es conspiración. A menos que digan que tienen ‘‘otros datos’’.

 

Exigencias a AMLO

Julio Hernández López, La Jornada: “La mañanera conferencia de prensa que ofreció ayer el presidente López Obrador en Cancún, Quintana Roo, ha sido la de mayor tono confrontacional. Periodistas locales insistieron ante el titular del Poder Ejecutivo federal en la gravedad de la violencia pública y del crecimiento del sargazo. Algunos participantes refutaron la postura del tabasqueño, quien respaldó al impugnado gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González (un priísta que llegó al poder estatal mediante una alianza en la que participaron los partidos de la Revolución Democrática y Acción Nacional, mera treta para que Enrique Peña Nieto instalara a Joaquín como su carta real). Los datos y señalamientos hechos en la sesión muestran a Quintana Roo en una situación de desastre múltiple. Por otra parte, durante el acto de presentación de un informe del Sistema Nacional de Búsqueda, el presidente Andrés Manuel López Obrador se enfrentó a abucheos y reclamos por la falta de resultados en la búsqueda de personas desaparecidas. Familiares y representantes de organizaciones civiles le exigieron seriedad en la búsqueda. El Presidente fue interrumpido en varias ocasiones. ¡No importa que griten! ¡Tienen todo el derecho legítimo! Ambos casos muestran una disociación entre la visión del gobierno federal y segmentos sociales críticos. A pesar de los esfuerzos de la administración obradorista, una densa realidad termina por exigir que se vaya más allá de los discursos y las buenas intenciones. El propio Presidente aduce que él no miente ni engaña, pero sus convicciones íntimas no pueden ser suficientes para trastocar sistemas y marañas de décadas que hoy se levantan con fuerza contra el proyecto del político tabasqueño reformista. Tampoco el periodismo puede atenerse a que una fuente declarativa asegure que está diciendo la verdad y que así se ha comportado toda la vida: las verdades personales no son necesariamente las verdades políticas. López Obrador está actualmente en una situación paradójica. Tiene más poder que ningún Presidente de la República en la historia institucional del país: nadie le impuso cuotas en su gabinete, el Poder Legislativo está bajo su control, los partidos opositores están prácticamente desaparecidos, los empresarios viven en la incertidumbre y en particular los relacionados con los grandes medios de comunicación y no pareciera que en el escenario hubiera más voz de mando ni orquestación política que lo practicado diariamente por el ex presidente del PRD y de Morena. Pero, al mismo tiempo, su situación es precaria. Su principal adversario recurrente y dominante es Donald Trump, quien ha logrado poner los aranceles como una especie de advertencia de lo que puede suceder negativamente si las políticas mexicanas no le satisfacen. El poder de los mercados, los amagos desde Washington y la cruda realidad económica impiden a estas alturas el pleno desarrollo de las propuestas obradoristas”.

 

La mañanera del lunes

Raymundo Rivapalacio, El Financiero: “La conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador del lunes no sólo fue diferente porque se realizó desde Cancún, sino por la forma como la prensa de Quintana Roo lo cuestionó por las afirmaciones sobre seguridad y el sargazo. El presidente afirmó que en un mes se redujo a la mitad el número de homicidios dolosos, y dijo que el fenómeno –provocado por el cambio climático– era un problema “heredado” que no era “gravísimo”, como muchos lo han asegurado –incluido el gobierno estatal que hace dos semanas emitió una alerta de emergencia por el sargazo en las playas de la Riviera Maya. Los periodistas locales no aceptaron las respuestas que les dio López Obrador, y lo confrontaron. Sus respuestas fueron la confirmación de lo que viene para el resto del sexenio. (…) En realidad, no respeta puntos de vista u opiniones divergentes. López Obrador no soporta la crítica, aunque dice ser un defensor de la libertad de expresión, y la mañanera del lunes fue un buen ejemplo de lo que no va a cesar en el sexenio: la intimidación a quien ejerza el derecho a expresarse libremente por discrepar del presidente”.

 

La dimensión real del freno económico

Enrique Quintana, El Financiero: “La economía mexicana creció 0.3 por ciento en abril. Aunque la cifra parece muy mala, resulta que no lo es tanto. Pudo ser peor. En el mes de marzo, se había presentado una caída de -0.6 por ciento y no era imposible que la tendencia se acentuara. El que no haya sucedido en abril, por lo menos indica que no vamos en picada. A continuación, desgloso algunos de los resultados que explican el comportamiento global. 1.- El sector agropecuario había sido la gran excepción en el freno de la economía, pero los resultados de marzo y abril ya tienen signo negativo, de -2.0 y -2.6 por ciento, lo que refleja un freno en este sector. 2.- La caída de la minería y de la extracción de petróleo continúa. El retroceso mensual en abril fue de -8.2 por ciento y la comparación anual es de -0.6 por ciento. Los datos de mayo que ayer adelantó Pemex no nos permiten albergar esperanzas de una mejoría. 3.-La industria de la construcción ya no siente lo duro sino lo tupido. Ya son muchos meses de retroceso, aunque ya se amortiguó un poco la caída, en abril a tasa anual hay un retroceso de -1.5 por ciento. 4.- La industria manufacturera fue excepción y logró levantar en abril, por lo que fue de los pocos sectores que permitió que la economía ya no siguiera cayendo, como en marzo. El alza es de 3.1 por ciento a tasa anual y en los primeros cuatro meses del año la tasa promedio es de 1.2 por ciento. 5.-El sector terciario, que incluye al comercio y a los servicios funcionó durante meses como el gran amortiguador de la economía. En este año ya no lo está logrando. El crecimiento de abril fue de 0.5 por ciento y el promedio de los primeros cuatro meses del año fue de apenas 1.1 por ciento, lo que implica que está frenando al ritmo del conjunto de la economía. Aunque sigue habiendo sectores que avanzan más y otros que frenan de manera más visible, hay dos cosas que preocupan. El dinamismo económico recae cada vez más en el sector manufacturero y éste depende en gran medida de las exportaciones. Pero, en Estados Unidos, nuestro principal mercado, hay signos de menor actividad industrial. Con el dato preliminar de mayo, se percibe una caída de 0.9 por ciento respecto a diciembre. Pero, además, desde el tercer trimestre del año pasado empezó a darse una acumulación de inventarios que refleja que el ciclo expansivo de la economía podría estarse acabando”.

 

Sistema de 2.5 partidos

Luis Carlos Ugalde, El Financiero: “Ese es el formato del sistema de partidos que se avizora con la información que publicó ayer Integralia sobre las elecciones del 2 de junio pasado: dos partidos –Morena y PAN– aglutinaron de forma conjunta 59.5 por ciento de la votación total emitida ese día. Por número de votos Morena obtuvo, grosso modo, 1.9 millones de sufragios, y el PAN, 1.7 millones. El resto de los partidos se reparten el otro 40 por ciento, pero ninguno se acerca a los dos punteros. Esto se conoce como el fenómeno de dos partidos y medio, eso es, dos grandes y uno o más partidos que controlan un segmento minoritario del electorado, equivalente a la mitad de la fuerza de los dos grandes. Se trata de uno de los primeros indicios del nuevo sistema político que estaría emergiendo después del tsunami electoral de 2018. Si el tripartidismo fue el formato de las tres décadas de la llamada transición a la democracia, el sistema bipartidista o de 2.5 partidos podría serlo del periodo de la segunda transición o de la democracia populista. Hasta ahora la conclusión de muchos analistas ha sido que se está configurando la base de una nueva hegemonía, ahora bajo la batuta de Morena. Sería una reedición de un sistema de partido predominante, como era antes de 1988 con el PRI. Y muchos datos parecen sugerir tal pronóstico. Después del 2 de junio, Morena tiene siete gobernadores (si se incluye al de Morelos), gobierna al 29.9 por ciento de la población a nivel estatal, es gobierno en 15 capitales y es la primera fuerza en 20 congresos locales. En 2021 se compiten 14 gubernaturas, ocho de ellas en manos del PRI, y Morena podría ganar buena parte de ellas. Aunque el PRI es hoy el partido con mayor número de gobernadores –12– su declive es muy pronunciado: el pasado 2 de junio sólo obtuvo 11 por ciento de la votación total y sólo gobierna tres capitales y es la principal fuerza en sólo tres congresos locales. El Partido Verde, su pareja casi indisoluble que le ayudó a ganar cientos de elecciones durante los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto, lo ha abandonado y ahora navega alrededor de Morena, igual que el Partido del Trabajo. (…) En los hechos cotidianos, los gobernadores han perdido la fuerza política que gozaban. Se acuñó el término “feuderalismo” para denotar el control político sin contrapeso que muchos gobernadores ejercían en sus entidades. Si Morena sigue su racha ganadora y triunfa en la mayoría de las gubernaturas en disputa en 2021 y hay voto parejo como sucedió en 2018, se restablecería la era de gobiernos unificados. Eso empoderaría nuevamente a los gobernadores, salvo que enfrentarían ahora el contrapeso de arriba, eso es, el control desde la Presidencia de la República, quizá muy semejante a como ocurrió durante la época del presidencialismo clásico del PRI”.

 

Nuestra democracia

Samuel Aguilar Solís, El Financiero: “Largo ha sido el camino de los mexicanos en la construcción de la democracia que hemos anhelado desde nuestra Constitución. En el artículo tercero nos impusimos que no solo queríamos un sistema de gobierno, sino también uno de vida. Por ello siempre estuvimos adelante de la visión formal o shumpeteriana de la concepción de la democracia para ubicarnos siempre en la vanguardia de construir una forma armoniosa que fuera más allá de las elecciones; a que la nuestra fuera en permanente ascenso en el nivel de vida y de los derechos de todos los mexicanos. Con la primer reforma política de 1977 se abrió un gran horizonte en el sistema político para incluir a todos y hacer del sistema electoral uno de manera más representativa para las minorías, y más adelante, la arquitectura de un órgano autónomo para la organización de las elecciones confiable a todos los actores políticos (IFE ahora INE), generando la liberalización política como método de apertura en un casi permanente espacio de reformas hasta culminar con la alternancia política del año 2000 en la presidencia de la República. El pluripartidismo imperante en el Congreso desde 1997 y los llamados ‘gobiernos divididos’ donde el presidente y su partido político no tuvo mayoría en el Congreso obligaron a la negociación política permanente pero esta manera de hacer política nunca puso en riesgo la estabilidad y la gobernabilidad en el país. Sin embargo los cambios acontecidos en el plano internacional con los atentados terroristas, la globalización y las alternancias políticas, entre otros, generaron distorsiones en el sistema político que junto a la última crisis financiera y económica del 2008 y acciones de corrupción e impunidad, así como la inseguridad y la violencia generada por las bandas criminales crearan las condiciones para que un populista del sistema accediera al poder con el voto popular. (…) La tentativa actual de hacer una reforma política por la mayoría en Cámara de Diputados no busca hacer más eficiente el actual sistema electoral, sino centralizarlo, bajo pretexto de ahorro monetario, cuando no hay dinero que pueda comprar la libertad o con deficiencias pero nuestra democracia con el actual sistema electoral. (…) Sí, nuestra democracia está en riesgo y es nuestra obligación defenderla ya no cabe ni la duda ni la esperanza de que el actual gobierno rectifique, así es que más vale que con las armas de la democracia la defendamos y vayamos elaborando la estrategia para ello. No es tiempo de ingenuidades ni de pérdida de tiempo, la ausencia de una verdadera oposición y el cúmulo de acciones en contra de la ley y sobre todo la ausencia de resultados del actual gobierno obliga a alertar sobre una ruta de cómo se puede estar aún peor de cómo estábamos antes”.

 

La gran deportación

Héctor Aguilar Camín, Milenio: “Dos semanas más y la gran deportación empezará”, escribió antier en su cuenta de Twitter el presidente Trump. Darle demasiado crédito a la expresión o levantar muchas alarmas por ella es una forma de agrandarla, de darle realidad adicional. Pero haríamos mal en no escucharla y en no prepararnos para responderla cabalmente conforme se vaya haciendo realidad. Hace solo tres semanas los mexicanos y el gobierno de México podíamos hacer como que el tema migratorio centroamericano no era un problema central para nosotros, en todo caso lo era para Estados Unidos. La ofensiva de Trump, amenazando con imponer aranceles al comercio binacional, cambió en unos días esa creencia, y nos puso a trabajar en lo que exigió. La contención del flujo migratorio centroamericano es hoy la prioridad práctica número uno del gobierno de López Obrador. Ha hecho muy bien MILENIO en establecer un conteo de los números que va arrojando la contención mexicana. Según la nota de ayer, el número de migrantes detenidos o deportados venidos de Centroamérica desde el 16 de junio, en que empezó la cuenta estadunidense de nuestros rendimientos antimigratorios, es de más de 12 mil 500 personas: 10 mil 771 deportados y mil 863 detenidos. Faltan 27 días, nos informa el diario, para que se cumplan los 45 del plazo puesto por el gobierno estadunidense para que el presidente Trump decida si hemos contenido bien o si hemos contenido mal y si establecerá o no aranceles progresivos a nuestro comercio. La verdad sabe mal el solo hecho de escribir estas cosas, recordando las condiciones aceptadas en la materia. Peor aún cuando el proceso va mostrando sus cifras. Las reportadas por el conteo de MILENIO indican que México va muy atrás de lo pactado, a saber, según The Washington Post, que debía deportar a unos 60 mil migrantes mensuales venidos de Centroamérica, unos 2 mil por día. Las cifras pueden leerse en esta misma columna de días atrás en esta misma columna (“Apretando las fronteras” 12/6/19, https://bit.ly/2MF77zs). No sé en qué cifras está pensando el presidente Trump cuando habla de la “gran deportación”. Sé que no tenemos respuesta como gobierno ni como sociedad a la amenaza que plantea”.

 

Una imagen horrible de México

Leo Zuckermann, Excélsior: “Por una parte, queremos continuar con el exitoso modelo de desarrollo económico basado en el libre comercio. Es una victoria cultural del neoliberalismo ver a personajes emblemáticos de nuestra izquierda, como Martí Batres, defendiendo el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá. Hoy, hasta la izquierda más radical se ha convencido de las grandes ventajas del libre comercio para los productores y consumidores mexicanos. Eso se lo debemos, aunque ellos no lo digan, al modelo neoliberal. Muy bien. Es una buena imagen la de un México comercialmente abierto y dispuesto a competir con el mundo. Contrasta, sin embargo, con el otro lado de la moneda. Para seguir adelante con este modelo, con el fin de evitar que el presidente Trump impusiera aranceles a nuestras exportaciones, tuvimos que acceder a hacerle la labor sucia de detener a los migrantes extranjeros que atraviesan por territorio nacional rumbo a Estados Unidos. Parece un chiste o una exageración, pero no lo es: sí, nos hemos convertido en el mentado muro de Trump; y, sí, lo estamos pagando nosotros. Vaya situación para un país como México con tantas carencias y millones de migrantes indocumentados en Estados Unidos. Las horribles imágenes de un México policiaco, represor de migrantes extranjeros, han comenzado a aparecer. Este fin de semana, la agencia AFP publicó una fotografía donde se ve a miembros de la Guardia Nacional mexicana impidiendo que una familia de centroamericanos cruce el río Bravo en Ciudad Juárez, Chihuahua. He ahí el testimonio de las autoridades mexicanas realizando las labores sucias de contención que nos impuso Trump a cambio de levantar la amenaza de los aranceles”.

 

Los rivales de Pemex Fertilizantes

Alberto Aguirre, El Economista: “México pasó, en menos de tres décadas de ser productor a ser un neto importador de fertilizantes. En la actualidad, 58% de la demanda total nacional de 4.5 millones de toneladas proviene de China, Estados Unidos, Rusia, Canadá, India y Ucrania. En el final de la cadena están los hombres del campo. Los pequeños productores reciben el subsidio del gobierno federal. Aquellos que están al margen de los programas de apoyo deben asumir altos costos finales, por las tasas de flete e importación, además poca disponibilidad del producto en momentos clave del ciclo agrícola. A mediados del sexenio peñista, la administración federal intentó paliar el déficit de fertilizantes con una decisión que resultaría catastrófica, en más de un sentido: la compra de las plantas de fertilizantes de AHMSA que eran improductivas, por años de abandono. Pemex adquirió Fertinal y Agronitrogenados luego de que Proman Group rechazara una oferta de compra. Segundo productor de metanol a nivel mundial y sexto entre los productores de amoniaco, ese consorcio de origen suizo-alemán, enfocado al desarrollo y operación de proyectos en la industria petroquímica, abrió Gas y Petroquímica de Occidente. Y en vez de comprar chatarra decidió construir una planta generadora de amoniaco anhidro en terrenos aledaños a la Bahía de Ohuira, en el Ahome, Sinaloa. Mientras Emilio Lozoya Austin y Edgar Torres Corzo concretaban la compra de Fertinal y Agronitrogenados, GPO vio frenado su proyecto, por trabas burocráticas propagadas desde el piso 43 de la Torre de Pemex. (…) La salida de Lozoya Austin de la dirección general de Pemex revivió las expectativas de los directivos del GPO. Apenas fue una impresión, pues ni José Antonio González Anaya ni Carlos Treviño Medina hicieron mucho para resolver el principal problema del complejo petroquímico: contar con el suministro de gas natural. El diseño original de la planta contempló una conexión con las instalaciones de Pemex en Topolobampo. Al paso del tiempo —no obstante el cambio de administración— los inversionistas foráneos también emprenderían la construcción de una nueva terminal marítima, adjunta al complejo petroquímico. (…) Sin capacidad para abastecer la demanda actual de fertilizantes, las obras en la Bahía Ohuira parecerían una opción inmejorable. Y con los permisos en el escritorio, los directivos de GPO esperarían iniciar la construcción de su planta en el último trimestre del 2019 y comenzar a producir en el 2022. De las 800,000 toneladas que producirían en el primer año de trabajos —han prometido— al menos 500,000 serían para abastecer al mercado interno. Detrás de las resistencias al proyecto en Topolobampo estarían los distribuidores de fertilizantes que actualmente cubren la demanda nacional, consideran los promotores de la inversión alemana”.

 

Distribuidores de medicinas…

Templo Mayor, Reforma: “En su gustada telenovela ‘Sale más caro el ganso que las albóndigas’, hoy presentamos el capítulo ‘Querida reviví a los distribuidores de medicinas’. La buena noticia es que el gobierno federal terminó por aceptar que se estaba metiendo en un problemón al pretender distribuir, por sí mismo, 2 mil 400 millones de piezas (medicinas y material de curación) en más de 2 mil unidades de salud en todo el país. Al parecer ya descubrieron que nomás no pueden. La mala noticia es que lo que antes se resolvía con una sola licitación ahora se hará con seis”.

 

Aureoles y la tortura en Ayotzinapa

Bajo Reserva, El Universal: “Como si aún pudiera caer más en su calificación como gobernador, el mandatario de Michoacán, Silvano Aureoles, apuesta los pocos centavitos que le quedan de capital político para salir en defensa de su hoy ex subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta, señalado de presuntamente haber torturado a un detenido relacionado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014. Nos hacen ver que si bien Gómez Arrieta es inocente hasta que se demuestre lo contrario, don Silvano actuó de manera temeraria al dar la cara por él. En política, nos dicen, meter las manos al fuego por alguien es de muy alto riesgo, y en el caso de Aureoles podría significar que las actuales calificaciones reprobatorias de su mandato, pasen a números rojos”.

 

Alito, confiado…

Frentes Políticos en Excélsior: “Alejandro Moreno Cárdenas, candidato a líder del PRI, señaló que sus contrincantes están “ardidos” porque no tienen el apoyo de la militancia. Además, asumió que ganará la contienda limpiamente y no por la vía de la imposición. “Yo jamás estoy promoviendo la división, yo he sido respetuoso con mis compañeros de partido. La política es buena, la política suma, lo que hay son malos políticos y hay algunos que tienen frustraciones y ven que no tienen el apoyo de la militancia, hay algunos que ni siquiera cumplen con los requisitos, ¡imagínense!”, dijo. “Son los últimos estertores de réptiles agonizantes que no entienden que el PRI y México ya cambiaron”, señaló”.

 

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print