Golpes de efecto…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del martes 18 de junio 2019. Golpes de efecto… Hay mucho que celebrar en el acuerdo que anunciaron la semana pasada los organismos empresariales y la Presidencia de la República “para promover la inversión y el desarrollo incluyente”. Es más que un acuerdo. Bien leído es el esbozo de una pieza que faltaba hasta ahora en el nuevo gobierno

 

Rayuela

“A Lozoya será difícil que el país donde está lo entregue a México. Es la locomotora europea. Misión cuasi imposible”.

 

Golpes de efecto

Alejandro Páez Varela, SinEmbargo: “El Presidente se aventó una encuestita rapidita en un mitin al que le acompañaba el Gobernador José Rosas Aispuro, ayer, en Durango. Había gritos de “¡fuera corruptos, fuera corruptos!” y muchas pancartas en las que se exigía cancelar la obra de Metrobús. Desde hace meses se reclama en Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, que forman una zona metropolitana, que se diga en dónde están cientos de millones de pesos que administraron tan bien los gobernadores de Durango y Coahuila que no se sabe claramente en dónde quedaron. La gente llevó al escenario esas protestas. Y Andrés Manuel López Obrador las leyó, y tomó una decisión. “Ya está el oficio de autorización [para apoyar el Metro] pero si la gente dice no, el pueblo manda. Y ese dinero se utilizaría en otras necesidades”, dijo. Luego agregó: “A ver, nada más para medirle el agua a los camotes: que levanten la mano los que consideren que no hace falta lo del Metrobús. [Ahora] Que levanten la mano los que consideren que sí es necesario”. Remató: “Ya. No hubo Metrobús”. Y así de simple. Los recursos federales para esa obra se cancelaron. El 24 de abril, López Obrador dijo que se podría realizar una encuesta para preguntarle a la gente si quiere la consulta para decidir si se enjuicia o no a los ex presidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. “Si no se resuelve pronto y la gente lo pide, vamos a llevarla a cabo de manera espontánea con la participación de los ciudadanos. Se ponen las mesas y como está establecido en la Ley, creo que para la participación ciudadana, en el caso de la Segob, hay un marco legal que fue el que se utilizó ahora para la consulta en Morelos. A ver si nos alcanza con eso, sí se puede”, dijo. Pero ni la encuesta que llevaría a una consulta que conduciría al posible juicio a los ex presidentes ha llegado. A juzgar por lo de ayer, cuando el Presidente quiere, quiere. Lo del Metrobús qué: arrastra vicios, trae dinero perdido, huele a cochinero. No va. No con dinero federal. Entonces, claramente no quiere enjuiciar a los ex presidentes porque si quisiera, hasta con una encuesta a mano alzada en el avión de regreso a la Ciudad de México lo ordena. No, no quiere enjuiciarlos. Por ahora. E insisto en el “por ahora”.

 

Los empresarios y AMLO

Héctor Aguilar Camín, Milenio: “Hay mucho que celebrar en el acuerdo que anunciaron la semana pasada los organismos empresariales y la Presidencia de la República “para promover la inversión y el desarrollo incluyente”. Es más que un acuerdo. Bien leído es el esbozo de una pieza que faltaba hasta ahora en el nuevo gobierno: un proyecto de crecimiento económico. Los empresarios han refrendado que sus prioridades son terminar con la pobreza extrema, abatir la corrupción y alcanzar un crecimiento de 4%. PUBLICIDAD Son objetivos pensados para coincidir con las prioridades del nuevo gobierno, en un espíritu de colaboración y conciliación. El espíritu de colaboración lleva dentro, sin embargo, un espíritu de exigencia. Los empresarios condicionan el logro de las metas trazadas a que el nuevo gobierno dé pasos claros en direcciones que hasta ahora son territorio de dudas. El acuerdo espera: “reglas y mensajes claros y propositivos que generen confianza y estabilidad para invertir”; “estado de derecho fuerte y eficaz”; “estabilidad macroeconómica”; “compromiso para resolver, con estricto apego al marco jurídico, los obstáculos de ejecución que con frecuencia impiden la realización de proyectos de inversión”. Se establecen en el acuerdo cuatro ámbitos económicos estratégicos: Energía, Infraestructura de transporte, Inversión social (educación, salud, agua, saneamiento), y Desarrollo del Sur-Sureste. El acuerdo prevé la constitución de dos mecanismos de seguimiento, presididos por el Presidente, con reuniones quincenales: uno, para evaluar los proyectos de inversión; otro, para facilitar la ejecución de proyectos en marcha, a menudo trabados por lo que el propio Presidente definió como el “elefante reumático y mañoso que es a veces el gobierno”. Es un acuerdo ambicioso, para muchas miradas utópico: busca tener en cinco años un país que invierta 5 puntos más del PIB de lo que invierte hoy, que crezca al 4% y que haya eliminado la pobreza extrema. Es un acuerdo exigente, tanto del lado de los inversionistas como del lado del gobierno. Nadie dice que es un acuerdo de ejecución fácil o que se cumplirá al pie de la letra. Pero es una hoja de ruta económica que no existía, y ahora sí. Creo que el país gana con esto”.

 

¿Con Trump hasta enero de 2025?

Enrique Quintana, El Financiero: “¿Se imagina cómo sería en los próximos años nuestra relación con Estados Unidos si Donald Trump se queda en la presidencia de los Estados Unidos por cuatro años más? Hoy comienza formalmente su intento de permanecer en la Casa Blanca hasta enero de 2025. A las 7 de la noche tiempo de México, en Orlando, Florida, lanzará su campaña. Hay que recordar que el discurso que pronunció hace poco más de 4 años, cuando, en la Torre Trump de Nueva York lanzó su candidatura, marcó el tono de toda su campaña. Fue entonces cuando criticó rabiosamente a los migrantes mexicanos. “México manda a su gente, pero no manda la mejor. Está enviando gente con un montón de problemas. Están trayendo drogas, crimen, a los violadores”. Y anunció la construcción del muro. Hace cuatro años eran muy pocos los que tomaban en serio al excéntrico personaje que pretendía salir de las pantallas de la TV a la realidad política. Hoy, pese que hay numerosas encuestas que no le son favorables, hará una campaña desde la presidencia de Estados Unidos, que puede cambiar muchas cosas en los próximos meses. (…) todo indica que la apuesta va a seguir enfocada al tema migratorio. Aunque podamos evadir los aranceles por ahora e incluso, aunque se ratifique el T-MEC, habrá altas probabilidades de que antes de noviembre del próximo año amenace nuevamente con aplicar sanciones comerciales y salirse del Tratado. Se trata de una perspectiva muy desagradable para nuestro país, sí. Pero necesitamos asumirla y apostar a que los votantes estadounidenses, en la próxima elección, voten con la cabeza y no con el hígado”.

 

El desacuerdo de un secretario

Julio Hernández López, La Jornada: “Doce palabras pronunció el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú: Dijo el Presidente por la mañana eso, yo no estoy de acuerdo. Se refería el afamado ingeniero y universitario a la postulación andresina de que son corruptos quienes promueven amparos del Poder Judicial federal contra las obras aeroportuarias que se pretenden realizar en la base militar de Santa Lucía. No es un asunto menor que el titular de la SCT disienta de quien lo puso en el cargo, pues en ese punto, el de los corruptos que aspiraban a ser beneficiarios del proyecto original en Texcoco, ha descansado buena parte del discurso defensivo y ofensivo del político tabasqueño. No es la primera ocasión en que un miembro del gabinete de Andrés Manuel López Obrador se manifiesta contra la posición de su jefe: la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo en su momento que estaba en contra de la reducción de salarios y prestaciones a los miembros del Poder Judicial de la Federación (al que pertenece, como ministra en retiro), reducción que categóricamente demandaba el Presidente de México. Sin embargo, la dimensión del diferendo es mayor en el caso aéreo que en el judicial. La profusión de solicitudes de amparo respecto a los casos Santa Lucía (para que no se inicien los trabajos de construcción) y Texcoco (para que no se ahogue en agua lo estructuralmente avanzado en cuanto a un nuevo aeropuerto) entraña una calculada pretensión de entrampar el curso del gobierno obradorista y someterlo a un multiplicable freno jurídico en cuanto tema les parezca impugnable a las fuerzas políticas y económicas que no han encontrado una vía política y electoral para enfrentar ese obradorismo aún sumamente fuerte en términos de aceptación popular. En términos formales es indiscutible que asiste a cualquier ciudadano el legítimo derecho de inconformarse frente a actos de poder que le parezcan lesivos a su interés particular o al social. (…) Aunque fueran mal intencionadas o políticamente sesgadas o tendenciosas las recurrencias de, por ejemplo, los ciudadanos Claudio X. González (directivo y mecenas de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad) y Gustavo de Hoyos (presidente de Coparmex y flagrante 3P: presunto precandidato presidencial 2024), tienen pleno derecho a solicitar amparos y a generar cuantas incidencias judiciales crean adecuadas a su parecer. (…) El desacuerdo de Jiménez Espriú tiene como referencia ese contexto. Y, en tal escenario, debilita el discurso de su jefe, centrado en la denuncia de los corruptos que pretenden frenarlo a él y sus obras estelares. (…) ¿Pleito en las alturas? ¿Quién será el siguiente secretario en dejar el gabinete obradorista?”.

 

Por fin: ¿quiere o no la “unidad”?

Carlos Marín, Milenio: “Con 39 palabras en un mitin que convirtió en objetable asamblea de “consulta popular” (Polibio para principiantes) sobre el transporte público en Gómez Palacio, Durango, y 40 en la mañanera de ayer contra “los corruptos” y “adversarios” que se oponen al aeropuerto en Santa Lucía y el ahogamiento del cancelado en Texcoco, Andrés Manuel López Obrador volvió a colocarse en el centro del escándalo. “A ver, a ver, a ver. Respiren profundo. Que levanten la mano los que consideren que no hace falta el Metrobús. Bajen la mano. Que levanten la mano los que consideren que sí es necesario. Ya no hubo Metrobús…”, decretó el domingo. La antidemocrática votación a mano alzada ocurrió en la concentración en que el gobernador panista, José Rosas Aispuro, fue increpado y abucheado por activistas de la 4T que corearon consignas y demandaron a gritos la cancelación de la obra. El gobernador acusó a la alcaldesa de Gómez Palacio de haber orquestado el sainete (Morena fue avasallada por el PAN y su coalición con el PRD, así como por el PRI en las recientes elecciones municipales). El Metrobús en esa ciudad fusionada con la coahuilense Torreón conectaría varias demarcaciones de ambas entidades, pasando también por Matamoros y Lerdo. Entre los protestantes estaban transportistas filomorenistas. El proyecto significaba una inversión superior a mil millones de pesos y el gobernador lamentó que “hicieron un señalamiento sobre el Metrobús y la corrupción, cuando Durango no ha invertido ni un solo centavo…”. Sobre los fallos judiciales adversos a los planes aeroportuarios y el riesgo de que se retrasen los trabajos, el Presidente descargó así su contrariedad: “Yo tendría aquí que informar por qué se detiene y quiénes son los responsables; o sea, no iban a quedar en el anonimato: a ver, este señor que tiene estos intereses presentó un amparo y este juez se lo otorgó”. Este amago sorprendió al propio responsable de las obras, el secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, quien preguntó y respondió: “¿Eso dijo el Presidente? Yo no estoy de acuerdo con el Presidente…” y en un tuit se echó para atrás, aunque también había dicho que los amparos son “un procedimiento legal que existe”. La Barra Mexicana del Colegio de Abogados resumió las inconformidades que AMLO desató: “Consideramos inapropiado que el Ejecutivo federal intervenga en asuntos jurisdiccionales, mediante acciones mediáticas o de otra índole, que inhiban o cuestionen el ejercicio de defensa de derecho de las personas, que presionen o dirijan al Poder Judicial, que vulneren la protección de los datos personales de los denunciantes, o en contravención a la división de poderes, toda vez que todas esas acciones atentan contra el Estado de Derecho. El ejercicio del derecho a la defensa de las personas y la independencia del Poder Judicial deben ser ajenos a la intervención de los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

 

Uber será como el Amazon del transporte y las entregas locales: Dara Khosrowshahi

Luis Miguel González, El Economista: “Dara Khosrowshahi tiene metas muy ambiciosas para Uber: “En cinco años, nuestra empresa será como el Amazon del transporte y las entregas del comercio local. Tendremos coches, bicicletas, scooters, autobuses; entregaremos comida, pero también otros productos. Podemos ser un facilitador del comercio local, podemos hacerlo porque tenemos el ecosistema de transporte completo en una app. Allí está tu información y la de tu ciudad. Es algo muy poderoso”. Khosrowshahi es el CEO de Uber desde hace tres años. En ese periodo, ha implementado grandes cambios en la gobernanza del consejo de administración y en la variedad de servicios que ofrece. Reflexiona sobre ello: “En esta empresa, las cosas pasan muy rápido, tres años aquí son como 10 años en otros lados. Somos una empresa muy joven, fue fundada en el 2009, y es claro que hemos madurado, pero quisiera seguir teniendo esa parte de la inmadurez que te permite tomar riesgos y seguir creciendo”. (…) El CEO de Uber está en México. (…) México es uno de los cinco mercados más grandes en el mundo para Uber, sólo superado por Estados Unidos, Brasil e India. Aquí tiene 250,000 colaboradores. “Entendemos la importancia del diálogo con las autoridades. Somos parte de la solución en temas de transporte y movilidad. Cuando digo que hemos madurado como empresa, quiero enfatizar que esta madurez tiene mucho que ver con el diálogo, con nuestros colaboradores, con nuestros clientes y con las autoridades”. (…) El CEO de Uber tiene una relación de amor-odio con su competencia. Habla de ello: “Los amo porque nos obligan a ser mejores. Nos ayudan a mantenernos en forma. Los odio porque son buenos y no nos dejan bajar la guardia. La sociedad se beneficia de esta competencia, pero también las empresas que estamos compitiendo”. Termina la entrevista, mientras redacto, leo una frase de la carta que Khosrowshahi envió a sus accionistas. Vale la pena transcribirla: “No seré perfecto, pero los escucharé: les aseguro que trataré con respeto a nuestros consumidores, a nuestros colegas y a nuestras ciudades; manejaré nuestro negocio con pasión, humildad e integridad”.

 

Por eso nunca nadie va a creer nada

Salvador Camarena, El Financiero: “Por estos días de hace seis años, cuando se supone que México iba a moverse, se notaba una efervescencia. Luego de la detención de la maestra Elba Esther Gordillo en febrero de 2013, la administración Peña Nieto estaba a punto de provocar la caída de otra figura ligada al PRI. En junio de ese año el exgobernador de Tabasco Andrés Granier Melo sería detenido en la capital. ¿Se iniciaba una era de regeneración? ¿Era verdad que el nuevo PRI era nuevo y no se tolerarían más casos como el de Granier? ¿O estábamos ante meros quinazos de ocasión? Seis años después, sin embargo, qué distinto es todo. La líder magisterial organiza con vigor un movimiento político nacional, y Granier es vitoreado en su pueblo. Por eso nadie en México nunca va a creer nada cuando se hable de que se hará justicia caiga quien caiga. Andrés Granier pasó cinco años en una cárcel de la Ciudad de México, y unos meses más en arresto domiciliario, antes de ser absuelto el mes pasado del delito de peculado. Tuvo buenos abogados el señor Granier. Y justo es decir que quizá, como siempre, nuestras autoridades fueron incapaces de formular acusaciones debidamente, o que incluso a este político, como a muchos otros, se le acusó de cosas que ni había cometido Al final, como con la maestra Gordillo, lo que siempre olió a preso sexenal terminó en eso, en un usted disculpe al acabar el gobierno que abrió los procesos en contra de esos políticos. El problema es que estos ajustes de cuentas ocurren sólo en las alturas. Abajo, para quienes padecieron a un político desastroso como fue Granier, para quienes se quedaron sin adecuada atención médica por faltantes en el sistema de salud de Tabasco, para quienes vieron desde la necesidad el actuar displicente y frívolo de ese gobernador y colaboradores como el exsecretario de Salud Luis Felipe Graham, para todas las víctimas del mal gobierno no hay un usted disculpe por no haber podido hacer pagar a quienes sumieron a aquella entidad en una crisis económica y social. (…) Hoy como antes, los políticos presos constituyen la excepción, efímeros chivos expiatorios de todo un sistema que confirman la regla de este país, donde a algunos compadres les toca pasar unos años de encierro para que el resto de la clase política siga el expolio tranquilamente. Por eso nunca nadie va a creer nada de lo que prometen nuestros gobernantes. Ni a los de antes, ni a los de ahora”.

 

El poder discrecional de AMLO

Francisco Garfias: “Es un riesgo oponerse al poder discrecional y arbitrario que ejerce López Obrador. Lo hemos visto en seis meses. Asume críticas como agresiones a su gestión. Lo más preocupante es que en lugar de considerar la pertinencia o la solidez de los reclamos, el Presidente revira con descalificaciones, generalizaciones y amenazas a sus críticos. Ejemplos de ese poder arbitrario sobran, el NAIM es el más visible. Pero hay otros, como la cancelación ayer del Metrobús en Durango. En ambos recurrió a consultas patito, una en urnas y otra a mano alzada. Su rudeza le ha tocado a “columnistas fifís”, a la “minoría rapaz”, a “millonarios” ministros de la Corte, comisionados del Inai, a los del INE, a las “corruptas” encargadas de estancias infantiles y a jueces que obstruyen Santa Lucía. Todos cabemos en los calificativos de corruptos, machucones, fifís, picudos, camajanes y pirrurris. Es el turno de los integrantes de la Barra de Abogados, por haber osado rechazar las amenazas del Presidente, en el sentido de que iba a balconear los nombres de los jueces que otorgaron amparos contra Santa Lucía (van siete) que interpuso el colectivo #NoMásDerroches. Dijo en la mañanera: “Salió una asociación de abogados diciendo que no se podía hablar del asunto. Hago uso de mi derecho de manifestación, ni modo que me vayan a callar, que ya no voy a poder hablar. Dije que se estaban esmerando los corruptos y entre más me impidan hablar, pues voy a ser más claro”. Ya amenazó con “desenmascarar” también a jueces que se atrevieron a vetar la decisión de inundar las obras en Texcoco, que siguen allí como monumento al derroche”.

 

La necia realidad

Viridiana Ríos, Excélsior: “Entre los círculos rojos se oye la frase “necia realidad” como burla a la 4T. Será “la necia realidad”, dicen, la que le impida al presidente Andrés Manuel López Obrador continuar implementando su agenda (y no la oposición partidista, que está en la lona). Con la frase “necia realidad” se refieren a que los mercados de capitales reaccionarán negativamente ante cualquier decisión que suponga reducciones a las ganancias de privados. Y que, aunado a la precaria situación de la economía mexicana, las reacciones de los mercados serán tan fuertes que AMLO tendrá que “bajar la cabeza” y aceptar la realidad. Es decir, que en este país sólo se permiten los cambios que no afectan a los del dinero.  “La necia realidad”, sin embargo, no es eso, sólo los mercados financieros y las calificadoras. La necia realidad es también, y por encima de todo, el combustible que tiene a López Obrador y a su agenda con un 75 por ciento de popularidad. (…) Si por cada voz que defiende la “necia realidad” de los mercados de capital hubiera una sola que mostrara la “necia realidad” que le dio a AMLO la presidencia, México tendría una oposición más legítima. Y una democracia más funcional”.

 

Solalinde, la cara de la crisis

Raymundo Rivapalacio, El Financiero: “En la crisis migratoria que vive México en la frontera con Guatemala, hay un personaje que ha pasado desapercibido desde el punto de vista de las responsabilidades políticas de haber provocado el conflicto político con Estados Unidos. Es el padre Alejandro Solalinde, fundador del albergue “Hermanos en el Camino”, a quien se le puede adjudicar la paternidad de las visas humanitarias que otorgó el gobierno mexicano sin control desde diciembre, y de la política de brazos abiertos a inmigrantes de la Secretaría de Gobernación. Solalinde, a diferencia de todos los funcionarios involucrados, no tiene que rendir cuentas a nadie, ni estar sometido al escrutinio público, pero su influencia sobre Andrés Manuel López Obrador metió al Presidente y al país en una situación incómoda y de amenaza permanente desde Washington. La agenda de Solalinde la adoptó íntegramente López Obrador. En junio del año pasado, al criticar a todos los candidatos presidenciales por no tener un plan sobre el tema migratorio tras el segundo debate, Solalinde propuso cinco puntos, de los cuales tres se convirtieron en parte central del proyecto del nuevo gobierno: 1.- Se debe desarrollar la Ley Migratoria en lo que va de derechos humanos, pues en los hechos la ley ha servido para perseguir a los migrantes. Se debe separar el aspecto administrativo del de seguridad. 2.- Crear una organización de desarrollo con Centroamérica para proteger a los migrantes y que los gobiernos de origen se corresponsabilicen. México no le debe pedir permiso a nadie para lograr esto. 3.- Continuar los programas de derechos humanos, como el programa especial de migraciones, que fue lo único bueno que quedó del gobierno de Felipe Calderón”.

 

Muñoz Ledo, Tatiana, Germán… La 4T despierta críticas y no sólo de afuera: también desde el interior

Daniela Barragán, SinEmbago: “En este primer semestre, Andrés Manuel López Obrador sumó críticas a su administración federal no sólo de la oposición, sino también de algunos de sus aliados más cercanos y que jugaron un papel fundamental en el triunfo del 1 de julio de 2018. Las inconformidades que se han manifestado en entrevistas e incluso en renuncias son por las decisiones que se han tomado principalmente en materia presupuestal, de seguridad y de relaciones exteriores”.

 

El metrobús de La Laguna

Templo Mayor, en Reforma: “Aunque siempre ha dicho que no es igual a sus antecesores, la realidad es que Andrés Manuel Lóepz Obrador está creando su propia mafia del poder. Un ejemplo es la cancelación del Matrobús en la zona lagunera de Durango: los más beneficiados serán los concesionarios y líderes de taxistas y autobuses urbanos que lo que menos quieren es competencia. Quienes conocen la situación del transporte público en Gómez Palacio y en Lerdo aseguran que es un servicio deficiente tirándole a lamentable, con poca seguridad y con vehículos listos para el deshuesadero. Eso fue lo que protegió el presidente AMLO ante la amenaza (¡ay, el coco!) de un transporte ordenado y limpio”.

 

La nueva batalla en San Lázaro

Bajo Reserva, El Universal: “Una nueva batalla está en ciernes en la Cámara de Diputados por el debate y eventual aprobación de la Reforma del Estado y Electoral. Nos alertan que las propuestas del partido en el gobierno, Morena, no han logrado el consenso interior y hacia afuera se ven con mucha desconfianza. En los próximos días, nos mencionan, habrá que estar muy atentos a los señalamientos del Instituto Nacional Electoral, encabezado por el consejero Lorenzo Córdova, y de los partidos de la oposición a la iniciativa de eliminar los Organismos Públicos Electorales Locales, conocidos como Oples, la reducción del número de consejeros en el instituto y la drástica tijera al subsidio para los partidos políticos, que ya acusan beneficiará a Morena. Los cambios, nos dicen, más que ayudar a la austeridad, generarían mayor gasto y la centralización de los procesos electorales. La batalla será de pronóstico reservado…”.

 

Canal del Congreso

Frentes Políticos, Excélsior: “Es lamentable, pero como broma se utiliza entre los televidentes que si un programa no te causa interés, se dice que “está más aburrido que el Canal del Congreso”. Este medio de comunicación no ha logrado la conexión necesaria con la audiencia. Y para colmo, en el Poder Legislativo llevan semanas para acordar entre 27 aspirantes que comparecieron, quién puede dirigir el Canal del Congreso. Por fortuna, Arturo Zaldívar, ministro presidente de la SCJN, ha encargado un nuevo formato, basado en contenidos agradables que vinculen a la sociedad con el Poder Judicial. Justo lo que no ha sucedido hasta ahora. Con las pilas bien puestas, esta misma semana estará al aire. No se lo pierda”.

 

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print