¡Gracias, interventor Pompeo!

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 22 de julio 2019. Se acusa a López Obrador de vivir en su propio mundo, pero lo mismo podría decirse de sus muchos adversarios. Desean con tanta intensidad que se cumplan sus temores, en buena medida alimentados por su aversión al mandatario, que ven en cada señal la confirmación de sus profecías. El problema de estar anunciando la llegada del lobo sin que eso suceda es que se pierde la credibilidad para seguir invocando alarmas…

Rayuela

“Entonces, señor canciller, ¿seguimos a prueba?”

¡Gracias, interventor Pompeo!

Julio Hernández López, La Jornada: “En realidad, la vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, sólo planteó como versión oficial de la reunión de este domingo, entre Marcelo Ebrard y Mike Pompeo, que éste agradeció a aquél el incremento en el cumplimiento de los esfuerzos en materia de inmigrantes por parte de México (¡uf!: uno de esos elogios que más valdría nunca recibir), indicaciones iniciales que sugieren que México se está conduciendo a reducir los flujos de migrantes ilegales que llegan a Estados Unidos por su frontera sur. Sin embargo, tal declaración oficial (disponible en https://bit.ly/2YZT09E) tuvo una traducción más extensa, libre y casi alegre en la interpretación ebrardiana, donde la postura estadunidense, cuidadosa y condicional, fue convertida en una especie de falso triunfo patrio: el secretario estadunidense de Estado, Pompeo, habría reconocido los significativos avances de los operativos mexicanos (gulp astillado, que es emitido en tono de Guardia Nacional impidiendo a unos migrantes irregulares entrar a México y a otros cruzar hacia Estados Unidos: la migra 4T), pero sobre todo, en virtud de esos avances (que, en realidad, son retrocesos en cuanto a la política exterior mexicana) no considera necesario iniciar ningún tipo de negociación con respecto a un eventual acuerdo de tercer país seguro entre México y Estados Unidos. Mal habría hecho el ocupado secretario Pompeo, quien dedicó poco más de una hora al diálogo con el canciller Ebrard, si hubiera pretendido reabrir expedientes para negociar (oh, sí: México negocia con Estados Unidos) un eventual acuerdo sobre algo que ya ganó Donald Trump mediante un descarado chantaje al que hubo de ceder la administración lopezobradorista. No es necesario buscar el acuerdo explícito para convertir a México en tercer país seguro porque, en los hechos, hemos aceptado convertirnos en país humanitario que recibirá las solicitudes de asilo de esos migrantes irregulares para así quedarse en México mientras Estados Unidos decide si los acepta como refugiados. Trump sonríe, felicita y da palmadas en la espalda a las autoridades mexicanas en esta etapa (los primeros 45 días del total de 90 establecidos por él como plazo para decidir si aplica aranceles vengativos) porque él ha ganado de manera apabullante. Ya vendrán, en todo caso, otros momentos en los que cambie la narrativa y nos vuelva a etiquetar negativamente y a amenazar. Pero, por hoy, Ebrard y compañía se envuelven en la bandera de la demagogia para aparentar que avanzamos en esta contienda migratoria. ¡Ganamos: seguiremos deteniendo migrantes!”.

Los escándalos en Caja Libertad, Oro Negro y Oceanografía ponen al desnudo a la familia de Gil Díaz

Daniel Barragán, SinEmbargo: “El caso Caja Libertad, además de poner bajo la lupa a los políticos que aparecen en la denuncia, recuperó algunas historias que quedaron pendientes. Una de ellas se remonta hasta el sexenio de Vicente Fox Quesada y en concreto al que fue su único Secretario de Hacienda: Francisco Gil Díaz. Su hijo hoy enfrenta acusaciones por Oro Negro y su sobrino, Martín Díaz, por Oceanografía y Caja Libertad”.

Austero

León Bendensky, La Jornada: “Una persona o familia se obliga a ser austera cuando no tiene suficiente dinero y está forzada a usar el que hay para las cosas más necesarias. Un gobierno impone a la sociedad la austeridad y gasta lo mínimo posible cuando, por razones muy diversas, está en malas condiciones económicas. Entonces, una exigencia para estabilizar la economía es la austeridad que se aplica mediante medidas para recortar el gasto o aumentar los ingresos, generalmente con mayores impuestos. Todo esto que aquí se expone de modo tan simple tiene, por supuesto, complicaciones que derivan las condiciones específicas que se enfrenten. Usualmente, también, las cargas o el costo de la austeridad sobre la población son de naturaleza desigual. La gestión fiscal que se aplica hoy en México está basada en la austeridad aplicada por decisión del gobierno. En este primer año no se enfrentaba una crisis de endeudamiento y no había una situación grave de inestabilidad macroeconómica. Es cierto que el panorama fiscal admitía un ajuste en términos del déficit, pero políticamente había margen para sostener, aunque fuera, el poco crecimiento de la producción que se arrastraba. (…) Extender la contracción del gasto pondrá más presión sobre la economía y los ingresos del gobierno. Este ocurre ahora en el caso de Pemex con el plan de negocios presentado hace días. El cumplimiento de las premisas del plan es clave para sostener la relativa estabilidad fiscal que prevalece. A eso hay que aunar la eficacia en la realización y rentabilidad social y económica de los otros proyectos clave de la inversión planteada por el gobierno. (…) Es mucho lo que está en juego y lo será más con el paso del tiempo. El asunto está enmarcado por las consecuencias de un muy largo periodo en el que esta sociedad ha perdido cohesión y seguridad, además de que se ha desgastado la confianza”.

El mismo cinismo de antes

Salvador Camarena, El Financiero: “Alfredo del Mazo Maza se asoció con empresarios para explorar un negocio de estacionamientos. Para tal efecto, abrió una cuenta por 1.5 millones de euros en un paraíso fiscal de Europa, cuenta en la que se pretendía depositar otros 2.5 millones de euros provenientes de Suiza. Todo eso pasó mientras el político mexiquense era funcionario municipal, estatal y federal… y sin que informara a los ciudadanos de tan singular actividad mercantil. El caso de esta sociedad, con su cuenta en Andorra y promesa de más fondos provenientes de otro paraíso fiscal, se dio a conocer el jueves por el diario El País, que evidenció que en su tres de tres, presentada en el marco de las elecciones que en 2017 lo llevaron a la gubernatura del Estado de México, Del Mazo Maza no había reconocido la existencia de esas actividades empresariales ni los fondos bancarios a ellas asociadas. Apenas se conoció la noticia, Del Mazo negó la existencia de esa cuenta, ridículo intento de ocultar el sol: la nota de El País exhibía documentación sólida. La maniobra engañabobos del gobernador no aguantó ni 24 horas, pues al día siguiente tuvo que reconocer cuenta y empresa. Más que un intento fallido de ocultar un negocio, este affair evidencia lo lejos que se encuentra México de una real procuración de justicia. La exclusiva periodística de El País permite recorrer los vicios de la política mexicana. (…) Los ciudadanos votaron el año pasado por un cambio. Las autoridades fiscales deberían interesarse por los negocios ocultos de Del Mazo. De lo contrario, la autoridad moral del nuevo gobierno terminará en el mismo basurero donde reposa el sexenio de Peña Nieto”.

La conexión México-Estados Unidos ya no es la misma

Jorge G. Castañeda, El Financiero: “La desconexión entre las economías de México y Estados Unidos es quizás el rasgo marcoeconómico más significativo de los últimos dos años. No comienza con el gobierno de López Obrador, pero se agudiza y se consolida. Debe ser motivo de preocupación tanto para el futuro inmediato (asunto de este régimen) como del porvenir lejano (asunto de todos). Si bien existen discusiones sobre la mejor manera de medir y comparar el crecimiento económico trimestre por trimestre –nuestro director, Enrique Quintana, las ha descrito con precisión y claridad–, el hecho es que desde principios de 2018, e incluso un tiempo antes, la economía norteamericana crece bastante más que la mexicana. Esto no debiera suceder y no había sucedido. Casi 60 por ciento de la economía nacional se centra en las exportaciones o importaciones (es decir, el total del comercio exterior), y alrededor de 80 por ciento de ese total se concentra con Estados Unidos (más en las exportaciones que las importaciones). En otras palabras, casi la mitad del PIB es directamente sensible al desempeño de la economía de Estados Unidos, que nos arrastra –o nos estanca. Las curvas mexicanas de PIB, de bienes comerciables en general, de industria y de otras actividades –minería, agricultura, etcétera– seguían casi a la perfección las curvas de Estados Unidos. (…) Las autoridades mexicanas van a divulgar las cifras del movimiento del PIB para el segundo trimestre a fin de mes. Sin embargo, todos los datos preliminares o parciales sugieren un nuevo estancamiento: cero expansión, en el mejor de los casos. Para todo el semestre, si nos quedamos en una expansión nula, podemos darnos por bien servidos. Con el paradigma anterior, que funciona –con oscilaciones pero tendencialmente exacto– no debiera ser el caso. Algo está sucediendo. Otros factores han contribuido al crecimiento –sin duda mediocre– de la economía mexicana durante el último cuarto de siglo. Incluyen sobre todo el consumo privado y del Estado. Pero uno de los motores fundamentales había sido la exportación, y en México ventas al exterior significa ventas a Estados Unidos, nos guste o no. Si el patrón del último semestre, y de los últimos años, se confirma, resulta obvio que ya no nos jalan como antes. O ha bajado el consumo de bienes mexicanos en Estados Unidos, o ha descendido la proporción de las exportaciones a Estados Unidos en el PIB, o el resto de la economía está creciendo tan poco que ya ni Trump ni Estados Unidos nos pueden remolcar. Se puede tratar de un fenómeno coyuntural, o algo de más largo plazo. Seguramente los técnicos de Banco de México y de Hacienda están contemplando estos datos e indagando su significado. Ojalá López Obrador también”.

Migración: cambio de época

Héctor Aguilar Camín, Milenio: “Impresionante la noticia principal de MILENIO ayer, que registra el cambio en la contención migratoria de México: “En 42 días desde el acuerdo con Washington la cifra de extranjeros capturados se incrementó en 88 por ciento, al pasar de 547 a 1,030 al día”. Ayer se reunieron el canciller Ebrard y el secretario de Estado Pompeo para revisar precisamente las cifras de contención migratoria, como habían quedado, y la estrategia a seguir para los 45 días que vienen. Al momento de escribir esta nota no hay información oficial de los resultados de la reunión. Según el acuerdo original divulgado, durante los 45 días siguientes los gobiernos discutirían la posibilidad de establecer que México fuera una especie de “Tercer país seguro”, donde los solicitantes de asilo en Estados Unidos pudieran esperar la segunda audiencia de sus juicios migratorios. El acuerdo era bilateral pero tenía un diseño continental, de modo que México sería el último eslabón de una cadena de contención migratoria que empezaría en Brasil. Todo eso lo dejó atrás el presidente Trump hace unos días al emitir un decreto presidencial que cancela la opción del asilo estadunidense para el flujo migratorio del sur, y convierte a México, de facto, en el “Tercer país seguro”, cuyas características se iban a negociar. El enorme problema de la migración centroamericana quedó así, todo, en la cuenta y en el territorio de México. Lo que ambos países tienen que negociar hoy es muy distinto de lo planteado hace 45 cinco días. La agresividad de Trump en la materia incluye, inaceptablemente, el endurecimiento de las redadas contra mexicanos en Estados Unidos. El escenario es crítico: nos obliga a ser muy duros con migrantes  centroamericanos en nuestro territorio y castiga a los migrantes mexicanos en territorio estadunidense. Parece un cambio de época en la política migratoria, donde México pagará  todos los costos, acá y allá. Creo que México debe cambiar su posición, endurecerla, explicar las graves implicaciones del momento y convocar a la solidaridad de los mexicanos. Si este cambio se da, por moderado que sea, creo que los mexicanos se pondrán del lado del gobierno. Yo también”.

Austericidio contra Coneval

Carlos Puig, Milenio: “Gonzalo Hernández Licona es de esos funcionarios de los que deberíamos tener a montones. Serio, capaz, sin afanes inútiles de protagonismo, eficiente. Desde hace muchos años ha sido fundamental para construir una institución clave para la elaboración de políticas públicas: el Coneval, que observa y evalúa los programas sociales. Por como es Gonzalo y la importancia del Coneval habría que tomar muy en serio lo que publicó en Animal Político a finales de la semana pasada, donde advertía que el consejo podría dejar de operar en los siguientes días. ¿Por qué? Por austericidio. Lo cito: “Desde hace un par de meses las secretarías de Bienestar y Hacienda piden, adicionalmente a los recortes iniciales, que se eliminen todas las Direcciones Generales Adjuntas y que se haga una reducción adicional de 20% de plazas de estructura. Además, la Secretaría de Bienestar reservó (no podemos usar) presupuesto para contratar estudios e investigaciones (proyectos de evaluación, que son la razón esencial del Consejo) por 48.7 millones de pesos, lo que representa 49.2% del total autorizado en dicha partida. Ante esta situación, el CONEVAL hizo una propuesta para aplicar los recortes, de la cual no se tuvo respuesta, ni la posibilidad de reunirnos para lograr un acuerdo. Otras instituciones sí han logrado hacer contrapropuestas de austeridad. “Estos ajustes implicarían que la institución prácticamente deje de funcionar en las próximas semanas…”. Y sigue: “En estas semanas nos hemos rehusado a hacer los recortes de esta manera y hemos propuesto diversas alternativas para apoyar las medidas de austeridad, pero sin afectar tanto a la institución. La respuesta ha sido que no nos dejarán contratar al personal eventual (¡144 plazas, 69% del total del personal!) si no hacemos dichos recortes”. La Secretaría de Bienestar respondió al secretario ejecutivo del Coneval con un comunicado con lenguaje del siglo pasado…” Ante opiniones vertidas en medios de comunicación…” en que no dijo demasiado en concreto más que, según ellos, el Coneval es lo máximo. Pero no puedo dejar de pensar —a veces soy mal pensado— que no hay nada mejor para quien hace la nueva política social, que debilitar a quien la evalúa”.

El Dorado y el dinero de El Chapo

Jorge Fernández Menéndez, Excélsior: “Hace ya muchos años entrevisté a quien era entonces el zar antidrogas de Estados Unidos durante el gobierno de Bill Clinton, el general Barry McCaffrey. El general, héroe de la llamada Guerra del Golfo de 1991, me decía en aquella entrevista que entonces (hace unos 18 años) las utilidades netas del narcotráfico eran de unos seis mil millones de dólares anuales. Le pregunté que dónde quedaban esos recursos y por qué no se incautaban y me contestó que 90% se quedaba en el sistema financiero de Estados Unidos. Le pregunté si no era sencillo rastrear semejante cantidad de recursos y me aseguró que, para una economía como la de su país, cinco o seis mil millones de dólares no eran demasiado y se podían fácilmente diluir y lavar en operaciones legítimas. Cuando la justicia de Estados Unidos estima la fortuna de Joaquín El Chapo Guzmán en 12 mil 500 millones de dólares, buscando decomisarla, y el gobierno de México se suma a esa lógica, anunciando, incluso, que habrá una instancia binacional para “compartir” los recursos por decomisar a El Chapo, no dejan de parecer, ambos, por lo menos ingenuos. No hay tal fortuna de El Chapo, por lo menos no en sus manos o de sus cercanos, tampoco en manos de ningún operador del narcotráfico. No tienen ese dinero, porque lo que les llega, que es mucho, lo gastan en operación o en lujos, y el verdadero dinero que genera el narcotráfico toma otros cursos, con lavadores profesionales y personajes insospechables que los manejan. El mito de que los capos, en este caso El Chapo, nadan en dinero, es falso. Claro que tienen a su disposición miles y miles de dólares, pero como llegan se van. Son otros los que terminan operando ese dinero que se diluye, se invierte en empresas y, como me decía McCaffrey, en el sistema financiero de Estados Unidos y, en menor medida, en México. (…) No se trata de subestimar el poder económico de los grupos criminales y sus capos, como El Chapo Guzmán. Sin duda, para su vida cotidiana, la de los suyos y la operación de sus organizaciones, cuentan con dinero en exceso que proviene de muy diversas fuentes. Pero no nos engañemos, como no existió El Dorado, que durante años buscaron los conquistadores españoles, tampoco existen bóvedas con miles de millones de dólares guardados por los narcotraficantes, mucho menos con 12 mil 500 millones de dólares, a la espera de que los encuentre la justicia estadunidense o la mexicana”.

Los primeros 45 días

Templo Mayor, Reforma: “Una buena y una mala. La buena es que hoy se cumplen los primeros 45 días del plazo que dio Donald Trump a México… y no se acabó el mundo. Al contrario: la relación bilateral comienza a retomar su cauce. Dicen que de mucho ha servido el toque personal que ha dado Marcelo Ebrard. No es casual que la reunión con Mike Pompeo se llevara a cabo en el piso 22 de la Cancillería, solo entre dos y un par de tazas de café. Ni asesores, ni subalternos y, por supuesto, tampoco traductores. El asunto tiene su chiste, pues significa que el diálogo se está estableciendo a nivel de ministros, y ya no por la ventanilla trasera de la Casa Blanca como ocurría con Rex Tillerson”.

¿Tómbola para elegir presidente en el Senado?

Bajo Reserva, El Universal: “El PAN en la Cámara de Diputados pugnará por que la presidencia de la Mesa Directiva le toque encabezarla, para relevar a don Porfirio Muñoz Ledo. Pero en el Senado los blanquiazules analizan todavía si harán o no eco a esta demanda en la Cámara alta; en busca de la posición que ahora ostenta Martí Batres. Mientras tanto, el coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, está considerando que sea a través de una tómbola como se elija al nuevo presidente del órgano legislativo. Así de fácil: se meten en el sorteo todos los nombres de quienes han alzado la mano, hombres y mujeres, y así se evitan divisiones (más de las que ya hay) y de pasada se olvidan de que se les acuse de dedazo. ¿Dejarán todo a la suerte?”.

¿Sobornos en BC?

Frentes Políticos, Excélsior: “Van saliendo los trapos sucios de la “Ley Bonilla”. La extensión de mandato de dos a cinco años para Jaime Bonilla, candidato electo a gobernador de Baja California. Jaime Martínez Veloz, excandidato por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó una denuncia de hechos en la Fiscalía General de la República (FGR) “para que se investiguen posibles sobornos a los diputados que la avalaron”. Es necesario que también se investigue el nombramiento del titular de la Auditoría Superior del estado en la misma sesión extraordinaria en la que se aprobó la “reforma bonillista”, dijeron los denunciantes. Disolución de poderes, desafuero y ahora un delito. Qué caro les salió”.

Newmont Goldcorp, Peñasquito, en Zacatecas

Trascendió, Milenio: “Hace unos días el gobierno federal envió un mensaje positivo a la IP tras la intervención de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el subsecretario Ricardo Peralta en el conflicto entre comunidades y la empresa Newmont Goldcorp, propietaria de la mina Peñasquito, en Zacatecas, que produce 7 mil mdp al año en oro. Y es que luego de 78 días de bloqueo, con pérdidas diarias de 950 mdp, además del entorno de incertidumbre que empresarios han manifestado sentir, derivado de diversas decisiones políticas, la mediación se lee como una señal para mostrar a México como un país que respeta el estado de derecho y la inversión privada”.

El que se aflige se afloja

Jorge Zepeda Patterson, El País: “La ventaja de sentirte del lado correcto de la historia es que te vuelves impermeable a las circunstancias. Es el caso de Andrés Manuel López Obrador, el presidente mexicano, para quien no hay contratiempo que no pueda ser resuelto con una referencia a Benito Juárez o a Francisco Madero, que gobernaron al país 150 y 100 años antes, respectivamente. La renuncia del ministro de Hacienda este martes fue tratada por el presidente con la misma flema histórica. Lo que durante todo el día fue catalogado por sus adversarios como el tsunami de su Gobierno, el principio del fin y una tragedia para la economía mexicana fue despachado por el presidente con una clase de historia al día siguiente a lo largo de una hora en la que respondió con candidez a una docena de preguntas de los reporteros. En esencia, AMLO dijo que Carlos Urzúa se había ido porque estaba en desacuerdo con él por el Plan de Desarrollo y con Alfonso Romo, su jefe de Gabinete a cargo de las relaciones con la iniciativa privada, por disputas en el manejo de la banca de desarrollo. Describió que Urzúa se reunió con él una hora antes de hacer pública su renuncia y le ofreció retrasarla hasta el sábado para no afectar a los mercados financieros. Pero el mandatario le dijo que no quería pasarse la semana esperando al sábado y le aseguró que no iba a suceder nada con los mercados. Ni siquiera le pidió cambiar los duros términos de la carta de renuncia, en la que el ministro acusaba a otros miembros del Gobierno de incurrir en conflicto de intereses o no tener capacidad para cumplir sus funciones. “Habría sido peor que se fuera por motivos de salud, como se acostumbraba antes”, dijo López Obrador socarronamente. Hoy se ventila todo, afirmó. Y en efecto, con su disposición a hablar abiertamente de los motivos de su ministro para dejar de serlo, AMLO conjuró los rumores, especulaciones y presagios funestos que circularon durante la jornada. Y adelantó que podrían presentarse más renuncias como resultado de diferencias de parecer entre los hombres y mujeres que lo acompañan, más aún que le parecería natural porque no desea cortesanos acríticos. Aseguró que escucha sus objeciones, cuando las hay, pero al final él toma la decisión y respeta que renuncien cuando no estén de acuerdo pues le parece que es un asunto de convicciones. (…) Se acusa a López Obrador de vivir en su propio mundo, pero lo mismo podría decirse de sus muchos adversarios. Desean con tanta intensidad que se cumplan sus temores, en buena medida alimentados por su aversión al mandatario, que ven en cada señal la confirmación de sus profecías. El problema de estar anunciando la llegada del lobo sin que eso suceda es que se pierde la credibilidad para seguir invocando alarmas”.

El asunto del Plan Nacional de desarrollo (I)

Carlos Urzúa, El Universal: “No, no se puede escribir a vuela pluma un Plan Nacional de Desarrollo. Para empezar, el artículo 26 de la Constitución marca que ese documento rector debe ser elaborado mediante “la participación de los diversos sectores sociales”. Además, el artículo segundo constitucional obliga de manera expresa a las autoridades a “consultar a los pueblos indígenas en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo”. Por ello, desde el inicio de 2019 y a lo largo y ancho del país, un sinnúmero de excelentes funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se dieron a la tarea de promover foros de consulta. La gran mayoría de esos foros no acabaron a cargo de esa secretaría, por cierto, sino del resto de las secretarías de Estado y de otras dependencias. Como la Secretaría de Hacienda era encabezada en ese momento por quien esto escribe, puedo atestiguar que todas las otras dependencias emprendieron tal encargo con mucho entusiasmo y dedicación. El plan, se decía en la convocatoria a cada foro, contendría en su versión nal los tres ejes generales donde todos los programas de gobierno deberían estar enmarcados: Justicia y Estado de Derecho; Bienestar; y Desarrollo Económico. Por otro lado, todos los programas deberían también tomar en cuenta su relevancia de acuerdo con los siguientes tres ejes transversales: Igualdad de Género, no Discriminación e Inclusión; Combate a la Corrupción y Mejora de la Gestión Pública; y Territorio y Desarrollo Sostenible. En cada foro se invitaba a emitir su opinión respecto al plan a todos los mexicanos, fueran jóvenes o adultos. (…) Habiendo hecho lo anterior, la Secretaría de Hacienda se preparó para el siguiente gran paso: el cumplimentar con las disposiciones de la Ley de Planeación. En particular, en el artículo 21 de esa ley (…) Pero se acaba el espacio y la historia está apenas a medias, por lo que, si el lector así me lo permite, la concluiré la siguiente semana”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print