¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del viernes 21 de diciembre 2018. Habemus ministro… ¿Pues qué le ofreció Morena al resto de los partidos para lograr esa abrumadora mayoría? En 2da. Ronda… Otra razón para el aeropuerto: La señal de responsabilidad y contención que enviaría a los mercados financieros y a la opinión pública le otorgaría un margen de negociación que valdría oro en los muchos otros frentes que tendrá que abrir en el futuro. Retractarse sobre el tema del aeropuerto puede ser un golpe al orgullo personal, pero constituiría una decisión atinada de cara al estadista en el que quiere convertirse… El presidente belicoso.

Rayuela

El reconocimiento a nuestro Payán de todos es premiar el espíritu de una tropa loca que se lanzó al abismo sin paracaídas. ¡Salud!, Payán.

Habemus ministro

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “En segunda ronda, porque en la primera ninguno de la terna alcanzó mayoría, y tras negociaciones con la oposición, el Senado eligió por 114 votos a favor, a Juan Luis González Alcántara, como el nuevo ministro de la SCJN. Abogado con larga trayectoria en el Poder Judicial y académico de la UNAM, fue electo para el periodo 2018-2033. Ayer tomó protesta y el próximo 2 de enero, el Pleno de Ministros le dará la bienvenida, por lo que podrá participar en la elección del nuevo Presidente de la Corte. Se le califica como el ministro allegado a la nueva administración federal. ‘No hay problema si recibo un salario menor’, dijo. No sólo aceptaría bajarse el sueldo, también declaró que el Poder Judicial debe ponerse en orden. La sacudida republicana va para todos.”

¿Pues qué le ofreció Morena al resto de los partidos para lograr esa abrumadora mayoría? En 2da. Ronda…

En Reforma, Templo Mayor, asegura que: “la definición del nuevo integrante de la Suprema Corte se empantanó el miércoles cuando la oposición en el Senado exigió reponer un proceso que, a pesar de ese diferendo, llegó ayer a su fase de votación en el Pleno. En la primera ronda, el ex magistrado capitalino Juan Luis González Alcántara Carrancá obtuvo 76 de los 124 votos emitidos y no logró la mayoría calificada que en ese momento era de 83 sufragios. Por ello, se decretó un receso y se armó una reunión entre los coordinadores parlamentarios para negociar un nuevo acuerdo. Luego, en segunda ronda, obtuvo ¡114 votos! ¿Pues qué le ofreció Morena al resto de los partidos para lograr esa abrumadora mayoría? Es pregunta que busca los pendientes sobre la mesa… y los acuerdos por debajo de ella”.

El nuevo ministro

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “para la designación de ministros de la Suprema Corte[…] se desatan descalificaciones contra los candidatos por supuestas o reales conexiones políticas. Igual ocurre con el nombramiento, pendiente aún, del fiscal general de la Nación, sin que cuente que lo que importa es el dominio y la experiencia del prospecto para una u otra responsabilidad […]. Esta vez, en la terna que López Obrador envió al Senado, figuró la doctora Loretta Ortiz Ahlf, de méritos amplios; ex Diputada federal por Morena, coordinadora de los Foros por la Pacificación y Reconciliación Nacional, doctora en Derechos Humanos y Derecho Comunitario Europeo, profesora en la Ibero, ex directora jurídica del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, ex asesora de la Dirección General Adjunta del Banco de México y ex consejera de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Para ocupar la vacante en el pleno de la Corte, sin embargo, en los senadores pesó más la trayectoria de González Alcántara Carrancá: profesor de Derecho en la UNAM y la UAM, ex director de la Escuela de Derecho de la Anáhuac y, ni más ni menos, titular del Tribunal Superior de Justicia del ex Distrito Federal cuando López Obrador fue jefe de Gobierno. Este último cargo, se antoja, decidió el voto a su favor de 114 senadores contra 10. Si el Senado hubiese rechazado a los candidatos del Presidente, éste habría podido nombrar al que prefiriera. Que de intereses y relaciones políticas se tratara, el hecho de que primero ninguno de la terna pasara y que la designación se diera en una inusual segunda vuelta, significa que González Alcántara Carrancá es más un activo de la bancada senatorial de Morena que de López Obrador. Como sea, al ministro le sobran atributos para la encomienda de resolver la constitucionalidad de lo que sea”.

Otra razón para el aeropuerto

Jorge Zepeda Patterson, en El País, escribe que las razones de López Obrador para cancelar el aeródromo probablemente siguen siendo legítimas desde su perspectiva, pero las circunstancias políticas han modificado la conveniencia de esa decisión: “No es el Plan Marshall que reconstruyó la destruida Europa, ni por la escala ni por la trascendencia mundial, pero el programa divulgado el martes por Estados Unidos y México para detonar el desarrollo del sur y de Centroamérica constituye un anuncio histórico. Solo el tiempo dirá cuánto de las buenas intenciones que abriga este programa llegará a ser realidad. Pero nadie podrá negar que se trata de una iniciativa en la dirección correcta para atacar en su origen el problema de la migración en la región. Más aún, visto desde afuera, parecería un pequeño milagro diplomático arrancar de EE UU algo más que la diatriba humillante que ha caracterizado al Gobierno de Trump en contra de los emigrantes. En términos políticos representa un pequeño pero muy bienvenido triunfo para el Gobierno de López Obrador, en momentos en que tirios y troyanos le tunden por motivos reales y presuntos en su primer mes de ejercicio. Para todos ha quedado claro que el nuevo líder planteó expectativas muy rápidas y muy ambiciosas antes de considerar los escasos márgenes políticos y económicos con los que habría de arrancar. (…) Si López Obrador no administra bien sus batallas con los distintos sectores afectados por sus políticas, su anhelada Cuarta Transformación quedará en anécdota.(…) Este martes López Obrador reaccionó con rapidez y rectificó un error al anunciar que el recorte de presupuesto a las universidades públicas dado a conocer un día antes sería subsanado. La cobija había destapado una porción políticamente explosiva. El problema es que no puede hacer lo mismo con cada una de los reclamos sociales o las resistencias del sector empresarial y de los actores políticos. Lo cual nos lleva al debatido tema de la cancelación del nuevo aeropuerto, la ambiciosa obra del Gobierno anterior que López Obrador amenaza detener pese a un 30% de avance y entre duros cuestionamientos del mercado financiero, del sector empresarial y de la opinión pública mexicana. Probablemente sus razones para cancelarlo siguen siendo legítimas desde su perspectiva (corrupción en el proceso, innecesario, gasto suntuoso). Pero las circunstancias políticas han modificado la conveniencia de esa decisión.(…) La señal de responsabilidad y contención que enviaría a los mercados financieros y a la opinión pública le otorgaría un margen de negociación que valdría oro en los muchos otros frentes que tendrá que abrir en el futuro. Retractarse sobre el tema del aeropuerto puede ser un golpe al orgullo personal, pero constituiría una decisión atinada de cara al estadista en el que quiere convertirse. Los objetivos sociales que él persigue son admirables pero un verdadero parto en los montes, bien valen una rectificación táctica a tiempo.

El presidente belicoso

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero que: “El lunes se peleó con las universidades públicas. El martes les dijo “mantenidos” a los gobiernos anteriores por haber cobrado salarios vigentes en la administración pública. El miércoles lo acusó de espionaje y prometió que daría a conocer sus abusos. Qué pasará el jueves, nadie lo sabe. El presidente López Obrador así es. Dice, se desdice; rompe puentes y luego, con el discurso, trata de repararlos. Por casi cinco meses le dio a golpes retóricos al sector privado y luego les pidió ayuda para financiar sus programas sociales. Agradeció por todo el país a quienes votaron por él, pero se ha dedicado a purgar toda la burocracia para que sólo los morenistas trabajen con él. Al Gulag, todo lo que sirvió a gobiernos anteriores. La pureza es el eje de su proyecto, donde el cambio de régimen cabalga sobre la renovación moral, donde todo es polar: quienes no estuvieron con él son marcados como reses con el sello de corruptos e impuros; para los que sí le fueron fieles, el paraíso de la cuarta transformación. López Obrador tiene problemas con su belicosidad. No logra transitar de la agitación social a gobierno, ni ha logrado su primera transformación, de candidato sempiterno a presidente. Si quiere ser un buen presidente, debe buscar la conciliación y reconciliación nacional, gobernante para todos, no para quienes considera que son el pueblo bueno, que lo apoyan incondicionalmente, mientras considera adversarios a quienes disienten de él, y los estigmatiza. (…) La transformación requiere de la fuerza de la idea y del discurso. López Obrador tiene de sobra ambos. Frente a la oposición, el vituperio y el ostracismo. Ante la razón, el sofisma. Rey del silogismo, López Obrador siempre tiene el combustible para reforzar el impulso de sus palabras y acciones, la belicosidad de su retórica. Le irá bien hasta que le vaya mal. Le irá mal si las cosas no le resultan como las planea. Pero si funciona, entonces qué importa si tiene un país dividido y confrontado. La reconciliación se dará mediante la sumisión. La turba será su herramienta más poderosa. Ya se está viendo cómo la está trasladando de las redes sociales a las calles. Y esto apenas comienza”.

¿Genera inflación el aumento de salarios? // El BdeM teme que sí; Bancomer asegura que no

El Banco de México y la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos han actuado en los años recientes de común acuerdo con el sector empresarial para contener los aumentos, con el argumento de que generan inflación. Sostienen que basta con bajar la inflación para que suba el poder adquisitivo. El aumento anunciado esta semana por López Obrador ha avivado el debate. ¿Genera inflación subir los sueldos?

2019-2024: en medio ambiente, algo más que errores de dedo

Luis Miguel González, en El Economista: “Ojalá los árboles pudieran presionar y defenderse como lo hicieron los rectores de las universidades públicas. La disminución de 37% en el presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente para el 2019 no es un error de dedo, sino una señal de alerta: el cuidado a la naturaleza y la protección del medio ambiente no son prioridades para el gobierno de AMLO”.

Hacienda busca funcionarios

Jesús Rangel, en Milenio escribe lo siguiente: «La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que encabeza Carlos Urzúa, realizó una convocatoria pública y abierta para quienes quieran ingresar al servicio profesional de carrera en esa dependencia, con salarios mensuales ya tabulados bajo los nuevos criterios, o sea, que nadie puede ganar más que el Presidente de la República.

La traición de AMLO a los empresarios

Mario Maldonado, en El Universal: “Como candidato, como presidente electo y ahora como presidente en funciones, Andrés Manuel López Obrador les ha mentido a los empresarios mexicanos, particularmente a los que construyen el aeropuerto de Texcoco. A pesar de que ha sentado con ellos y les ha ofrecido su palabra; en la plaza pública, frente a sus fieles, ha cambiado su discurso sin importarle nada. Les ha demostrado que ante sus votantes no hay acuerdo que valga”.

Banxico: incertidumbre por políticas de 4T

Maricarmen Cortés, en Excélsior: “Como anticipaban la mayoría de los analistas del sector privado, la Junta de Gobierno del Banco de México, que preside Alejandro Díaz de León, decidió en forma unánime aumentar las tasas de interés a 8.25%, lo que ayudó en el fortalecimiento del peso, que se vio beneficiado también por el cierre positivo de la oferta de recompra de bonos del NAIM, con una aceptación del 70%; y por el debilitamiento del dólar a nivel internacional tras el alza en las tasas de interés en Estados Unidos”.

Depas de lujo para financiar la Guardia Nacional

Francisco Garfias, en Excélsior: “El tuit de Gerardo Fernández Noroña nos llamó poderosamente la atención. El tono reflejaba molestia y desconcierto por la información que el propio AMLO acababa de dar en su conferencia mañanera. Y es que el Presidente de la República confirmó que la Sedena construirá un desarrollo inmobiliario de lujo en uno de sus terrenos en Santa Fe, para financiar la Guardia Nacional. La idea es urbanizar 30 hectáreas. Lo que se obtenga se empleará en la construcción de alrededor de 80 instalaciones militares para la Guardia Nacional en los estados”.

Los errorcitos

En Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “la contrarreforma impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, esa que busca derogar la ‘mal llamada reforma educativa’, fue sometida al Congreso de la Unión sin el párrafo VII del artículo tercero constitucional. Este da a las universidades a las que se ha otorgado autonomía ‘la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas’. Cuando esta abrogación de la autonomía universitaria quedó de manifiesto, surgieron de inmediato cuestionamientos y protestas de los rectores de las universidades públicas y de muchos estudiantes y profesores. El tema lo resolvió el nuevo gobierno declarando que la omisión había sido un error. La Secretaría de Educación Pública, encabezada por Esteban Moctezuma, afirmó que se había suprimido el concepto de la autonomía universitaria de la Constitución ‘debido a un error en la captura mecanográfica’ […] No sé qué preocupa más: si los funcionarios del nuevo gobierno están realmente cometiendo tantos errores o si están intentando llevar a cabo cambios importantes de política pública de manera subrepticia, solo para echarse para atrás cuando se les exhibe. ¿Realmente podemos creer que un error de mecanografía iba a borrar las autonomías de las universidades? ¿Podemos pensar que las reducciones en los presupuestos de todas las principales universidades del país fueron un mal cálculo? ¿Son tan descuidados los funcionarios a los que el Presidente les ha encargado temas delicados como la contrarreforma educativa o el presupuesto? No sorprende que el Presidente se haya echado para atrás en estos dos casos. La autonomía universitaria y el presupuesto de las universidades son causas políticamente correctas, y Andrés Manuel siempre trata de ser políticamente correcto. El problema es que si estos dos temas han saltado ahora es por el trato especial que siempre reciben las universidades en la discusión política de nuestro país. El presupuesto, sin embargo, está lleno de recortes inquietantes a programas muy importantes para dejar recursos para los proyectos políticos del Presidente, que no son ni los más sensatos ni los más rentables”.

Guardia Nacional: adiós al federalismo

En El Universal, Ricardo Raphael, escribe acerca de todas las implicaciones que traería la creación de la Guardia Nacional: “la pregunta relevante ya no es dónde comenzó, sino dónde terminará la Cuarta Transformación; y no hay otro tema que nos diga más al respecto que la iniciativa presidencial para poner en marcha la todopoderosa Guardia Nacional. Ni la cancelación del aeropuerto de Texcoco, ni la austeridad en los sueldos de la burocracia, ni los superdelegados, ni el tren maya, ni toda la pejefobia o la amlofilia, juntos, son temas que vayan a dividir tanto al país como esta iniciativa que el día de hoy será discutida, y probablemente aprobada, en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados. Se trata de una cirugía mayor a la Carta Magna —acaso sin comparación con ninguna otra desde 1917— porque quiebra la columna vertebral del federalismo mexicano, normaliza indefinidamente la presencia de las fuerzas militares en cualquier parte del territorio mexicano y deja en las manos exclusivas del presidente de la República, el control civil sobre este cuerpo bélico […] una vez que sea aprobada la reforma constitucional que dará vida a la nueva Guardia Nacional, los gobernadores y sus Congresos se volverán actores silentes de la política de seguridad. No podrán oponerse para que las tropas militares tomen control de los caminos, las poblaciones o las ciudades de cualquier entidad federativa, a la hora que decida y cómo lo decida el presidente de México […] Por último, hoy todavía está prohibido que el Presidente de la República ordene a la Guardia Nacional estacionada en una entidad, cruzar la frontera hacia otra entidad —por ejemplo, de Michoacán a Guerrero— sin que el Senado (o la Comisión Permanente) lo autorice expresamente y el Ejecutivo fije ante la Legislatura a cuántos efectivos de ese cuerpo y con qué armamento se cruzarán los límites entre los estados de la República. Pues la iniciativa elimina también este control fundamental del Congreso que ayudó a pacificar México en otros tiempos de nuestra historia. Derogando dos fracciones de los artículos 76 y 78, el presidente podrá movilizar a la Guardia Nacional por todo el país sin tener que rendirle cuenta alguna al Poder Legislativo. En la política de seguridad, tal como sucedería con los poderes locales, también el poder Legislativo se volverá intrascendente”.

La amenaza y la bronca en Morena

En Milenio, el periodista Carlos Puig escribe lo siguiente: “algo se está complicando en el proyecto de seguridad del nuevo gobierno. La apuesta a hacer constitucional la militarización de las fuerzas federales se ha enredado. Solo así se entiende la amenaza, no hay otra manera de llamarla, de Alfonso Durazo cuando advirtió que si no se aprueba la iniciativa de reforma constitucional como está planteada, regresaría a todas las fuerzas militares a sus cuarteles. El tamaño de la absurda amenaza: oigan ciudadanos, los vamos a dejar que se defiendan solitos; debe ser del tamaño de la posibilidad que la iniciativa no esté reuniendo los votos necesarios, y no solo hablo de la oposición. Frente a la orden de Durazo, morenistas que importan han reaccionado. El coordinador de los diputados del partido en el poder, Mario Delgado, tuiteó: ‘Los @DiputadosMorena somos un grupo plural. Vamos a hacer ajustes al dictamen de #GuardiaNacional para escuchar a todas las voces y todos los colectivos. Siempre priorizaremos el debate y la construcción de acuerdos. #4taTransformación’ […] La declaración de Delgado se suma a la de Tatiana Clouthier, que dijo con toda claridad que objeta el mando militar y la prisa. ¿Por qué tan pronto y por qué en la Constitución? Se preguntó Tatiana. Ya dijo Durazo que los que saben pues no le importan, pero tal vez hay un par de buenas ideas por ahí… porque todo indica que la cosa como la planteó se está complicando”.

No tiene por qué cambiar

En Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, escribe que: “he escuchado dos conversaciones permanentes: ojalá le reviente la crisis a Andrés Manuel López Obrador y que va a cambiar ya como Presidente. Sobre el primer tema, lo rechazo, pues en el arrebato creen que la crisis sería de López Obrador, cuando en realidad sería del país y de todos sin excepción; en cuanto a la segunda, no veo porqué vaya a cambiar si ha sido así, al menos, en los últimos 20 años que tengo de conocerlo pero, sobre todo su tenacidad, o terquedad que lo llevó a la Presidencia luego de dos intentos, con una mayoría que le dio, también, el Congreso. Dicho esto, quiero destacar el tono de su paquete fiscal en lo macroeconómico: disciplina fiscal y monetaria […] Donde sí hay un giro, que obedece al cambio de régimen, a sus compromisos de campaña, es en el Presupuesto de Egresos con una marcada carga asistencialista, vertiente clientelar, pero ¡cuándo no ha sido así! Y por si fuera poco, ayer se anotó una victoria internacional que no se veía por la mañana cuando una parte sustancial de la mayoría de los tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México aceptó abrumadoramente, la segunda y última oferta de compra del gobierno mexicano de dólar por dólar más un premio y que llega en un momento crucial en el tránsito de la Ley de Ingresos, hoy, y del PEF. Ya veremos cómo responden los ingresos previstos y cómo el gasto acordado, sobre todo ante la tormenta financiera internacional que ya se otea para el año que viene y que, como todas, nos pegará. Por lo demás, reitero, ni le voy a que le estalle una crisis, que sería de todos, ni va a cambiar de estilo”.

Solución a las drogas

La guerra contra el narcotráfico ha dejado gran número de muertos en nuestro país una ola de violencia creciente con la que aún no ha podido lidiar la autoridad. Ante ello varios caminos parecen ofrecer la solución a esta problemática y en Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe que: “el camino efectivo para poner fin a la violencia del narcotráfico es legalizar todas las drogas prohibidas y regularlas, limitando su uso, desde luego, pero bajo la premisa de su licitud. Porque es la ilegalidad lo que hace caras las sustancias, altas las rentas de quienes se dedican a proveerlas y violentos los tratos por el dominio de un mercado sin ley. La legalización pondría fin a las altas rentas y haría desaparecer paulatinamente ese mercado criminal, como sucedió con el alcohol en Estados Unidos. El segundo mejor camino para lidiar con las drogas prohibidas, pues no se pueden legalizar, es la hipocresía realista de la autoridad, que, frente a una prohibición a todas luces impracticable por la pujanza del mercado, opta por administrarlo más que por perseguirlo a sangre y fuego […]. El Paso es la ciudad más segura de Estados Unidos y cualquiera puede decirle a uno dónde comprar la droga que quiera. La autoridad no hace la guerra, contiene la violencia entre bandas locales que se disputan el mercado y garantiza a la ciudades seguridad pública y abasto razonable. El tercer camino es el que Estados Unidos exporta con la DEA: guerra a muerte contra las drogas, presión sobre los gobiernos para que persigan capos, comprometa a las fuerzas armadas, viole si es necesario derechos humanos, sin importar los miles de muertos. Es el “nuestro”. De los tres caminos, Legalización, Administración y Persecución, prefiero el primero, en su ausencia prefiero el segundo y repudio totalmente el tercero”.

Morena: la disciplina no es suficiente

En Excélsior, Jorge Fernández Menéndez, escribe que: El 2018 concluye con un torbellino de noticias marcadas por el estilo de gobernar del Presidente López Obrador, distinto, diferente, muy encontrado con el de cualquiera de sus predecesores. Un estilo de gobernar que se fraguó durante los cinco largos meses de transición y que se basa en la contraposición constante con el pasado reciente, hasta límites, en algunos casos, de gran intensidad política, pero que, en otros, raya casi en el absurdo […]. El torbellino lleva a reflexionar poco, todo debe ser rápido, inmediato y así se cometen errores […], se habla demasiado y de demasiadas cosas, sobre todo porque era más fácil imponer agenda cuando se era jefe de Gobierno capitalino y aspirante opositor en una larga conferencia de prensa en la madrugada, que cuando se es Presidente de la República y se deben explicar decisiones de gobierno […]. Un fin de año que ha comenzado a exhibir públicamente lo que adelantamos hace meses: el oficialismo y la oposición al régimen conviven en Morena y en el propio gobierno. Las contradicciones internas y las diferencias entre miembros del equipo de gobierno, el Congreso y el partido son cosa de todos los días y se han agravado con el paso de estas tres semanas […]. El tema de la seguridad es, en apariencia, el más complejo a resolver y en donde la estrategia a seguir parece más dubitativa. Es verdad que con la Guardia Nacional se ha concentrado todo o casi todo el control en el ejército, incluso quitando, dijo el Presidente López Obrador en una declaración extraña y que no fue bien explicada, a la Marina ‘de todas las labores en tierra’ […], pero no parece haber un diseño completo, no se ha dicho una palabra de lo que se hará con las policías federal, estatales y municipales y si bien el Presidente ha hablado de un mando único no queda claro tampoco qué tanto comprenderá el mismo. […]. Tampoco es claro lo que sucederá con México en el mundo. Es evidente que se quiere tener la fiesta en paz con Trump, en una lógica muy similar a la del sexenio pasado. Pero llama la atención que aún no tengamos embajadores designados en la mayoría de los países más importantes. Seguramente, se está en el proceso de pedir para ellos el plácet, pero no es un tema menor: con la cancelación de instancias tan importantes como ProMéxico, con la desaparición del Consejo promotor del Turismo y el acotamiento de otras instancias internacionales, mucho de lo que pase en el exterior dependerá directamente de las embajadas y, por ende, del perfil de los embajadores, de un servicio exterior que tendrá que trabajar con menos recursos humanos y materiales y mayores desafíos en un contexto internacional cada día más complejo”.

Trump le pasó la factura a AMLO

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “con la puntualidad de los bancos ayer llegó la factura de lo que algunos opositores consideran como el cobro por no haber echado abajo el T-MEC. Nos dicen que al parecer Donald Trump no se conformó con que le hayan entregado la condecoración de la Orden Mexicana Águila Azteca a su yerno Jared Kushner y decidió utilizar el territorio mexicano como patio trasero para poner ahí a los migrantes centroamericanos que soliciten asilo a Estados Unidos por el tiempo que tome el trámite. Desde luego que el gobierno mexicano asegura que el aceptar recibir a los migrantes aspirantes a asilados es una decisión soberana de México y no una imposición, hay quienes afirman que se trata de un pago. Otra pregunta que sería oportuno hacer es: ¿será un primer pago o solo un pago chiquito?”.

Calidad Moral

Milenio, Trascendió, asegura que: “por cierto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y el Diputado de Morena Alfonso Ramírez Cuéllar se enfrentaron verbalmente y poco faltó para que pasaran a otro nivel, cuando el perredista pidió al legislador congruencia y le recordó cuando irrumpió con caballos en el Palacio Legislativo pidiendo más recursos para el campo. En respuesta, el morenista cuestionó la calidad moral del michoacano para pedir aumento y los ánimos se caldearon tanto que la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, sentada en medio de los dos, tuvo que contener la situación al sujetar discretamente el brazo de Aureoles”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print