La boda fifí o el amor en tiempos de la cólera

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 08 de octubre de 2018. La boda fifí o el amor en tiempos de la cólera: ¿Cómo exigir sobriedad cuando el principal alfil del próximo Presidente está decidido a mostrar que los de ahora se casan con el mismo dispendio y frivolidad que los de antes?… El kínder de Andrés Manuel. Foros tropezantes y el tormento de Moctezuma…

Rayuela

¿A qué mente brillante se le ocurrió juntar a la Ceteg y al SNTE sin previa negociación?

La boda fifí o el amor en tiempos de la cólera

Jorge Zepeda Patterson, en SinEmbargo, escribe sobre la boda fifí de César Yáñez: “Hace unas semanas varios pasajeros de un vuelo de San Diego a Nueva York recibieron una propuesta inusitada. Alguien ofrecía dos asientos de primera clase porque él y su acompañante preferían viajar en clase turista, algo extraño considerando que en un vuelo de casi cinco horas las diferencias que se ofrecen en espacio y servicio entre clase turista y business son verdaderamente apreciadas. El oferente era un miembro del futuro gabinete de López Obrador, y hacía esfuerzos para no ser captado viajando en categoría fifí (los vuelos, pagados con su bolsillo, habían sido comprados en primera clase porque eran los únicos aún disponibles en un vuelo adquirido en el último momento). Por una razón u otra los pasajeros declinaron la ventajosa oferta; unos por desconfianza, otros porque viajaban con más parientes. El proto ministro no quiso hacer más ruido, aceptó su suerte y tomó el asiento de primera clase, esperando no ser reconocido. La fortuna no le favoreció. Poco antes de aterrizar un pasajero que caminaba al baño le tomó una foto desde lejos. Cuando finalmente el futuro funcionario llegó a su hotel en Nueva York, la foto ya circulaba en redes haciendo mofa de la supuesta austeridad de los morenistas. (…) El problema para López Obrador es que una cadena es tan fuerte como el más débil de los eslabones. De nada sirve la disciplina de 99 por ciento del gabinete y del primer círculo si uno sólo de sus miembros pierde el piso subido sobre un ladrillo. Algo que está sucediendo y seguirá sucediendo. Basta uno solo para que las redes sociales y, por ende parte de la opinión pública, condenen como una farsa todos los esfuerzos de sobriedad del resto. Como el “escándalo” de la boda de César Yáñez, probablemente el hombre más cercano a López Obrador en los últimos años. (…) ¿Cómo interpretar su desliz? ¿Una concesión amorosa ante los deseos de su cónyuge a pesar del impacto político? La respuesta, dirán los detractores, es que el poder ejerce sobre la condición humana un efecto corrosivo irresistible y convierte a todos en víctimas de la vanidad, rehenes pasivos de los privilegios. Quiero pensar que no es así, o al menos no para el propio López Obrador que ya pasó por ser Jefe de Gobierno y presidente de partido sin perder el piso. Pero nada de eso sirve si sus escuderos y colaboradores ceden a la tentación. En política forma es fondo. AMLO decía con razón que el ejemplo comienza por los de arriba: ¿Cómo pedir honestidad a un burócrata de ventanilla cuando sabe que sus jefes se embolsan millones impunemente? Ahora habría que decir, ¿cómo exigir sobriedad cuando el principal alfil del próximo Presidente está decidido a mostrar que los de ahora se casan con el mismo dispendio y frivolidad que los de antes?”

El kínder de Andrés Manuel

Raymundo Rivapalacio en El Financiero escribe sobre los excesos e inexperiencia de los cuadros que llegan con López Obrador: “Los escándalos no han dejado de sacudir al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Uno peor que el anterior. Aún no terminaba el incendio en la comunidad científica iniciado por María Elena Álvarez-Buylla, designada como próxima titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, por la intromisión ilegal en los asuntos internos de la institución, agravada por su notoria ignorancia sobre los temas administrativos, legales y de operación del Conacyt que la llevó a pedir que se cancelaran todos los programas y convocatorias hasta nuevo aviso, cuando estalló otro, el de la boda de su colaborador César Yáñez. Y para agravar más las cosas, la publicación de 19 páginas de la revista ¡Hola!, da los pormenores de la ceremonia religiosa y la fiesta, que no tendría nada de malo salvo que es exactamente lo contrario a lo que pregona el presidente electo. De manera involuntaria, López Obrador apareció en la portada de una publicación que representa todo lo que él repudia y cuya retórica inflamatoria contra quienes ahí simbolizan lo que quiere derruir, le dio más de 30 millones de votos, superando a todos sus adversarios juntos. Inocencia, torpeza, insensibilidad o ignorancia, son varias de las categorías en las que incurrieron sus colaboradores, cuyos casos, sin embargo, no son algo excepcional dentro de la transición que se está viviendo en la administración pública, sino el último de los crecientes incidentes en los que está incurriendo una buena parte del equipo del presidente electo. Lo que está aflorando en las reuniones entre los equipos de López Obrador y del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, es la asimetría de conocimientos que los lleva a equivocaciones y los mete en contradicciones. Como botones de muestra: En una de las reuniones en el sector salud, los representantes del gobierno informaron que en octubre se tienen que hacer las compras de medicamentos, y que les dijeran si las hacían o no. Uno de los miembros del equipo del presidente electo dijo que ya no se comprara nada, y que en diciembre revisarían las compras. Carlos Manuel Urzúa, el secretario de Hacienda designado, intervino. Por supuesto que debían comprarlas conforme a lo programado. De otra forma, tenía claro, el primer gran problema de López Obrador iba a ser el desabasto de medicinas. (…) La novatez del gobierno entrante produce escalofríos. No han sido pocas las veces que los cambios de gobierno producen choques entre los que llegan y los que salen, crisis, o largas y costosas curvas de aprendizaje. En este caso, las inconsistencias y las contradicciones, las divisiones dentro del equipo y sus conflictos cada vez más públicos, añaden combustible al incendio. Pero hay algo distinto, afortunadamente, en esta ocasión. Todos los errores cometidos no están haciendo daño a nadie más que a ellos mismos. Este equipo no será gobierno hasta el primero de diciembre, por lo que pueden seguir experimentando, cayéndose, haciendo el ridículo y aprender, porque el kínder de López Obrador tiene la grandiosa oportunidad de pasar de año”.

Foros tropezantes

En La Jornada, Julio Hernández López, escribe que: “un foro en busca de acuerdos sobre temas educativos fue impedido de realizarse ayer en Acapulco, en el marco del enfrentamiento creciente entre el sindicalismo no oficialista (que se expresa no sólo a través de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, sino también de agrupaciones regionales como, en el caso, la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero) y el flanco oficialista ahora con dos polos, Juan Díaz de la Torre como residuo peñista y Elba Esther Gordillo como opción revanchista. Un día antes, Alfonso Durazo, propuesto para ser secretario federal de Seguridad Pública, anunció la cancelación de cinco foros presenciales sobre pacificación y reconciliación nacionales, según eso con el fin de tener tiempo suficiente para sistematizar las propuestas recogidas de anteriores encuentros similares. Tal cancelación hará que si alguien aún deseara participar en esos foros tendría que hacerlo a través de una plataforma de Internet: por esa vía, en dado caso, estarían aportando testimonios, críticas y propuestas los habitantes de Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Morelos y Tabasco. Las reuniones celebradas hasta ahora habían resultado de difícil manejo para los futuros funcionarios, particularmente por el choque entre la postura del gobierno venidero, de otorgar perdón a los verdugos, y la de los familiares de las víctimas, en el sentido de exigir justicia institucional y dejar el perdón al ámbito íntimo de cada persona”.

El tormento de Moctezuma

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “procedentes de la Costa Grande, unos 300 activistas guerrerenses de la disidencia magisterial se manifestaron ayer en Acapulco marchando por la costera Miguel Alemán con el rostro cubierto, blandiendo garrotes y lanzando consignas contra la “mal llamada reforma educativa” (lo cual es falso: se reformó la Constitución), ignorantes de que, en todo caso, se refieren a una mala reforma educativa. Llegaron a reventar el Foro de Consulta Estatal Participativa que se realizaba en el centro de convenciones y para agredir a profesores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, contra quienes lanzaron decenas de sillas de metal. Celebro el optimismo del próximo secretario federal del ramo, Esteban Moctezuma, quien recordó que esos foros ‘son para conciliar’ y llegar a un acuerdo ‘que nos lleve a una mejor educación…’. De persistir el gobierno que viene en complacer a los profes menos capacitados y más rijosos y vandálicos del país, como son los militantes y afines a la panchera Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, ese propósito, simplemente, nunca se logrará”.

Las víctimas batearon a AMLO… y luego él las bateó

Los foros organizados por el equipo del próximo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, en materia de seguridad y educación parecían en principio una buena idea, sin embargo, desde el principio enfrentaron dificultades evidentes, como el rechazo de las víctimas a la propuesta del tabasqueño de una amnistía, y más recientemente la irrupción violenta de un grupo de personas en uno de los foros de educación en Guerrero. El Universal, Carlos Loret de Mola, escribe que: “quizá el mayor acierto de Andrés Manuel López Obrador en campaña fue su capacidad de resumir en ideas y frases sencillas el hartazgo de una sociedad golpeada por la corrupción, los abusos y la indiferencia oficiales […] Pero hubo un tema en el que ese enfoque nunca cuajó: el del perdón como respuesta a la profunda crisis de seguridad que enfrenta el país. Desde la campaña, la idea vaga de una amnistía fue mal recibida […] su idea del perdón fue rechazada de manera unánime y contundente por sus principales receptores: los familiares de desaparecidos y las víctimas de la violencia […] Este fin de semana, el equipo del próximo secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien ha tenido que plantar cara a los reclamos, anunció que decidió cancelar los foros con víctimas programados ni más ni menos que en Veracruz, Sinaloa, Tabasco, Morelos y Tamaulipas, cinco de las entidades más golpeadas por la violencia criminal. La razón esgrimida está empapada de una insensibilidad que choca con el discurso de años de Morena sobre el tema: el senador morenista que lo anunció, Rubén Rocha Moya, dijo que Durazo se dedicará a trabajar en la estructura de la nueva Secretaría y ‘ya no puede estar atendiendo foros’. Luego dio una dirección de internet para que las víctimas manden sus propuestas. Hasta ahora, la idea del perdón ha reprobado el examen de las víctimas. ¿Es el primer gran fracaso del sexenio, antes incluso de iniciar? Lo sabremos pronto, cuando el futuro secretario Durazo salga de este repliegue táctico —así me lo imagino— y puntualice su estrategia para enfrentar la crisis que heredan. Porque AMLO es presidente de facto, y en lo que a la violencia toca, no cabe más el mitin con “ideas fuerza” del ejército de paz, la guardia civil desarmada, los abrazos no balazos, los becarios no sicarios…”.

¿Dónde cabe la nueva fiscalía para la paz?

En Milenio, Carlos Puig, escribe que: “a lo largo de esta inédita transición la mayor confusión en el equipo del próximo gobierno ha sido en seguridad. En otros temas, más allá de las opiniones sobre las propuestas, hay una idea clara de qué se quiere hacer. No en seguridad […] La semana pasada una nueva idea, o según quien la anunció, una primera conclusión: la coordinadora de los Foros por la Pacificación y Reconciliación Nacional y representante del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, Loretta Ortiz, anunció que ‘para atender el problema de la justicia se está redactando un proyecto de ley, que es la ley general, que establece el Sistema Integral para la Justicia, Verdad, Garantía de no Repetición y Reparación a las Víctimas’ […] El perdón que pidió López Obrador en el primer foro ha quedado, no avanzó. ¿Dónde cabe esa fiscalía? Los últimos días de septiembre la bancada de Morena presentó al Senado la iniciativa para crear la nueva Fiscalía General de la República. La presentó la próxima secretaria de Gobernación y hoy senadora, Olga Sánchez Cordero. Contiene cuatro fiscalías, ninguna de ellas la que anunció Ortiz […] ¿Qué nuevas instituciones contiene ese nuevo ‘sistema integral’ que repiten funciones de otras instituciones ya existentes como la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas? ¿O serán las mismas? ¿Dónde estará Loretta Ortiz a partir del primero de diciembre? No está mal que se haya escuchado la exigencia de justicia y verdad por encima del perdón a ciegas, pero el asunto es de tal gravedad, las voces siguen siendo tantas, que uno espera que no quede todo en un batidillo ineficiente frente a nuestra tragedia”.

El Tratado (AMEC)… leído entre líneas

Enrique Quintana, en E financiero explica los ajustes en el capítulo energético del AMEC: “Uno de los capítulos del AMEC (TLCAN) que causó inicialmente gran tensión fue el del sector energía. En una primera redacción, se reconocía la reforma energética en México. Tras el triunfo electoral de AMLO y su intervención en la negociación, se pretendió quitarlo por completo. El resultado final fue una redacción de un par de párrafos. El nuevo capítulo 8 del AMEC, artículo 8.1, apartado 2, dice lo siguiente: “En el caso específico de México y sin prejuicio de sus derechos y remedios, disponibles en este Acuerdo, EU y Canadá reconocen: a) México se reserva el derecho soberano de reformar su Constitución y su legislación doméstica; b) El Estado mexicano tiene la propiedad directa, inalienable e imprescriptible de todos los hidrocarburos en su subsuelo…”. Leído así, pareciera que el gobierno de AMLO deja abierta la posibilidad de reformar la Constitución para echar para atrás la reforma energética, sin que ese hecho entre en conflicto con el nuevo Tratado. Sin embargo, quienes ya han celebrado contratos con el Estado mexicano para desarrollar proyectos en el área de hidrocarburos, seguirán protegidos por el nuevo Tratado, pues lo que antes estaba en el capítulo 11 ahora pasa al capítulo 14, en el que se detallan las modalidades para reclamar afectaciones a las inversiones de EU en México si éstas se encuentran en sectores de hidrocarburos, telecomunicaciones, generación de energía, transporte y proyectos de infraestructura. Se consiguió que el próximo gobierno no tenga restricciones para modificar la Constitución, pero a las empresas que ya firmaron contratos en el marco de la reforma energética, se les da certeza en cuanto a la protección de sus inversiones”.

La amapola del general Cienfuegos

Jorge G. Castañeda escribe en El Financiero acerca de la declaración del General Cienfuegos acerca de la legalización de la amapola: “Nunca he sido un gran admirador del general Salvador Cienfuegos, Secretario de la Defensa Nacional, ni del papel de las Fuerzas Armadas en la guerra contra las drogas. Fue un error haber lanzado al Ejército a esta guerra absurda, con el pretexto de que Lázaro Cárdenas, entonces gobernador de Michoacán, solicitó la intervención de los militares al presidente Felipe Calderón. Llevo más de diez años buscando una huella directa, pública y explícita de dicha solicitud, y no la encuentro. Quizás ahora con sus nuevas responsabilidades Cárdenas Batel nos aclare el tema. Pero Cienfuegos hizo el viernes una declaración de enorme trascendencia, aunque ya vaya de salida del cargo, al inaugurar un cuartel en Guerrero. Según Reforma y la agencia Reuters, Cienfuegos dijo: “Ya está en la mesa (la propuesta de la legalización del cultivo de la amapola para fines medicinales). Creo que puede ser una salida. Habrá que ver cómo se atendería la seguridad de los campesinos que ya no la van a vender a los delincuentes sino al gobierno para hacer la morfina…”. Que el titular de la Sedena afirme lo que muchos hemos propuesto desde hace años es lo mejor que le he escuchado al gobierno de Peña Nieto. No hay comparación posible entre la aceptación o apoyo del Ejército (y Cienfuegos es el jefe operativo del mismo) a la legalización del cultivo de la amapola, y la multitud de opiniones de expertos, comentócratas, ex-presidentes o académicos. Constituye un cambio de 180 grados en la postura pública de los militares, y de alguien que seguramente influirá en la designación de su sucesor, que no tendría por qué enarbolar una posición diferente. (…) Estados Unidos ya ha aceptado interpretaciones múltiples de las Convenciones de Drogas y del mandato de la JIFE. Esto no significa, sin embargo, que Trump lo hará hoy, en plena crisis de opioides, y con México. Por otra parte, una cosa es lo que diga Cienfuegos, insisto, ya de salida, y otra la que decide Andrés Manuel López Obrador. Varios colaboradores suyos han insinuado o, como Olga Sánchez Cordero, claramente expresado, que coinciden con la idea de la legalización de la amapola para fines médicos. Pero seguimos sin saber qué piensa AMLO, y menos aún si mantener la misma postura antidrogas fue uno de los acuerdos secretos no comerciales del USMCA, y que AMLO suscribió. Hay que felicitar al general secretario –honor a quien honor merece– pero no hacernos ilusiones hasta el 1 de diciembre. Si AMLO abandona la guerra y legaliza, su sexenio ya en sí habrá valido la pena”.

De segunda

En Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “uno de los principios fundamentales del liberalismo que Andrés Manuel López Obrador dice admirar es que la ley debe aplicarse a todos por igual. No puede haber ni los fueros especiales ni los tratos preferenciales que los conservadores favorecían para preservar sus privilegios. Las políticas que está anunciando el Presidente electo, sin embargo, se distancian radicalmente de ese principio […] Es positivo que un gobierno de izquierda baje los impuestos, pero el problema es que se trata de una reducción que solo beneficiará a unos cuantos, como si hubiera mexicanos de primera y de segunda […] Las reducciones de impuestos representarán un gran beneficio para los mexicanos de primera. El comercio en Tijuana, por ejemplo, tendrá un gran impulso por la baja de IVA. Los mexicanos de segunda, sin embargo, serán perjudicados. En Ensenada, a 100 kilómetros de la frontera, se seguirá pagando 16 por ciento de IVA, por lo que la gente preferirá ir a Tijuana a hacer sus compras. El golpe al comercio ensenadense será muy fuerte. En cuanto al ISR, muchas empresas preferirán establecer sus cuarteles generales en la franja fronteriza. La diferencia entre permanecer en Ensenada y pagar 30 por ciento o establecerse en Tijuana y cubrir 20 será enorme. Habrá una fuerte pérdida para los estados y ciudades que no estén en la frontera. Quizá López Obrador debería recordar el principio fundamental de ese liberalismo que dice defender: todos somos iguales ante la ley. Cobrar altos impuestos a los mexicanos de segunda y solo la mitad a los de primera es injusto y generará enormes distorsiones económicas. Hay que bajar impuestos, sí, pero en todo el país”.

Transformación ¿con caciques violentos?

En Excélsior, Pascal Beltrán del Río, escribe que: “la madrugada del sábado pasado, la camioneta del diputado federal hidalguense Cipriano Charrez Pedraza (Morena), una Ford Raptor (precio: 1.3 millones de pesos) se estrelló contra un taxi Volkswagen Pointer. Según se aprecia en un video del percance, el legislador es retirado rápidamente de la escena por una persona, que medios locales han identificado como un escolta […] A juzgar por datos publicados en la prensa estatal, Charrez parece tener una inclinación por la violencia. El mes pasado, priistas y morenistas se enfrentaron por el control del Congreso local, él fue mencionado entre quienes provocaron destrozos. En 2011, se abrió una causa penal por un enfrentamiento a golpes entre los hermanos. En 2016, cuando Cipriano competía por la diputación estatal, se reveló una serie de imágenes en las que su hijo aparecía con armas de alto poder. Él mismo las había subido a su página de Facebook con frases como ‘Fierro, pariente, que nadie se meta conmigo’ y ‘Como dice mi padre: de que lloren en mi casa a que lloren en la suya, que lloren en la suya’. Hoy están llorando en la casa de un taxista que murió calcinado en su auto, mientras el diputado morenista dejó la escena”.

La salud de AMLO

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “una de las cosas a las que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, deberá acostumbrarse es que ahora su salud es un tema de interés para todo el país. El fin de semana comenzaron a circular en redes sociales imágenes de don Andrés en las que se aseguraba que había acudido al Instituto Nacional de Cardiología. Ayer, el mandatario electo confirmó la visita que realizó el pasado 2 de octubre a dicha institución médica para una revisión de rutina, de la que, asegura, salió sin mayor novedad. No hubo más comentarios al respecto, pero nos dicen que es posible que, una vez que asuma el cargo, opte por atenderse en los servicios públicos de salud. Los presidentes de la República, como comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, solían recibir atención médica en el Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial, sin embargo, ante la desaparición de este órgano técnico militar, el nuevo presidente decidirá quién se hará cargo de dar seguimiento a su estado de salud”.

Misión casi imposible

Milenio, Trascendió, asegura que: “la propuesta del gabinete de Andrés Manuel López Obrador de buscar consenso en Naciones Unidas para legalizar la amapola con fines medicinales se avizora como una misión casi imposible. Y es que además de estar clasificada dentro de los estupefacientes estrictamente prohibidos, para lograr siquiera un debate deberá convencer a todos los países miembros y las discusiones podrían prolongarse hasta 12 años. A ver”.

Ya no les gusta la austeridad

Reforma, Templo Mayor, asegura que: “cuentan que a los diputados del flamante Congreso de la Ciudad de México ya no les está gustando eso de la austeridad… especialmente cuando se la quieren aplicar a ellos. Según lo que se comenta en el recinto de Donceles, varios legisladores están inconformes porque no pueden contratar a sus cuates y compadres para integrar sus equipos. Y lo que menos les gusta es tener que trabajar con personal de base, pues los consideran poco productivos. Y es que los sindicalizados cuentan con dos periodos de vacaciones al año de 15 días cada uno -¡un mes de vacaciones!-, más cinco días “económicos” que pueden tomar en cualquier momento, gozan de todos los días feriados del calendario y en el aniversario de su sindicato, pueden tomar otro día o se los pagan doble. Esas y otras prestaciones, obviamente, no se las sacaron de la manga los sindicatos, sino que fueron aprobadas por los mismos partidos políticos en pasadas legislaturas. Así que ahora con eso es con lo que tienen que trabajar. Y a ver si se apuran, pues ya van para un mes y apenas han podido instalar cuatro comisiones legislativas”.

¿No que no?

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “nos habían asegurado que los datos de todos los mexicanos estaban protegidos y que nunca más se vulneraría la seguridad. Que confiáramos. Pues el INE, a cargo del consejero Lorenzo Córdova, denunció la venta de la Lista Nominal de Electores de 2015, ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales de la PGR, la Agencia de Investigación Criminal y la Policía Cibernética, pues el listado aparecída, casualmente, en un sitio de ventas por internet. Los integrantes del INE pusieron el grito en el cielo después de que el pasado 3 de octubre, luego de confirmar que los datos que se ofrecían correspondían a la Lista Nominal mencionada. No es un tema menor. Y debe haber consecuencias”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print