Los Presidentes también padecen

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Por varios sexenios, las enfermedades o padecimientos que aquejaban a los jefes de estado no salían a la luz pública, trataban de ocultar sus dolores o debilidades pues la imagen de los mandatarios federales debía ser de un individuo sano, vigoroso y superior a todos los demás mexicanos. Solo se rumoraba acerca de su estado de salud pero nada en concreto.

De los ex presidentes Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y Adolfo Ruiz Cortinez nunca se supo nada, al menos de este último, ya que, cuando llegó a la presidencia, tenía 62 años. Del ex presidente, Manuel Ávila Camacho se decía que había tenido una delicada crisis que lo tuvo en cama más de una semana, aunque nunca se supo nada.

De Adolfo López Mateos se supo, que tenía fuertes dolores de migrañas y, se curaba con puñados de aspirinas que siempre llevaba en sus bolsillos. Ya como ex presidente y luego de sus fuertes dolores de aneurismas, falleció en 1969. Díaz Ordaz fue operado por un desprendimiento de retina del ojo derecho y, apareció en fotos con un parche posoperatorio. Luis Echeverria, su sucesor, padecía de dolores renales y que nadie lo podía atender más que su hermano.

Del ex mandatario, Miguel de la Madrid, solo se sabe que fumaba mucho, en 2012 falleció, por enfisema pulmonar. Carlos Salinas de Gortari, en 1993, entró al quirófano por apendicitis y, Ernesto Zedillo, en julio de 1997, manifestó que había sido intervenido en la rodilla derecha, tras haberse lastimado jugando tenis con Oliver Fernández.

Vicente Fox, el sexagésimo presidente, y primer jefe de estado panista, se sometió a una cirugía, para corregir una hernia discal. Felipe Calderón, lo operaron en dos ocasiones, la primera fue por fractura en el húmero, luego de caer de una bicicleta en los jardines de Los Pinos; la segunda, fue en una rodilla tras jugar una cascarita de fútbol. Igualmente a Peña Nieto ha estado en dos ocasiones en el quirófano, de un nódulo tiroideo y de la vesícula biliar.

Del próximo presidente Andrés Manuel López Obrador se sabe que sufrió un infarto en diciembre de 2013, que en los últimos años ha sufrido fuertes dolores de espalda y, que el año pasado antes de las precampañas le quemaron los nervios en la zona de la nuca para no sentir el dolor. Esto último fue gracias a la información que difundió el periodista Carlos Loret de Mola en su columna de El Universal la semana pasada. También, gracias al periódico, se dio a conocer que, el 2 de octubre el presidente electo visitó el Instituto Nacional de Cardiología, una revisión de rutina, dijo.

No es morbo, creo que los mexicanos tenemos derecho a conocer el estado de salud de la persona que tiene la máxima autoridad en el país. Ya no vivimos la época en la que el presidente lucía fuerte, invencible, sin malestares o enfermedades que lo aquejaran. Esperemos que ahora con la 4T, conozcamos más a fondo las condiciones de salud en las que se encuentra el presidente y su gabinete, ya que siendo ellos autoridades, lo que suceda con ellos es de interés público.

Tercer Tercio

¡Agárrense! Hoy estará en Durango Andrés Manuel López Obrador, viene en su gira del agradecimiento, pero también viene a poner a uno que otro morenista desubicado en su lugar. Sostendrá una reunión en privado con el gobernador José Aispuro Torres y el delegado Enrique Novelo. ¿Replicará lo que ha venido diciendo en otras entidades, de que el delegado es y será el único que tenga comunicación con el presidente? Aún no es halloween y ya me dio escalofríos.

@heber _GH

 

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print