Militares y cierre de ducto…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del martes 22 de enero 2019. Militares y cierre de ducto: Al lopezobradorismo se le pretende culpar por no usar de forma represiva a las reducidas fuerzas militares presentes para cercar el ducto roto e impedir la presencia de pobladores. De haberse dado esa acometida castrense, hoy estarían desbordadas las acusaciones contra el gobierno federal. Elecciones 2019… los electores irán a las urnas (probada ya la alternancia local y federal) me parece juzgando los actos de gobierno y no las propuestas o las intenciones…

Rayuela

Daniel Ortega está decidido a acallar voces críticas. Unas mueren y otras tienen que abandonar Nicaragua. Y todavía hay quien lo defiende.

Elecciones 2019

Samuel Aguilar Solís, en El Financiero, escribe sobre el año electoral que viene: “Este año habrá elecciones para elegir gobernador, congreso local (17 diputaciones de mayoría relativa) y los cinco ayuntamientos en Baja California; los 39 ayuntamientos de Durango; los 11 ayuntamientos de Aguascalientes; en Quintana Roo se eligen 15 diputaciones de mayoría relativa y Tamaulipas elige 22 diputaciones de mayoría relativa al congreso local, aparte de que lo más seguro es que la elección para el nuevo Gobernador(a) de Puebla, también se empate con estas elecciones locales para el día 2 de junio. Estas elecciones sin duda son singulares, se dan 11 meses después de que Andrés Manuel López Obrador y su movimiento político MORENA ganara de una manera contundente la Presidencia de la República y la mayoría del Congreso Federal junto con sus aliados, el Partido Encuentro Social y del Trabajo, pero también las gubernaturas que estuvieron en juego y la mayoría de los congresos locales en esas elecciones concurrentes. Ahora cinco meses después de haber asumido el poder presidencial, los ciudadanos tienen ya elementos para hacer una valoración sobre el ejercicio del poder, además de que AMLO, NO va en la boleta; se verá también cómo los ciudadanos evalúan a los gobernadores de esas entidades, a mitad de su mandato (salvo Puebla claro), y a los actuales alcaldes y diputados locales. Pero se dará este proceso electoral en un contexto de crisis del sistema de partidos políticos, el mismo que justo el 2 de julio del año pasado voló por los aires y que hasta hoy no se ha recompuesto ni en lo general ni cada uno de ellos y con una desprestigiada “clase política», que según Consulta Mitofsky en una encuesta de octubre del año pasado, los partidos políticos, los diputados y senadores tienen una calificación de confianza de apenas por encima del 5 ( en una escala de 10), mientras que AMLO según la última medición de El Financiero terminada el 11 de enero, el 76 por ciento de los consultados aprueba el trabajo del Presidente en medio del desabasto de gasolina en varias entidades del país y de su estrategia de combate al robo del combustible. Las elecciones locales del 2 de junio se van a dar con un movimiento como MORENA que aun teniendo el poder que tiene ya en la estructura de poder nacional, no cuenta con una estructura orgánica sólida, aparte de un fuerte voluntarismo, persisten y ahora con más fuerza, el canibalismo político por las posiciones en sus diferentes corrientes y actores de ese variopinto movimiento político. (…) Ahora los electores irán a las urnas (probada ya la alternancia local y federal) me parece juzgando los actos de gobierno y no las propuestas o las intenciones porque los que ahora gobiernan ya saben que es más difícil ejercer el poder que acceder a él.

Suenan tambores de guerra, y un grupo ungido por Cárdenas pide la cabeza de Romero Deschamps

Dulce Olvera, en sin embargo, escribe lo siguiente: “Luego de las últimas elecciones –calificadas de “fraudulentas”–, cuando Carlos Romero Deschamps fue reelecto como líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana por quinta ocasión, tres trabajadores de Pemex comenzaron a recorrer el país. Escucharon de sus compañeros quejas de extorsión a cambio de contratos o plazas y acoso sexual contra las mujeres por parte de líderes sindicales. También dieron cuenta de que hay denuncias penales contra los abusos de la actual dirigencia del STPRM. Ante las constantes violaciones a sus derechos laborales, los petroleros opositores conformaron el sindicato Petromex, al que definen como horizontal y transparente. Con apoyo del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y el visto bueno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sólo esperan la toma de nota de la Secretaría del Trabajo para dar la gran batalla contra Romero Deschamps”.

Cárteles se disputan el control de territorios huachicoleros en Hidalgo

Gustavo Castillo y Juan Ricardo Montoya, en La Jornada, escriben lo siguiente: “Los municipios hidalguenses de Tula, Pachuca, Mineral de la Reforma, Tlahuelilpan, Ajacuba, Tepeji del Río, Tlaxcoapan, Tetepango y Tezontepec de Aldama, por los que cruzan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), se han convertido en territorios en disputa entre bandas locales y supuestos integrantes de los cárteles de Los Zetas y Jalisco Nueva Generación (CJNG). Funcionarios federales que han acudido a investigar lo sucedido en Tlahuelilpan señalaron que desde hace unos meses los grupos delictivos locales han sido presionados para pagar derecho de piso a supuestos integrantes de cárteles, y esta lucha ha derivado en al menos cinco casos de homicidio en contra de presuntos líderes de bandas dedicadas al robo de combustibles (huachicoleo). La explosión registrada en una toma clandestina en Tlahuelilpan el pasado viernes y que hasta el momento ha dejado un saldo de 91 personas fallecidas y 49 lesionadas que siguen hospitalizadas, ha generado líneas de investigación para detectar bodegas de almacenamiento de combustible robado en municipios o colonias aledañas a San Primitivo, ya que algunos pobladores han declarado a las autoridades que en el lugar de la explosión se extraían miles de litros que eran transportados en contenedores colocados en las bateas de camiones o camionetas. En Tlahuelilpan, de acuerdo con testimonios obtenidos por La Jornada de pobladores que perdieron a familiares a consecuencia del estallido, refirieron que el grupo que controlaba la toma clandestina vendía el litro de gasolina en tres pesos, hasta finales de noviembre, cuando se cerró el ducto y ese tramo fue reparado por trabajadores de Pemex a principios de enero”.

Militares y cierre de ducto

Julio Hernández López, en La Jornada, escribe que: “A los críticos y adversarios del gobierno aspirante a consumar la Cuarta Transformación nacional les cayó como regalo del cielo la precisión que realizó el equipo lopezobradorista sobre el tiempo que tardó en ser cerrado el ducto pinchado en Tlahuelilpan, Hidalgo, donde se suscitó una tragedia que a la hora de cerrar esta columna había sumado 91 muertos y decenas de heridos. El secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, reconoció el domingo que la tardanza en cerrar el ducto se debió a que no se consideró relevante tal hecho. El lunes, en la conferencia presidencial mañanera, el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza (ORO), dio datos que luego llevaron al nuevo fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero (AGeMa) a anunciar que se recolectarán declaraciones y testimonios (de funcionarios federales y estatales) sobre el tiempo y acciones realizadas en aquel poblado de Hidalgo. Es destemplado el litigio político que se vive entre quienes pretenden adjudicar la tragedia de Tlahuelilpan a las actuales autoridades y quienes consideran que el presente dramático es consecuencia de omisiones y complicidades del pasado lejano y reciente. Al lopezobradorismo se le pretende culpar por no usar de forma represiva a las reducidas fuerzas militares presentes para cercar el ducto roto e impedir la presencia de pobladores. De haberse dado esa acometida castrense, hoy estarían desbordadas las acusaciones contra el gobierno federal. También se pretende responsabilizar a Palacio Nacional por el tiempo que se tardó en cerrar el multimencionado ducto. La batalla lopezobradorista contra la corrupción en general, y contra el robo de combustible en particular, sale del tramo políticamente envenenado que le ha sido construido a partir de Tlahuelilpan, pero evidentemente es sólo una batalla más de una larga guerra en la que naturalmente habrá bajas de todo tipo”.

‘Huachicoleo’ para principiantes

En Milenio, Carlos Marín, da una breve reseña de sobre este problema y escribe que: “para improvisar tomas clandestinas en ductos y poliductos basta horadarlos y colocar un grifo para extraer el combustible con la misma facilidad con que se toma el agua de una llave de jardín […]. La instalación es relativamente rápida, lo que da lugar a que las válvulas funcionen bien para su apertura y cierre, o mal si quedan fugas que se vuelven incontrolables para los delincuentes. Con ese procedimiento, tan solo en 2018 Pemex registró 12 mil 581 tomas clandestinas, las más cuantiosas: mil 815 en Puebla, mil 726 en Hidalgo, mil 547 en Guanajuato, mil 268 en el Estado de México, mil 263 en Jalisco, mil 80 en Tamaulipas y muchas menos, pero en casi todas las entidades federativas […]. Para el saqueo se perforan por igual ductos […] y poliductos […]. El diámetro aproximado de la tubería va de 10 a 40 pulgadas […] de diámetro y los tendidos pueden ser de una línea o, en los derechos de vía, cinco en paralelo. Están casi siempre bajo tierra, pero sobre la superficie en hondonadas y cañadas. Los huachicoleros disponen para popotear de casi 40 mil kilómetros de tubería […] […]. Sin contar los ductos que maneja Cenagas (tiene seguridad privada), la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Pemex tiene a su cargo más de 50 mil kilómetros (contados los de gas). En poco más de tres años, incluido lo que lleva el gobierno actual, los criminales han puesto 32 mil 604 tomas clandestinas, de las cuales, en el mismo lapso, es ínfimo y ridículo el número de las que se han ‘reparado’ […]: ¡70! (seis en 2016, 38 en 2017, 23 en 2018 y tres en el enero que corre, según el reporte de ayer del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza). Si tal es la dimensión del problema, el de la empresa es mayor: cuando se detectan bajas de presión (solo aproximaciones a lo largo de kilómetros) y se manda localizar y ‘reparar’ el saqueo, el personal de planta cumple, sí, pero solo sus funciones precisas y turnos específicos. De ahí la instrucción ya denunciada de que no se diera parte al Ministerio Público y mejor enviar a los satanizados empleados de confianza… que son proporcionalmente unos cuantos, mal equipados y peor pagados”.

Tlahuelilpan no puede quedar impune

En Excélsior, Leo Zuckermann, escribe que: “López Obrador heredó una crisis del Estado de derecho que explica, en buena medida, la corrupción, inseguridad y crecimiento económico mediocre. En este país, la triste realidad es que la ley es indicativa, no obligatoria. Los que deciden violarla, que son muchos y de todas las clases sociales, tienen una bajísima probabilidad de que los castiguen. En el desenlace final de la tragedia de Tlahuelilpan, el Presidente tiene la gran oportunidad de demostrar que va en serio con su promesa de cambiar este país para bien. 90 muertos y decenas de heridos y desaparecidos no pueden quedar impunes. Tlahuelilpan 2019 no puede acabar como la Guardería ABC de Hermosillo en 2009 […]. Lo que nunca cambió fue la total impunidad. De los 19 funcionarios que en algún momento fueron mencionados como posibles responsables de los hechos, ni uno solo fue procesado judicialmente. Nadie pisó la cárcel. Todos exonerados. Una vergüenza nacional […]. En el caso de la Guardería ABC, el ministro Arturo Zaldívar, hoy Presidente de la Suprema Corte de Justicia, investigó las posibles violaciones graves a los derechos humanos por el incendio. En su proyecto de sentencia, responsabilizó a […] funcionarios federales, estatales y municipales de menor jerarquía. Por primera vez en la historia, un ministro del máximo tribunal del país propuso responsabilizar de violaciones graves a los derechos humanos a funcionarios de primer nivel […]. Con su decisión, la Suprema Corte envió el ominoso mensaje de que en México no había consecuencias frente a la muerte de 49 niños. No puede ocurrir lo mismo diez años después. Para empezar, el nuevo fiscal general de la República, Alejandro Gertz, debe investigar, procesar y encarcelar a todos los responsables directos de la muerte de 90 personas. Si es cierto, como afirman algunos lopezobradoristas, que detrás de esto hay un intento de sabotear y desestabilizar al gobierno de AMLO, pues que las autoridades judiciales encuentren y presenten las pruebas y a los presuntos responsables. Luego está la responsabilidad política. Ahí entra el Presidente López Obrador, quien debería evaluar seriamente la actuación de los funcionarios de Pemex, del Ejército y la Policía Federal. Por definición, cuando hay tantos muertos, alguien hizo mal su chamba, ya sea por comisión u omisión […]. Ni jurídica ni políticamente, Tlahuelilpan puede quedar impune. Si de verdad queremos un Estado de derecho, debe haber consecuencias por la muerte de 90 personas en un extraño y delirante carnaval de huachicoleo. De lo contrario, si no pasa nada, tal y como sucedió hace una década, se demostrará el gatopardismo del gobierno de AMLO: cambiar todo para que todo siga igual”.

El Presidente ante Tlahuelilpan

Héctor Aguilar Camín, en Milenio, escribe que: “le dio la cara a la tragedia, explicó la conducta del Ejército al replegarse frente a la multitud incontrolable que recogía gasolina, y dejó ver, en un caso dramático, lo que quiere decir su estrategia de ‘no apagar fuego con fuego’: no confrontar bajo ninguna circunstancia la fuerza del Estado con la ciudadanía. Sobre todo, le habló a la gente involucrada en la tragedia, solicitando de ella la información del fenómeno tal como se da a ras de tierra, reconociendo, con claridad pedagógica, lo que al gobierno y a la sociedad le falta por saber para actuar con eficacia. Dijo: ‘Yo pido a la gente de Hidalgo, inclusive a los que participaron, que nos ayuden y que den su versión, no solo de lo que sucedió el día de ayer, sino el porqué de esta actitud. Estoy seguro de que nos van a ayudar y vamos a poder reconstruir lo que sucede realmente. Es importante saber cómo se da esta práctica en lo comunitario, quién lleva a cabo la perforación del ducto, quién o quiénes, cuándo se sabe si hay una fuga, si se prepara, quién convoca, quién llama, cómo acude tanta gente, ¿por qué los recipientes? ¿Qué se hace con ese combustible? ¿Se utiliza para consumo de los que lo recogen o se vende? ¿Cómo se vende? ¿Quiénes compran?’. Creo que la postura del Presidente en esto es impecable. Difiero solo en un aspecto: su vieja propensión a explicar la conducta criminal por la pobreza […]. La pobreza puede explicar que alguien delinca por privación, como el Jean Valjean de Víctor Hugo, pero la aparente verdad sociológica de esta explicación tiene un sesgo clasista y hace poca justicia a la calidad humana que puede hallarse en la pobreza. La pobreza no es una fatalidad criminal y los pobres no son candidatos naturales, ‘obligados’ al delito”.

AMLO no acudirá a zonas de riesgo

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “después de un análisis serio de riesgos, el equipo de seguridad del Presidente Andrés Manuel López Obrador decidió que el jefe del Ejecutivo no debe recorrer los poblados de estados del centro del país que se distinguen por la ordeña ilícita de combustibles, el famoso huachicoleo. Nos adelantan que el mandatario recorrerá entre hoy y el jueves plazas públicas en cabeceras municipales de Hidalgo y Estado de México para presentar un programa de bienestar para 80 municipios afectados por el robo de hidrocarburos. Sin embargo, nos aseguran, la logística de AMLO ha determinado que el Presidente no debe caminar por las comunidades donde el robo de combustible es una constante”.

Pacheco Pulido: entre Villanueva y Lydia Cacho

En Excélsior, Jorge Fernández Menéndez, escribe que: “es el fruto de una mala operación política que dañará, casi en forma inevitable, la gobernabilidad del estado, pero, sobre todo, la dinámica de la elección estatal de julio próximo. Luego de la muerte de Martha Erika Alonso y de Rafael Moreno Valle, lo último que necesitaba Puebla era la imposición de un Gobernador interino de parte de Morena, aliada en este caso con algunos personajes del PRI. Pero, además, es una decisión que deja expuestas varias aristas que serán difíciles de explicar para los propios impulsores de su designación, decidida entre la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la Presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky. Había ya un acuerdo, en principio, de que se quedaría en el interinato Jesús Rodríguez Almeida, actual gobernador en funciones, un funcionario serio, con buenas relaciones con panistas y perredistas, pero también con sectores de Morena e incluso con priistas. Era una solución muy transitable para todos porque pasaba por la designación de un gobernador ‘neutro’ que no generaría suspicacias en un escenario político que estuvo tan polarizado en los comicios de julio pasado, mismas que llegaron al clímax con la muerte de la Gobernadora y el ex Gobernador. Pero en unas pocas horas algo cambió y se decidió impulsar a Pacheco Pulido […]. Pacheco Pulido fue propuesto por el ex Gobernador Manuel Bartlett, actualmente director general de la Comisión Federal de Electricidad, con el respaldo del excandidato Miguel Barbosa. Fue un político cercano a Manuel cuando éste fue gobernador y ocupó entonces la alcaldía de Puebla. Más tarde fue Presidente de Tribunal de Justicia del estado y cercano colaborador del cuestionado ex Gobernador Mario Marín. En esa relación ha sido protagonista de varios eventos por lo menos discutibles. En el proceso que se le siguió al entonces Gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, Pacheco Pulido fue señalado por uno de los testigos protegidos que sirvieron para condenar a Villanueva Madrid, como un operador del crimen organizado en Puebla, a donde llegaba droga introducida por Quintana Roo, con el beneplácito del entonces alcalde, y desde la capital poblana era distribuida hacia la Unión Americana. La acusación nunca trascendió legalmente, pero fue pública. También se vio directamente involucrado en el caso de la periodista Lydia Cacho, cuando fue detenida ilegalmente en Cancún, en diciembre de 2005, para ser trasladada por tierra, mil 500 kilómetros, hasta Puebla, trayecto en el cual fue sometida a todo tipo de apremios ilegales. Pacheco Pulido fue quien ordenó la detención de la comunicadora. Lydia Cacho reprobó que Pacheco Pulido fuera contemplado como uno de los candidatos a gobernador interino, ya que el ex Presidente del Tribunal Superior de Justicia tuvo en sus manos su expediente y ordenó que la entonces jueza Rosa Celia Pérez le dictara un auto de formal prisión por la publicación del libro Los Demonios del Edén, para complacer, dijo Cacho, al empresario Kamel Nacif y el exgobernador Mario Marín Torres […]. Mario Villanueva, Mario Marín y el caso Lydia Cacho son demasiados costos que carga el nuevo gobernador interino y traslada al gobierno federal. Más aún cuando no necesitaba ejercer de esa manera el peso de la mayoría en un estado que tendrá elecciones en cinco meses y donde hoy tiene mayoría electoral. Y donde el robo de combustibles, el eje político en estas semanas del Presidente López Obrador, tiene uno de los índices más altos del país”.

Revés “otro” para Ruiz Massieu

Milenio, Trascendió, asegura que: “la elección de Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino de Puebla no solo representa un revés para la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, quien cabildeó primero a favor de Jesús Ramírez Almeida y después de Gerardo Islas Maldonado, sino también el regreso en grande del ex mandatario Mario Marín Torres. PUBLICIDAD En la Comisión de Gobernación del Congreso fue el diputado local y dirigente del PVEM, Juan Pablo Kuri Carballo, quien inclinó la balanza a favor del gallo del Góber Precioso”.

PRI, negocia Guardia Nacional por Puebla

Reforma, Templo Mayor, asegura que: “la explicación de que un priista sea el gobernador interino de Puebla no hay que buscarla en Santa Clara, sino en… ¡San Lázaro! La llegada de Guillermo Pacheco a la titularidad del Ejecutivo poblano causó sorpresa no tanto por él, que tiene buen cartel, sino porque el PRI es la tercera fuerza política en la entidad que disputaron palmo a palmo Morena y el PAN. Lo que se dice es que los priistas negociaron a nivel federal con los morenistas votar en la Cámara de Diputados en favor de la creación de la Guardia Nacional… a cambio de quedarse con el interinato en la gubernatura poblana. Eso explica que a pesar de sólo contar con cuatro de los 41 diputados locales, el PRI ahora ocupa la Casa Puebla”.

Siniestro

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “Ricardo Anaya reapareció. Fue parte de la deliberación sobre la votación del fiscal general de la República. Dio la indicación para que se votara en contra de Alejandro Gertz Manero en los momentos de deliberación interna, en la reunión previa del Senado, que fue durísima, pues la mayoría de los senadores votaría a favor. Inconforme, Anaya amenazó, vía Damián Zepeda, para que quienes votaran por Gertz fueran sancionados. Así retoma Anaya la estrategia fallida de presionar y buscar culpables. Lo lamentable para el panista es que al final Gertz es el primer fiscal general. El joven maravilla ya inició su plan de reinserción a la vida pública, en medio de un PAN fragmentado y polarizado, sin rumbo ni líder. Además, hay a quienes no se les olvidan las acusaciones en su contra, de lavado de dinero, por ejemplo”.

Se nos nubla el panorama

Enrique Quintana, en El Financiero, escribe: “Ayer, el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó una actualización de sus expectativas de crecimiento económico en el mundo, y de nueva cuenta bajó las cifras. Pero, lo más preocupante es que la baja no solamente fue para 2019, sino incluso para 2020 en el caso de las naciones avanzadas. México no fue excepción, y el FMI bajó su estimación a 2.1 por ciento para este año y 2.2 por ciento para el próximo. Por cierto que, entre las diversas previsiones, la del FMI está entre las más optimistas para nuestro país este año. Sin embargo, la tendencia es clara y no se ve cómo se vaya a revertir: vamos para abajo en materia de crecimiento. La economía de Estados Unidos es la que más influye en nuestro país. La previsión para 2019 es que crezca 2.5 por ciento, pero que sólo lo haga en 1.8 por ciento para 2020. Hace unos cuantos días, el banco de la Reserva Federal de Nueva York publicó los resultados de su modelo que calcula las probabilidades de una recesión en los siguientes doce meses. En diciembre de 2017, este índice marcaba un 11.46 por ciento. El registro más reciente lo ubica en 21.4 por ciento, un alza de casi 10 puntos en 13 meses. Pareciera un porcentaje bajo, pero la revisión histórica muestra que, en las últimas siete recesiones, bastó con llegar a un 30 por ciento, para confirmar la recesión. Si las tendencias se mueven en la dirección en la que se están moviendo, el riesgo es inminente. Este panorama marca un gran reto para la administración de López Obrador. Ya le hemos comentado las razones para esperar un menor crecimiento este año. Se las resumo: la curva de aprendizaje para el ejercicio del gasto público; la incertidumbre usual en todo cambio de administración; la incertidumbre adicional que provoca un cambio de gestión como la encabezada por AMLO y la tendencia alcista de las tasas de interés en el mundo y en México. Hoy presenta Citibanamex los datos de su más reciente encuesta entre especialistas; dé por hecho que vamos a ver una revisión a la baja, al menos leve, de las perspectivas de crecimiento. Si en 2020 se complicara aún más el entorno internacional, el gobierno tendría que hacer un ajuste de políticas públicas para darle un mayor aliento al crecimiento de la economía. En muchas ocasiones le he referido que la variable clave es la inversión y que ésta en México es principalmente privada. Así que el reto que podría enfrentar el gobierno en el curso de 2020 es dar un empuje aún mayor a la inversión privada y para ello requeriría una nueva inyección de confianza. (…) Ojalá haya la convicción de que el proyecto de AMLO tiene que explicarse y promoverse ampliamente, pues hoy no pareciera ser así. La inversión no va a llegar sola”.

Adiós Formato 21 y Radio Red; más despidos de periodistas

Gabriel Sosa Plata en SinEmbargo, escribe que: “Los cambios en la radio continúan. Ahora tocó el turno a Formato 21 y Radio Red AM y FM, emisoras de Grupo Radio Centro (GRC) en las que hubo una apuesta por las noticias y los programas de análisis, de orientación y de contenidos culturales, y que marcaron una época importante en la historia de la radio en la Ciudad de México. Su salida del aire tomó por sorpresa a las audiencias, después de tantos años de sintonía. Los radioescuchas están muy molestos porque hubo poca o nula información sobre las razones que llevaron a la familia Aguirre a tomar una decisión así. Con el “apagón” salen del aire contenidos sobre cultura, arte, ciencia, orientación y análisis, que no encontramos en la mayoría de las radiodifusoras comerciales capitalinas y que por lo mismo eran muy escuchados, sobre todo por adultos y adultos mayores. En el caso de Radio Red FM, un total de 34 programas dejarán de transmitirse. Fuentes de la emisora informan que serán liquidadas alrededor de 100 personas, entre comentaristas y personal de producción. Los conductores también se van, pero sin liquidación, a pesar de dedicar al grupo más de 20 años de trabajo. Este recorte se suma al de cientos de colegas que se han quedado sin trabajo en otros medios de comunicación y en las oficinas de comunicación social del Gobierno”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print