Odebrecht, Peña, Salinas, PRI

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del miércoles 29 de mayo 2019. Odebrecht, Peña, Salinas, PRI: Habrá de verse el alcance y la autenticidad de las acciones judiciales ayer emprendidas contra dos personajes emblemáticos de la corrupción y la impunidad mexicanas: Alonso Ancira y Emilio Lozoya. En términos políticos y sociales le urgía al presidente Andrés Manuel López Obrador dar alguna muestra de contundencia contra ex funcionarios corruptos… Suple fuerza federal a policía local…

 

Rayuela

“Dicen que el aeropuerto de Toluca fue ayer un despegar y despegar de jets privados. Parece que Lozoya y Ancira desataron un ataque de nervios”.

 

¿Tiembla todo un sistema?

Frentes Políticos, Excélsior: “Reacción inmediata. Cuando parecía que nada ocurría en México en relación con el fraude internacional alrededor de la petrolera brasileña Odebrecht, Alonso Ancira, dueño de la empresa Altos Hornos de México, fue detenido por agentes de la Interpol en España. Se le vincula con pagos ilegales de la compañía brasileña al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya. El empresario fue detenido en Mallorca, una de las Islas Baleares de España en el Mediterráneo, a pedido de las autoridades mexicanas y con fines de extradición, de acuerdo con información proporcionada por fuentes de la Judicatura y la policía española. En México, un juez libró orden de aprehensión a Lozoya. Tras cinco años, la investigación ha acabado con las carreras de funcionarios. ¿Sólo dos mexicanos involucrados? O tiembla todo un sistema”.

 

Lozoya, el principio

Raymundo Rivapalacio, El Financiero: “Tiempo atrás, cuando Emilio Lozoya era el hombre todopoderoso en Pemex, descalificaba a quien criticaba la compra a Altos Hornos de México, de una planta de fertilizantes. “Fue un gran negocio”, afirmaba Lozoya como defensa de una operación que siempre se dijo había sido una compra de chatarra. La realidad demostró algo muy diferente a sus dichos. Las autoridades federales cuadraron un esquema de presunta corrupción de Lozoya y Alonso Ancira, propietario de AHMSA, triangulado a través de cuentas bancarias en Europa. Los dos tienen órdenes de aprehensión para que enfrenten a la justicia mexicana, pero no serán los únicos en caer dentro de la investigación en curso. En el camino viene otra más, en contra de la hermana de Lozoya, directamente involucrada en la triangulación. Este es el principio de un largo camino que tiene por delante Lozoya frente a la justicia mexicana, sin ninguna red de protección. Durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, pese a su estrepitosa caída del poder, mantuvo un silencio cómplice pero amenazante. Si actuaban penalmente en su contra, dejaba entrever, hablaría. ¿Qué tanto podría guardarse el exdirector de Pemex? Por ejemplo, cómo la exprimera dama, Angélica Rivera, había sido la principal beneficiaria de los aviones ejecutivos que había adquirido Pemex con dinero de la Secretaría de la Defensa, que utilizaba para fines personales. O, como hay otra investigación en curso, qué tanto dinero de Odebrecht, efectivamente, como asegura la Fiscalía brasileña, terminó en la campaña presidencial de Peña Nieto. (…) De acuerdo con parte de la investigación, Lozoya pidió un avalúo sobre la planta de Agro Nitrogenados, que estaba sin operar realmente, y le dijeron que costaba 30 millones de dólares. Entonces, dice la investigación, pidió un avalúo de la planta “en marcha”, como si estuviera funcionando a toda su capacidad, de donde salió el valor de 203 millones de dólares, más la deuda que tenía con bancos, dio la suma de los 635 millones de dólares. Todo esto pasó por el Consejo de Administración, que aprobó la operación. (…) Se desconoce si hubo irregularidades dentro del Consejo de Administración, y cómo presentó Lozoya la compra. (…) Este no es el fin del camino para Lozoya, sino el principio. El tema de Agro Nitrogenados era, a decir de las autoridades, el más sencillo de completar. El siguiente, que está en la fase final de la conclusión, por lo que es posible que se gire otra orden de aprehensión, es por Odebrecht, por presuntamente beneficiarlo en sus negocios a cambio de millones de dólares, como afirma la Fiscalía brasileña. Hay otras investigaciones que se están armando sobre sus principales colaboradores en Pemex, buscando pruebas que demuestren en un tribunal que cobraban cinco millones de pesos a empresarios para que trabajaran sin contratiempos”.

 

Lozoya fue intocable la mitad del sexenio de EPN. Mientras, 12 países perseguían hasta ex presidentes

En SinEmbargo, Daniela Barragán, Dulce Olvera y Efrén Flores: “Desde 2016, año en que se hizo pública la red de corrupción que desplegó la empresa Odebrecht en 12 países, de América y África, solo México y Venezuela eran los países en los que no había ningún arresto ni ningún cargo en contra de algún presunto implicado. Ayer, sin embargo, las órdenes de aprehensión giradas por la nueva Fiscalía General de la República sobre Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex en el sexenio de Peña Nieto, y del empresario Alonso Ancira Elizondo, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), pusieron fin a casi tres años de limbo”.

 

Odebrecht, Peña, Salinas, PRI

Julio Hernández López, La Jornada: “Habrá de verse el alcance y la autenticidad de las acciones judiciales ayer emprendidas contra dos personajes emblemáticos de la corrupción y la impunidad mexicanas. De botepronto son plausibles la detención del turbio empresario Alonso Ancira y la emisión de una orden para aprehender al ex director de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya. En términos políticos y sociales le urgía al presidente Andrés Manuel López Obrador dar alguna muestra de contundencia contra ex funcionarios corruptos, pues hasta ahora ha campeado la percepción de que se mantiene un pacto de impunidad con el peñismo y que el mayor embate contra dicha corrupción ha sido declarativo, enumerativo. El primer golpe de escena justiciera del obradorismo se ha producido a contados días de que se realicen elecciones locales en varias partes del país, con Puebla y Baja California como concentradores de la atención pública, por cuanto ahí habrá relevo de gobernadores. Pero no pareciera que el obradorismo estuviese necesitado de montajes de última hora para ganar la mayoría de las posiciones en juego, pues el imán político de AMLO será suficiente para jalar votos en favor de candidatos que de otra manera podrían ser ampliamente repudiados (se habla del caso específico de Miguel Barbosa y de Jaime Bonilla, en las entidades arriba mencionadas). (…) Lo importante, en todo caso, será que los casos Ancira y Lozoya estén bien armados y que no se repita el modelo de anteriores administraciones, sobre todo la peñista, de soltar mandobles judiciales con errores procesales o sustanciales sembrados para facilitar la posterior liberación de los imputados o la imposición de sanciones atenuadas. Pero la importancia de ambos casos no queda en sus actores inmediatos, Ancira y Lozoya. (…) Bien por el expediente fundado en el caso Mexichem, pero es de esperarse que eso no sea un castigo selectivo a cambio de no entrar a fondo en el caso Odebrecht y sus implicaciones hacia Peña Nieto y el PRI. Bien el lance contra Ancira, señalado como prestanombres de Salinas de Gortari, pero ello no debe servir de regalo envenenado que busque atemperar o diluir las consecuencias del expediente quemante de la firma brasileña que ha llevado a la cárcel a ex presidentes y sus camarillas”.

 

Medalla de oro en impunidad

Francisco Garfias, Excélsior: “No se necesita un sesudo análisis para vaticinar que habrá un repunte de Andrés Manuel López Obrador en las encuestas. Las órdenes de aprehensión giradas en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, y el alto funcionario de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, detenido ya en Madrid, atienden un sentido reclamo de la población. El impacto será positivo para él. La noticia alivia, aunque no cura, el agravio que existe en México por la corrupción tolerada, particularmente en el sexenio pasado. La explosiva noticia logrará detener, por ahora, la caída en la aceptación del Presidente, que se deriva de la crisis de salud, la draconiana austeridad republicana; la recién reconocida crisis de inseguridad, estancias infantiles, discurso de odio… La fórmula para revertir una caída no es nueva. Aparece en tiempos difíciles en cualquier gobierno del color que sea”.

 

¡Por fin!

Leo Zuckermann, Excélsior: “Celebro que las autoridades finalmente estén combatiendo la corrupción como debe ser: persiguiendo a los presuntos culpables para que sus actos delictivos no queden impunes. Hasta ahora, el gobierno de López Obrador había sido más bla en el tema de la corrupción que otra cosa. Mucha voluntad de cambio, pero nulas acciones judiciales para mandar el mensaje de que, ahora sí, en México, “el que la hace, la paga”. Me refiero a la persecución judicial en contra de Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex, y Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), por la sospechosa compra que hizo la empresa petrolera de una planta chatarra, Agro Nitrogenados, en 2014. El sexenio pasado era un secreto a voces que algo estaba podrido en dicha adquisición. En un momento en que la plataforma petrolera se estaba cayendo, no tenía sentido alguno que Pemex invirtiera en una fábrica de fertilizantes inoperante y quebrada. Mucho menos seguirle metiendo dinero para rehabilitarla. Sin embargo, Lozoya se empeñó en hacer un mal negocio. ¿Por qué? (…) El gobierno mexicano por fin ha seguido el dinero y, al parecer, tiene la evidencia para comenzar un proceso judicial en contra de Ancira y Lozoya. El primero fue detenido ayer en España. El segundo ya tiene orden de aprehensión. Por fin las cosas se mueven. Es un primer paso muy positivo por parte de la UIF y la Fiscalía General de la República. Falta recorrer mucho camino y ver en qué termina todo. Ojalá éste no sea el único caso. Que se apunte hacia otros lados y hacia arriba. Que haya un verdadero compromiso con acabar con la corrupción. La única manera de lograrlo es combatiendo la impunidad”.

 

¿Casualidad?

Templo Mayor, Reforma: “¿Cortina de humo, quinazo o realmente el fin de la impunidad? Más de uno se pregunta cuál es el verdadero objetivo de Andrés Manuel López Obrador con la captura del empresario Alonso Ancira y la orden de aprehensión en contra Emilio Lozoya. Y es que para el gobierno federal resultó muy conveniente este golpe judicial, justo cuando enfrentaba los más duros cuestionamientos desde que inició el sexenio, por la inseguridad”.

 

La del sobre en los tiempos de la 4T

Jorge G. Castañeda, El Financiero: “Si Emilio Lozoya es detenido, juzgado y condenado por el tema de Agro Nitrogenados, podremos reiniciar la discusión sobre el pacto de impunidad. Algunos sostendrán que la aprehensión de Lozoya y su hipotético encarcelamiento constituyen una prueba definitiva de que no hubo tal pacto, y que López Obrador va en serio contra la corrupción, con todos los lugares comunes del caso: caiga quien caiga, hasta las últimas consecuencias. Otros diremos que una golondrina no hace verano, y que Lozoya, en su caso, es la excepción que confirma la regla. (…) Argumentaremos que el exdirector de Pemex habrá sido el chivo expiatorio –como siempre alega AMLO– necesario e inevitable para proteger a Peña Nieto y a una parte del resto de su equipo. Insistiré en que, por lo menos desde el sexenio de López Portillo, todos los presidentes priistas meten a la cárcel a un alto funcionario o aliado decisivo del gobierno anterior. Pocos recuerdan los nombres; yo, sí. Son, entre otros: Félix Barra y Eugenio Méndez Docurro, bajo JLP; Jorge Díaz Serrano, bajo Miguel de la Madrid; La Quina, bajo Carlos Salinas; Raúl Salinas, bajo Ernesto Zedillo; Fox y Calderón, nadie; Elba Esther Gordillo, bajo Peña Nieto; Lozoya, en su caso, bajo AMLO. (…) ¿Lozoya sería incluido en el pacto? A juzgar por la cercanía con Peña en la campaña de 2012, y por su desfachatez en Pemex, en principio sí. Las sumas que habría recibido de Odebrecht, si es que lo acusan más adelante por eso, podrían haber caído, en parte, en manos de la propia campaña. A juzgar por la manera en que fue defenestrado por Videgaray, al cabo de una larga tentativa inicialmente infructuosa, tal vez nunca figuró en las listas “blancas” del pacto. Lo que sí deben saber los jóvenes que defienden a la 4T con pasión y constancia, aunque no siempre con veracidad y pertinencia, es que además de la anécdota de los tres sobres, existe una tradición priista de gobierno. Cuando se complican las cosas, es recomendable, o incluso imperativo, echarle la culpa al predecesor. Los tres focos rojos de la 4T, por ahora, son salud, el tema migratorio y Pemex. Si la situación de Pemex es peor de lo que nos han dicho, o de lo que sabemos los que no sabemos mucho, o de lo que empiezan a sospechar los mercados, qué mejor que aplicar la del sobre al caso concreto del mayor peligro. ¿Por qué se encuentra Pemex en peligro y en desgracia? Así lo dejó Lozoya, lo cual no sería para nada falso”.

 

Relevan a comisionado de la Policía Federal

Bajo Reserva, El Universal: “Hoy hay relevo en los mandos de seguridad del país. Nos dicen que el general Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional, relevará en el mando al comisionado de la Policía Federal, Arturo Jiménez Martínez. Nos comentan que el acto se realizará en las oficinas que actualmente ocupa la Policía Federal en la capital del país. Lo que aún está en el aire es el futuro de don Arturo. Nos dicen que una opción que contempla, aunque aún no hay una decisión tomada, es que sea designado subsecretario y que ocupe el puesto que dejó vacante Patricia Bugarín Gutiérrez en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que encabeza Alfonso Durazo Montaño”.

 

No hay elección de estado en Puebla

Trascendió, Milenio: “el gobierno de Puebla, que encabeza de forma interina Guillermo Pacheco Pulido, cuestionó que ninguna de las quejas del candidato Enrique Cárdenas Sánchez, lanzadas en entrevistas con MILENIO y otros medios, ha sido respaldada por los partidos que lo postulan en los espacios destinados para el efecto: PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. ‘No hay ningún indicio o elemento que sustente la afirmación de que hay una elección de Estado. Cárdenas lo admite al decir que no tiene pruebas, por lo que se trata de una estrategia de campaña que, lejos de abonar a la sana competencia, vicia el proceso. Desde un principio se decidió que fuera el INE el árbitro para asegurar la transparencia y el respeto a la ley’”.

 

Los fifís no leen «Forbes» ni «Vanity Fair»

Carlos Puig, Milenio: “En 2003, sí, dos mil tres, hace 16 años, la revista Forbes dedicó su portada a Keith Raniere, líder de lo que entonces se llamaba “Executive Success Program” y ahora conocemos con Nxivm. En aquel reportaje se detallaban muchas de las mentiras de Raniere, sus fracasos anteriores en otros esquemas de negocio “piramidales” que habían terminado con demandas de las autoridades estadunidenses y varios de los extraños rituales del grupo como su insistencia en que a él lo llamaran Vanguard y se detallaban los malos tratos a aquellos que abandonaban el grupo. En noviembre de 2010, sí, dos mil diez, hace ocho años y medio, la portada de la revista Vanity Fair se dedicó al escándalo de las hermanas Bronfman —herederas de la marca Seagram— y las acciones legales de su familia por la manera en que ambas habían exprimido el dinero de su fideicomiso familiar para entregárselo a Keith Raniere y su organización Nxivm. En el reportaje se menciona la palabra “secta” 13 veces y cuenta, con base en los documentos de aquellas demandas, que tan solo en seis años las hermanas habían retirado hasta 150 millones de los fideicomisos y cuentas bancarias de los Bronfmans, incluidos 66 millones supuestamente utilizados para cubrir las apuestas fallidas de Raniere en los mercados de materias primas, 30 millones para comprar bienes raíces en Los Ángeles y en los alrededores de Albany, 11 millones para un avión Canadair CL-600 con dos motores y 22 asientos, y millones más para respaldar una serie de demandas legales contra los enemigos de Nxivm. En años recientes, al menos desde principios de 2017, hace dos años, se comenzó a reportar que el grupo incluía rituales de abuso sexual y de dominación alrededor de Raniere. Recuerdo esto solo porque en las últimas semanas y días comenzamos a ver a muchos mexicanos que tomaron el curso, y a otros más activos en el grupo, decir: “No, pus yo nomás fui a un curso, de lo otro nada, ¡qué horror!”. Eso me hace pensar en varias posibilidades: o en los cursos no les enseñaron a lidiar con la culpa, o la élite mexicana no lee ni Forbes ni Vanity Fair ni saben inglés, ni cuando los invitaron al seminario por el que pagaron una buena lana se metieron a Google a buscar qué era esa cosa tan rara”.

 

La restauración mexicana

Héctor Aguilar Camín, Milenio: “Las mesas del coloquio Desafíos a la libertad celebrado el domingo pasado en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara fueron ricas en miradas críticas sobre la democracia mexicana. Sus temas fundamentales pueden agruparse en tres. Primero, la naturaleza populista del nuevo gobierno. Segundo, la dureza polarizante del discurso presidencial. Tercero, la fragilidad de la democracia misma, cuya permanencia nada garantiza. Dediqué mi participación en una de las mesas a recordar las constantes relativamente universales del populismo en el poder de nuestros días. Son las que siguen: Hablar a nombre del pueblo como una representación exclusiva, ajena a la pluralidad política democrática. Procurar la captura de los otros poderes del Estado: Legislativo, Judicial, de las entidades federativas. Contener o controlar los órganos autónomos del propio Estado en sus diversos órdenes: electorales, de competencia y regulación económica, de derechos humanos, transparencia y rendición de cuentas. Rechazar a la sociedad civil, a sus organizaciones, y a sus expertos, lo mismo que tratar de controlar a los medios de comunicación. Crear nuevas clientelas sociales y políticas dependientes del presupuesto. Hacer nuevas constituciones. Todos estos son rasgos que vemos desplegarse en mayor o menor medida en el gobierno de López Obrador, al que Roger Bartra juzgó, en el mismo coloquio, como un desprendimiento histórico, un linaje extraviado del populismo mexicano del siglo pasado, aquella cultura del nacionalismo revolucionario que encarnó el PRI. El PRI, recordó Bartra, no engañaba a nadie con la contradicción de su nombre: era el partido de la revolución institucionalizada, el partido de la revolución popular hecha gobierno: el populismo hecho poder y hecho también cultura política. No solo gobierno, también sociedad. Aquel linaje perdido, dice Bartra, interrumpido por lo que llamamos neoliberalismo, derrotado por la transición democrática, está de regreso en el proyecto de López Obrador. De ahí el nuevo oxímoron que nos rompe la cabeza: la promesa de una Cuarta Transformación que se describe a sí misma como un regreso a los tiempos del desarrollo estabilizador. La regeneración que prometen las siglas de Morena es en realidad una restauración conservadora, dice Bartra, y tiene un claro aire de familia con la revolución institucionalizada que prometían las siglas del PRI”.

 

Suple fuerza federal a policía local…

Enrique Aranda, Excélsior: “Al margen el incuestionable logro que para la Fiscalía General, Sedena y Marina representó la detención, ayer —“en operativos espejo”, podría decirse— de líderes de las principales fuerzas responsables del incontrolado entorno de inseguridad que se vive en la capital, lo cierto es que tales acciones evidenciaron la incapacidad e ineficiencia de las instancias responsables de preservar la paz social en la Ciudad de México y su zona conurbada. El hecho de que agentes federales, acompañados por elementos del Ejército, detuvieran a Jorge Flores Conchas (a) El Tortas, presunto dirigente de la denominada Fuerza Anti-Unión, en Tlalpan, y que, con diferencia de horas, miembros también de la Fiscalía, acompañados éstos por marinos, hicieran lo propio con Pedro Ramírez Pérez (a) El Jamón, en Atizapán de Zaragoza, pero sin participación alguna de personal de las áreas de seguridad del gobierno de Claudia Sheinbaum, es prueba irrefutable de que las instancias locales están desbordadas por el crimen organizado… desde el régimen anterior, sí, pero también y de manera mucho más notable ahora. O más, la afirmación de autoridades vinculadas con las exitosas acciones respecto a que “la procuradora (Ernestina) Godoy Ramos sólo fue enterada hasta que ambas habían concluido…” es por demás reveladora de la aquí denunciada —“CDMX: desborda la violencia…” del 12/V/19— falta de expertise —“experiencia en el hacer, experiencia en la aplicación de algo…”, explicaría alguno— existente en la oficina de aquélla, para no hablar de lo que ocurre en el área de Jesús Orta Martínez, jefe de la policía capitalina. Qué bien, pues, que dos de los personajes a quien hoy las autoridades federales de seguridad atribuyen el explosivo crecimiento de la violencia en la capital como resultado del —“aún hoy negado”— asentamiento de los cárteles del crimen organizado vía su vinculación con grupos locales o con elementos propios, estén ahora ante la justicia; ello, sin embargo, no debe cancelar la reiterada demanda social y exigencia a las instancias responsables de optimizar el quehacer y operatividad de las fuerzas locales del orden, y la coordinación de éstas con las corporaciones federales, para tratar de abatir, ya, los escandalosos índices de violencia prevalecientes”.

 

Apuéstele a la ‘base de la pirámide’

Enrique Quintana, El Financiero: “Los datos del Inegi no dejan lugar a dudas: tenemos un estancamiento económico generalizado. Pero, como aquí le hemos comentado, no es parejo. Hay crecimiento en la llamada ‘base de la pirámide’ y ese crecimiento podría ser mayor en el futuro, lo que abre oportunidades para los negocios que le apuesten a ese segmento. Revise los siguientes datos. 1.-De acuerdo con las cifras del Coneval, el ingreso per cápita laboral real de la población asalariada creció durante el primer trimestre del año en 3.3 por ciento respecto al cierre de 2018 y en 2.7 por ciento si lo comparamos contra el primer trimestre del año pasado. Esto quiere decir que ha aumentado el poder de compra de la población en términos de la canasta alimenticia. Si nos vamos tres años antes (primer trimestre de 2016), el incremento real es de 6.6 por ciento. 2.-Según las mismas estimaciones de Coneval, la masa salarial real del sector formal de la economía subió 4.6 por ciento entre diciembre de 2018 y marzo de este año. Si la comparación se hace respecto al primer trimestre del año pasado, el incremento es de 4.0 por ciento. Y si la referencia fuera el primer trimestre de 2016, el alza es de 8.1 por ciento. Es decir, la mejoría en el poder de compra no solo es en términos de la canasta básica alimentaria sino del conjunto de bienes y servicios que se incluyen en el índice de precios al consumidor del Banxico. 3.-El salario promedio de cotización al IMSS, que es uno de los indicadores de referencia para calcular el poder adquisitivo de los trabajadores, creció en términos nominales en 6.9 por ciento hasta el mes de abril, lo que implica un crecimiento real a tasa anual de 2.45 por ciento. 4.-Este comportamiento se ha reflejado en los buenos números reportados recientemente con la cadena minorista Walmart, la más grande del país. 5.-Las remesas familiares tuvieron su mejor primer trimestre de la historia. Sumaron 7 mil 697 millones de dólares, lo que implica un alza de 7.1 por ciento respecto al mismo periodo de 2018. Esto quiere decir que alrededor de 85 millones de dólares diarios se introducen a la capacidad de compra de familias de ingresos bajos, que usualmente son las que reciben estos envíos. 6.-En las estadísticas del primer trimestre del gasto público aún son poco visibles los efectos de los programas sociales lanzados por el gobierno de AMLO. Sin embargo, al paso de los meses también van a reflejarse en el poder de compra de este segmento. (…) todos los indicios señalan que quienes producen o distribuyen bienes y servicios que apunten a la llamada ‘base de la pirámide’, tanto en este año como en los próximos, pueden encontrar oportunidades de negocio”.

 

La 4T, la violencia y el cochinero

José Gil Olmos, Proceso: “La masacre en Minatitlán con 13 personas asesinadas y los ocho ataques a bares en Morelos con 20 ejecutados en el mismo fin de semana, son apenas una muestra de la espiral de violencia que sigue creciendo en el país y que la famosa Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador difícilmente podrá controlar pues se trata de un problema de raíces profundas, compuesto de múltiples factores y ligado a un sistema de justicia que sigue sin aplicarse haciendo de la impunidad la mejor invitación para seguir delinquiendo. (…) López Obrador ha justificado que los gobiernos anteriores le dejaron un cochinero en el tema de la seguridad y se comprometió a que en seis meses habrá una mejoría notable al respecto. Confía que, con la actuación de la Guardia Nacional y la implementación de los programas sociales, especialmente la ayuda a los desempleados, becas a los jóvenes estudiantes, la inseguridad disminuirá. Al fijar un plazo para establecer una mejoría en seguridad pública el presidente López Obrador generó una expectativa y un compromiso que si no cumple puede convertirse en un enorme escollo y en el fracaso de su gobierno, lo cual alimentaria a los principales detractores de su gobierno que le apuestan a su fracaso. En caso contrario, si logra lo que los últimos dos gobiernos no pudieron hacer, no solo callará las voces críticas que han denostado su particular estilo de gobernar, sino que se anotará un tanto importante para catapultar el proyecto de gobierno que encabeza y que podría continuar bajo otros nombres de mujeres y hombres que forman su gabinete o el partido Morena que es su base político electoral”.

 

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print