Ruta 2018: Corte de caja; precampañas…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

En términos generales, esto apenas comienza. Acabamos de presenciar los rounds de sombra y en verdad el estado actual es de incertidumbre. No hay nada para nadie. Falta la definición de los candidatos independientes y el desdoblamiento de candidatos a diputados locales y federales, senadores, alcaldes y gubernaturas. En un segundo plano, esperar y ver los ajustes de los equipos de campaña a la presidencia –si es que los hay-. No hay que dar nada por sentado. Aún no hay ni ganador ni perdedor. Por múltiple evidencia y elecciones pasadas, la clave está en el territorio; es decir, lo local.

De forma enunciativa sintetizo –de aquí y de allá- una serie de conclusiones esquemáticas interesantes, provocadoras e inquietantes:

Conclusiones generales:

  • Orfandad narrativa: partidista, proyectos país, legalidad, congruencia y autocrítica de todos. Partidos, candidatos y funcionarios públicos.
  • Crisis de las instituciones políticas y gubernamentales= incertidumbre.
  • Es una elección plebiscitaria y antisistémica.
  • La estrategia es ganar para que no gane “otro”.
  • Guerra sucia que promueve “al menos peor” y no al “más audaz”, al “más capaz”, al que propone “cosas diferentes”… llena de prejuicios y no de análisis y propuestas.

MORENA-PT-PES; “Juntos Haremos Historia”; (AMLO):

  • Andrés Manuel mostró mayor experiencia y colmillo político: marcó agenda, se vio relajado y sereno.
  • Catalizador del hartazgo y las demandas de un alto porcentaje de los ciudadanos.
  • Pragmático y menos dogmático
  • Desactivó el intento de agraviarlo con: #Rusos, #Peligroparaméxico, #Venezuela…
  • López Obrador es el peor enemigo de López Obrador (Paradójicamente): intolerante a la crítica que genera dudas de los indecisos sobre su talante autoritario.
  • Primer lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadanos –contundente-.

PAN-PRD-MC; “Por México al Frente”; (Ricardo Anaya):

  • Demasiada imagen, poca sustancia, sin mostrar aún la fuerza y la contundencia para ser presidente. Se muestra como joven enérgico pero inexperto.
  • Aspirante con menos planteamientos o propuestas concretas.
  • Lugares comunes: “acabar con la corrupción” y celebrar porque “el PRI ya se va” o “cambio de régimen”.
  • Destacan sus videos tocando la guitarra y el ukulele
  • Un niño “bien” que habla inglés y francés, que se va de misiones con etnias y pueblos originarios; por cierto, la población más pobre y vulnerable del país.
  • No basta contestar los golpes bajos diciendo: “es guerra sucia del PRI y del gobierno”.
  • Segundo lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadanos –y subiendo-.

PRI-PVEM-PANAL: “Todos por México”; (José Antonio Meade):

  • Vulnerable y a contracorriente.
  • No pudo consolidar la imagen de “candidato ciudadano”, ni dentro ni fuera del PRI.
  • Tampoco pudo controlar y convencer a los grupos internos de su partido.
  • Estrategia cambiante y dispersa que provocó que sus mayores fortalezas (experiencia, trayectoria, conocimientos, de los temas públicos y económicos) se volvieron parte de sus debilidades.
  • José Antonio Meade no es José Antonio Meade sino la opción del presidente Peña.
  • Formatos rígidos, acartonados y discursos en sus eventos lo hicieron parecer un tipo confuso, aburrido y hasta un poco soso.
  • Se observan nerviosos, desesperados, urgidos de cambios importantes en su estrategia de juego y de jugadores en su equipo cercano.
  • Tercer lugar en intención de voto y reconocimiento ciudadanos –y bajando-.

@leon_alvarez

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print