Uruapan no es Europa

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del lunes 28 de enero 2019. Uruapan no es Europa: Una democracia no entrega las tareas policiacas a su Ejército, pero en una democracia las policías no están vencidas ni forman parte de la nómina de los cárteles ni el Estado ha perdido el control de regiones completas.

Rayuela

Trump, Bolsonaro y Netanyahu lideran el grupo que quiere dar el golpe de Estado en Venezuela. ¡Puros demócratas!

Uruapan no es Europa

Jorge Zepeda Patterson, en sin embargo, escribe lo siguiente: “Usar al Ejército en tareas que competen a la policía es una aberración. Lo suyo no es la investigación detectivesca o la recolección de pruebas que respeten el debido proceso para llevar ante la ley a un sospechoso, por no hablar de la tendencia de los militares, de hoy y de siempre, a considerar los derechos humanos como un engorroso estorbo. Lo suyo es controlar, vencer, reprimir, defender por la fuerza. En cualquier país que se precie se consideraría, insisto, una aberración utilizar al Ejército para estas tareas civiles. El problema es que nosotros estamos viviendo un absurdo aún más aberrante. En ningún país que se precie existen ejércitos criminales capaces de reunir 120 individuos en una docena de camionetas y poner en fuga a cualquier fuerza policiaca, como sucede en Michoacán o Tamaulipas. Los cuerpos de seguridad convencionales fueron derrotados, infiltrados y desbordados desde hace rato. Por eso es que la discusión sobre militares sí o militares no, me parece académica y absurda a estas alturas. Simple y sencillamente no hay manera de que los policías puedan enfrentar a los ejércitos clandestinos que han surgido. Es fácil exigir que regresen los soldados a los cuarteles cuando no vivimos en una región plagada de retenes clandestinos en los que pueden detener y hacer lo que quieran con una familia; zonas en las que la policía se rehúsa a entrar porque sus elementos son acribillados por fuerzas infinitamente superiores. Cuando fue candidato López Obrador criticó la presencia de soldados en las calles y prometió regresarlos a los cuarteles. Muchos de nosotros, opinadores y periodistas, escribimos en el mismo sentido. Y sin embargo, el músculo que hoy muestra el crimen organizado, su capacidad para dominar territorios, penetrar en el tejido social y controlar todos los aspectos de la vida diaria es mucho mayor de la que habíamos previsto. Por la misma razón que intentamos evitar un antibiótico por malsano pero reconsideramos la decisión cuando resulta indispensable para evitar una infección potencialmente mortal, ha llegado el momento de asumir que no solamente no podemos suspender el tratamiento sino que ahora resulta que tenemos que intensificar la dosis. Podemos desgastarnos en debates interminables sobre los inconvenientes de vivir con antibióticos, los efectos secundarios que provocan o los daños que derivan de un quirófano, pero no dejaríamos que un hijo muriera de apendicitis. (…) Es deseable la discusión sobre los detalles de esa estrategia y las posibilidades de afinarla y mejorarla. Pero me resulta absurdo descalificarla tajantemente con el purista argumento de que la militarización es un sacrilegio inadmisible. Primero, porque ya estamos militarizados, segundo porque en este momento es inevitable. Preguntémonos, mejor, cómo atenuamos sus efectos y encontramos la vía más rápida para salir de ella sin perder la batalla en contra del crimen organizado. Una democracia no entrega las tareas policiacas a su Ejército, pero en una democracia las policías no están vencidas ni forman parte de la nómina de los cárteles ni el Estado ha perdido el control de regiones completas. Discutamos los pros y contras de la propuesta de López Obrador, pero seamos realistas y hagámoslo que somos más Uruapan que Europa”.

AMLO: beisbol y literatura; Picheo duro al huachicol

Julio Hernández López, escribe en La Jornada, lo siguiente: “De gira en Sinaloa, el presidente López Obrador anunció novedades literarias y deportivas. Metido en esa dinámica, se concedió libertades narrativas y beisboleras para retar a un equipo adversario, Los Huachicoleros, a que soporten su figurado lanzamiento en curso: “A ver si van a batear ésa: 100 millas por hora, una lisa, una recta con moña”. Con tal picheo (aunque en realidad el tabasqueño no suele mostrarse en sus escapadas peloteras desde el montículo de los disparos sino en la caja de bateo), el titular de la novena denominada Palacio Nacional considera posible acabar con la corrupción y acabar con la impunidad. Las referencias beisboleras y la predilección por el juego de cuatro bases no son nuevas. Como jefe del Gobierno del Distrito Federal promovió la actividad profesional de los bates y los guantes. En marzo de 2004, mientras explicaba su intención de ayudar a que empresarios adquirieran una franquicia de las Grandes Ligas estadunidenses para jugar en Ciudad de México, explicó: Me gusta el beisbol y lo práctico, con lo que me quito un poco el estrés. Ustedes comprenderán: cada vez que estoy bateando me estoy imaginando quién viene ahí de pelota… La entonces directora del Instituto del Deporte del Distrito Federal, Dione Anguiano, quiso ponerle identificación expresidencial a la bola: ¡Es que la pelota está pelona! A lo que AMLO respondió con sentido político-deportivo: “Están tirando moña, scrawball y hasta bola ensalivada. Pero no hay problema; vamos a salir adelante” (https://goo.gl/xd58Hy)”.

Con EPN y en su peor crisis, Pemex gastó 2,253 millones en juegos de mesa, bailes, trajes, agua, hielo…

Efrén Flores, en SinEmbargo, escribe que: “Durante los primeros cinco años del sexenio pasado, Pemex gastó 2 mil 253 millones 673 mil 675.92 pesos en bienes y servicios que no se justifican necesariamente: prendas de vestir (226 mdp en dos años), hielo (44.7 mdp por año), bailes (684.2 mil en un año) y barras energéticas de chocolate (26.6 mil pesos) son ejemplos de estos egresos. En esos mismos años, Pemex entró en su peor crisis financiera de la historia: su déficit financiero aumentó 80 por ciento en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto y su deuda superó los 2 billones de pesos”.

El plan de AMLO

Salvador Camarena, en El Financiero, escribe lo siguiente: “Se presenta como reformador de la política pero también de la moral familiar. Envía dos vicegobernadores de buen perfil al Banco de México, y al mismo tiempo resucita los polémicos precios de garantía. Es también un mandatario que hace cosas inéditas en el plano de la empatía con las víctimas, como cederle el podio presidencial a la viuda de un periodista asesinado, y, simultáneamente, es un comandante supremo empeñado en que el Ejército patrulle y ordene en todas las calles del país. Tiene deferencias para Trump pero también para Maduro. Madruga para hablar con el país, pero no le interesa presidir la reunión del Consejo Nacional de Seguridad, el máximo espacio creado en los últimos años para dirimir qué hacemos con la violencia. El jueves, día en que éste sesionó, llegó, habló y se fue. Algo así como aconséjense entre ustedes. Y tan. Minimiza el daño económico que puede provocar al Bajío el desabasto de la gasolina; en cambio, ha iniciado un peregrinar por la ruta de pueblos aledaños a algunos ductos, poblaciones marginales hasta las que irá para reconvenir a las ovejas descarriadas por los huachicoleros. ¿Cuántos Andrés Manuel López Obrador ocupan la Presidencia de la República? ¿Cuántos hemos visto en estos sus primeros dos meses en Palacio Nacional? (…) Dar seguimiento a las conferencias matutinas de AMLO se ha convertido en labor de gambusino del viejo oeste. Del torrente de palabras de cada mañana quedará en la batea apenas un par de declaraciones relevantes, por el fondo o la forma, para seguir intentando descifrar a dónde nos lleva este gobierno donde el Presidente declara y declara, convencido y (hasta hoy) convenciendo a muchos de que tiene un plan”.

Guerra al huachicol: ¿cuál es la estrategia?

En Excélsior, Jorge Fernández Menéndez, escribe que: “las autoridades aún no han “los saldos de la guerra contra el huachicol, a un mes de su inicio, siguen siendo, por lo menos, dudosos. Señaló el Presidente López Obrador, este fin de semana, que se logró reducir el robo de combustible de un equivalente de mil 200 pipas diarias a 200 y que eso implica un ahorro de cuatro mil millones de pesos. Es verdad, pero no se puede olvidar que se evita el robo de combustible porque los ductos están en muchos casos cerrados, el aprovisionamiento por pipas no es suficiente para garantizar el abasto de gasolina y buena parte del centro del país sufre de desabasto, sobre todo en Jalisco y Guanajuato. La refinería de Salamanca está cerrada sin fecha de apertura y si bien se dice que hay 400 detenidos y que se han congelado 37 cuentas bancarias, lo cierto es que no tenemos un sólo detenido o un margen de decomisos equivalente a un delito que, según el gobierno, genera 60 mil millones de pesos de utilidades anuales. El Gobierno Federal no ha explicado, hasta el día de hoy, cuál es la estrategia en la guerra contra el robo de combustible, cuáles son los objetivos y cómo se concretarán […]. Se mencionó que el desabasto no había sido provocado por una disminución en las compras de gasolina en el exterior, como adelantó The Wall Street Journal, y se descalificó a ese periodo como poco serio, pero poco después Pemex informó que, efectivamente había reducido en diciembre en 49 por ciento las compras de gasolina en el sector. Los ahorros, asegura el Presidente, son de cuatro mil millones de pesos, pero las pérdidas por el desabasto suman, según las cámaras empresariales, hasta diez mil millones. Mientras todo eso sucede, un aliado del gobierno, la CNTE, por una serie de demandas que ni siquiera quedan claras, tiene desde hace casi dos semanas bloqueadas las vías férreas que parten del puerto de Lázaro Cárdenas sin que autoridad federal alguna intervenga para garantizar el tránsito por esas vías federales […]. ¿A nadie en el gobierno le parece insensato el movimiento de la Coordinadora? […]. El Presidente sigue defendiendo a la Coordinadora e, incluso dijo el fin de semana que ése y otros sindicatos como el SME […] eran ‘ejemplares’. No se entiende entonces qué es lo que se quiere lograr y cómo. Por supuesto que combatir el robo de combustible es no sólo una obligación del Estado, sino también una lucha que la sociedad debe respaldar. Lo que sucede es que más allá de eso, nadie ha explicado cuál es la estrategia, qué es lo que se busca, cuáles son los objetivos concretos y, medianamente, los tiempos para lograrlo. Y en buena medida eso sucede porque no hay funcionarios que puedan o quieran explicarlo, ya que el único vocero es el propio Presidente en una lógica de comunicación apabullante en un sentido, pero vacua en otro: el Presidente no gana nada en las conferencias de prensa matutinas en las que le va muy bien y pierde en las que comete errores o no es muy claro […]. El hecho es que no conocemos cuál es la estrategia del gobierno en muchos ámbitos, incluyendo la guerra contra el huachicoleo, más allá de frases generales como la lucha contra la corrupción. Incluso, los avances de la agenda legislativa terminan siendo relativos porque muchos legisladores pecan de creativos y parece que la comunicación entre éstos y el Ejecutivo no siempre es tan precisa como debería serlo. Hay buenas intenciones pero éstas no son suficientes cuando se debe gobernar y hacerlo para todos”.

Comparecen en la Comisión Permanente

Milenio, Trascendió, asegura que: “no será el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, ni el subsecretario Arturo Herrera, sino el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, quien hoy acompañe a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y a los titulares de Pemex, Octavio Romero, y de la Profeco, Ricardo Sheffield, para comparecer ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión por el desabasto de combustible y el combate al huachicoleo, justo dos semanas después de dejar “plantados” a diputados y senadores”.

Las pipas de López Obrador

Reforma, Templo Mayor, asegura que: “como si les hubiera pasado por encima un tráiler burocrático, así se sienten varios empresarios del autotransporte con las 671 pipas que compró la administración de Andrés Manuel López Obrador. Aseguran que para ponerlas en marcha sólo hay dos caminos: esperar mucho más de lo que se dice oficialmente… o que el Gobierno atropelle de nuevo la ley. Todo es cosa de hacer cuentas y no cuentos. Se descartó comprar los carros tanque en México, que porque no los entregaban de inmediato. Y se adquirieron en Nueva York con la promesa de que en febrero llegarían las primeras 50 pipas. Peeero una cosa es tener los vehículos y otra, muy diferente, ponerlos a trabajar. A los socios de la Canacar, por ejemplo, les toma entre 45 y 60 días ver rodar una pipa, debido a los múltiples trámites: emplacar el vehículo, sacar el registro de la Comisión Reguladora de Energía (que puede tardar hasta ¡90 días!); obtener el visto bueno de la ASEA; darlo de alta en Pemex y certificar la calibración volumétrica. Si el gobierno dice que sus pipas comenzarán a operar de inmediato será porque o no cumplieron con todos los requisitos legales… o, como en los viejos tiempos, los asuntos oficiales pasaron por encima de los ciudadanos que sí tienen que cumplir con toda la tramitadera”.

Todos los frentes

En Milenio, Héctor Aguilar Camín, escribe que: “una forma de la mentira es la aglomeración: describir algo apuntando solo sus rasgos negativos. No quisiera incurrir en aglomeración pero el panorama del nuevo gobierno merece ya un recuento de los frentes que tiene abiertos. No alcanzan para decretar que hay una crisis, pero tampoco retratan un gobierno en control de su oficio. Para empezar está la guerra del huachicol: luego de 30 días de declarada, no entrega huachicoleros de carne y hueso, ni resuelve el desabasto que provocó. Se anuncia ahora que ha quedado detenida la refinería de Salamanca por falta de un ingrediente (MTV) que faltaba desde diciembre. Luego están los militantes de la CNTE, aliados del nuevo gobierno, con 40 diputados en la bancada de Morena. Exigen un pago de 5 mil millones de pesos y mantienen bloqueado el puerto de Lázaro Cárdenas Las Truchas […]. Luego están las huelgas de hasta 60 mil trabajadores en las maquiladoras de Tamaulipas, por demandas de aumento de sueldo. Su origen es la política del nuevo gobierno de duplicar el salario mínimo y reducir los impuestos en la franja norte del país. Luego está el problema de la deportación de centroamericanos que Estados Unidos hace para que esperen en territorio mexicano su trámite migratorio […]. Finalmente, está el reto diplomático y moral de la crisis venezolana, frente a la que México adopta una neutralidad que ignora todo: la tradición progresista de nuestra política exterior, la obligación constitucional de defender la democracia y los derechos humanos, la solidaridad con el sufrimiento del pueblo venezolano. No es una posición defendible por tradición ni por pragmatismo ni por elemental sentido de humanidad. No es una neutralidad que nos honra. Al contrario. Todo esto está cubierto por la popularidad y la acción infatigable del Presidente. Apenas se ve, pero ahí está”.

Disminuir la pobreza y la impunidad

El Universal, su Editorial, asegura que: “los lugares donde se presentan apoyos a los grupos del crimen organizado que se dedican al robo de combustible usualmente son poblaciones marginadas y con elevados índices de pobreza. En Tlahuelilpan, Hidalgo, escenario de la mayor tragedia por el robo de combustible, 55 por ciento de la población vive en pobreza y 7 por ciento en pobreza extrema. De acuerdo con el Coneval 61 por ciento de la población percibe ingresos por debajo de la línea de bienestar. En el municipio de Otumba, Estado de México, el viernes pasado un grupo de habitantes de la comunidad de Cuautlacingo intentó agredir a elementos de la Secretaría de la Defensa cuando éstos pidieron que se retiraran de una toma clandestina. Datos del Coneval señalan que 56 por ciento de su población se encuentra en situación de pobreza. En Acambay, también en el Estado de México, y donde además se vieron escenas de decenas de personas alrededor de una toma clandestina, incluso antes que en Tlahuelilpan, es un municipio con alto grado de marginación […]. ¿Por qué amplios grupos de población deciden incurrir en prácticas ilícitas? La marginación y la pobreza son factores que inciden en la comisión de delitos. Ante la falta de oportunidades o, en el mejor de los casos, ante la opción de pasar una vida en actividades agrícolas con ínfimos salarios, el robo de combustible —que pasa en ductos cerca de sus comunidades y que implica el despojo de manera clandestina, sin causar daño físico o a la propiedad de otra persona— se vuelve atractivo. […] Hay situaciones que muestran que la práctica criminal ha permeado en el tejido social. Los motivos pueden ser variados, pero la situación sería muy distinta si al menos pudiera avanzarse tanto en disminuir la pobreza como la impunidad”.

Venezuela: más vale tarde que nunca

En Excélsior, Pascal Beltrán del Río, escribe que: “este año se cumplirá medio siglo de la suscripción de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos […], ratificada por México el 3 de febrero de 1981. Hace 50 años que las relaciones internacionales en este hemisferio se guían por la protección y promoción de los derechos humanos. Sin embargo, el gobierno de México ha decidido que los principios de ‘no intervención’ y ‘autodeterminación de los pueblos’ deben ir por delante […]. En su artículo 23, la Convención Americana establece que todos los ciudadanos deben gozar de una serie de derechos y oportunidades. Una de esas garantías es la de ‘votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores’. Conforme se acercaba la fecha para que el venezolano Nicolás Maduro tomara posesión de un nuevo periodo en la presidencia de su país –el 10 de enero–, un buen número de naciones del continente y otras partes del mundo decidió desconocerlo como mandatario, en función de que la elección celebrada el pasado 20 de mayo no contó con las mínimas condiciones para que el voto de los ciudadanos se expresara con libertad. Además, varias de ellas decidieron reconocer como Presidente interino a Juan Guaidó, el líder de la Asamblea Nacional de Venezuela […]. Otras no llegaron a tanto, pero pusieron un ultimátum a Maduro para que acepte la celebración de nuevas elecciones, a realizarse con apego a los principios democráticos. México decidió no estar entre esos países […], la Secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que sostuvo que ‘México no participará en el desconocimiento del gobierno de un país con el que mantiene relaciones diplomáticas’ […]. Reafirmó lo anterior invitando a Maduro a su toma de posesión y deslindándose de las posturas del Grupo de Lima, del cual México había sido fundador […]. Desde que los cientos de miles de venezolanos tomaron las calles para protestar contra un nuevo periodo de gobierno de Maduro […], las fuerzas del orden han matado a decenas de personas. Se trata de las víctimas más recientes de un régimen que ha usado sistemáticamente el encarcelamiento, la tortura, la desaparición, el asesinato y el desplazamiento forzado para mantenerse en el poder. A riesgo de caer en una abierta complicidad con la dictadura que gobierna Venezuela y quedar completamente aislado en el escenario internacional, el gobierno de México debe rectificar su postura y sumarse a quienes exigen la celebración de nuevos comicios para que los venezolanos decidan en libertad quién debe gobernarlos. Es tarde, es verdad. Pero más vale tarde que nunca”.

Pensión a adultos mayores presos

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “La ayuda económica del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador a los adultos mayores está a punto de extenderse a las personas de este grupo de la población recluidas en alguna prisión. Nos dicen que en la Subsecretaría de Bienestar, encabezada por Ariadna Montiel, analizan cómo hacer llegar estos apoyos a los presos de edad avanzada que, dependiendo de los delitos por los que estén recluidos, podrán recibir la ayuda gubernamental. Nos explican que este es uno de los sectores a los que se tiene contemplado extender el programa social, que ha sido llevado a jubilados que ya perciben una pensión, como los de Seguro Social, y que antes estaban excluidos de este beneficio. Se espera también, nos comentan, que los jubilados de las Fuerzas Armadas sean incorporados a este programa y reciban el apoyo económico”.

Arriba las manos, soy de la CNTE

En Milenio, Carlos Marín, escribe que: “desde hace dos semanas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en Michoacán mantiene bloqueadas las vías ferroviarias que parten del puerto de Lázaro Cárdenas. El sabotaje lo realiza con activistas plantados en los durmientes de siete puntos clave, en reclamo de una fortuna que no puede pagar el gobierno de Silvano Aureoles. Pese a que la Federación respalda ya con anticipos millonarios de las participaciones estatales, los voceros magisteriales advierten que no se moverán. El coordinador regional de la sección 18, Isidoro Castañeda, considera insuficientes los mil 200 millones de pesos que les ofrece el estado porque, afirma, lo que se les debe suma 6 mil millones. Además de dinero, los paristas quieren se les tome en cuenta en la contrarreforma educativa en marcha […]. Pese a que los aproximadamente nueve mil paristas figuran en la nómina de la enseñanza pública, no representan a todo el magisterio michoacano […] y son, con sus contlapaches de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, los pioneros de la echada para atrás de la reforma educativa que se alcanzó en el peñanietismo. Se trata de maistros más bien deficientes y pancheros que mal educan a los alumnos a su cargo, dizque ‘trabajan’ 200 días al año porque suspenden clases a contentillo de su dirigencia; que son renuentes a las evaluaciones a su desempeño, rechazan la permanente actualización de conocimientos y dejan a los niños y jóvenes con los peores índices de aprovechamiento escolar. Y ni entre ellos se ponen de acuerdo en el monto del chantaje para liberar las vías, ya que para el secretario general de la facción, Víctor Manuel Zavala Hurtado, el adeudo supera 8 mil millones de pesos y puede alcanzar hasta 10 mil. Las empresas ferroviarias y acereras, entre tanto, reportan algo más de 7 mil 600 millones de pesos en pérdidas por la paralización de los convoyes. En el puerto de Lázaro Cárdenas quedaron inmovilizados 162 trenes con un millón 377 mil toneladas de mercancías y dos de 96 carros-tanque cargados con hidrocarburos cuyo destino es la refinería de Tula, en el estado de Hidalgo. Suman 5 mil 400 los contenedores que no han podido salir, y otros 3 mil 200 están varados en Manzanillo porque en Las Truchas no hay cómo encarrilarlos debido al congestionamiento. Pésimos para educar, buenos para sacar dinero, los profes que acampan en los durmientes, habituados a la impunidad de que gozan, parecen ahora más confiados que nunca, seguros de que el gobierno de la República no los desalojará. El dilema es que las vías férreas son… propiedad federal”.

La reforma más temida

Enrique Quintana, en El Financiero, escribe lo siguiente: “La semana pasada, el presidente López Obrador envió al Congreso una iniciativa que le da más flexibilidad a la operación de las Afore, y que fue recibida positivamente por parte de los administradores de los fondos para el retiro y por los intermediarios financieros. Sin embargo, esa iniciativa no le entró a uno de los problemas sustantivos de nuestro Sistema de Ahorro para el Retiro: no le alcanzará su pensión a quienes se van a retirar. En este momento, el grueso de los retiros que están ocurriendo corresponde a la llamada generación de transición, es decir, los que comenzaron a trabajar antes de julio de 1997. Al cierre del año pasado, el IMSS registraba tres millones 626 mil pensionados en términos de la Ley de 1973. En el último año, se agregaron 164 mil 258 personas, lo que implica un ritmo de crecimiento anual de 4.7 por ciento. Esto implica que en este sexenio se jubilarían con el mismo esquema un millón 150 mil personas adicionales. Actualmente el monto promedio mensual que el IMSS paga por pensionado es de siete mil 900 pesos, equivalente a 2.5 veces el salario mínimo. Aunque evidentemente es una cantidad baja, que equivale al 74 por ciento del salario promedio de cotización, es mucho más de lo que recibiría un pensionado que ya no tenga opción al pago según la Ley de 1973, sino que lo haga con base en la aportación a su Afore. Aquellos que empezaron su vida laboral en el segundo semestre de 1997 llevan 21 años y medio cotizando. Es factible que los retiros apoyados en las Afore se generalicen dentro de ocho años aproximadamente. El problema es que, con el nivel de aportación vigente, las pensiones que se podrían obtener están debajo de 40 por ciento del salario de cotización. (…) La única duda es si el gobierno de AMLO aprovechará el capital político que tiene para lanzarse a una de las reformas sociales y económicas más importantes que tenemos pendientes, pero también quizás la más temida, o preferirá mantener algunas medidas paliativas para dejar la decisión a la siguiente administración… como se ha hecho desde hace años”.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print