Zumbarse al PAN (el «otro» desaparecido)…

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Desde la redacción de @loscabareteros ponemos a su consideración la “Columna de columnas nacional” del jueves 27 de septiembre de 2018. Zumbarse al PAN: Al quedar en piloto automático su timón (o medio gobernado por los incondicionales de Anaya), el PAN ha dado tumbos en su crisis. Desde hace unas semanas parece que al fin ha logrado pactar una decisión cupular para transitar al cambio de liderazgo. Eso, antes que ser un buen remedio, es apenas una curita… Sexting en el Senado: ¿país de cínicos con un Congreso de proxenetas, alcahuetes y simuladores?… La comunicación morena.

Rayuela

Y el astuto Alfonso Romo ya avisó que es urgente eliminar el uso de efectivo. ¿Pues en qué país vive?

Zumbarse al PAN

Salvador Camarena, en su columna El Financiero, habla del Partido Acción Nacional (el otro ausente): “Se ha hablado de la desaparición del presidente Enrique Peña Nieto tras –o quizá desde antes– la elección del 1 de julio. El mexiquense aparece en eventos, obvio, pero no pesa, no cuenta, no trasciende nada de lo que hace. Acaso sus chistes (y ni tanto). Su ascendente, que ya venía muy a la baja, terminó por desvanecerse con la hiperactividad de López Obrador. Pero EPN no es el único desaparecido. En uno de los hechos más singulares de la política moderna, Ricardo Anaya Cortés se borró del escenario tras la derrota del primer domingo de julio. Su ausencia no se parece a la de Josefina Vázquez Mota, que hace seis años viajó tras ser derrotada. Ella no pesaba en su partido, y tras las elecciones el que estuviera o no en el escenario político daba un poco lo mismo, pues el PAN podría procesar su expulsión de Los Pinos con el entonces líder del partido, Gustavo Madero, e incluso con el presidente panista que entregaría la estafeta al PRI. En el caso de Anaya Cortés, al ausentarse le puso una especie de freno de mano a Acción Nacional. Porque no sólo fue el candidato el que enmudeció. En su persona, el queretano dedicado a los bienes raíces también ha concentrado, durante años, demasiado poder de decisión en el partido, que a pesar suyo terminó como la segunda fuerza electoral. Al quedar en piloto automático su timón (o medio gobernado por los incondicionales de Anaya), el PAN ha dado tumbos en su crisis. Desde hace unas semanas parece que al fin ha logrado pactar una decisión cupular para transitar al cambio de liderazgo. Eso, antes que ser un buen remedio, es apenas una curita. Señores del PAN descubren el método priista de burlar a la militancia y así repartirse el partido, se diría hoy en Twitter. Y mientras los panistas jugaban a las guerritas, Morena ha comenzado su reinado en el Congreso de la Unión. Qué mejor escenario para el PAN que intentar un resurgimiento desde el papel de buen opositor que tantas veces jugaron. Salvo que no es lo mismo los tres mosqueteros que dos sexenios en Los Pinos después. (…) Ante tal panorama, lo ocurrido el martes es grave en varias dimensiones. En el trato denigrante e inaceptable de un senador (Ismael García Cabeza de Vaca) a una mujer, principalmente. Como grave es que ante eso el PAN no haya reaccionado debidamente. Si Acción Nacional pretende reconquistar el crédito que alguna vez tuvo, debe sancionar ejemplarmente a un militante de tal comportamiento. De no hacerlo, convalidará conductas arcaicas justo cuando la sociedad reclama dejar atrás tales aberraciones. De no hacerlo, serán los propios panistas, y nadie más, quienes terminen por zumbarse al PAN. No es una cosa menor”.

Sexting en el Senado

Tras el escándalo protagonizado por el Senador Ismael García Cabeza de Vaca, luego de que se distrajera de una sesión del Pleno para enviar mensajes de texto en un grupo de WhatsApp supuestamente bromeando con contratar sexoservidoras, se ha revelado que la práctica del “sexting” es más común en el Congreso de lo que se sabía, un hecho cuestionable si tomamos en cuenta el contexto de violencia al que se enfrentan día a día millones de mujeres mexicanas. En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “a propósito del escándalo del senador Ismael García Cabeza de Vaca y el uso de su pornochat en plena sesión legislativa, una fuente confiable del Senado de la República, que tuvo a su cargo el manejo del grupo de edecanes que durante varias legislaturas operaron en ese cuerpo legislativo, asegura que la práctica del sexting entre los senadores no es algo nuevo ni exclusivo de algún partido […] Es cierto que el caso del senador tamaulipeco, por encima de su filiación política, es cuestionable no desde el punto de vista moral ni porque reciba fotos de una mujer en su celular, sino desde el terreno de la ética de un representante popular y un servidor público. Primero porque Cabeza de Vaca estaba en una sesión legislativa mientras atendía asuntos de tipo personal en su teléfono, que nada tenían que ver con la discusión en ese momento en tribuna; segundo, porque se evidencia la total incongruencia de un legislador federal que, al mismo tiempo que porta un moño que simboliza una condena “a la violencia contra las mujeres”, participa de una conversación que versa sobre trata de personas y esa misma violencia misógina hacia las mujer al mencionar la presunta existencia de un “padrote”, que no es otra cosa que un proxeneta que se dedica a la explotación sexual de mujeres, en muchos casos asociada también al maltrato y la violencia de sexoservidoras […] Hoy el escándalo de Ismael García Cabeza de Vaca, un panista de muy reciente cuño, quien además es hermano del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, rebasa lo meramente anecdótico o el debate sobre la “doble moral” de los políticos mexicanos. En un país donde 66 por ciento de las mujeres mexicanas ha sufrido violencia de tipo sexual, física, emocional o laboral […] el que un senador promueva este tipo de violencia y la trata en pleno recinto legislativo sí debe llamar la atención y si no hay no hay sanciones legales o administrativas en el Senado, por la laxitud de las leyes, sí debe haber una condena pública y un rechazo contundente a este tipo de prácticas y actitudes entre quienes hacen las leyes que deben perseguir y castigar esos delitos de género. No hacerlo nos confirmaría como un país de cínicos con un Congreso de proxenetas, alcahuetes y simuladores”.

La comunicación morena

Raymundo Rivapalacio escribe en El Financiero sobre las pifias de la Comunicación Social del gobierno de transición: “Jesús Ramírez Cuevas fue reportero desde que salió de la universidad, en 1991. Durante poco más de una década colaboró en La Jornada y con agencias internacionales de prensa. Incursionó en el documentalismo y se fue acercando a Carlos Monsiváis, quien lo arropó intelectualmente y lo recomendó al sempiterno candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien lo invitó a trabajar con él. Ramírez Cuevas se convirtió en uno de sus más cercanos y de los pocos que podían contradecirlo sin caer en el ostracismo. López Obrador lo hizo director de Regeneración, el periódico que le sirvió a Morena como vehículo de movilización permanente, y le redactaba discursos. Por su pasado en la prensa, no fue raro que el presidente electo lo nombrara su vocero y próximo director de Comunicación Social de la Presidencia. Ahí es donde comenzaron sus problemas. El martes, la Rayuela de La Jornada, criticó punzante: “No hay mayor ciego que quien no quiere ver. Asombra que el portavoz de AMLO haya dicho lo que dijo en la Cámara. Para sonrojarse”. En la víspera, Ramírez Cuevas estuvo con la bancada de Morena en San Lázaro donde explicó que la calificación que hizo López Obrador de la prensa al llamarla “fifí”, fue una descripción porque “algunos” medios no hacen explícitas sus líneas editoriales. De dónde sacó la interpretación, no se sabe, pero se equivocó. “Fifí” se refiere a alguien que “tiene modales y actitudes delicados y exagerados”. Su mezcolanza empeoró al trazar analogías. Dijo que en otros países es pública la línea editorial de los medios, a qué intereses responde y qué simpatías políticas tienen. En México, agregó, se oculta como si no fueran partidarios de alguna idea, o que no defendieran ciertos intereses, carentes de neutralidad total porque hay un sesgo informativo. (…) Nadie espera que Le Monde se declare socialista para que los lectores entiendan que su política editorial es socialdemócrata, o que Le Figaro proclame que ve por los intereses de la derecha. Extrapolando a México, ¿alguien dudaría que La Jornada es un periódico de izquierda? Su línea editorial ha sido históricamente consecuente, y el que su directora, Carmen Lira, sea madrina de los hijos de López Obrador, no impide a ese diario estar abierto a sectores que en el campo de la política son opuestos a su línea editorial. Los consumidores de información no son tontos. Ramírez Cuevas parece que piensa que sí lo son, o su estructura mental oscila únicamente en el universo de una prensa militante, que sería reduccionista. (…) El vocero se mal acostumbró de cuando mezclaba en sus textos la opinión y sesgaba la información. (…)  La otra crítica, que ni siquiera esbozó, es la de los medios que cambian de línea editorial en función de quién está en el poder, que es aún peor que todo lo que dice. Bisoño en el campo de la comunicación social, Ramírez Cuevas tendrá que aprender a que sus palabras tienen costo si yerra y pensar mejor lo que declara. Será muy útil porque varias de sus ideas sobre publicidad y responsabilidad social de los medios merecen atenderse y apoyarlas, y no pueden perderse en discusiones ociosas sólo porque su conocimiento en estos momentos es limitado”.

PES, la multiplicación del escándalo

Jorge Zepeda Patterson, escribe en El País, que Morena lleva tres semanas ejerciendo su predominio en las cámaras legislativas entre polémicas y escándalos, con señales poco alentadoras: “Se entiende que gobernar produce desgaste, pero el partido de López Obrador está consumiendo con alarmante celeridad el entusiasmo que genera el triunfo (o, si se quiere, el beneficio de la duda). Primero en el Senado un acuerdo vergonzoso con el gobernador y senador por Chiapas, Miguel Velasco del Partido Verde, a cambio de sus senadores, en condiciones que habrían ruborizado al propio PRI. Esta semana, en la Cámara de Diputados donde Morena también tiene mayoría, un reparto de cuotas que otorga la presidencia de las comisiones de Cultura y de Salud a su aliado el PES. Se trata de un partido ultraconservador fundado por organizaciones evangélicas que se oponen al aborto y consideran poco menos que hijos de satanás a todos los miembros de la comunidad LGBT. López Obrador está consumiendo con alarmante celeridad el entusiasmo que genera el triunfo. (…) La generosidad de Morena con el PES constituye un error monumental por donde se le mire. El gobierno de la izquierda en la Ciudad de México se había caracterizado por impulsar una agenda legislativa progresista en materia de libertades sexuales y diversidad familiar, que contrastaba con las tesis conservadoras del resto del país. La decisión tomada por esta izquierda, ahora en el poder legislativo federal, traiciona radicalmente su hasta ahora inclinación progresista. El hecho mismo de que Morena decidiera pagar sus compromisos políticos con la cultura y la salud como moneda de cambio, revela el relativo desprecio que le merecen estos sectores. Pésima señal sobre las prioridades que podemos esperar del nuevo gobierno. (…) López Obrador asumirá la presidencia el 1 de diciembre, pero el desdoro de su flamante triunfo ya ha comenzado. A un mes de haber tomado el control de las Cámaras las lecciones de lo que vendrá están a la vista. Ojalá pueda aprovecharlas”.

Una locura tocar al Banco de México

En Milenio, Joaquín López Dóriga, escribe acerca de la reciente propuesta del Diputado Benjamín Robles para modificar el marco jurídico del Banco de México: “se ha registrado una intensa discusión en redes a partir de la propuesta del Diputado del Partido del Trabajo por Oaxaca, Benjamín Robles, para cambiar el marco jurídico del Banco de México, darle función dual, utilizar las reservas de ese banco central para combatir la pobreza y proveer de los recursos de emisión de dinero, en forma de crédito, para los proyectos estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo y otros que el Poder Ejecutivo establezca, cuando el mismo Presidente electo se ha comprometido a no hacerlo. Esa propuesta fue rechazada por varios economistas […] quiero recuperar lo que me dijo ayer, en Radio Fórmula, el coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, que le entiende al tema, cuando le pregunté sobre la propuesta de Robles para meterle mano a las reservas y a la autonomía del Banco de México: Eso es una barbaridad, eso es imposible. No sé qué le pasó a mi compañero Benjamín… Es una locura, es tirar la economía de un día para otro. Ya hemos tenido dolorosas coincidencias. El presidente electo, López Obrador, ha sido muy claro, se va a respetar al Banco de México, que ha funcionado muy bien, y su autonomía. No te puedes meter con la política monetaria. Vamos a conservar los equilibrios macroeconómicos. Ahí sí que no nos vamos a equivocar. Y me quedé con la tranquilidad que me dejó la reiteración de Delgado: no van a jugar con la economía ni con el Banco de México, esencial para el país, sí, pero también para el próximo gobierno”.

Ni cambios ni sentencias

En Excélsior, Yuriria Sierra, escribe acerca de los pocos cambios que ha habido en la impartición de justicia mexicana a cuatro años de uno de los casos más negros, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa: “familiares de desaparecidos exigiendo una respuesta a las autoridades. Una constante en el México del Siglo XXI. ¿Qué hará distinto el próximo gobierno, más allá del fomento de la esperanza? Andrés Manuel López Obrador decretará una Comisión de la Verdad sobre lo ocurrido a los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Lo hizo ayer, cuando se cumplieron cuatro años de los hechos en Iguala, y frente los padres de los jóvenes […] Más allá de lo que el gobierno de López Obrador ofrezca, vale la pena reconocer que tras los hechos de Iguala nada cambió en nuestro país: Familiares de desaparecidos marcharon rumbo al Forense de Jalisco […] Familiares en Veracruz exigen detalles de las fosas halladas en las últimas semanas […] Tres mujeres en el Estado de México desaparecieron en similares circunstancias. Las tres tenían una persona en común […] Fuerzas federales tomaron el control de la policía municipal de Acapulco hace un par de días. Dos de los mandos tenían una orden de aprehensión por homicidio calificado […] Cuatro años han pasado. La impartición de justicia no ha tenido respuestas para los miles de desaparecidos. Sobre Ayotzinapa, no hay una sola sentencia, algunas detenciones, pero nada más. Tampoco se generaron los cambios necesarios para, al menos, operar con mayor eficacia los protocolos de seguridad. Peña Nieto defiende la verdad histórica de la Procuraduría General de la República, pero en su gobierno no hubo mejoras en la impartición de justicia. Si algo dejó este sexenio como lección para el siguiente es que la esperanza no sólo se alimenta, se debe enriquecer con vuelcos que generen estructuras de gobierno más sólidas”.

Los domicilios de la Unión Tepito

En El Universal, Héctor de Mauleón, escribe que: “después de perpetrar la salvaje matanza del viernes 14 de septiembre en la Plaza Garibaldi, sicarios disfrazados de mariachis escaparon en motocicletas que los esperaban en República del Perú […] los sicarios se perdieron de vista, y que existían testimonios que indicaban que la Unión Tepito poseía en dicha colonia diversos predios en los que sus miembros guardaban sus motos y sus autos, en los que planeaban sus actividades delictivas, y en los que efectuaban el reparto de sus ganancias. Según los vecinos de la Guerrero, la Unión se apoderó de la mayor parte de esas propiedades mediante la invasión y el despojo. Los dueños las habían perdido prácticamente a la vista de las autoridades (patrulleros, etcétera), y nadie había movido un dedo para impedirlo. El día en que la columna fue publicada, vecinos de esa colonia acercaron al columnista un listado explosivo. Lo que en ese rumbo de la ciudad de México todos conocen: los domicilios de la Unión Tepito […] En Sol 102, sigue la lista, hay un amplio terreno bardeado. El muro está pintado de rojo intenso. El predio cuenta con un portón metálico de color azul. Los vecinos aseguran que ahí ‘se guardan los vehículos’ del grupo criminal. El dato podría ser relevante porque la noche en que la que ocurrió la masacre en la Plaza Garibaldi —viernes 14 de septiembre— los mariachis asesinos desaparecieron del escrutinio de las cámaras precisamente en la calle de Sol. El documento informa que en Sol 174, también de manera invariable, hay jóvenes que vigilan el acceso al domicilio. La lista se completa con un domicilio ubicado en Félix Gómez 51, esquina con calle Los Ángeles. Se trata, al parecer, del domicilio que habitaba Verónica ‘N’, alias La China, hermana de El Betito, detenida el 17 de septiembre pasado. ‘Las autoridades tienen estos datos’, sostienen los integrantes de organizaciones vecinales. ‘Es incomprensible que no hayan actuado’”.

Ayotzinapa y las impunidades

En La Jornada, Julio Hernández López, escribe que: “por primera vez en cuatro años, una autoridad de primer nivel ha generado cierta esperanza entre los familiares y representantes de los alumnos de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero. Andrés Manuel López Obrador los recibió y escuchó y se comprometió a realizar acciones de gobierno, en pos de la verdad y la justicia, en cuanto tome posesión de la Presidencia de la República. Hasta ahora ninguno de esos familiares y representantes había creído mayor cosa de lo que les pudieran decir y prometer […] La falsedad de la atención y compromisos de Peña Nieto saltaba al oído, a la vista. Murillo Karam fue el gran mentiroso, el organizador del montaje, el dosificador de resultados. Frente a otras tragedias que han sido crudamente expuestas ante él, las de los desaparecidos de todo el país, López Obrador ha sido claramente sensible, pero ha defendido su tesis cronológica del perdón a partir del primero de diciembre, aunque la justicia no se alcance a plenitud, o no se alcance. Él considera que las fuerzas de su gobierno deben emplearse en construir a futuro y no en desgastarse tratando de enmendar o remendar un pasado que ya no tiene salida. En el caso de los 43 de Ayotzinapa, el compromiso es distinto: diversas instancias del Poder Ejecutivo federal convergerán en la intención de saber lo que realmente sucedió en Iguala cuatro años atrás y, desde luego, en establecer responsabilidades, tarea esta que, para ser de verdadera justicia, sabidamente habría de llegar a las máximas alturas del actual poder civil y militar y no sólo al nivel de los chivos expiatorios”.

El legado de Mao

En Reforma, Sergio Sarmiento, escribe que: “el 1o. de octubre de 1949 Mao Zedong (Mao Tse-tung en la vieja transliteración Wade-Giles) declaró la República Popular de China […] La economía de China no empezó a despegar sino hasta después de la muerte de Mao en 1976, cuando Deng Xiaoping impulsó una política de apertura económica y reintrodujo el capitalismo con el argumento: ‘No importa que el gato sea blanco o negro, sino que sepa cazar ratones’. Deng, sin embargo, mantuvo el culto a la personalidad de Mao, quizá con la idea de que esto le permitiría controlar mejor el país, donde los fanáticos del ex ‘gran timonel’, entre ellos la propia viuda de Mao, Jiang Qing, seguían teniendo mucho poder, o quizá con el placer perverso de usar la imagen del fallecido líder comunista para impulsar el capitalismo. Mao habría estado feliz, sin duda, con la continuación del culto a su personalidad. Era un hombre enamorado de sí mismo que dijo en una ocasión: ‘¿Qué hay de malo con el culto? La verdad está en nuestras manos, ¿por qué no habríamos de adorarla?’ […] Este 1o. de octubre el gobierno chino celebrará el 69º aniversario del triunfo de la revolución comunista. Lo hará, como siempre, con homenajes a Mao. Hace ya mucho tiempo que las autoridades chinas abandonaron las políticas comunistas que causaron tanta muerte y sufrimiento, pero mantienen el autoritarismo político que también promovió Mao. Preservan de igual manera el culto a Mao, cuyo supuesto cuerpo embalsamado se exhibe en un mausoleo en la plaza de Tiananmen de Beijing. La verdad, sin embargo, es que Mao fue un gobernante autoritario y genocida, que debe ser colocado en los libros de historia al lado de Adolf Hitler y Stalin. A pesar de eso se le sigue reverenciando tanto en China como en otros países. Los gobernantes chinos lo hacen porque saben que en algunos casos es conveniente mantener ciertos mitos históricos. Mucha otra gente en el mundo lo hace por ignorancia”.

Marcado por Iguala

Excélsior, de la pluma de Pascal Beltrán del Río: “el 24 de septiembre de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto se convirtió en el décimo Presidente de la República en hablar ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (el primero había sido Miguel Alemán, en 1947). Ese día yo estaba en Nueva York. Recuerdo que el canciller José Antonio Meade y su equipo estaban de muy buen humor. Peña Nieto había llegado a la Gran Manzana en plan de celebridad internacional […] Esa era la imagen que tenía Peña Nieto, la importancia que irradiaba, apenas un par de días antes de que ocurrieran los hechos de Iguala –la noche entre el 26 y 27 de septiembre de 2014–, que marcarían de modo infausto su periodo presidencial. Si usted mete en Google el nombre del Presidente acompañado de “reformas estructurales”, el buscador le arrojará 492 mil resultados. Pero si, en cambio, escribe “Enrique Peña Nieto + Ayotzinapa”, el número de páginas encontradas será de más de doble: un millón 120 mil. No cabe duda que el sexenio y la desaparición de los estudiantes normalistas quedarán ligados en la historia. No soy de los que cree que el gobierno federal tuvo algo que ver con el secuestro de los estudiantes. Aunque es válido cuestionar una línea de investigación que no ha arrojado los resultados que todos esperamos […] En todo caso, las responsabilidades del gobierno federal son las siguientes: no haber atendido las advertencias que existían sobre el papel que desempeñaba el alcalde José Luis Abarca en actividades delictivas, mucho antes de la desaparición de los normalistas, y haber atraído el caso tarde y mal. Las acciones del gobierno federal y la forma en que fueron comunicadas ayudaron a crear la impresión de que se trataba de un crimen cuya planeación y ejecución llegaba hasta las más altas esferas del poder. La consigna ‘fue el Estado’ caló en la opinión pública nacional e internacional, y, ante ella, el gobierno federal se mostró ansioso de probar su inocencia, con lo que ayudó a generar la sospecha de que, en una de esas, algo estaba escondiendo […] Es muy posible que, en el futuro, cuando alguien diga Enrique Peña Nieto, resuene en la memoria colectiva la noche de Iguala, así como sucede con Gustavo Díaz Ordaz y la noche de Tlatelolco.

Cabildeo chino

Milenio, trascendidos Trascendió, asegura que: “el próximo secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, fue uno de los personajes más solicitados en la recepción que organizó la embajada china, con motivo del 69 aniversario de la fundación de la República Popular, a la que acudió acompañado de quienes serán sus subsecretarios: Simón Levy y Humberto Hernández-Haddad. El embajador Qiu Xiaoqi, anfitrión del encuentro en el que también se vio a Yeidckol Polevnsky y a Héctor Vasconcelos, aprovechó para destacar las bondades de los 40 años de socialismo con peculiaridades chinas, como gustan llamarlo, entre ellas el sostenido crecimiento del PIB, la cifra mayor mundial de científicos e ingenieros y la meta de erradicar la pobreza en 2020”.

La impunidad del senador pornochat

El Universal, Bajo Reserva, asegura que: “algunos panistas dejaron de ser pecadores estándar, también dejaron de ser meones de agua bendita, como decía el fundador del PAN Manuel Gómez Morín, para pasar a ser calenturientos de Whatsapp. Es el caso del senador Ismael García Cabeza de Vaca, quien fue captado por fotorreporteros cuando chateaba en el pleno del Senado con un par de amigos sobre los atributos de una joven mujer. Pero nada le va a ocurrir a don Mayito, nada de sanciones ni castigos, porque tiene su fuero, fuerote como legislador, y en la dirigencia azul, a cargo de Marcelo Torres Cofiño, tampoco hay delito qué perseguir. Vaya, nos comentan, ni siquiera un jalón de orejas por utilizar su tiempo en el escaño para estar intercambiando mensajes subidos de tono en horas de trabajo. Todo hace pensar, nos dicen, que el senador pornochat camina por el sendero de la impunidad.

La inequidad

Excélsior, Frentes Políticos, asegura que: “la PGR justificó la falta de sentencias en el caso Ayotzinapa debido a los recursos o amparos promovidos por las 69 personas imputadas. A cuatro años de la desaparición de los alumnos en Iguala, Guerrero, la Procuraduría informó que, a la fecha, hay 119 detenidos por las investigaciones, sin embargo, sólo 69 son acusados del delito de secuestro de los alumnos. Respecto de los 50 restantes, el Ministerio Público fue incapaz de sostener las acusaciones en su contra y fueron acusados de otros delitos. Además, 21 personas fueron liberadas por falta de elementos. La pesadilla de los 43 desaparecidos sacudió a la sociedad, pero con estos números no se puede afirmar que no se ha hecho nada. Lenta es nuestra justicia.

@loscabareteros

¡Comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
Share on print